Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel

El 13 de Junio se celebra el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel; con esta iniciativa se  trata de concienciar a la ciudadanía  de un problema de salud que se ha ido incrementado en los últimos 30 años hasta llegar a presentar por si sólo más casos que todos los demás tipos de cáncer juntos (mama, próstata, pulmón y colon).

La aparición del cáncer de piel está fundamentalmente asociada a la exposición solar intensa y prolongada, a la edad y la herencia (tener familiares padre, madre, hermanos que hayan padecido melanoma). Las radiaciones ultravioletas procedentes del sol o de las camas de bronceado de rayos UV provocan daños en las células de la piel  que se van acumulando a lo largo de la vida, por esto la presentación de la enfermedad suele ser mas frecuente en mayores de 50 años.

¿Cómo podemos prevenirlo?

La primera medida es evitar la aparición de las lesiones, fundamentalmente evitando las exposiciones prolongadas al sol, sobre todo en las horas del mediodía (aproximadamente desde las 11,30 am a las 16,30 pm) cuando la intensidad de rayos UV solares es mayor,  utilizando  cremas de protección solar, ropa, incluso sombrero y gafas de sol anti-rayos UV. Evitar las quemaduras solares y los bronceados intensos. También hay que mantener a los recién nacidos alejados del sol.

 La fotoprotección es una medida importante para evitar las quemaduras solares. Existen varios tipos de cremas según el factor o índice de protección solar. Elegir el factor de protección adecuado depende del tipo de piel (de la mas clara a la mas oscura), cantidad y frecuencia de aplicación del producto, nivel de actividades al sol que se realicen y tipo de bloqueador solar utilizado en la composición del producto. Consulte a su medico o farmacéutico sobre la mas indicada para usted.

La segunda medida seria reconocer las lesiones potencialmente malignas. El autoexamen de la piel es una buena medida. Busque nuevas lesiones o cambios en las que ya había. Los signos de advertencia son:

  • Una lesión en la piel que aumenta de tamaño y tiene aspecto nacarado, translucido, marrón, negro o multicolor.
  • Un lunar de nacimiento o mancha adquirida posteriormente que:
    • Cambie de color
    • Aumente de tamaño o grosor
    • Cambie de textura
    • Que sea de bordes y forma irregular
    •  Mayor de 6 milímetros
    • Que aparezca después de los 21 años de edad.
  • Aparición de una llaga en la lesión que provoca picor, dolor, costra, erosión o hemorragia o que no cura en tres semanas.

No se demore en consultar un especialista de la piel si nota cualquier cambio en un lunar, peca o mancha, o si encuentra alguna de las señales de advertencia del cáncer de piel. Cerca del 95% de los cánceres de piel son curables cuando se detectan a tiempo.

Para mayor información puede consultar las siguientes direcciones:

Entrada realizada por Inmaculada Castro Rodríguez. Medico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.

Los comentarios están cerrados.