¡Que no te la peguen! Medidas para prevenir la gripe y su difusión

Se denomina Gripe a toda aquella infección respiratoria aguda, generalmente de vías superiores, provocada por la familia del virus de la Influenza. Estos virus son capaces de cambiar su estructura a lo largo del tiempo lo que provoca que, de un año a otro, los virus circundantes tengan ciertas diferencias y nuestro organismo responda a ellos como si se tratara de un virus “desconocido”. Se transmite a través de minúsculas gotas que emitimos al toser o estornudar, tanto por la nariz como por la boca, llamadas gotitas de Flügge.

Los síntomas más habituales de la gripe suelen durar de 5 a 7 días y, principalmente son fiebre, usualmente mayor de 38ºC, síntomas respiratorios, como tos y estornudos, congestión nasal y también dolores musculares, de cabeza, de garganta, etc.

La enfermedad provocada por el virus de la gripe se considera un problema de salud pública; por su elevada capacidad de transmisión persona a persona, cada año se producen epidemias que tienen un gran impacto en la sociedad. Estas consecuencias se ven amplificadas en la población considerada de riesgo (personas mayores de 60 años, lactantes menores de 6 meses, personas de cualquier edad con alguna enfermedad crónica), bien porque disponen de un sistema inmunitario inmaduro, bien por sufrir alguna alteración en su organismo que dificulta su actividad normal en presencia del virus.

En nuestro país, la epidemia de gripe en 2019 dejó tras de sí 490.000 casos leves registrados en atención primaria, 35.300 hospitalizaciones con diagnóstico confirmado de gripe, 2.500 admisiones en unidades de cuidados intensivos (UCI) y hasta 6.300 muertes atribuidas a esta enfermedad.

El Sistema de Vigilancia de la Gripe en España nos informa que, a fecha de esta entrada, prácticamente en la totalidad del país ha comenzado la epidemia de gripe. En nuestra región, corresponde al Servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud la vigilancia, registro de casos y estudio de  la evolución de la enfermedad. En la Región de Murcia, desde el comienzo de la campaña, se han detectado casi 3000 casos en atención primaria. La epidemia sigue con una tendencia al ascenso y se estima que el mayor número de casos se produzcan durante las próximas semanas.

Con la gripe siempre es mejor prevenir, por lo que se recomienda  evitar, en la medida de lo posible, la estancia en centros sanitarios (y cualquier otro tipo de lugares concurridos) durante la epidemia y, en cualquier caso, tomar las siguientes precauciones para prevenir contraer o contagiar la gripe:

  • Vacúnese siempre que se ponga en marcha la campaña. Aunque la vacuna no es 100% eficaz para evitar la enfermedad, nunca la puede provocar, y en caso de contraer la gripe, ésta será menos intensa.
  • Cubra su boca y nariz al toser y estornudar con un pañuelo desechable y tírelo cuanto antes a la basura, o en su defecto cúbrase con el codo de su abrigo, jersey, etc. Si lo hace sobre sus manos u otras superficies, procure que no entren en contacto con superficies de uso público y límpieselas lo antes posible.
  • Evite tocarse con las manos la cara, ojos, nariz y boca.
  • Evite saludar dando la mano o con besos.
  • Lávese las manos frecuentemente con jabón o solución alcohólica, especialmente después de toser o estornudar. Un lavado de manos adecuado debe durar entre 15-20 segundos, de forma enérgica, frotando palmas, dorso,  la punta de los dedos y entre los mismos. Posteriormente al lavado, utilice papel para cerrar el grifo y abrir la puerta del baño, para evitar una nueva contaminación de sus manos.

  • Limpie con frecuencia todas aquellas superficies que use diariamente (móviles, teléfonos fijos, ratón y teclado, mando a distancia, muebles, pomos, manivelas y otros objetos)
  • No comparta objetos personales, de higiene o aseo.
  • Ventile diariamente su domicilio, tanto las habitaciones como los espacios comunes.
  • Utilice mascarilla si tiene mucha tos, mocos o estornudos, en centros sanitarios o lugares concurridos. Su uso sistemático no se ha mostrado eficaz para evitar la difusión del virus.
  • Si ya ha contraído la gripe y le es posible, quédese en casa y no acuda a su lugar de trabajo o centro de estudios, ni a cualquier otro lugar concurrido durante los próximos 7 días.

Es importante diferenciar los síntomas típicos de un resfriado común de los síntomas de la gripe. La principal diferencia estriba en que, en los resfriados no suelen aparecer dolores musculares y la fiebre suele ser menor de 38ºC.

Infografía realizada por Cinfa con el aval de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)

Si, a pesar de todo, acaba contrayendo la enfermedad, debe saber que no hay medicamentos que curen la gripe (excepto algunos antivíricos usados en casos muy graves de la enfermedad). En la mayor parte de los casos, para paliar los síntomas es suficiente con hacer reposo, controlar la fiebre y beber abundantes líquidos. En caso de que los síntomas no se puedan controlar o se agraven, acuda a su centro de salud.

Más información:

Fuentes:

Entrada realizada por Jesús Villa Ortiz, Enfermero Interno Residente de Atención Familiar y Comunitaria del Área IX Vega Alta del Segura, y Fuensanta Martínez Moreno, Enfermera de Salud Pública (Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública y Adicciones).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

+ 21 = 31