Riesgos de un mal uso de Internet

El desarrollo de las nuevas tecnologías de información y comunicación ha cambiado la forma de relacionarse las personas, sobre todo en los adolescentes y jóvenes, facilitando la comunicación, el aprendizaje cooperativo, el desarrollo de nuevas habilidades y formas de construcción del conocimiento, el acceso a la información y entretenimiento.

Internet es un medio de comunicación masivo al que cada vez más, se tiene acceso desde los hogares. Ello permite a los menores hacer un uso regular de las herramientas y servicios disponibles: búsqueda de información, descarga de juegos, vídeos, música o imágenes, publicar cualquier tipo de contenido, comunicarse con cualquiera, realizar compras, etc.

Según un estudio sobre conductas adictivas en Internet financiado por la Comisión Europea y realizado en 7 países europeos (Grecia, Alemania, Holanda, Islandia, Polonia, Rumania y España), el 21,3% de los adolescentes españoles presentan indicios de desarrollar una conducta adictiva a Internet debido al tiempo que pasan en la Red, frente al 12,7% de media europea.

Según los autores del estudio la conducta adictiva a Internet es ”un patrón de comportamiento caracterizado por la pérdida de control sobre el uso de Internet. Esta conducta conduce potencialmente al aislamiento y al descuido de las relaciones sociales, de las actividades académicas, de las actividades recreativas, de la salud y de la higiene personal”.

El excesivo o mal uso de Internet puede tener consecuencias para la salud física y psicológica. Los daños físicos van unidos al sedentarismo. Los riesgos de tipo psicológico hacen mención al aislamiento, falta de habilidades sociales, visión distorsionada de la realidad, cambios en su conducta y adicción o fuerte dependencia.

Algunos de los riesgos que se pueden producir por un mal uso de Internet y que a veces los adolescentes y jóvenes desconocen son el grooming (contactar con extraños a través de la red), exposición a contenidos sexuales o ciberbulling (acoso online).

 En el estudio se dice que un 13,9% de la muestra presenta Conducta disfuncional en Internet (CDI). En el documento se indica que esta conducta está formada por población que presenta Conducta Adictiva a Internet (CAI) y población En riesgo de CAI.

Según los datos, España, Rumania y Polonia presentan una mayor prevalencia de CDI, mientras que Alemania e Islandia presentan la menor prevalencia. 

También se destacan los juegos de azar con apuestas online (5,9% del total de la muestra apuesta online), el uso de redes sociales (92% total de la muestra son miembros de al menos una Red Social) y los juegos de ordenador (61,8% de la muestra son jugadores) como actividades que realizan los jóvenes y adolescentes e inducen al desarrollo de una CDI. Otras actividades como la visión de vídeos/películas y hacer los deberes/búsqueda de información no están asociadas a una CDI. 

Se considera que los adolescentes que usan las redes sociales durante más de 2 horas, juegan más de 2,6 horas al día y realizan apuestas tienen más riesgo de manifestar una CDI.

Otro de los factores de riesgo para el desarrollo de una CDI es el fortalecimiento. Algunos adolescentes carecen de habilidades sociales y es de forma online donde encuentran un alto grado de fortalecimiento al experimentar situaciones positivas como pueden ser: sentirse aceptado o valorado, aumentar la destreza en los juegos, tener un sentimiento de igualdad y ocupación de horas libres, etc.

Con el fin de evitar riesgos y reducir daños por un mal uso de Internet es necesario fomentar la educación, tanto en la familia como en el centro escolar e instituciones que formen a menores en el uso de las tecnologías de información y comunicación, haciéndoles entender de que no todo lo que hay en Internet es verdadero ni beneficioso.

Recomendaciones para evitar un mal uso de Internet:

Más información en:

  • Tecnoadicciones: línea de ayuda para problemas de adicción a las nuevas tecnologías [Internet]. [Fecha de acceso 18 de marzo de 2013]. Disponible en http://www.tecnoadicciones.com/01-cuales.php
  • Uso responsable de las redes sociales y TIC´s [Internet]. Consejo de la Juventud de Extremadura. [Fecha de acceso 18 de marzo de 2013]. Disponible en http://cjex.org/redes/index2.html  

Fuentes:

