Agua y desarrollo sostenible

El agua es esencial para la vida. El agua es indispensable para la salud y el bienestar humano, así como para la preservación del medio ambiente. Cada año mueren millones de personas, la mayoría niños, por enfermedades relacionadas con un abastecimiento de agua, un saneamiento y una higiene inadecuados. Tanto la escasez como la baja calidad del agua y un saneamiento deficiente afectan negativamente a la seguridad de los alimentos, las opciones de sustento y las oportunidades de educación, sobre todo la de las familias más pobres del planeta. De hecho, el agua y el saneamiento son determinantes sociales de la salud que influyen en las desigualdades en salud de la población (Dahlgren, G y Whitehead, M, 1991)

Fuente: Dahlgren, G y Whitehead, M. “Policies and strategies to promote social equity in health”. Stochholm; Institute for Future Studies; 1991

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo. La Asamblea General de Naciones Unidas designó este día, de acuerdo a las recomendaciones dadas en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), de 1992 en Río de Janeiro (también llamada Cumbre de la Tierra). Instaurar el Día Mundial del Agua es un ejemplo de  acción de Abogacía para la Salud, cuya finalidad es llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce.

En la reunión de Río de Janeiro personalidades de distintos países abordaron cuestiones sobre medio ambiente y desarrollo sostenible de interés global. En este encuentro se determinó que los diferentes factores sociales, económicos y medio ambientales son interdependientes y cambian simultáneamente. También se definieron los elementos críticos de cambio y se demostró que el éxito en una zona requiere acción en las demás zonas para que este éxito se prolongue en el tiempo. El objetivo principal de la Cumbre fue introducir un programa extenso y un plan nuevo para la acción internacional en temas de medio ambiente y de desarrollo, que ayudarían a guiar la cooperación internacional y el desarrollo de programas en el próximo siglo.

Por otra parte, reafirmando los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente en relación con el agua y el saneamiento incluidos en la Declaración del Milenio, y decidida a reducir a la mitad para el año 2015 el porcentaje de personas que no tienen acceso al agua potable y saneamiento, la Asamblea General de la ONU proclama el periodo de 2005 a 2015 Decenio Internacional para la Acción, “El agua, fuente de vida, que dio comienzo el 22 de marzo de 2005 y finaliza el 22 marzo de 2015. (Resolución A/58/485 )

Un Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) dedicado al agua

A medida que se acerca la fecha límite para los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en 2015, la comunidad mundial está haciendo balance de cómo se puede avanzar hacia un futuro sostenible. El marco de los ODM no abordó la agenda completa del agua y el desarrollo, y tampoco reconoció plenamente sus sinergias con otras áreas e intereses, no incluyó un énfasis en la “Sostenibilidad” y la desigualdad y los derechos humanos fueron, en gran medida, ignorados. Posteriormente, los Estados Miembro han acordado que los derechos humanos, la igualdad y la sostenibilidad deben formar la base de la agenda del desarrollo y deben ser reconocidos como fundamentales para poder gozar de un verdadero desarrollo.

Anualmente, con sede en Zaragoza se lleva a cabo la Conferencia ONU-Agua, mecanismo de coordinación entre las agencias para la implementación de los objetivos relacionados con el agua, y donde se decide el aspecto a destacar el Día Mundial del Agua. El lema de este año, “Agua y Desarrollo Sostenible”, se dirige a fomentar la reflexión sobre cómo el agua es fundamental para las tres dimensiones del desarrollo sostenible: social, económica y ambiental, así como la necesidad de pasar de un enfoque sectorial del agua hacia un enfoque multidisciplinar, que capte las interconexiones entre la alimentación, la energía, la salud, el comercio, el medio ambiente y el agua.

Onu-Agua ha diseñado la página web “Día Mundial del Agua 2015” con información sobre el agua y desarrollo sostenible y otros recursos con el fin de facilitar a las instituciones la organización de acciones para la celebración de este día o bien aprender más.

“El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente”.(Fuente: convocatoria oficial de la ONU para este año).

Fuentes bibliográficas:

Entrada realizada por Mª del Mar Rodríguez Martínez enfermera de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Dirección General de Salud Pública y Drogodependencias. Consejería de Sanidad y Política Social.

 

Los comentarios están cerrados.