Decálogo “Disfruta este verano con salud”

Durante este mes de julio hemos sufrido la exposición a altas temperaturas, durante el día y la noche, de manera constante y prologada. Y es posible que esta situación se mantenga durante los días próximos, aunque se espera que disminuyan un poco las temperaturas (puede consultar las predicciones para los próximos días aquí).
 
El calor excesivo produce numerosos y variados efectos en el organismo, como deshidratación, calambres musculares, agotamiento, insolación, quemaduras solares, desmayos y golpes de calor muy peligrosos, que pueden llegar a causar la muerte. La exposición a temperaturas excesivas afecta especialmente a bebes y niños menores de 4 años, personas mayores de 65 años, personas con patologías crónicas de base sometidas a ciertos tratamientos médicos o con discapacidades que limitan su autonomía, personas obesas, trabajadores y deportistas al aire libre.

Quiero aprovechar este post, con el que nos despedimos hasta septiembre, para recordar algunas recomendaciones generales que nos pueden ayudar a protegernos del calor y las altas temperaturas. Considerando que la mejor defensa es la prevención, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha establecido un decálogo “Disfruta este verano con salud” de recomendaciones generales:

  1. Beba agua y líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.
  2. No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.
  3. Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebes y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardiacas.
  4. Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.
  5. Procure reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de12.00h a 17.00h).
  6. Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
  7. Nunca deje ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).
  8. Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.
  9. Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.
  10. Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.)

¡¡¡Feliz y saludable verano!!!

Más información:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno. Enfermera. Técnico de Salud Pública. Educación para la Salud en la Escuela. Servicio de Promoción y Educación para la Salud.

Los comentarios están cerrados.