Habilidades sociales y conducta afectivo sexual

Las Habilidades Sociales son “el conjunto de capacidades que posee un individuo para conseguir algo, defender o expresar una opinión o pedir algo sin herir a los demás”. Las habilidades sociales e interpersonales (comunicación, habilidades de rechazo, agresividad y empatia) junto con las habilidades cognitivas (incluyendo la toma de decisiones, el pensamiento crítico y la autoevaluación) y las habilidades para manejar emociones (incluyendo el estrés y el autocontrol) constituyen las denominadas “habilidades para la vida”, un conjunto de habilidades genéricas que capacitan al indivíduo para enfrentar de manera efectiva los retos de la vida diaria.

El enfoque educativo de habilidades para la vida obtiene resultados positivos en áreas específicas como la prevención de drogodependencias, prevención de la transmisión del VIH/sida, igualdad de género y educación afectivo-sexual entre otros.

 En general, en las relaciones con los demás, podemos distinguir tres formas distintas de actuar:

  • Agresiva: No respeta la opinión, ni los derechos y sentimientos de los demás. Insulta y amenaza intentando controlar y conseguir sus objetivos de cualquier forma.
  • Pasiva: No defiende ni expresa sus derechos, intereses, necesidades y opiniones, por lo que los demás no le tienen en cuenta. Permite ser controlado.
  • Asertiva: Expresa lo que siente y desea, sin ofender ni molestar a los demás. Defiende sus derechos respetando los de los demás. Puede cumplir o no sus objetivos, pero se siente seguro y conforme con sus decisiones. Una respuesta asertiva es sincera, constructiva y satisfactoria para ambas partes.

Un joven con habilidades sociales es capaz de afrontar una situación conflictiva de forma pacífica, aportando alternativas que faciliten la solución del problema, manteniéndose fiel a sus ideas y proyectos sin entrar en conflicto con su entorno. Todo ello contribuirá a que se sienta mejor con él mismo y con los demás. Un joven poco hábil socialmente se mostrará agresivo, sin respeto hacia los demás o pasivo, incapaz de hacer valer sus opiniones.

Para mejorar la capacidad de relacionarse de forma asertiva, es importante aprender a expresar sentimientos, emitir lo que llamamos “mensajes yo”, decir no, hacer críticas o expresar quejas. Además de tolerar el hecho de recibirlas, también responder a las provocaciones de los demás de forma adecuada, y tomar decisiones convenientes.

Las habilidades sociales son una herramienta que contribuye a que los jóvenes afronten las relaciones con los demás de la forma más apropiada porque tendrán la capacidad de no dejarse presionar por nadie, incluyendo las relaciones afectivo sexuales.

Sabemos que tener relaciones sexuales proporciona una vida afectiva más plena, pero hay que encontrarse preparado, tener muy claro lo que se desea hacer y lo que no, y no dejarse llevar por la influencia de los demás ni de la propia pareja. Cada uno debe decidir por sí mismo y respetar la decisión de su pareja. Cada joven vive su sexualidad de una forma muy distinta, no tiene por qué haber un modelo que todos deban repetir, cada uno tiene su ritmo y debe descubrir el suyo, disfrutando así de todas las etapas a su manera.

Además no debemos olvidar que las relaciones sexuales siempre llevan aparejada la posibilidad de un embarazo, si no se toman las medidas oportunas. Por eso es importante informarse bien de todos los métodos anticonceptivos que existen y conocer las ventajas e inconvenientes que presenta cada uno de ellos para poder utilizar el más adecuado.

Un embarazo no deseado puede ser un grave problema, especialmente a edades tempranas. Debe ser fruto de una decisión reflexionada y libre, un hijo requiere afecto y madurez, entre otras muchas cosas.

Fuentes consultadas:

  • Habilidades sociales. En: Crecer en salud. Información para jóvenes. [CD] Murcia.  Consejería de Sanidad y Consumo; 2009.
  • Habilidades para la vida. Marco teórico referencial. En: Prevención del consumo de Tabaco y Alcohol en Tercer Ciclo de Primaria. [Internet] Murcia. Consejería de Sanidad y Consumo; 2009. Libro II, p. 1-23. Disponible en: http://www.murciasalud.es/recursos/ficheros/178725-cuaderno5.pdf
  • Sánchez Cabeza, S. Importancia de una adecuada educación en habilidades sociales. 1 de mayo de 2011. [citado el 8 de mayo de 2014]. En: Orientación familiar: habilidades sociales en el adolescente. Blog  [Internet]. 11 p. Disponible en:  http://habilidadessocialesenlafamilia.blogspot.com.es/
  • Garaigordobil Landazabal, M. Intervención con adolescentes: impacto de un programa en la asertividad y en las estrategias cognitivas de afrontamiento de situaciones sociales.[Internet]. Psicología Conductual, Vol. 9, Nº 2, 2001, pp. 221-246. Disponible en: http://www.sc.ehu.es/ptwgalam/art_completo/Pconductual.PDF
  • Mantilla Castellano L y Chahín Pinzón ID. Habilidades para la vida: Manual para aprender y enseñarlas. 2006, Bilbao. EDEX

Entrada realizada por Pepa Ballester, enfermera. Programa de Información y Educación Sanitaria sobre Sida. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública.

Los comentarios están cerrados.