Consejos para unas vacaciones infantiles saludables (II)

Siguiendo con la entrada anterior, vamos a dar varias recomendaciones y consejos que nos pueden ayudar a prevenir algunas situaciones de riesgo que aumentan su incidencia con la llegada del verano.

Accidentes de tráfico:

  • Es importante que, en los vehículos, se utilice siempre un sistema de retención infantil homologado, adecuado a la talla y peso del menor, ya que en caso de accidente puede salvar su vida, o en caso de lesiones, que éstas sean  menos graves.
  • Los niños y niñas con altura igual o inferior a 135 cm deberán utilizar SIEMPRE un sistema de retención homologado y adaptado a su peso y altura, y viajar SIEMPRE en los asientos posteriores. No obstante, es recomendable seguir utilizando silla con respaldo hasta que alcancen los 150 cm de altura.
  • Sujetar la silla a un sistema estandar de fijación de seguridad Isofix; es más seguro que sujetarla al cinturón.
  • Asegurarse de que la silla está bien anclada y sujeta al vehículo.
  • Colocar la silla el mayor tiempo posible en sentido contrario al de la marcha
  • No bajar la guardia en trayectos cortos, pues son los que mayor siniestralidad tienen.
  • Dar ejemplo, y ponerse el cinturón de seguridad.

Fuente: Dirección General de Tráfico. Sistemas de Retención Infantil

Intoxicaciones alimentarias: Sigue leyendo

Consejos para unas vacaciones infantiles saludables (I)

El verano es época de relax, de vacaciones y de disfrutar. Debido al aumento de temperaturas, de desplazamientos en coche y actividades relacionadas con el agua, así como las características meteorológicas propias de esta estación, se produce un cambio en nuestra rutina habitual, que supone un mayor riesgo de sufrir accidentes durante el desarrollo de algunas actividades, especialmente en la población infantil. 

Según recientes informes, las causas más comunes de muerte por accidentes infantiles en los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) son los accidentes de tráfico (41%), seguido de los ahogamientos (15%), lesiones intencionales (14%), otras lesiones (16%), incendios (7%) y caídas (4%). Las quemaduras solares, golpes de calor, picaduras e intoxicaciones alimentarias son problemas de salud que se producen especialmente en verano y que pueden tener consecuencias negativas. Sigue leyendo

Entornos saludables: Promoción de la salud en el lugar de trabajo

Desde el año 2003, el 28 de abril se viene celebrando el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Este día culmina una campaña internacional anual, impulsada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT),  que busca promover el trabajo seguro, saludable y decente.

En la actualidad, el trabajo, al igual que el desempleo, es un importante determinante social de la salud. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un hecho probado que, para la salud, es mejor tener trabajo que no tenerlo. No obstante, la evidencia determina que la organización social del trabajo, los estilos de gestión y las relaciones sociales en el lugar de trabajo son igualmente importantes para la salud.

La evidencia demuestra también que el estrés en el lugar de trabajo es una de las principales causas que contribuyen a marcar grandes diferencias del estatus social en la salud, el absentismo laboral y la muerte prematura. Varios estudios europeos, realizados sobre los lugares de trabajo, indican que la salud de las personas se resiente cuando tienen escasas oportunidades de utilizar sus habilidades y poca autoridad para tomar decisiones.

Así mismo, se ha demostrado que recibir una recompensa insuficiente por el esfuerzo invertido en el trabajo se asocia a un riesgo cardiovascular más elevado. La recompensa puede traducirse en dinero, en estatus y en autoestima. En la actualidad, los cambios que experimenta el mercado de trabajo pueden transformar la estructura de la oportunidad y hacer que a las personas les resulte más difícil recibir la recompensa que les corresponde.

Estos resultados muestran que el entorno psicosocial en el trabajo constituye un  importante determinante sobre la salud y contribuye al gradiente social de mala salud. Se sabe que una mejora en las condiciones laborales creará una fuerza de trabajo más saludable, lo cual a su vez incrementará la productividad y, por ende, la posibilidad de crear unos lugares de trabajo aún más sanos y productivos.

En esta línea de actuación, la  Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, (EU-OSHA) se propone fomentar durante 2013 que la ciudadanía y las organizaciones cooperen en la promoción de las mejores prácticas en materia de seguridad y salud en los centros de trabajo. El trabajo representa una parte importantísima de la vida de los ciudadanos, y la seguridad y la salud son motivos de interés en todos los puestos de trabajo. Por consiguiente, es importante que todos los ciudadanos de la UE sean conscientes de los derechos en materia de seguridad y salud que se recogen en la legislación de la Unión.

