1 DE DICIEMBRE DÍA MUNDIAL DEL SIDA “SOLIDARIDAD Y RESPONSABILIDAD COMPARTIDA”

El escenario actual que estamos viviendo, en el que todo gira en torno a la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19,  ha puesto de manifiesto que  las enfermedades transmisibles pueden llegar a  tambalear tanto nuestra existencia como nuestros modos de vida.

Esta crisis, a su vez, ha revelado  las enormes desigualdades de nuestras sociedades para afrontar estas amenazas de salud pública: la brecha de vulnerabilidad que azota a los grupos más desfavorecidos se ha incrementado con fuerza.

El 1 de diciembre,  se conmemora el Día Mundial del Sida, oportunidad para  que  gente de todo el mundo se una y apoye a las personas que viven con el VIH.  Estas personas cuentan también con las orientaciones, la coordinación y el soporte  de la Asamblea Mundial de la Salud, la Organización de las Naciones Unidas para el Sida, así como de gobiernos, y  comunidades.

Treinta y ocho millones de personas  viven  actualmente  con el VIH en el mundo. En este momento la victoria sobre la pandemia del VIH depende  de cómo el mundo  sea capaz de dar respuesta a la COVID-19, no solo desde los gobiernos, sino también, y  sobre todo, desde todos/as y cada uno/a de nosotros/as.

Por eso este año, ONUSIDA ha elegido  el lema: “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”.

Vídeo Día Mundial del Sida, 2020. ONUSIDA.

Puede acceder al vídeo a través del siguiente enlace

La solidaridad mundial y la responsabilidad compartida nos obligan a contemplar las respuestas sanitarias mundiales, también la respuesta al sida, desde una nueva perspectiva. Obligan a que el mundo trabaje en conjunto para garantizar:

  • La total financiación del sistema de salud.
  • El refuerzo de los sistemas sanitaros.
  • El acceso a la salud.
  • El respeto a los derechos humanos.
  • Conseguir sociedades más igualitarias.

Fuente: ©ONUSIDA

En estos momentos marcados por la coexistencia de las dos  pandemias es una oportunidad para hacer las cosas de forma diferente. Es la ocasión de reflexionar y pensar  en lo que “juntos/as” instituciones, sociedad y personas,  podemos hacer.

Por ello, desde la Consejería de Salud queremos recordar la importancia de la Prevención, el Diagnóstico Precoz y la No discriminación de las personas afectadas por este problema social y sanitario.

 

Se considera discriminación, en relación con el VIH, cualquier situación que conduce a una distinción arbitraria entre las personas por razón de su estado de salud o su estado serológico respecto al VIH, confirmado o sospechado. La discriminación arbitraria puede ser el resultado de una acción o una omisión.

En este sentido, algunas personas con VIH han visto vulnerados algunos de sus derechos fundamentales debido a su enfermedad, como el acceso a seguros y prestaciones sociales, a oportunidades de trabajo o a la entrada como turistas o como trabajadores a determinados países. Adoptar las medidas adecuadas para eliminar la discriminación hacia las personas con VIH y defender sus derechos es un reto en la respuesta a la epidemia.

“Una herramienta fundamental para trabajar el estigma es la educación”

 

Más información en Murciasalud y en:

 

Entrada realizada por Ángela Sánchez Morales (Técnico de Salud Pública) y Mª Antonia Belmonte Gómez (Técnico Superior Responsable de Salud Pública), Consejería de Salud.

15 noviembre Día Mundial “Sin Alcohol”

A propósito del Día Mundial “Sin Alcohol”,  desde la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad del Sistema Nacional de Salud, se han actualizado los “límites de consumo de bajo riesgo de alcohol”, con el fin de disminuir los problemas de salud, lesiones, daños a terceras personas y consecuencias sociales y económicas de su consumo.

Estos límites no son objetivos a conseguir, se trata de dar a conocer a la población el  el consumo a partir del cual se produce un aumento significativo de mortalidad e informar de las situaciones (conducción, toma de medicamentos, etc) y poblaciones específicas de riesgo (menores de 18 años, mujeres embarazadas, lactancia) donde no se puede consumir ninguna cantidad de alcohol.

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública y Adicciones. CARM.