Salud móvil: distintivo de calidad para aplicaciones saludables

En el documento “Estrategia y Plan de Acción sobre e-Salud”  publicado por la Organización Mundial de la Salud, se define el término mSalud como un componente de e-salud, empleado para designar el ejercicio de la medicina y la salud pública con apoyo de los dispositivos móviles, como teléfonos móviles, tablets, dispositivos de monitorización de pacientes y otros dispositivos inalámbricos.

La salud móvil (mSalud o mHealth) puede definirse como la aplicación de tecnologías y comunicaciones de red móviles a la atención sanitaria.

Cada vez más se utiliza el teléfono móvil u otros dispositivos móviles para conectarse a Internet. Según “La Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares (TIC-H)” realizada por el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2013 un 47.2% de las viviendas accedían a Internet mediante conexiones móviles de banda ancha a través de un dispositivo de mano (móvil, tablet, etc.) y el 69,8% de los hogares disponía de conexión a Internet.

El desarrollo de las tecnologías móviles aplicadas a la salud, además de facilitar información, también favorece el aprendizaje y comunicación de profesionales sanitarios, pacientes y población general.

En el mercado hay una amplia variedad de aplicaciones médicas para dispositivos móviles cuyas acciones van orientadas a la consecución de los objetivos para los que se ha diseñado la aplicación. Actualmente hay aplicaciones para dar información, modificar conductas y mejorar el estilo de vida, prevenir enfermedades, recordar cuando debemos tomar un medicamento, llevar el control y tratamiento de enfermedades de tipo crónico, monitorizar las constantes vitales, facilitar la relación entre profesionales sanitarios y pacientes, etc.

¿Cómo sabemos que aplicaciones sobre salud descargables en nuestros dispositivos móviles son fiables?

Algunos organismos han redactado recomendaciones para el buen uso y desarrollo de aplicaciones e incluso han elaborado catálogos con una selección de aplicaciones fiables y de calidad.

A nivel internacional la Federal Drug Administration (FDA) el organismo que regula los alimentos, medicamentos, productos biológicos y derivados en EEUU, ha realizado una guía sobre aplicaciones móviles en materia de salud.

La Comisión Europea ha publicado el Directorio Europeo de aplicaciones sanitarias dirigidas a pacientes. Otra iniciativa llevada a cabo en Europa es el Libro verde sobre salud móvil (“mHealth”) que se encuentra en consulta pública hasta el 3 de julio para ver que piensan los ciudadanos europeos sobre la salud móvil.

En España, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía ha creado el Distintivo AppSaludable con el fin de garantizar la fiabilidad de las aplicaciones móviles a los usuarios.

El distintivo es un sello de garantía que reconoce la calidad y seguridad de las aplicaciones de salud. Se basa en recomendaciones dirigidas a desarrolladores, profesionales sanitarios y usuarios en general, estructuradas en 4 bloques:

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía es la encargada de otorgar este distintivo a las aplicaciones que cumplen las recomendaciones de la  Guía de recomendaciones para el diseño, uso y evaluación de apps de salud. El distintivo es gratuito y reconoce a todas las aplicaciones de salud tanto de iniciativas públicas como privadas que lo soliciten.

Las aplicaciones que obtienen el distintivo pasan a formar parte de un catálogo de aplicaciones móviles de salud  que destacan por su seguridad y calidad.

Fuentes:

Entrada realizada por Manuela González Ros, documentalista del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.

Los comentarios están cerrados.