A través de su campaña Trabajos saludables, la EU-OSHA también está trabajando para sensibilizar sobre la importancia de que los ciudadanos dela UE, sobre todo la patronal y los trabajadores europeos, trabajen juntos para prevenir riesgos.

Este año, el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo se centra en la prevención de las enfermedades profesionales.

Una enfermedad profesional es aquella que se contrae como resultado de la exposición a algún factor de riesgo relacionado con el trabajo. El reconocimiento del origen laboral de una enfermedad, a nivel individual, requiere que se establezca la relación causal entre la enfermedad y la exposición del trabajador a determinados agentes peligrosos en el lugar de trabajo. Esta relación suele establecerse sobre la base de datos clínicos y patológicos, historial profesional (anamnesis) y análisis del trabajo, identificación y evaluación de los riesgos del trabajo, así como de la comprobación de la exposición. Cuando se diagnostica clínicamente una enfermedad y se establece dicha relación causal, se considera entonces como enfermedad profesional.

Tal como se recoge en el informe elaborado por la OIT “las enfermedades profesionales son causa de enormes sufrimientos y pérdidas en el mundo del trabajo, pero permanecen prácticamente invisibles frente a los accidentes laborales, aunque provoquen al año un número de muertes seis veces mayor. Además, su naturaleza está cambiando con gran rapidez: los cambios tecnológicos y sociales, junto a las condiciones económicas, están agravando los peligros existentes para la salud y creando nuevos”. Por otra parte, “el problema que representan las enfermedades profesionales nos afecta a todos, sea donde sea que nos encontremos, fábricas o granjas, oficinas o plataformas petrolíferas, en los lugares de trabajo y en las comunidades. Nadie es inmune. Y existe un consenso generalizado en considerar que la prevención es más eficaz y menos costosa que el tratamiento y la rehabilitación”.

Fuentes:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.

Campañas de salud pública: la transmisión del mensaje

Desde hace décadas, las autoridades sanitarias de casi todos los países, al igual que algunas organizaciones privadas, han difundido mensajes relacionados con la promoción de la salud o la prevención de la enfermedad, con la finalidad de informar y sensibilizar a los ciudadanos de los riesgos que conllevan ciertos estilos de vida y de promover otros, como la práctica de ejercicio o la dieta sana.

Los medios utilizados para difundir la información han variado con el paso del tiempo, adaptándose al desarrollo y a la evolución de la tecnología. Así, medios de comunicación como la prensa, la radio, la televisión y más recientemente Internet, se han convertido en soportes fundamentales para la emisión de los mensajes de salud, para las denominadas campañas de salud pública

Independientemente de que gusten más o menos, su utilidad para modificar o favorecer algunas conductas siempre se encuentra en el punto de mira, sobre todo  en los actuales tiempos de crisis, cuando se cuestiona aún más lo que se invierte en publicidad institucional en función de su utilidad y efectividad.

El Diario Médico del pasado 24 de julio publicaba el reportaje “¿Son útiles las campañas institucionales?”, en el que cuestionaba la utilidad de dichas campañas y su impacto en la sociedad. En opinión de los expertos consultados por la publicación “Las campañas suelen ser propaganda de los organismos que las preparan. El problema es que las consecuencias se evalúan poco. Además, y como tendencia general, tienen poco impacto en los ciudadanos…”; “las campañas son poco eficaces. No solo habría que hacer publicidad, sino también proporcionar medios para solucionar los problemas de salud…”,”el Ministerio tiene sus aspectos de comunicación, pero habría que evaluarlos. En ciertos problemas hay que sentarse directamente y abordar los temas desde todas las sociedades…”

 El artículo destacaba el impacto que tuvo en su momento, hace más de 20 años, la  campaña “Póntelo, pónselo”, que invitaba a los jóvenes a la utilización del preservativo. Aunque duró poco, ya que fué retirada judicialmente, generó un gran impacto y mucho debate, siendo hasta ahora la campaña institucional más destacada.

En otra línea, un estudio sobre la efectividad de las campañas institucionales a gran escala para cambiar las conductas de salud, publicado en la revista médica “The Lancet” en octubre de 2010, “Use of mass media campaigns to change health behavior”, valora positivamente estas campañas.

