Evidencias tras 5 años de la Ley de Tabaco ¿ha sido una medida de promoción de salud efectiva?

Mantener una buena salud es un recurso fundamental para el desarrollo personal, económico y social y una dimensión importante de la calidad de vida. No obstante, los factores políticos, económicos, sociales, culturales, de medio ambiente, de conducta y biológicos pueden intervenir bien en favor o en deterioro de la salud. En este punto la promoción de la salud juega un rol importante ya que su acción va dirigida a proporcionar los medios que permitan a toda la población desarrollar al máximo su nivel de salud, haciendo más fácil la elección de las conductas saludables. La promoción de la salud ha de combinar diversas estrategias, entre las que figuran como parte primordial la legislación, las medidas fiscales, tributarias y los cambios organizativos1.

En la actualidad, uno de los principales desafíos de la salud pública es reducir la morbilidad y mortalidad asociadas al consumo de tabaco. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la cifra de muertes a causa del tabaco para el año 2030 alcanzará casi los 10 millones. Hoy en día existe evidencia suficiente acerca de la efectividad del abordaje global del consumo de tabaco. Esta visión combina intervenciones políticas, educacionales y económicas dirigidas a prevenir el inicio del consumo, promover el abandono del tabaco y proteger la salud y los derechos de la población no fumadora impidiendo la exposición al humo ambiental del tabaco2.

En España, con el propósito de proteger a las generaciones presentes y futuras contra las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del consumo de tabaco y de la exposición al humo de tabaco, se aprobó la ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo, inicialmente la Ley 28/2005 y actualmente la Ley 42/2010, de 30 de diciembre. La principal medida introducida por esta ley ha sido la regulación del consumo en espacios públicos cerrados. Además, la ley contempla otros aspectos para la prevención y el control del tabaquismo, como la regulación de la publicidad y patrocinio del tabaco, la limitación en la venta y medidas de promoción y educación sanitaria, así como soporte para la deshabituación tabáquica3,4.

Transcurridos cinco años tras la promulgación y puesta en marcha de la  Ley 42/2010 se ha observado en la Encuesta Nacional de Salud y la Encuesta Europea de Salud en España una disminución del consumo de tabaco en la población española. Así mismo, hay constancia de que se han reducido algunas patologías relacionadas con la exposición pasiva o involuntaria al humo de tabaco. Además, en estos años se han llevado a cabo diversos estudios con el fin de evaluar el impacto de esta normativa sobre los diversos entornos socio – sanitarios. A continuación se exponen  las principales conclusiones de algunos de ellos realizados en diferentes regiones del país:

  1. Estudios realizados en población trabajadora, como en el caso de la hostelería, la prohibición total de fumar en los locales protege al personal y a clientes de los riesgos para la salud relacionados con la exposición al humo ambiental de tabaco5. En el caso de trabajadores de centros sanitarios, después de la ley, algunos estudios muestran la disminución de partículas contaminantes del humo de tabaco por debajo del valor anual recomendado por la OMS. Además, se han reducido las tasas de tabaquismo en el personal y ha aumentado de su apoyo a las actividades de control del tabaquismo6-8.
  2. En investigaciones realizadas a nivel poblacional, la exposición al humo de tabaco entre la población no fumadora, evaluada tanto por encuestas de opinión como por medición de componentes de la degradación de la nicotina (cotinina) en la saliva, disminuyó después de la aplicación de la Ley. De igual forma, se observó una alta reducción de la exposición al humo ambiental de tabaco durante los momentos de ocio9, 10.
  3. Otro análisis realizado a nivel poblacional (115.446 habitantes) mostró una disminución importante en exposición involuntaria al humo de tabaco en el 2011 en comparación con años previos a la actual Ley 42/2010. También se observó que un amplio porcentaje de personas (80,5%) seguían acudiendo a los mismos lugares de ocio, con la misma frecuencia que antes de la entrada en vigencia de la Ley sobre tabaquismo11.
  4. Un estudio realizado en Granada en 118 hijos de padres fumadores ha mostrado que la prohibición no va acompañada de una disminución de la exposición al humo de tabaco entre estos niños y que por tanto siguen afectados negativamente13. Este estudio realizado en una población muy limitada, no obtiene datos estadísticamente concluyentes. Sin embargo, otras investigaciones internacionales han demostrado que la prohibición total de fumar en espacios públicos, no lleva a más consumo de tabaco en los hogares de la población fumadora y que incluso podría estimular a dicha población en el establecimiento de normas dirigidas a promover hogares sin humo12
  5. Diversos análisis económicos reflejan que no ha habido un impacto negativo en el sector de hostelería, sino que la reducción de uso de estos servicios se ha debido a la situación de crisis económica14,15.  

