Ni ogros ni princesas

Ni ogros ni princesas es un programa desarrollado en el Principado de Asturias que tiene como objetivo proporcionar a las y los adolescentes una formación afectivo-sexual basada en la salud y el placer, la autoestima y la autonomía, la igualdad de mujeres y hombres, la libertad de elección desde el conocimiento, el respeto a la diversidad sexual… Para ello, propone una serie de acciones para desarrollar durante el curso escolar: información previa al alumnado, profesorado y familias sobre el programa; formación básica del profesorado; sesiones para el alumnado impartidas por el profesorado; talleres externos (específicos para cada nivel dela ESO); actividades con familias; y actividad de refuerzo (ofertada desde las instituciones promotoras).

Ni ogros ni princesas: guía para la educación afectivo-sexual en la ESOEstas acciones cuentan con el apoyo de recursos materiales y humanos. Concretamente, para apoyar al profesorado, junto a la formación, hay un material titulado “Ni ogros ni princesas, guía para la educación afectivo-sexual en la ESO”. Esta publicación, elaborada por profesorado de Asturias, recoge 12 sesiones por nivel de la ESO para desarrollar con el alumnado en las diferentes asignaturas o en tutorías.

 Ni ogros ni princesas: materiales audiovisuales para la educación afectivo-sexual en la ESOCómo complemento a la guía didáctica del programa, se ha editado “Ni ogros ni princesas, materiales audiovisuales para la educación afectivo-sexual en la ESO”. El material propone  tres sesiones más por nivel de la ESO con contenidos audiovisuales para abordar la educación afectivo-sexual en Secundaria dando mayor protagonismo al cine y el contenido audiovisual. 

El cine ofrece un inmenso catálogo de materiales para la educación en valores. Sin embargo, su uso en el aula requiere de pautas e indicaciones. Por una parte, es imprescindible ver las películas o fragmentos antes de utilizarlos, pues siempre podemos llevar sorpresas desagradables y más cuando se abordan temas en los que el profesorado no se siente siempre cómodo. Por otro lado, para ver películas enteras debemos fragmentarlas y disponer de 2 o 3 sesiones de clase de las que no siempre podemos disponer; es posible hacerlo coincidiendo con jornadas culturales, en determinadas fechas del curso, por las tardes como actividad extraescolar o dentro de programas institucionales.

Fuente:

Ni ogros ni princesas: guía para la educación afectivo-sexual en la ESO. Asturias: Consejería de Salud y Servicios Sanitarios; 2007

Ni ogros ni princesas: materiales audiovisuales para la educación afectivo-sexual en la ESO. Asturias: Consejería de Educación y Universidades; 2012

 

Los comentarios están cerrados.