Género y salud: diferencias y desigualdades

Izabella Rohlfs en su artículo Género y salud: diferencias y desigualdades dice que las diferencias que existen entre hombres y mujeres sólo se pueden entender a través de los estudios de género que tienen en cuenta, además de los factores biológicos ligados al sexo, los factores sociales que afectan de manera desigual a mujeres y a hombres.

Para medir el efecto del género sobre una población se tiene que separar la muestra según sexo. El género no es una variable y el análisis por separado de sexos evidencia circunstancias e interrelaciones entre variables únicas para mujeres y variables únicas para hombres. 

Firmado por María Centeno

¿Cuáles son los determinantes que podrían explicar las diferencias y desigualdades existentes en la mortalidad y morbilidad de mujeres y hombres? Además de los factores biológicos ligados al sexo también se deben considerar los factores sociales: patrones de socialización, roles familiares, obligaciones, expectativas laborales y tipos de ocupación que generan situaciones de sobrecarga física y emocional en las mujeres y que tienen una marcada influencias en su salud. 

Por otra parte los roles de género también afectan a la salud de los hombres, por ejemplo, condicionando su vida personal y autoestima a las expectativas sociales de éxito laboral y económico, a las dificultades decurrentes de las situaciones de paro. 

Las desigualdades de género no actúan aisladas y sí interaccionan con otros factores, tales como el nivel socioeconómico, la etnia o la religión, teniendo en cuenta que no todas las mujeres u hombres de una determinada sociedad experimentan las desigualdades en salud de la misma manera.

Fuente: Rohlfs, Izabella. Género y salud: diferencias y desigualdades.

Los comentarios están cerrados.