Educándose en Salud: la higiene y la convivencia

El colegio público Nuestra Señora del Carmen, situado en el  municipio de Alguazas de la Región de Murcia, ha sido galardonado con el Premio Nacional de Educación en enseñanza no universitaria a la Salud Integral 2013, concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El objeto de estos premios es el reconocimiento a aquellos centros docentes españoles que imparten enseñanzas no universitarias del sistema educativo y que desarrollan proyectos educativos que contribuyen a la mejora de la calidad educativa.

CEIP Nuestra Señora del Carmen. Alguazas

El premio a la salud integral  se otorga a los centros cuyo proyecto incluye actuaciones específicas dirigidas a impulsar hábitos saludables y contribuir a la prevención de conductas perjudiciales para la salud. Se convocan dos modalidades, una para centros de Educación Infantil y Primaria  y otra para Institutos de Enseñanza Secundaria, dotadas con 10.000 euros cada una.

El proyecto pedagógico premiado se titula Educándose en Salud” y se está desarrollando en el centro desde el curso escolar 2008-2009. Es un proyecto educativo que tiene como objetivos, entre otros, la promoción de conductas saludables relacionadas con la higiene, la alimentación y la actividad física, así como promover la autoestima del alumnado y mejorar la convivencia.

Gradas y patio del colegio

El CEIP Nuestra Señora del Carmen se adscribió al Plan de Educación para la Salud en la Escuela de la Región de Murcia en el curso escolar 2007-2008; El proyecto premiado es resultado del análisis de situación de necesidades de salud realizado para la puesta en marcha del Plan en el centro, que permitió definir objetivos generales y específicos. Entre los objetivos generales destacan:

  1. Integrar la Educación para la Salud en las actividades curriculares para que los alumnos y alumnas adquieran las competencias, conocimientos, destrezas y actitudes que les permitan madurar como personas libres y formar parte activa de la sociedad que les ha tocado vivir.
  2. Incentivar y reforzar las relaciones de cooperación entre el centro, las familias y la comunidad en general, así como con las instituciones relacionadas con el programa: Centro del Profesores y Recursos, Dirección General de Salud Pública, Centro de Salud, Centros de Formación del Consumidor/a, Asociaciones de Madres y Padres, etc.
  3. Combatir la inasistencia escolar, provocada por las enfermedades infecciosas que contraen los niños/as, a través de la prevención.
  4. Promover diversas actividades curriculares, complementarias y extraescolares, fomentando la elaboración de materiales didácticos en relación con la salud y la mejora del entorno ambiental del centro.

La definición de objetivos específicos, concretos y alcanzables, y la programación planificada de actividades encaminadas a alcanzar los objetivos propuestos, así como la evaluación del programa realizada al final de cada curso escolar para determinar si se han conseguido los objetivos previstos e introducir mejoras para el próximo curso, ha conseguido, además de mejoras significativas, un proyecto cada vez más consolidado en el propio centro y en la comunidad, y que cuenta con la participación del Ayuntamiento y los servicios de salud de Alguazas.

La realización de talleres de cocina y de aseo personal tras la práctica de actividad física, la elaboración de materiales informativos y de sensibilización para el alumnado y sus familias, la proyección de audiovisuales, la puesta en marcha de la patrulla verde, la participación en otras iniciativas como el programa de reparto de fruta en los colegios o el programa “Enredate con Unicef: Salud para todo el mundo”, etc. son algunas de las intervenciones planificadas con la finalidad de conseguir los objetivos propuestos en el proyecto, un resumen del cual se encuentra publicado en la Red de Experiencias de Educación para la Salud en la Escuela de la Región de Murcia.

Nuestra felicitación a toda la comunidad educativa del CEIP Nuestra Señora del Carmen, y al coordinador de educación para la salud en el centro, D. Cristóbal Espín López, por el importante reconocimiento que supone el premio para el colegio, ejemplo de centro promotor de la salud.

Más información:

Promoción de la alimentación saludable y prevención del cáncer

El cáncer es una de las enfermedades más frecuentes en el mundo y la segunda causa de muerte en los países industrializados. En la aparición del cáncer influyen tanto factores genéticos como factores ambientales, que pueden ser físicos (radiaciones ultravioleta e ionizantes), químicos (asbestos, componentes del humo del tabaco, aflatoxinas, arsénico, etc.) y biológicos (infecciones por algunos virus, bacterias o parásitos). El envejecimiento es otro factor fundamental en la aparición de cáncer.