El estudio analiza la influencia de las campañas institucionales para la prevención del tabaquismo, del alcoholismo, de la obesidad o de las enfermedades cardiacas y del sida. No obstante, a pesar de la valoración positiva, los autores aprecian diferencias notables según el tema de salud que se trate: mientras que en el consumo de tabaco las campañas producen resultados positivos visibles, en el caso del alcohol los efectos son prácticamente insignificantes. Cuando se trata de valorar las campañas para la prevención del sida, los investigadores califican los avances de “moderados” en el uso del preservativo y de “insignificantes” en cuanto al objetivo de reducir el número de “parejas sexuales”, es decir, de la promiscuidad que dispara el riesgo.

Otra de las conclusiones de los autores es que, en relación con determinadas conductas, como los avances en contracepción, las mencionadas campañas convencen a los ya convencidos, mientras que son ineficaces entre los críticos.

La realización de campañas a través de los medios de información es una de las formas utilizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS)  para transmitir mensajes de salud pública a las audiencias destinatarias. En 2010, con motivo de la celebración del 60ª aniversario de la OMS, dicha organización publicó un libro recopilatorio, Campañas de salud pública: la transmisión del mensaje, que ofrece una perspectiva histórica de los carteles publicitarios utilizados en campañas de salud pública a lo largo de los últimos seis decenios. En el libro figura una amplia muestra de carteles de salud pública de todo el mundo, con traducciones al árabe, al chino, al español, al francés, al inglés y al ruso.  En la evolución del diseño de los carteles se plasman las culturas locales, las modas publicitarias, las reglamentaciones gubernamentales y las prioridades sanitarias. La obra  invita al lector a reflexionar sobre la evolución de las campañas de salud pública y el modo en que podrían mejorarse.

La obra se divide en ocho capítulos: vacunar, prevenir, mantenerse limpio, protegerse, abstenerse, promover la seguridad, amamantar y comer y moverse, que contienen carteles de todas las regiones de la OMS, precedidos de una breve sinopsis histórica.

El libro puede consultarse directamente a través de la wesbsite de la OMS. Se ha concebido para proporcionar a los profesionales de la salud pública, las instancias normativas, los gestores de programas y los estudiantes un importante recurso que será de interés también para las personas interesadas en el diseño gráfico, la movilización social o la salud.

Fuentes:

Diario médico.com: http://www.diariomedico.com/

Revista The Lancet, vol. 376. 9 de octubre 2010

http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(10)60809-4/fulltext

Organización Mundial de la Salud

http://www.who.int/about/history/publications/9789240560277/es/index.html

 

 

Familia y salud: padres y pediatras al cuidado de la infancia y la adolescencia

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha creado la página web Familia y Salud, ‘Padres y pediatras al cuidado de la infancia y la adolescencia’ (www.familiaysalud.es). Este recurso tiene como finalidad promover la educación en salud, fomentar hábitos saludables y mejorar los cuidados de la salud infantil desde el entorno familiar y de los propios adolescentes, favoreciendo la autogestión.  Familia y saludFamilia y Salud” ha sido diseñada para ayudar a encontrar información apropiada y de confianza en internet. Su contenido ha sido elaborado por profesionales relacionados con la atención a la salud infantil y adolescente e intenta sustentarse en lo posible, en las actuales evidencias científicas.

La página web se divide los siguientes apartados:

  • Crecemos: en el que se hace un repaso por las etapas del crecimiento del niño
  • Vivimos sanos: contiene artículos relacionados con los hábitos de vida saludables, la salud emocional y el ocio, entre otros aspectos.
  • Podemos prevenir: se profundiza en las medidas preventivas a adoptar en distintos ámbitos (accidentes, protección solar, muerte súbita,…), tanto durante el desarrollo del niño como del adolescente
  • Las vacunas: información sobre vacunas específicas, calendario vacunal y preguntas frecuentes.
  • Nos preocupa que: se exponen diferentes artículos sobre multitud de problemas propios de la infancia y de la adolescencia, como las dolencias asociadas al crecimiento, acné, fiebre, piojos, soplos cardiacos, hernias o tartamudez
  • Enfermedades: se detallan las patologías más comunes  
  • Herramientas para padres: se incluyen recursos como gráficos de crecimiento, vídeos o libros.

También se han habilitado otras secciones con distintas informaciones como medicaciones de uso frecuente, enlaces útiles para las familias, información sobre trámites legales y  administrativos e información sobre ocio saludable.

El pediatra es el mejor consultor para la familia, por tanto, la información aquí recogida no lo sustituye.

Fuente: Familia y salud. Asociación Española de Pediatría