¿Qué es el riesgo incrementado de padecer cáncer de mama?

El pasado viernes 19 de octubre fue el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama y numerosas instituciones se sumaron a las actividades realizadas para concienciar a la población sobre la importancia de este problema de salud global. En este mismo blog se dedicó una entrada con este propósito, en la que se detallaban las medidas de prevención más útiles contra esta enfermedad: los estilos de vida saludables y los programas de prevención poblacionales.

Estas medidas son efectivas para la población general; sin embargo, existen ciertas personas que tienen un riesgo incrementado de padecer cáncer de mama y, por tanto, requieren de programas de prevención específicos.

Tras leer el párrafo anterior es probable que se pregunte si pertenece al grupo de personas con mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama y qué significa esto. Para entenderlo mejor, es necesario hacer primero un breve apunte sobre qué significa tener un riesgo aumentado frente a una enfermedad.

Las características propias de una persona (sexo, edad, antecedentes familiares…), su estilo de vida (cantidad de actividad física, tipo de alimentación…) y los factores del medio a los que se ve expuesta (lugar de residencia, tipo de trabajo…) van a influir en cómo de susceptible es frente a las enfermedades.

Estudiando estos factores, podemos ver ciertos patrones que se repiten, ciertos colectivos con las mismas particularidades que suelen padecer las mismas enfermedades. Así, se puede establecer qué características de las mencionadas aumentan la probabilidad de que una persona concreta padezca una determinada enfermedad. Dicho de otro modo: estudiando el comportamiento de las enfermedades en la población podemos determinar cuáles son los factores de riesgo para padecerlas.

Personas con riesgo incrementado de padecer cáncer de mama

En el caso del cáncer de mama, los factores de riesgo son bien conocidos. En este documento, disponible en el portal sanitario MurciaSalud, puede encontrar más información respecto a ellos, así como medidas para mejorar su salud evitándolos: FACTORES DE RIESGO DEL CÁNCER DE MAMA.

Es destacable que algunos de estos factores suponen un aumento de riesgo mayor del que tiene la población general y, por tanto, desde el sistema de salud se toman medidas específicas para paliarlos.

En mujeres, los factores de riesgo para el cáncer de mama que requieren programas de prevención especiales son los siguientes:

Antecedentes familiares.

Está demostrado que la presencia de ciertos genes (BRCA1 y BRCA2, principalmente) aumentan la probabilidad de padecer cáncer de mama. Estos genes se pueden transmitir a su descendencia y es posible que usted los haya recibido de su familia en caso de que tenga:

  1. Tres o más familiares de cualquier grado de consanguinidad, del mismo lado de la familia, con cáncer de mama u ovario.
  2. Dos o más familiares de primer o segundo grado del mismo lado de la familia con cáncer de mama u ovario.
  3. Uno o más familiares de primer o segundo grado con uno de los siguientes:
    • Cáncer de mama diagnosticado antes de los 50 años.
    • Cáncer de mama bilateral.
    • Cáncer de mama y ovario.
    • Cáncer de mama y ascendencia judía.
    • Varones con cáncer de mama.

Antecedentes personales de cáncer previo.

Si usted ha sido diagnosticada por biopsia previa de carcinoma lobulillar in situ o hiperplasia ductal atípica, el riesgo de padecer cáncer de mama será mayor que en la población general. Asimismo, si ha padecido un tumor en ovario o peritoneo, este riesgo estará también aumentado.

Cáncer o radioterapia en la infancia.

El recibir radioterapia en el pecho de los 10 a los 30 años y los antecedentes de cáncer infantil incrementan el riesgo de desarrollar cáncer de mama en fases más avanzadas de la vida.

Si usted no tiene ninguna de las características anteriores, recuerde que las mujeres de 50 a 69 años son invitadas a participar en el programa de prevención para cáncer de mama en población general.

En caso de presentar alguna de las tres características antes mencionadas, no debe tener miedo, pues no suponen que vaya a desarrollar la enfermedad necesariamente. Como ha leído, sólo implican que la posibilidad de que aparezca un tumor en la mama es mayor en su caso que en el de las mujeres que no tienen ninguno de los factores. En este caso es necesario realizar una vigilancia más estrecha que en la población general: usted deberá participar en los programas de prevención para personas con riesgo incrementado.

Programa de prevención para personas con riesgo incrementado en cáncer de mama

El programa de prevención del cáncer de mama para personas con riesgo incrementado supone una medida de protección adicional frente a este tipo de cáncer para aquellas personas más susceptibles a padecerlo, que son las que reúnen al menos una de las tres características mencionadas en el punto anterior. Si este es su caso, a través de su médico de Atención Primaria, la Unidad de Mama o el Servicio de Oncología de su hospital, usted puede pasar a formar parte de este programa especial. También puede ser incorporada al programa si alguno de sus familiares ya pertenece a él.

¿En qué consistirá su paso por el programa? Inicialmente, se le realizará una historia personal y familiar, según la cual se concretará su riesgo específico. En función del mismo, se le realizará un programa personalizado de seguimiento, que puede incluir alguna de las siguientes actuaciones: entrenamiento en autoexploración de mama, realización de mamografías u otras pruebas de imagen (ecografía, resonancia magnética…), análisis de laboratorio de marcadores tumorales, análisis genéticos o medidas de prevención de otros cánceres relacionados (ovario, principalmente).

Gracias a este programa, las personas con más posibilidades de desarrollar un cáncer de mama reciben una valoración adecuada de su riesgo y son vigiladas estrechamente, con el fin de detectar la enfermedad en sus primeras manifestaciones a través de pruebas diagnósticas, capaces de detectar un tumor mucho antes de que comience a dar síntomas. Esta detección precoz permite tratamientos menos agresivos, mejora la calidad de vida y reduce la mortalidad por la enfermedad respecto de las personas cuyos tumores se detectan más tarde.

Enlaces de interés

Aquí puede encontrar información general acerca de la enfermedad y cómo prevenirla, así como múltiples documentos que profundizan en puntos específicos de este tema, como factores de riesgo o la forma de actuar en grupos específicos de la población (mujeres con riesgo incrementado, mujeres con prótesis mamarias…).

La Asociación Española Contra el Cáncer tiene en su página abundante información actualizada acerca de esta enfermedad.

Entrada realizada por Pedro Yepes García, médico residente de Medicina Preventiva y Salud Pública e Inmaculada Castro Rodríguez, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Programa de Prevención del Cáncer de Mama. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Consejería de Salud de la Región de Murcia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

+ 11 = 13