En los países industrializados, más del 90% de los cánceres se pueden atribuir al estilo de vida y a influencias del medio ambiente: El consumo de bebidas alcohólicas y tabaco, la mala alimentación, la inactividad física, la contaminación ambiental, etc. son factores de riesgo en la aparición de distintos tipos de cáncer.

Aproximadamente, una tercera parte de los cánceres están relacionados directamente con la alimentación. Ya en 1984, el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos estableció que un 35 por ciento de los tumores tenían su origen o estaban relacionados con factores alimentarios.

En 1997 el Fondo Internacional para la Investigación del Cáncer, junto con el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR), publicó el informe Alimentos, Nutrición y Prevención del Cáncer: Una Perspectiva Global que no dejaba lugar a dudas sobre la íntima relación existente entre cáncer y dieta.  En un segundo informe, Alimentos, Nutrición, Actividad Física y la Prevención del Cáncer: Una perspectiva mundial publicado en 2007, se presentan nuevas pruebas científicas y se establecen objetivos y recomendaciones para la prevención.

La evidencia mejor conocida entre alimentación y cáncer es aquella que indica una relación inversa entre este problema de salud y el consumo de verduras. El consumo de verdura (y de forma menos definitiva el de frutas) ha demostrado un efecto protector frente a la mayor parte de los cánceres más frecuentes. Los mecanismos causantes de ello son multifactoriales, al ser múltiples los componentes de frutas y verduras; los más estudiados son las vitaminas (C, E, A, β-carotenos y licopeno) y los minerales (selenio y cinc) con propiedades antioxidantes.

Las evidencias proceden de estudios básicos que identificaron el papel de estos nutrientes frente a los radicales libres, de estudios descriptivos que han puesto de manifiesto que las diferencias geográficas en la incidencia de distintos canceres pueden ser explicados por las diferencias en el consumo de frutas y verduras y de estudios analíticos que muestran asociaciones inversas entre los niveles plasmáticos de antioxidantes y diversos tipos de cáncer.

Otros estudios evidencian la relación entre el consumo fibra dietética y la protección frente al cáncer de  colon y recto. La “hipótesis de la fibra dietética” (Burkitt  y Trowell 1972-1975), afirmaba que las dietas ricas en alimentos que contienen el material de la pared celular muestran una acción protectora frente a una serie de enfermedades. Esta relación entre fibra y cáncer de colon y recto esta basada en los efectos de la fibra insoluble, al disminuir esta el tiempo de tránsito e incrementar la masa fecal, además de su capacidad de adherencia y dilución de los ácidos biliares y otros carcinógenos. 

Las mayores evidencias de la relación entre ingesta de lípidos y cáncer se ha centrado en el cáncer de colon y los cánceres dependientes de hormonas como los de mama, próstata, ovario y endometrio. Esta asociación entre ingesta de lípidos y cáncer se produce a partir del consumo de lípidos animales y ácidos grasos saturados.

Las recomendaciones para la prevención del cáncer relacionadas con la alimentación, que se pueden consultar detalladamente en el resumen en español del informe, son las siguientes:

  • Recomendación 1: Mantenimiento del peso corporal – Mantener el menor peso posible dentro de los márgenes normales del peso corporal.
  • Recomendación 2: Actividad física – Mantenerse físicamente activo como parte de la vida cotidiana.
  • Recomendación 3: Alimentos y bebidas que promueven el aumento de peso:
    • Limitar el consumo de alimentos de alta densidad energética.
    • Evitar el consumo de bebidas azucaradas.
  • Recomendación 4: Alimentos vegetales – Consumir sobre todo alimentos de origen vegetal.
  • Recomendación 5: Alimentos de origen animal – Limitar la ingesta de carnes rojas y no consumir carnes elaboradas.
  • Recomendación 6: Bebidas alcohólicas – Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Recomendación 7: Conservación, elaboración, preparación:
    • Limitar el consumo de sal
    • No consumir cereales (granos) o leguminosas (legumbres) contaminados por hongos.
  • Recomendación 8: Suplementos alimentarios – Procurar satisfacer los requerimientos nutricionales solo por medio de la dieta.
  • Recomendación especial 1: Lactancia materna - Las madres deben amamantar a sus hijos; los lactantes deben ser amamantados. 
  • Recomendación especial 2: Sobrevivientes de cáncer - Seguir las recomendaciones para la prevención del cáncer.

Las estrategias de promoción de la salud han de incidir en la importancia de instaurar hábitos alimentarios sanos basados en una alimentación correcta, variada y completa, con una dieta equilibrada, desde la infancia y teniendo en cuenta todos los ámbitos de actuación: Escolar, familiar y comunitario, sanitario y empresarial.