Como se puede comprobar, son numerosos los efectos positivos en salud pública de esta medida legislativa, cuya principal finalidad es promover la salud en general de la población y protegerla de un tóxico que no tiene nivel de seguridad, siendo una de las principales medidas de salud pública adoptada en nuestro país en los últimos años.

Aún así, no debemos olvidar que sigue siendo preciso impulsar la prevención y el control del tabaquismo en espacios de uso publico al aire libre y en entornos privados para hacer consciente a la ciudadanía de sus efectos perjudiciales, empoderándola y capacitándola en la toma de decisiones ante el tabaco, para que éstas sean más críticas y responsables.

Entrada realizada por Shirley B. Pérez Romero, médica residente de Medicina Preventiva y Salud Pública y Adelaida Lozano Polo, enfermera y técnica de salud pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Dirección General de Salud Pública y Adicciones de la Consejería de Sanidad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Carta de Ottawa. Organización Mundial de la Salud 1986.
  2. Esteve Fernández, 2011. Epidemiología y prevención del tabaquismo. En: Lumbreras B, ed. Manual de Epidemiología y Salud Pública para grados en ciencias de la salud. 2 ed. Madrid: Médica Panamericana, 2011:175 -179.
  3. Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco. Organización Mundial de la Salud 2003, reimpresión actualizada, 2004, 2005.
  4. Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.
  5. Rodrigo Córdoba, 2013. Impacto de la nueva legislación sobre tabaquismo (Ley 42/2010) en los niveles de humo ambiental de tabaco en locales de hostelería.
  6. Xisca Sureda et al, 2014. Impact of tobacco control policies in hospitals: Evaluation of a national smoke-free campus ban in Spain. Preventive Medicine Reports. 2014; 56-61
  7. Cristina Martínez et al., 2014. Impact of a long-term tobacco-free policy at a comprehensive cancer center: a series of cross-sectional surveys. BMC Public Health2014,14: 1228
  8. Carlos Catalina et al., 2012. Prevalencia de consumo de tabaco en población trabajadora tras la entrada en vigor de la ley 42/2010. Rev Esp Salud Pública. 2012;86:177-188.
  9. Xisca Sureda et al., 2014. Impact of the Spanish Smoke-Free Legislation on Adult, Non-Smoker Exposure to Secondhand Smoke: Cross- Sectional Surveys before (2004) and after (2012) Legislation. Plos One. 2014; 9(2).e89430
  10. Mónica Pérez-Ríos et al., 2014. Impacto de las leyes de control del tabaquismo en la exposición al humo ambiental de tabaco en Galicia (2005-2011). Gac Sanit. 2014;28(1):20-24
  11. María Victoria Villaverde et al., 2012. Impacto de la regulación de espacios sin humo en la exposición referida al humo ambiental de tabaco en Zaragoza. Aten Primaria. 2012;44(10):603-610
  12. Mariana F. Fernández et al., 2015. Trends in evaluation of the Spanish anti-smoking law. Environmental Research. 2015;138: 461-468
  13. Ute Mons et al., 2012. Impact of national smoke-free legislation on home smoking bans: findings from the International Tobacco Control Policy Evaluation Project Europe Surveys.Tobacco Control2013;22:e2–e9
  14. Araceli Caballero & Jaime Pinilla, 2014. Impacto sobre el consumo en bares, cafeterías y restaurantes de la modificación de la ley del tabaco española. Gac Sanit. 2014;28(6):456–460
  15. Jaume García & Ángel López-Nicolás, 2014. Who is afraid of the big bad ban? An evaluation of the effects of the Spanish clean air law on expenditure at hospitality venues. Forthcoming in European Journal of Health Economics http://hdl.handle.net/10230/22169

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>