Semana Mundial y Europea de la Inmunización 2018: “Protegidos colectivamente; #LasVacunasFuncionan”

Desde el año 2013, durante la última semana de abril se celebra la Semana Mundial y Europea de la Inmunización. Este año, el lema elegidoProtegidos colectivamente”, tiene por objetivo señalar las acciones colectivas necesarias para garantizar que todo el mundo esté protegido frente a las enfermedades prevenibles mediante vacunación.

La inmunización salva millones de vidas y en todo el mundo se la reconoce ampliamente como una de las intervenciones de salud más costo-efectivas y que da mejores resultados.

Una de las mayores ventajas de las vacunas es la producción de inmunidad colectiva o comunitaria. Si una gran parte de la población es inmune a una enfermedad, gracias a la vacunación, será más difícil que ésta se transmita, protegiendo a aquellas personas que por distintos motivos no han sido vacunadas, como recién nacidos, personas con un sistema inmunológico debilitado o que presenten contraindicaciones a la vacunación.

Hasta ahora, a nivel mundial, solamente se ha logrado erradicar por completo la viruela (1980). La poliomielitis solo se ha conseguido eliminar en algunos continentes, entre ellos el europeo en 2002. Con otras enfermedades como sarampión, difteria, rubeola y rubeola congénita, prevenibles mediante vacunación, se ha conseguido reducir espectacularmente el número de casos, alguna de ellas a 0 casos en España.

Pero no podemos bajar la guardia; en los últimos años han vuelto a aparecer casos de estas enfermedades, a causa de la falta de vacunación. El último de ellos hace una semana en el País Vasco, con un caso de Sarampión en un bebé de 20 meses.

Este problema tiene su origen, en parte, por el incremento de los movimientos antivacunas y también, en la actual facilidad para viajar a todos los lugares del mundo; factores que han favorecido la reaparición de enfermedades que estaban controladas.

Actualmente, todas las comunidades autónomas tienen un calendario vacunal común, el cual incluye las vacunas gratuitas con el fin de eliminar determinadas enfermedades infecciosas. Además, no solo se vacuna a los niños, sino también a adultos tanto sanos (por ejemplo, frente a la gripe) como a los pertenecientes a grupos de riesgo, como las personas con tratamiento inmunosupresor, aquellos a los que se les ha realizado un trasplante, pacientes en diálisis, etc.

Porque las vacunas ¡FUNCIONAN!

Y además… son SEGURAS 

Más información:

Las fuentes de procedencia de la información son las expuestas anteriormente como recomendación a los lectores.

Autoras: Laura Carrillo López y María Del Hoyo Canal, residentes de Enfermería  Familiar y Comunitaria en Murcia y profesionales sanitarios del Servicio de Prevención y Protección de la Salud de la Consejería de la Salud de la Región de Murcia

Los comentarios están cerrados.