En la Región de Murcia son varias las iniciativas que tienen como finalidad la promoción de estilos de vida saludables relacionados, entre otros factores, con la alimentación y la actividad física. Podemos destacar el Plan de Educación para la Salud en la Escuela,  y el Proyecto de Universidad Saludable de la Universidad de Murcia. También, el fomento de la lactancia materna integral en todas las áreas de salud y la promulgación de normativa relacionada con la alimentación en los comedores escolares: Decreto n.º 97/2010, de 14 de mayo, por el que se establecen las características nutricionales de los menús y el fomento de hábitos alimentarios saludables en los Centros Docentes no Universitarios son otras intervenciones reseñables de promoción de la salud. 

Además, se está desarrollando el programa de prevención del cáncer de colon y recto, para la detección precoz del cáncer de colon y recto mediante la detección de sangre oculta en heces a todas las personas de entre 50 y 69 años.

Fuentes:

Entrada realizada por Mariano Martínez Tomás, enfermero del Programa de Prevención del Cáncer de Colon y Recto en el Área de Salud I. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.

Activilandia: Hábitos saludables y ocio activo

En la actualidad es preocupante el aumento del sobrepeso y la obesidad en la población y muy especialmente, el incremento del número de niños y niñas obesos y con sobrepeso. En España, los datos de la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2011-2012 reflejan que un 27,8% de la población entre 2 y 17 años padece obesidad o sobrepeso, con un porcentaje similar en ambos sexos.

En el desarrollo de la obesidad confluyen numerosos factores entre los que destacan, además de los factores genéticos, las conductas alimentarias y el sedentarismo, por ser los más estudiados.

 Y, aunque resulte paradójico, una de las fórmulas en las que más se confía en la actualidad para el fomento de estilos de vida saludables entre los más jóvenes y para combatir de manera interactiva la obesidad, es el uso de las nuevas tecnologías, como videoconsolas, videojuegos, Internet, etc.

En este sentido, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha puesto en marcha Activilandia, una nueva iniciativa divulgativa incluida dentro del marco de la Estrategia Naos.

Activilandia se presenta como un Parque Temático Virtual, con la forma de un niño corriendo,  con distintos contenidos dedicados específicamente a promover la alimentación saludable, la práctica de la actividad física, el ocio activo y otros hábitos saludables como la higiene, el sueño adecuado, etc.

Es una plataforma virtual que combina contenidos lúdicos y educativos en formatos audiovisuales: Juegos digitales, vídeos, música, descargas, animaciones 2D y 3D, concursos, etc. Se puede acceder gratuitamente a través de Internet utilizando cualquier dispositivo: ordenador, tableta, móvil o smart TV.

Esta iniciativa se dirige fundamentalmente a niños de 6 a 12 años.

El principal objetivo de Activilandia es sensibilizar e informar sobre cómo poder adquirir ciertos hábitos saludables para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil y contribuir a que los niños y las familias con niños modifiquen algunas pautas y adopten estilos de vida más saludables, proporcionando información y consejos para una alimentación variada y equilibrada, juegos y actividades en familia, en la escuela, en el parque con amigos, deportes, baile, etc”.

Los cambios que se pretende fomentar son, fundamentalmente:

  • Promover una alimentación saludable, variada y con menos calorías.
  • Consumir más frutas y verduras.
  • Consumir menos cantidad de alimentos con grasas y azúcares añadidos.
  • Consumir alimentos y comidas menos salados.
  • Beber agua como bebida de elección para la hidratación.
  • Hacer mucho ejercicio de forma habitual y divertida: jugar moviéndose, correr, saltar, montar en bicicleta, ir andando al colegio, etc.
  • Pasar menos tiempo de juegos sentados, menos horas de ordenador y televisión.
  • Practicar deporte en familia y en el colegio, con amigos, para que les resulte agradable y divertido.

Su contenido y recursos están también orientados a las familias y educadores en su conjunto, ya que parte de los recursos que aporta Activilandia deben ser aplicados por adultos para que alcancen sus objetivos. En concreto, el contenido de la sección OBSERVATORIO se dirige específicamente a madres y padres, educadores y profesores/as que deseen conocer y utilizar Activilandia como recurso didáctico.

Destacar que, pasado un tiempo de utilización de la aplicación, salta una llamada de atención que aconseja dejar de utilizar el ordenador hasta el día siguiente y salir a la calle para poner en práctica lo aprendido.

