Reduce la sal de tu dieta y mejorarás tu salud

La sal o cloruro sódico es una sustancia procedente de la naturaleza, básica para el correcto funcionamiento del organismo que posee una acción conservante cuando se utiliza en grandes cantidades (salazón) y sirve para intensificar el sabor de los alimentos. 

La sal proporciona al organismo cloro y sodio, dos iones necesarios para controlar la cantidad de agua del cuerpo humano manteniendo el pH sanguíneo, regulando los fluidos de la sangre, ayudando a transmitir impulsos nerviosos y relajación muscular y manteniendo el cuerpo hidratado. 

Actualmente, es habitual añadir a la sal yodo y/o flúor, obteniendo así sal yodada, sal fluorada o sal yodo-fluorada, las cuales tienen un papel importante en la prevención del déficit de yodo el cual puede provocar hipotiroidismo, bocio, retraso mental y caries. 

A pesar de que el consumo de sal es necesario para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, su consumo en exceso está relacionado con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, sobre todo con la hipertensión arterial. El abuso del consumo de sal también  puede tener otras consecuencias sobre la salud, que son:

  • Dificulta la función de los riñones: el sistema renal es igualmente básico para la salud, pues lleva a cabo una labor de filtrado y depuración de la sangre imprescindible para la vida. Esta función de filtrado se ve perjudicada por el exceso de sal, potenciando asimismo la hipertensión arterial en un círculo vicioso. Además, la ingesta excesiva de sal es un importante factor que predispone la formación de cálculos renales.
  • Disminuye la cantidad de calcio: como la ingesta de sal es el factor más importante para la eliminación de sodio por la orina, cuanto más sodio se elimina, también se elimina más calcio, lo que hace que se disminuya la cantidad de calcio en los huesos y que haya mayor tendencia a la osteoporosis. (mayor predisposición a fracturas óseas, especialmente en personas de edad más avanzada).
  • Retención de líquidos: todo esto además provoca que se produzca en el cuerpo una retención de líquidos, lo cual empeora el funcionamiento de los riñones, corazón e hígado y también genera edema e hinchazón de las piernas y los tobillos.
  • Favorece algunos tipos de tumores: como el cáncer de estómago, que pueden verse favorecidos por el consumo excesivo de sal, ya que en grandes cantidades puede ser un irritante que erosiona el recubrimiento del estómago, provocando lesiones ulcerosas, infecciones y predisponiendo para la presentación de tumores gástricos.
  • Dificulta la función del aparato respiratorio: pues el exceso de sal empeora los síntomas del asma. Además, se ha demostrado que una reducción en la ingesta de sal hace que las vías aéreas disminuyan su resistencia al paso del aire y que se permita también la reducción en el uso de medicamentos para esta enfermedad.
  • Favorece el sobrepeso y la obesidad: puesto que la toma de sal aumenta la sed, y ésta trata de ser saciada con bebidas azucaradas y energéticas, tales como refrescos, cuyo consumo continuado y excesivo desequilibran el balance entre calorías ingeridas y calorías consumidas, predisponiendo al sobrepeso y obesidad. 

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo diario de 5 gramos de sal, siendo la media de consumo de los países de UE de 8 a 12 gramos de sal al día, unos pocos países están por encima y otros por debajo. 

En España, la media de consumo de sal en 2010 es de 9,7g/día, que procede en un 70-75% de alimentos procesados y consumidos fuera del hogar. 

Para la mayoría de las personas, el sodio en la dieta proviene de la sal que está en los alimentos o que se les ha agregado. Con el fin de reducir el consumo de sal se recomienda:

  • Tomar alimentos, verduras y frutas frescas cuando sea posible, ya que son naturalmente bajos en sal.
  • Consultar las etiquetas de los alimentos transformados (platos preparados, snacks, quesos, cereales, etc) por la adición específica de sal o por la de aditivos que contienen sodio. Por esto, antes de comprarlos conviene comprobar cuánta sal contienen, dato que figura en su lista de ingredientes y en la información nutricional que aparece en su etiquetado.
  • Al cocinar, reemplace la sal por otras especies que den sabor. No añadir sal en el cocinado sino cuando el plato esté terminado.
  • Lavar las conservar vegetales y legumbres antes de utilizarlas.
  • Cuando salga a comer, pida que preparen el plato con menos sal y si elegimos platos con salsas que nos las sirvan por separado, así añadiremos la cantidad deseada y evitaremos el exceso de sal que tienen.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través de la Agencia Españolade Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) puso en marcha a finales de 2008 el Plan de reducción del Consumo de Sal, con unos objetivos concretos de reducción que permitieran alcanzar las recomendaciones de la OMS respecto a la ingesta de sal en la salud.

