Dolor de espalda en escolares: situación actual

El cambio en los estilos de vida de las familias, el aumento de las actividades de ocio sedentario y el exceso de actividades extraescolares hace que hoy en día los niños y niñas tengan muchas menos oportunidades para moverse. Si a esto le sumamos la falta de espacios verdes en las ciudades y el aumento de inseguridad en las calles, entenderemos porqué los escolares de hoy son más sedentarios que en el pasado. Este sedentarismo, así como la adopción de hábitos posturales incorrectos, puede contribuir al aumento de dolor de espalda inespecífico que se observa en escolares.

El dolor de espalda inespecífico es aquel que se produce por un mal funcionamiento de la musculatura, asociado habitualmente a una limitación de la movilidad e influenciado por las posturas y movimientos y que no es debido a una enfermedad general o sistémica (infecciones, cáncer, enfermedades reumáticas, osteoporosis, etc.). Los estudios nos muestran que el porcentaje de niños y niñas que han padecido dolor de espalda aumenta a partir de los 10 años de edad y, alrededor de los 15 años encontramos que el porcentaje de jóvenes con dolor de espalda es similar al de adultos. Este dato es importante, puesto que los adolescentes que padecen dolor de espalda a diario, pueden padecerlo de forma crónica en la edad adulta.

En España, se realizan periódicamente estudios que monitorizan tanto las conductas relacionadas con la salud como los estilos de vida de la población escolarizada. Estas encuestas oficiales aportan información relevante para planificar y evaluar actuaciones en el ámbito sanitario y educativo.

Entre estos estudios destacamos el Estudio sobre Conductas de los Escolares relacionadas con la Salud (Health Behaviour in School-Aged Children, HBSC), al que ya hemos hecho referencia en post anteriores. Los resultados obtenidos  se analizan por edad y sexo, y también en función del “hábitat” (rural y urbano) y titularidad (público y privado) del centro escolar, así como de la capacidad adquisitiva familiar (baja, media o alta).

En el apartado Salud y Ajunte Psicológico, entre otras cuestiones se pregunta sobre la frecuencia de dolor de espalda en chicos y chicas.  Los resultados del último estudio (HBSC 2014) indican que el 43 por ciento (%) de los escolares de entre 11 y 18 años ha tenido dolor de espalda, y de ellos, cerca del 9% lo padece casi a diario. El porcentaje de chicas (49%) es mayor que el de chicos (37%).

Fuente: Estudio HBSC 2014. Elaboración propia.

También es más frecuente tener dolor de espalda “casi todos los días” entre el alumnado de centros urbanos (9,1% frente al 8,5% de centros rurales) y de colegios públicos (9,1% vs. 8,2 de colegios privados). Así mismo, el porcentaje es mayor entre el alumnado de familias que tienen un índice de capacidad adquisitiva bajo (10,3%) frente al alumnado de familias con índice de capacidad adquisitiva media y alta (8,6%).

Para la Región de Murcia, los datos extraídos del estudio son similares, aunque la diferencia entre chicos (29,8%) y chicas (53,2%) es todavía mayor.

Además, los datos proporcionados por las últimas ediciones del “Estudio de conductas y factores relacionados con la salud de los escolares de la Región de Murcia”, nos permite observar la evolución del dolor de espalda entre el alumnado de la Región de Murcia. Los datos aportados por este estudio muestran un aumento en el porcentaje de escolares de entre 12 y 16 años que presenta episodios de dolor de espalda desde el año 1993 (32,1%) hasta el año 2012 (41,3%). En 2012 un 11,5% de escolares presentaba dolor casi a diario.

Fuente: Estudio sobre conductas y factores relacionados con la salud de los escolares en la Región de Murcia 1993-2012. Elaboración propia.

Se han identificado diversos factores de riesgo asociados al dolor de espalda:

  • Factores antropométricos: forma física, movilidad y flexibilidad y fuerza muscular.
  • Factores relacionados con el entorno escolar: mochilas y mobiliario
  • Factores psicosociales: familia, entorno y recursos sociales, factores emocionales (depresión, problemas de sueño, hiperactividad, problemas de comportamiento)
  • Factores relacionados con los estilos de vida: sobrepeso, obesidad, tabaco, alcohol, hábitos alimenticios, trabajo, deporte, inactividad física, actividades sedentarias.

Sobre algunos de estos factores podemos intervenir modificando determinados hábitos. En un próximo post vamos a exponer pautas que ayuden a prevenir la aparición de dolores de espalda en la infancia y adolescencia, y como abordar la higiene postural en la Escuela. La Educación para la Salud (EpS) es una herramienta que nos permite trabajar sobre los aspectos educables de la higiene postural en el entorno escolar, desarrollando programas y actuaciones favorables a adquirir y mantener pautas de higiene postural saludable.

Para mejorar las conductas relacionadas con la salud de los escolares, entre ellas la higiene postural, las administraciones educativas y sanitarias proponen estrategias de carácter global e intersectorial, como el Plan de Educación para la Salud en la Escuela de la Región de Murcia  y el Plan estratégico de salud escolar y estilos de vida saludable (2016-2020). Con estos planes se pretende favorecer la adquisición y mantenimiento de estilos de vida saludables del alumnado y sus familias, y que sean capaces de rechazar las pautas de comportamiento que impiden o dificultan la adquisición de bienestar físico y mental.

Más información:

  • Página web del proyecto europeo “Pain in the back” dirigido a aumentar actividad física para prevenir el dolor de espalda en escolares y mejorar su salud física.
  • Web de la Espalda. Página web de divulgación sobre dolencias de espalda.

Entrada realizada por Encarna Mira  Requena, Fisioterapeuta y alumna del Máster de Salud Pública y Fuensanta Martínez Moreno, Enfermera de Salud Pública (Servicio de Promoción y Educación para la Salud).

Los comentarios están cerrados.