Información de interés:

Día Internacional del Cáncer del Mama 2013

El 19 de octubre se celebra el Día Internacional del Cáncer de Mama, un acontecimiento que año tras año permite sensibilizar sobre este problema de salud. Aunque es un cáncer frecuente en mujeres y raro en hombres, es un problema de todos y todos hemos de involucrarnos. Con frecuencia se informa sobre factores de riesgo y de protección; es importante conocerlos, pero no se debe caer en la tentación de “culpabilizar” a las enfermas, porque es una simpleza además de injusto.

La acumulación de casos en una misma rama familiar es un factor de riesgo. En ocasiones en estas familias se identifican mutaciones en algunos genes (BRCA1 y BRCA2 son los más frecuentemente mutados) que se heredan tanto por la vía paterna como por la materna, por tanto no es sólo un problema de las mujeres.

Otros factores ligados al estado hormonal de las mujeres, como la menarquia temprana (tener la regla demasiado joven) y la menopausia tardía, son factores de riesgo, en tanto que tener hijos y amamantarlos son factores de protección. El número de hijos y cuanto tiempo darles pecho ¿es una decisión exclusiva de la mujer? En absoluto, ni siquiera lo es exclusiva de la pareja, hay cuestiones culturales, legislativas, económicas de apoyo familiar, etc. que influyen de manera determinante.

También el consumo de alcohol y la obesidad son factores de riesgo, en tanto que el ejercicio físico puede actuar como factor protector; estas conductas puede parecer que responden a decisiones personales, pero no se puede olvidar que forman parte de los  estilos de vida y que en estos, los aspectos sociales, económicos, legislativos, culturales son determinantes. Es absurdo responsabilizar a las enfermas por sus conductas previas a la enfermedad cuando tantas cosas influyen en las mismas, más aún cuando es conocido que hay una gran proporción de mujeres con cáncer de mama sin que presenten alguno de los factores de riesgo conocidos.  Está bien promover conductas saludables, es disparatado culpar a quién no lo haga.

En el mapa que se presenta a continuación, se aprecia que hay países con una incidencia (casos nuevos cada año) del cáncer de mama muy alta frente a otros con una incidencia muy baja. Esto significa que las mujeres que han nacido y viven los países con alta incidencia tienen una probabilidad mucho mayor de desarrollar un cáncer de mama que las mujeres de los países con incidencia baja, eso aunque no presente ninguno de los factores de riesgo conocidos. Una prueba más de cómo el desarrollo económico influye en la salud de las poblaciones y, así mismo, de que el cáncer de mama no es un problema sólo de las mujeres, todos estamos involucrados.

Tasas por 100.000 mujeres de incidencia de cáncer de mama estandarizada por edad para todas las edades

La prevención del cáncer de mama es posible. Varios ensayos comunitarios han demostrado la eficacia del cribado mediante mamografías sistemáticas en ambas mamas en mujeres entre 50 y 74 años para detectar, y por tanto tratar, precozmente estos cánceres. Se ha estimado que en las poblaciones donde se realiza esta práctica se reduce la mortalidad por cáncer de mama alrededor de un 30%, aunque depende de la participación y de la adhesión (porcentaje de mujeres que se repiten las mamografías) al programa. A este tipo de prevención en medicina se le denomina prevención secundaria, su objetivo no es evitar la enfermedad si no controlar o disminuir sus consecuencias.
 
En mujeres mayores de 74 años no se ha demostrado que sea eficaz, por lo que no se recomienda y en menores de 50 años hay una gran controversia. Existe un consenso generalizado en no recomendar el cribado en mujeres menores de 40 años, en tanto que entre 40 y 50 años hay un debate importante porqué no está claro si los perjuicios derivados de cribado son mayores que sus beneficios. La instituciones que lo recomiendan insisten en  que hay que informar sobre los riesgos y que la mujer tome una decisión en función de su riesgo. Los tres problemas más importantes sobre los que hay que informar a las mujeres son los falsos positivos, los falsos negativos y el sobrediagnóstico. Todos son más frecuentes en mujeres que se realizan mamografías de cribado en este grupo de edad, por el contrario los beneficios (la disminución de la mortalidad) son más dudosos.
 
Los falsos positivos y falsos negativos se producen por la insuficiencia de la técnica o por las características de la mama en las mujeres de esta edad, más densas, que dificultan la interpretación de las mamografías. En el primer caso, la imagen radiológica induce la  sospecha de un cáncer cuando no lo hay; la consecuencia es el inicio de una secuencia de pruebas complementarias, con frecuencia incluyendo punciones y otras pruebas invasivas, para descartar un cáncer e incluso a veces deriva en tratamientos quirúrgicos de la mama. Los falsos negativos, descartar la presencia de cáncer cuando lo hay, pueden inducir retrasos diagnósticos al producir falsas seguridades. 

