El cáncer de colon y recto ¿se puede prevenir?

Marzo es el mes europeo de concienciación del cáncer colorrectal. Por este motivo, la Alianza para la prevención del cáncer de colon está desarrollando distintas actividades de información y sensibilización a nivel nacional y autonómico, que culminarán el próximo día 31 con la celebración de Día de la Prevención del Cáncer de Colon.

El cáncer del colon y del recto (lo conocemos como cáncer colorrectal), es el tercer cáncer más común entre los hombres y las mujeres a nivel mundial. En los países occidentales se trata del segundo tumor en incidencia (nuevos casos por cada 100.000 habitantes en un año) por detrás del cáncer de pulmón en el hombre y del cáncer de mama en la mujer. La frecuencia es mayor a partir de los 50 años y el riesgo aumenta con la edad. En España se diagnostican cada año unos 25.000 nuevos casos y fallecen 14.000 personas a consecuencia de la enfermedad.

¿Qué factores suponen un mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal? La edad es un factor de riesgo, porque este tipo de tumores tiene mayor tendencia a presentarse más allá de la quinta década de la vida. En pacientes fumadores se ha descrito de un 30 a 40% más de posibilidades de padecer un cáncer colorrectal que en aquellos que no lo son. También se han relacionado con una mayor incidencia otros factores como el consumo excesivo de alcohol, las dietas ricas en grasas e hipercalóricas y que contengan poca fibra, fruta y verdura y el estilo de vida sedentario.

Además, existen enfermedades o condiciones predisponentes como pólipos, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, cáncer colorrectal en familiares y factores genéticos.

¿Por qué está aumentando esta enfermedad y al mismo tiempo, baja el promedio de edad? Existen distintos motivos que pueden explicar una tendencia al aumento en el número de casos. En primer lugar, los malos hábitos dietéticos y estilos de vida, como los descritos anteriormente, juegan cierto papel en el incremento de esta entidad. La mayor longevidad de la población y el reciente desarrollo de mejores técnicas diagnósticas que han permitido detectar y tratar este tipo de tumores en su fase más inicial, han supuesto que se diagnostique con mayor frecuencia y también a edades más tempranas.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

El cáncer colorrectal no suele dar síntomas hasta fases avanzadas y, cuando aparecen, los síntomas y signos son variables e inespecíficos. Los síntomas más frecuentes incluyen hemorragia rectal, cambios en las defecaciones y dolor abdominal. Una anemia no justificada junto con la pérdida de peso inexplicable puede representar el comienzo de esta enfermedad, aunque no siempre es así.  La presencia de síntomas notables o la forma en que se manifiestan depende un poco del sitio del tumor y de la extensión de la enfermedad.

¿Se puede prevenir? El cáncer es una enfermedad prevenible en muchos aspectos y en un alto porcentaje de los casos. En la lucha contra el cáncer, la prevención es el arma más eficaz. Existen diversas estrategias que pueden impedir o disminuir la probabilidad de aparición de un cáncer o detectarlo precozmente (Código Europeo contra el Cáncer).

Fuente: Asociación Española contra el Cáncer

La prevención frente al cáncer colorrectal se desarrolla desde dos vertientes fundamentales:

Prevención primaria: Se basa en evitar hábitos o agentes que producen cáncer, antes de que éste se desarrolle. En relación con el cáncer colorrectal son muy importantes las medidas higiénico-dietéticas: Tener una dieta saludable y variada que incluya alimentos ricos en fibra (cereales, legumbres…), fruta  y verdura (5 piezas al día), junto a un moderado consumo de grasas, azúcares, alcohol y de sal. También es necesaria la práctica de ejercicio físico cada día para mantener un peso adecuado y evitar el estreñimiento. Las digestiones lentas y pesadas hacen que los desechos permanezcan en el colon más tiempo del deseable. Y no fumar. La nicotina y los alquitranes presentes en el tabaco irritan las células produciendo cáncer, no solo de colon, sino también de pulmón, vejiga y otros órganos. El tabaco es también el primer factor desencadenante de enfermedades cardiovasculares.

Prevención secundaria: Conjunto de actuaciones que conllevan al diagnóstico precoz de la enfermedad. Los pacientes con determinadas enfermedades, condiciones predisponentes o que presenten determinados factores de riesgo, pueden beneficiarse de un programa de vigilancia con medidas de diagnóstico precoz, los llamados Programas de cribado de cáncer de colon y recto.

¿Cómo se puede detectar precozmente el cáncer colorrectal? Mediante la realización de una prueba sencilla e indolora, que consiste en realizar un análisis de sangre oculta en heces y, en caso de dar resultado positivo, se practica una colonoscopia óptica o virtual para averiguar la causa. Esto permite diagnosticar el tumor en una etapa inicial o precoz en personas que no tienen ningún síntoma.

¿En qué consiste la colonoscopia?  Es una prueba realizada mediante un tubo flexible que lleva una cámara en su extremo y que permite examinar con detenimiento el intestino grueso por dentro. Es necesario que antes de la prueba se realice una buena “limpieza intestinal”, por lo que es importante seguir las instrucciones que se facilitan. Para minimizar todas las molestias de esta prueba se realiza “bajo sedación superficial”. Estas exploraciones las realizan los especialistas de digestivo en una consulta específica y su duración suele ser alrededor de una hora por lo que no es necesario el ingreso en el hospital.

¿Este tipo de pruebas están disponibles en la sanidad pública? Sí, en España estas pruebas están disponibles en la Sanidad Pública a través del Programa de Prevención de Cáncer de Colon y Recto. Actualmente son 12 las comunidades autónomas que cuentan con un programa de cribado, en distintas fases de desarrollo: Cataluña, Comunidad Valenciana, Canarias, País Vasco, Cantabria, La Rioja, Castilla y León, Extremadura, Navarra, Galicia, Aragón y Región de Murcia.

También pueden ser indicadas por el médico de Atención Primaria o el especialista correspondiente en función de las características del paciente, su historia clínica, antecedentes familiares y/o sintomatología que pueda indicar la sospecha de un tipo de tumor.

Si Ud no tiene ningún antecedente de riesgo (antecedentes familiares, patologías digestivas de riesgo) y tiene 50 o más años está en condiciones de que se le realicen estas pruebas. En cualquier otro caso debe consultar con su médico de familia.

Las pruebas que se recomiendan son todas fiables en el sentido que han demostrado su utilidad en la prevención y diagnóstico precoz del cáncer de colon y los pólipos. Para la detección de estas lesiones las pruebas han mostrado una alta sensibilidad.

 Algunos enlaces y páginas web de interés:

Entrada realizada por José Cruzado Quevedo, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y coordinador para Atención Primaria del Programa de Prevención del Cáncer de Colon y Recto de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.

 

Los comentarios están cerrados.