 Esta iniciativa en línea con las iniciadas en varios países europeos se enmarca en la política impulsada por la UE que considera prioritario un abordaje de reducción de sal en los países europeos con flexibilidad y respeto en su ejecución a las particularidades propias de cada estado miembro y que señala como líneas estratégicas para abordar cualquier iniciativa a nivel nacional, con el fin de reducir el nivel de consumo de sal:

  • Obtención y recopilación de datos e información válidos
  • Benchmarking para consensuar niveles de reducción de la sal en los distintos tipos de alimentos
  • Elevar el nivel de información de los ciudadanos y concienciar de la importancia de la reducción del consumo de sal y de sus beneficios
  • Implementar las decisiones de reformulación de acuerdo con las industrias de alimentación y bebidas y con las de restauración y de catering
  • Seguimiento y evaluación de las medidas 

En España, durante el año 2011 se puso en marcha la campaña informativa Plan Cuídate +, menos sal es más salud sobre la importancia de la reducción del consumo de sal con los siguientes objetivos: 

  • Sensibilizar a la población de la necesidad de controlar la ingesta de sal, informando tanto de los problemas de salud derivados como de los beneficios que aporta la implementación de hábitos saludables.
  • Formar e informar a la ciudadanía sobre la sal, su composición y presencia en los diferentes alimentos que consumen día a día, de manera que puedan tener el conocimiento necesario para controlar y gestionar la cantidad de sal ingerida y para cuidar su salud y por tanto incluir en su vida una serie de hábitos saludables. 

Para ello, se elaboró material informativo (folletos y carteles) y una página web www.plancuidatemas.es donde se puede consultar información sobre la sal, por qué es necesaria, riesgos de un consumo excesivo, cómo leer el etiquetado, consejos para reducir el consumo y además incluye un juego llamado “Calcula la sal” que permite a los usuarios calcular la cantidad de sal que consume, seleccionando elementos de su dieta diaria. 

Otras iniciativas eficaces en salud pública para reducir el consumo de sal en la población han sido las acciones de las administraciones sanitarias y la industria alimentaria dirigidas a disminuir el contenido en sal de los alimentos procesados.La AESAN ha preparado acuerdos con la industria alimentaria y de la distribución (marcas blancas) para reducir el contenido en sal en un 5% anual durante el período 2010-2014, así como en la restauración y en los comedores escolares. 

Recientemente, la AESAN siguiendo con sus acciones de sensibilización y visibilización del problema de la obesidad y de los derivados de una alimentación poco saludable y del sedentarismo, ha presentado el Plan Cuídate + 2012, centrando la iniciativa fundamentalmente en informar sobre las grasas y la sal. 

El Plan Cuídate + 2012 añade a la página web www.plancuidatemas.es información sobre grasas además de la de la sal, y sobre algunos hábitos saludables, como la práctica de la Actividad Física. A través de la página web los ciudadanos pueden registrarse al Plan para unirse al mismo y acceder a dos juegos que, de manera sencilla, ayudarán a transmitir la importancia de implementar hábitos saludables. 

 

Los usuarios, además podrán seguir el programa a través de un usuario en la Red Social twitter (@plancuidatemas) y descargarse una aplicación móvil gratuita con la que podrán llevar a todos lados las recomendaciones, trucos y recetas del Plan Cuídate + 2012 .

Puede consultar más información:

El 80% de los españoles consume más sal de la recomendada, según dos estudios encargados por la AESAN [Internet]. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2009 [Consultado 17 de diciembre 2012]. Disponible en  http://www.aesan.msc.es/AESAN/web/notas_prensa/consumo_espanoles_sal.shtml

Bernat Soria anuncia un Plan de Acción para la Reducción del Consumo de Sal y Prevención de la Hipertensión Arterial [Internet]. Madrid: Ministerio, de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2009 [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://www.aesan.msps.es/AESAN/web/notas_prensa/inaguracion_III_convencion_NAOS.shtml

Jornadas de debate: plan de reducción del consumo de sal [Internet]. Madrid: Ministerio de Sanidad y Política Social; 2009 [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en  http://www.naos.aesan.msps.es/naos/ficheros/estrategia/Memoria_Plan_de_reduccion_del_consumo_de_sal_-_Jornadas_de_debate.pdf

Reducción del consumo de sal en la población: informe de un foro y una reunión técnica de la OMS, 5-7 de octubre de 2006, París (Francia). Organización Panamericana de la Salud; 2008 [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://www.who.int/dietphysicalactivity/salt-report-SP.pdf

Nutrición y Estrategia NAOS [Internet]. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://www.naos.aesan.msssi.gob.es/

Survey on Members States: Implementation of the Eu Satl Reduction Framework. European Comission [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://ec.europa.eu/health/nutrition_physical_activity/docs/salt_report1_en.pdf

Implementation of the EU Salto Reduction Framework: Results of Member States survey. Luxembourg: Publications Offices of the European Union; 2012 [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://ec.europa.eu/health/nutrition_physical_activity/docs/salt_report_en.pdf

 Fuentes: 

Plan de reducción de consumo de sal [Internet]. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2010 [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://www.naos.aesan.msssi.gob.es/naos/observatorio/observatorio00102.html

 

Plan para reducir el consumo de sal en España [Internet]. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2010 [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://www.aesan.msc.es/AESAN/web/destacados/reduccion_sal.shtml 

Sanidad elabora un plan de reducción del consumo de sal para luchar contra la hipertensión [Internet]. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2010 [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://www.aesan.msc.es/AESAN/web/notas_prensa/reduccion_sal.shtml

 La fórmula que eligen los que más se cuidan [Internet]. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en www.plancuidatemas.es

 La Presidentade la AESAN, Pilar Farjas, anuncia la puesta en marcha del “Plan Cuídate + 2012”, para promover un menor consumo de grasas y sal y para impulsar hábitos de vida saludables [Internet]. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2012. [Consultado 17 diciembre 2012]. Disponible en http://www.msssi.gob.es/gabinete/notasPrensa.do?id=2637

Entrada realizada por Yolanda Cruz Juanes. MIR Medicina Preventiva y Salud Pública de la Región de Murcia.

 

Los comentarios están cerrados.