El sobrediagnóstico y por tanto sobretratamiento, consiste en diagnosticar y tratar cánceres clínicamente irrelevantes, es decir, que dejados a su evolución natural no causarían problemas médicos. La implantación masiva de programas de cribado del cáncer de mama en los países desarrollados, en especial en Europa, ha puesto de manifiesto este problema que esta obligando a revisar en profundidad estos programas. El informe más reciente ha sido realizado por un grupo de científicos e investigadores británicos para el programa de cribado del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido. Se concluye que, aunque es cierto que existe un sobrediagnóstico debido a este programa, los beneficios  son mayores que los perjuicios debidos al mismo. Este estudio está referido a un programa de cribado para mujeres entre 50 y 74 años, en mujeres menores de esa edad no se dispone información sobre este balance entre beneficios y perjuicios, aunque, como se ha comentado con anterioridad, el riesgo de sobrediagnóstico es mayor y los beneficios menos claros.

En definitiva, el cáncer de mama no es un problema exclusivo de las mujeres, es un problema de todos. Para disminuir su incidencia es importante influir en el estilo de vida de las mujeres mediante estrategias de promoción de la salud, dirigidas al conjunto de la población. La prevención secundaria es posible en mujeres entre 50 y 74 años, no se recomienda en mujeres de mayor edad ni en menores de 40 años. En  mujeres entre 40 y 50 años ha de considerarse el riesgo de cada mujer, así como los beneficios y riesgos del cribado mediante mamografía sistemática, en especial el incremento de falsos positivos, falsos negativos y de sobrediagnóstico.

Fuentes:

Entrada realizada por Francisco Pérez Riquelme, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.  Coordinador del Programa de Prevención del Cáncer de Mama. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.

Día Mundial del Corazón 2013

El 29 de septiembre se celebra el Dia Mundial del Corazón, un evento establecido por la Federación Mundial del Corazón en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el objetivo de concienciar a la población sobre las enfermedades cardiovasculares (ECV) y promover medidas preventivas para reducir su impacto en la sociedad.

Día Mundial del Corazón 2013

 En la actualidad, las ECV (como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) son la principal causa de mortalidad, siendo responsables de 17,3 millones de muertes al año en el mundo. Además, estas enfermedades suponen un gran impacto económico y social, ya que un elevado porcentaje de estas muertes son prematuras, acabando con la vida de personas en edad productiva.

La mayoría de las ECV pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo, como el consumo de tabaco, la obesidad, el sedentarismo, la hipertensión arterial, la diabetes, el estrés o el aumento de los lípidos (colesterol).

La adopción de estilos de vida saludables y el control de los factores de riesgo permiten reducir de forma muy significativa la incidencia de enfermedades cardiovasculares en la población general, tanto en personas sanas como en aquellas que ya han sufrido algún tipo de enfermedad cardiovascular. Algunos consejos que debemos tener en cuenta son:

  • “Comer sano”: más frutas, verduras, cereales, legumbres y pescado, menos grasas animales y sal.
  • “Hacer ejercicio”: caminar media hora diaria o subir escaleras durante 7 minutos puede ser suficiente.
  • “No fumar”: de un respiro a su salud.
  • “Vigilar la salud”: controle la tensión arterial, colesterol y glucosa en sangre.
  • “Tomarse su tiempo”: no olvide cuidarse y relájase.

Con las actividades organizadas alrededor del Día Mundial del Corazón, se intenta que el gran público conozca mejor los métodos para reducir al mínimo los factores de riesgo, por ejemplo mantener el peso corporal controlado y hacer ejercicio regularmente.

CiclistasAsí, en colaboración con la OMS, la Federación Mundial del Corazón organiza en más de 100 paises diferentes actos, como controles de salud, caminatas, carreras, sesiones de gimnasia, charlas informativas, representaciones teatrales, foros científicos, exposiciones, conciertos, festivales y torneos deportivos. La Fundación Española del Corazón participa activamente en esta iniciativa organizando actividades y eventos por toda la geografía española.

Este año, el lema de la campaña es “Emprende el camino hacia un corazón sano”, una frase para recordar que “cada persona puede tomar el control sobre su salud cardiovascular y la de su familia para vivir una vida mejor y más larga, a través de una alimentación equilibrada, realizando actividad física a diario y evitando el tabaquismo”.

Más información:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno, enfermera y técnica de Salud Publica. Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la  Dirección General de Salud Pública.