Novedades sobre riesgos asociados a los cigarrillos electrónicos

Desde hace años, las administraciones sanitarias y profesionales expertos en tabaquismo y salud pública, están alertando de los riesgos del uso de los cigarrillos electrónicos (dispositivos susceptibles de liberar nicotina); tal y como reflejan las recomendaciones del Director General de Salud Pública y Adicciones de la Consejería de Salud, que publicamos en una entrada anterior, que están disponibles en la web de la Consejería de Salud: www.murciasalud.es/cigarrilloselectronicos

Han pasado varios años y la controversia sobre los riesgos y usos de estos dispositivos continúa. Han salido al mercado numerosos y diferentes tipos de cigarrillos electrónicos. Se ha prohibido su uso en determinados espacios, como centros sanitarios, educativos y de la administración pública. Se ha regulado cuestiones relacionadas con la seguridad, calidad de los dispositivos y trazabilidad a nivel Europeo.

Imagen tomada de: “CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS ¿CUÁL ES LA CONCLUSIÓN?”. U.S. Department of Health and Human Services. Centers for Disease Control and Prevention (CDC)

La evidencia existente sobre sus riesgos es cada vez mayor, especialmente en población joven, incluso en relación al aerosol (“vapor” ) que emiten al ambiente en el que se han identificado productos tóxicos como metales pesados, partículas ultrafinas, etc. Sin embargo, no hay datos claros de su utilidad como método para dejar de fumar ni de su eficacia como método de reducción de riesgos.

En el último año ha habido un gran incremento de uso de cigarrillos electrónicos en Estados Unidos, especialmente entre población juvenil. Lo cual ha producido una epidemia que ha requerido acciones específicas para prevenir su uso entre jóvenes y adolescentes.
Además, desde agosto de este año se han producido una serie de casos de patología respiratoria grave en población usuaria de cigarrillos electrónicos, que ha incrementado las alertas sobre estos productos. Según fuentes oficiales de la administración sanitaria americana (CDC y FDA), hasta el 13 de septiembre se habían diagnosticado 380 casos de esta enfermedad, y se han producido 6 fallecimientos. No están claras las causas exactas, ni los productos químicos que la han producido. Hasta ahora no se ha identificado que producto es el que produce esta enfermedad pulmonar grave en personas usuarias de cigarrillos electrónicos. En algunas ocasiones habían utilizado líquidos con componentes del cánnabis (principalmente THC –tetrahidrocannabidol-), aunque también hay casos que sólo habían usado nicotina.

Fuente CDC

Las personas que han tenido esta enfermedad por “vapear”, muchas de ellas jóvenes, han sentido tos, dificultad respiratoria y dolor en el pecho. Alguna de ellas han presentado también vómitos y diarrea; y otras, fiebre, fatiga y pérdida de peso. Muchas han precisado ingreso hospitalario.

 

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ante esta situación, ha emitido una nota informativa y ha establecido las siguientes recomendaciones:

  • Puesto que no se pueden excluir los riegos para la salud asociados al uso o exposición de cigarrillos electrónicos, la recomendación general sería no utilizarlos, especialmente jóvenes, embarazadas y no fumadores.
  • Si utiliza cigarrillos electrónicos: evite comprar los líquidos del mercado ilegal, como los que contienen THC o CBD, así como modificar el contenido.
  • Si desea dejar de fumar o consumir otros productos con nicotina, existen tratamientos que han demostrado su seguridad y eficacia. Los profesionales sanitarios le pueden orientar y ayudar.

En esta línea, se han manifestado diversas instituciones y organismos sanitarios, así como profesionales expertos en tabaquismo y salud pública en la reciente jornada “Reducción de daños en tabaco: verdades, mentiras y estrategias”, organizada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), la Red Europea de Prevención del Tabaquismo (ENSP) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO).

Por último, destacar que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha puesto en marcha una campaña para sensibilizar a la población sobre el perjuicio del consumo de tabaco y de la nicotina, en todas sus formas, inclusive mediante cigarrillos electrónicos, cachimbas y otros dispositivos de tabaco calentado.

Campaña “Tabaco Ata y Te Mata”. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. 2019

Entrada realizada por Adelaida Lozano Polo, enfermera del Programa de Información sobre Tabaquismo del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Dirección General de Salud Pública y Adicciones de la Consejería de Salud.

Referencias bibliográficas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

7 + 1 =