Entornos saludables, libres de tabaco

         El consumo de tabaco continúa produciendo una elevada carga de enfermedad, mortalidad y gasto social, a pesar de ir reduciéndose paulatinamente en nuestra sociedad. Con la intención de establecer vínculos entre profesionales, intercambiar experiencias e impulsar el desarrollo de medidas eficaces en prevención, control y tratamiento del tabaquismo en la Región de Murcia se desarrolló en mayo de este año una jornada científico-técnica dirigida a profesionales sanitarios de distintos ámbitos de actuación: atención primaria y hospitalaria, así como, del campo de la salud pública y la administración sanitaria. El título de ésta IV Jornada de Control y Tratamiento del Tabaquismo de la Región de Murcia fue “Entornos saludables, libres de tabaco” para poner el énfasis en la importancia de trabajar de manera integral y participativa en los entornos o escenarios para que éstos sean más saludables, a la par de que estén al 100% libres de tabaco.

A lo largo de la jornada se expusieron las principales estrategias que se están desarrollando en la Región de Murcia, como la Red de Centros Sanitarios Libres de Tabaco; y aquellas que se pretenden impulsar de acuerdo a las líneas estratégicas nacionales e internacionales de control del tabaquismo, como es el caso de la Universidad sin Humo o el abordaje del tabaquismo desde atención primaria de acuerdo con Estrategia de Promoción de Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud.

Así mismo, se procedió a hacer entrega de los certificados de acreditación obtenidos por los centros adheridos a la Red de Centros Sanitarios Libres de Tabaco de la Región de Murcia, en el marco del II Encuentro de la Red de Hospitales libres de Tabaco.

Se puede consultar las presentaciones que se utilizaron en las mesas y conferencias, contando con profesionales regionales y nacionales de amplia experiencia, así como visualizar los vídeos de las exposiciones y debates.

Las principales conclusiones de ésta IV Jornada de Control y Tratamiento del tabaquismo son:

  1. El consumo de tabaco y la exposición al humo ajeno del tabaco – humo ambiental de tabaco que produce el tabaquismo involuntario – continúan siendo un problema de salud pública de primer orden en nuestra Comunidad Autónoma. En la Región de Murcia la población actualmente más vulnerable al consumo de tabaco son las mujeres.

  2. Las medidas legislativas están contribuyendo a frenar la epidemia del tabaquismo. A nivel regional se puede impulsar el control del tabaco mediante normativa local y regional dirigida a ampliar espacios sin tabaco en entornos al aire libre.

  3. La Universidad tiene una función esencial en capacitar a futuros profesionales en prevención, control y tratamiento del tabaquismo y en promover el abandono del consumo de tabaco en la Comunidad Universitaria. A través del Proyecto de Universidad Saludable se puede potenciar y desarrollar esta función, al estar relacionada con sus estrategias curriculares, de entorno saludable y de oferta de servicios y recursos que promocionen la salud.

  4. Es una prioridad actualmente facilitar ayuda a la cesación tabáquica desde atención primaria y hospitalaria, para reducir la prevalencia de consumo de tabaco en la Región de Murcia.

  5. Las intervenciones educativas – consejo sanitario, educación para la salud individual y grupal – adaptadas a cada escenario son eficaces para ayudar a dejar de fumar a la población y para promover una vida libre de tabaco.

  6. La Red de Centros Sanitarios Libres de Tabaco de la Región de Murcia lidera el impulso de la oferta de ayuda para dejar de fumar en nuestra Comunidad gracias a la implicación de los centros adheridos a la Red. Es necesario seguir potenciando este programa de promoción de salud para conseguir espacios asistenciales libres de tabaco y de cigarrillos electrónicos, así como, para promover el abandono del consumo de tabaco.

  7. El desarrollo de la Estrategia de Promoción y Prevención en el Sistema Nacional de Salud en nuestra región es una oportunidad para potenciar el abordaje del consumo de tabaco desde Atención Primaria de Salud en colaboración con los Ayuntamientos.

  8. Para mejorar la salud de la población hemos de trabajar de manera coordinada e intersectorial, entre las instituciones sanitarias, universitarias, educativas con las entidades locales y las sociedades científicas para informar y sensibilizar a la población sobre los efectos del tabaco, así como del humo ajeno; ayudar a la población fumadora a dejar de fumar; impulsar las medidas de control eficaces y promover entornos saludables, libres de tabaco.

 Entrada realizada por Adelaida Lozano Polo, enfermera y Doctora en Salud Pública, Técnica de Salud Publica del Servicio de Promoción y Educación para la Salud en programas de control y prevención del tabaquismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *