1 diciembre 2017 – Día Mundial del Sida

Con la llegada del Día Mundial del Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), es necesario reflexionar sobre el camino recorrido desde junio de 1981, y la publicación de los primeros casos en  Estados Unidos. Tras esos primeros casos, descritos en el colectivo homosexual, pronto se vio que la infección también afectaba a usuarios de drogas intravenosas y a hemofílicos. En menos de una década, había más de 30 millones de afectados por el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) en todo el mundo, y se puso de manifiesto que era una infección de trasmisión sexual, donde el mayor grupo de pacientes afectados se había infectado a través de relaciones heterosexuales.

A pesar de identificar el virus responsable y la aparición de los primeros fármacos frente al VIH, la enfermedad no tenía solución a principios de los 90, y el miedo al contagio y la discriminación hacia las personas afectadas era la norma. Hay que destacar el coraje de nuestros primeros pacientes que luchaban por sobrevivir, superando enfermedades oportunistas de forma sucesiva, como si fuera una carrera de obstáculos donde nunca llegaba la meta. Ivone, Jose Manuel, Rodrigo … y muchos otros son hoy un recuerdo vivo de aquella dura etapa. Pero también fue tenaz la lucha de sus familiares y cuidadores, enfermeras, médicos, auxiliares, que conviviendo con sus propios miedos les acompañaron y ayudaron en esos difíciles momentos.

Fue a partir de 1996 cuando se produjo “el gran salto”, avances en el conocimiento del virus, de los métodos de laboratorio y, sobre todo, el descubrimiento de nuevos fármacos que atacaban al virus de forma simultánea en varias dianas, fueron la clave para invertir el curso de esta enfermedad. Pasó de ser “irremisiblemente mortal” a “crónica”, en una gran mayoría de los casos.

Sería injusto no destacar los méritos de nuestro Sistema Nacional de Salud asumiendo el reto que supuso la infección por el VIH/SIDA y el elevado coste del tratamiento en una población con frecuencia con recursos limitados. También a nivel internacional el programa ONUSIDA está extendiendo la cobertura de cuidados y tratamientos a un mayor número de países en vías de desarrollo.

Por tanto, la vista atrás es esperanzadora, pero quedan muchas facetas a mejorar, y sin salir de nuestras fronteras. En primer lugar la necesidad de superar el miedo y discriminación hacia las personas con infección por VIH. A día de hoy, la enfermedad se vive todavía de forma casi clandestina, con engaños en el entorno familiar y laboral por miedo al rechazo o al despido. En segundo lugar, es necesario diagnosticar aquellas personas infectadas por el VIH y que lo desconocen, pues el diagnóstico precoz y el tratamiento pueden detener el contagio y es la clave para detener la pandemia. Esto se consigue con información veraz desde los centros educativos, con campañas sanitarias institucionales y con apoyo a los colectivos de pacientes o de personas vulnerables, que deben tener un papel fundamental en la consecución de estos objetivos.

 

 

 

 

 

Entrada realizada por el Doctor Carlos Galera Peñaranda. Médico Adjunto de la Unidad VIH del Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca. Servicio Murciano de Salud.

“Apúntate a un estilo de vida más saludable”

“Apúntate a un estilo de vida más saludable” es una campaña desarrollada en el marco de la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud  con el objeto de dar a conocer la web de estilos de vida saludable a la ciudadanía y sensibilizar sobre la importancia que tiene para la salud y para prevenir las principales enfermedades no transmisibles el llevar estilos de vida más saludables,  sobre todo incidiendo en cuatro factores:

1-Tabaco ( dejar de fumar),

2- Alcohol (conocer qué es un consumo de riesgo de alcohol y evitarlo),

3- Actividad física (recomendaciones por grupos de edad),

4- Alimentación (cómo hacer que sea más saludable).

 

 

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista Medicina Preventiva y Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Salud de la Región de Murcia.

Depresión y estrés en estudiantes de Medicina de la Universidad de Murcia (UMU)

En el modelo de sociedad actual, el ciudadano suele señalar dos aspectos de máxima importancia, por encima de otros muchos, para que todo funcione correctamente; estos son la salud y la educación. Naturalmente, los profesionales que sustentan la salud necesitan una estricta formación educativa detrás. Parece obvio que, para dar lo mejor de sí mismos a los demás, los estudiantes de la salud deban ser ellos mismos portadores de una buena salud. Por ello, cabe hacerse la pregunta: ¿preocupa lo suficiente su propia salud durante esta etapa formativa que es la larga y exigente carrera de medicina?

Recientemente, un estudio de gran envergadura (1) estimó que más de un 27,2% de los estudiantes de medicina del mundo presentan sintomatología depresiva y algo más de un 11% ideación suicida. Este trabajo agrupó datos de los estudios que se habían hecho en materia de depresión e ideación suicida en facultades de medicina de muchos y muy diversos países. Sin embargo, observamos que no había datos procedentes de España. Este fue el punto de partida para estudiar como parte de mi trabajo de fin de grado de Medicina la sintomatología depresiva en los estudiantes de Medicina de la UMU por medio de un cuestionario llamado Inventario de Depresión de Beck- II.

Otro estudio llevado a cabo en la facultad de Medicina de Cardiff (2) midió el estrés que genera en los estudiantes de medicina de varias facultades británicas la organización de la carrera. Algunos aspectos relevantes que trata son la seguridad laboral (¿sé cómo actuar si me pincho con una aguja?), las exigencias académicas (¿es razonable lo que se me exige?) o el apoyo percibido (¿me siento apoyado por mi facultad?, ¿me siento cómodo al comunicarme con mis profesores?). Al proyecto se incorporó este otro cuestionario para intentar ver si las diferencias en la organización de la carrera de medicina en ambos países generan distintos niveles de estrés. Sigue leyendo

Principales resultados de la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES) 2015/2016

El consumo de todas las drogas, excepto el cannabis, se ha estabilizado o disminuido en los últimos dos años entre la población española de entre 15 y 64 años.

La XI edición de la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES) se ha elaborado sobre 22.541 cuestionarios válidos respondidos por población general de 15 a 64 años residente, en hogares, en España. La muestra se recoge en toda España y es representativa a nivel nacional. El trabajo de campo se desarrolló entre 2015 y 2016. Esta encuesta está promovida y financiada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y cuenta con la colaboración de las Comunidades y Ciudades Autónomas. EDADES se realiza cada dos años desde 1995.

Como novedades, en esta edición de la encuesta se ha incluido un pequeño módulo relativo al uso de cigarrillos electrónicos con o sin nicotina. Sigue leyendo

El Código Europeo contra el Cáncer celebra su 30º aniversario

El Código Europeo contra el Cáncer, una iniciativa de la Comisión Europea, se elaboró para informar a la ciudadanía sobre lo que pueden hacer por ellos/as o por su familia para reducir el riesgo de cáncer.
La primera edición del Código se publicó en 1987. En la última (la 4ª edición), trabajaron durante 2012 y 2013 especialistas en cáncer, científicos y otros expertos de toda la Unión Europea, en un proyecto coordinado por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, con el apoyo financiero del Programa de Salud Pública de la UE. En sus recomendaciones, los expertos tuvieron en cuenta los datos más recientes disponibles, trabajaron de forma independiente, y declararon cualquier conflicto de intereses, real o presunto, relacionado con el tema.

Esta cuarta edición contiene “Doce recomendaciones” que casi todas las personas pueden seguir sin conocimientos ni ayuda especiales. Sigue leyendo