Un pensamiento en “Riesgos de un mal uso de Internet

  1. Muchos son los riesgos a los que nos exponemos cuando ingresamos a la red ya sea en búsqueda de información, por diversión o simplemente por curiosidad , los riesgos no son propios de una comunidad o de una edad definida , sabiendo esto debemos ser conscientes de la exposición y las posibles consecuencias que obtendremos si no somos cautelosos en el manejo y apropiación así mismo en la orientación que damos a nuestros educandos o en el mejor de los casos a nuestro mismo núcleo familiar
    Pese a las infinitas posibilidades que ofrece Internet como infraestructura económica y cultural para facilitar muchas de las actividades humanas y contribuir a una mejor satisfacción de nuestras necesidades y a nuestro desarrollo personal, el uso de Internet también conlleva riesgos.
    Relacionados con la información
    Las personas frecuentemente necesitamos información para realizar nuestras actividades, y muchas veces la podemos obtener en Internet de manera más rápida, cómoda y económica que en el “mundo físico”. No obstante hemos de considerar posibles riesgos:
    • Acceso a información poco fiable y falsa. Existe mucha información errónea y poco actualizada en Internet, ya que cualquiera puede poner información en la red.
    • Dispersión, pérdida de tiempo. A veces se pierde mucho tiempo para localizar la información que se necesita, es fácil perderse navegando.
    • Acceso a información inapropiada y nociva. Existen webs que pese a contener información científica, pueden resultar inapropiadas y hasta nocivas por el modo en el que se abordan los temas o la crudeza de las imágenes.
    • Acceso a información peligrosa, inmoral, ilícita. Existe información poco recomendable y hasta con contenidos considerados delictivos. La globalidad de Internet y las diferentes culturas y legislaciones de los países hacen posible la existencia de estas páginas web en el ciberespacio.
    Riesgos relacionados con la comunicación
    Las personas muchas veces necesitamos comunicarnos. Internet nos ofrece infinidad de canales y oportunidades (e-mail, chats, blogs…), aunque conllevan algunos riesgos:
    • Bloqueo del buzón de correo. El adjuntar grandes archivos a los correos sin pedir previamente autorización al receptor del mensaje puede bloquear temporalmente su buzón de correo.
    • Recepción de “mensajes basura”. Ante la carencia de una legislación adecuada, por e-mail se reciben muchos mensajes de propaganda no deseada (spam) o con virus.
    • Recepción de mensajes personales ofensivos. Al comunicarse en los foros virtuales, como los mensajes escritos (a menudo mal redactados y siempre privados del contacto visual y la interacción inmediata con el emisor) se prestan más a malentendidos que pueden resultar ofensivos para algunos de sus receptores
    • Pérdida de intimidad. En ocasiones, hasta de manera inconsciente al participar en los foros, se puede proporcionar información personal, familiar o de terceras personas a gente desconocida.
    • Acciones ilegales. Difundir determinadas opiniones o contenidos, insultar o amenazar a través de Internet… puede acarrear responsabilidades judiciales.
    • Malas compañías. Especialmente en los chats, se puede entrar en contacto con personas que utilizan identidades falsas con oscuras intenciones.
    Riesgos relacionados con actividades económicas.
    En internet se pueden llevar a cabo operaciones con repercusión económica, pudiendo suponer estos algunos riesgos como estafas, robos, negocios ilegales, delitos de propiedad intelectual, compras inducidas por publicidad abusiva o a menores sin autorización paterna.
    Riesgos relacionados con la tecnología
    A veces por limitaciones tecnológicas, a veces por actos de sabotaje y piratería, y que aún resultan incontrolables: virus, spam, troyanos, spyware, etc.
    Riesgos relacionados con adicciones
    El uso de internet también puede causar adicción, pudiendo considerar que una persona la padece cuando ésta es incapaz de controlar el tiempo que está conectado. Además de que Internet puede ser usado para potenciar otras adicciones como juego, compras compulsivas, pornografía, etc.
    A pesar de que la mayoría de estos riesgos son los mismos que nos podemos encontrar en el mundo real, internet los potencia al:
    • Facilitar el acceso a la información
    • Favorecer el anonimato
    • Conceder accesibilidad permanente
    • Facilitar comunicación interpersonal
    El dilema aquí se convierte en el uso que realmente demos a esta magnífica herramienta como lo es internet y a la educción que tengamos sobre generación de conciencia, así mismo tenemos la responsabilidad de exponer las diferentes posibilidades a las que nos podemos enfrentar al recurrir a internet para el propósito que necesitemos.