Recomendaciones para la prevención de la Gripe – Campaña 2018/2019

Cada año se producen hasta 650.000 muertes por enfermedades respiratorias relacionadas con la gripe estacional, según lo evidencian las nuevas estimaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto revela un incremento respecto de la estimación mundial precedente, ya que actualmente el número de muertes casi se ha triplicado en la última década. Estas cifras indican la elevada carga de morbilidad-mortalidad por gripe y su sustancial impacto a nivel social y económico para el mundo (1).

La gripe estacional es una infección vírica aguda que se transmite fácilmente entre las personas a través de gotas expulsadas por nariz y boca al toser o estornudar y circula en todo el mundo. Puede ser leve, grave o incluso mortal. Los ingresos hospitalarios y la muerte son más frecuentes en grupos de alto riesgo. En los países industrializados la mayoría de las muertes relacionadas con la gripe se producen en mayores de 65 años (2). Las epidemias pueden causar gran absentismo laboral y escolar y pérdidas de productividad. Las clínicas y hospitales pueden verse desbordados durante los periodos de máxima actividad de la enfermedad.

Conscientes de los efectos negativos derivados de esta enfermedad, la OMS alienta a los países a que confieran prioridad a la prevención y control de la gripe.

La vacunación anual, es la forma más eficaz de prevenir la enfermedad y las complicaciones derivadas de su infección. En los adultos sanos, la vacunación es protectora, incluso aunque los virus circulantes no coincidan exactamente con los virus vacunales. No obstante, en los ancianos la vacunación puede ser menos eficaz para prevenir la enfermedad, pero puede llegar a reducir de forma importante su gravedad y la incidencia de complicaciones y muertes. La vacunación es especialmente importante en personas con alto riesgo de complicaciones graves, en quienes las atienden o viven con ellas y para el personal sanitario.

La OMS recomienda la vacunación anual en:

  • embarazadas, en cualquier fase de la gestación
  • niños de 6 meses a 5 años
  • mayores de 65 años
  • pacientes con enfermedades crónicas
  • profesionales sanitarios

Este año, para promover la vacunación anual, la Consejería de Salud ha lanzado la Campaña “TE LA VAN A PEGAR”, difundida en distintos medios de comunicación masiva (prensa, radio y redes sociales).

Existen otras medidas de prevención para controlar la propagación de la gripe (4). La Sección de Medicina Preventiva del Hospital General Reina Sofía (Región de Murcia) las ha recopilado en el siguiente cartel:

El impacto de la gripe estacional en la salud de la población requiere promover y difundir las medias de prevención para disminuir su propagación y las graves consecuencias derivadas de ello.

Bibliografía:

  1. OMS.  Programa Mundial de la Gripe
  2. PubMed. Estimates of US influenza-associated deaths made using four different methods. Thompson WW, Weintraub E, Dhankhar P, Cheng OY, Brammer L, Meltzer MI, et al. Influenza Other Respi Viruses. 2009;3:37-49.
  3.  OMS. WHO recommended surveillance standards, Second edition.
  4. Centers for Disease Control and Prevention. Prevention strategies for seasonal influenza in healthcare settings.

Entrada realizada por Shirley B. Pérez Romero y Fco. Javier Campayo Rojas-Facultativos Especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública (Área VII de Salud- Hospital General Reina Sofía. Sección de Medicina Preventiva).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

63 + = 65