Premios Estrategia NAOS – Edición 2014

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN),  organismo autónomo que surge por la refundición de los organismos autónomos Instituto Nacional del Consumo y Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, convoca la edición 2014 de los Premios Estrategia Naos.

A través de los Premios Estrategia Naos se pretende dar visibilidad a aquellas iniciativas consideradas ejemplares y que mejor han contribuido a la consecución de los objetivos propuestos en la Estrategia NAOS, promoviendo la cooperación entre las administraciones y los actores sociales y económicos implicados. Sigue leyendo

El sedentarismo influye más que las calorias en el aumento de la “cintura”

“La comida por si sola no mantendrá al hombre en buen estado de salud; también debe hacer ejercicio. Porque la comida y el ejercicio (…) trabajan juntos para producir salud.”  Hipócrates s. IV a.C.

No es una novedad que la falta de ejercicio es un importante factor de riesgo para el desarrollo de sobrepeso y obesidad, tanto en la infancia como en la edad adulta. Cada día aparecen nuevas investigaciones que lo confirman, la más reciente el informe realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Standford, publicado en The American Journal of Medicine, que da origen a este post: Less Exercise, Not More Calories, Responsible for Expanding Waistlines Sigue leyendo

Adolescencia y obesidad

Recientemente, coincidiendo en nuestro país con la celebración del Día Nacional de la Nutrición (28 de mayo), la prestigiosa revista científica The Lancet ha publicado un artículo señalando el alarmante aumento de las cifras de obesidad  y sobrepeso en adultos y, sobre todo, en niños y adolescentes.

En el artículo El aumento a nivel mundial, regional y nacional del sobrepeso y la obesidad en adultos entre 1980 y 2013: un análisis sistemático para el estudio del peso como enfermedad global en 2013 se dice que el número de personas con sobrepeso y/u obesidad ha aumentado a nivel mundial. También se muestra que más del 22% de las chicas y más del 24% de los chicos pertenecientes a países desarrollados tienen  sobrepeso y obesidad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es el quinto factor de riesgo de defunción en el mundo y una de las causas más importantes de la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cardiopatías isquémicas y algunos cánceres.

En la actualidad supone un grave problema de salud pública, “la epidemia del siglo XXI”, cuya aparición en la infancia y adolescencia influye en gran medida en el desarrollo de otras enfermedades en la edad adulta.

Las causas de la obesidad en la adolescencia pueden ser de carácter genético (derivadas de problemas de salud como el hipotiroidismo) o estar relacionadas con inadecuados estilos de vida, como el sedentarismo y hábitos de alimentación no saludables. El consumo de alimentos hipercalóricos, ricos en grasas y azúcares pero pobres en minerales y nutrientes, así como una disminución de la actividad física, conlleva a un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas, teniendo como consecuencia la aparición de enfermedades crónicas como el sobrepeso y la obesidad.

La  OMS también indica que  la alta prevalencia de obesidad infantil y juvenil esta relacionada con “el desarrollo social y económico y con las políticas en materia de agricultura, transportes, planificación urbana, medio ambiente, educación y procesamiento, distribución y comercialización de los alimentos”. Es por esto que se considera un problema social que requiere “un enfoque poblacional, multidisciplinar y multisectorial, adaptado a las circunstancias culturales”

En nuestro país, el estudio, publicado en 2012, “Conductas relacionadas con la salud y el desarrollo de los adolescentes españoles: resumen del estudio Health Behaviour in School-aged Children (HBSC-2010)“ que investiga las conductas y estilos de vida de chicos y chicas de 11 a 18 años, muestra que el 14,2% de adolescentes tienen sobrepeso, mientras que el 2,8% presenta obesidad. El porcentaje de sobrepeso y obesidad es mayor en los chicos (17,5% y 3,6%  respectivamente) que en las chicas (11% y 2%).

Índice de sobrepeso y obesidad en chicos y chicas de todas las edades

Índice de sobrepeso y obesidad en función de la capacidad adquisitiva familiar

Este estudio también muestra el aspecto social de la obesidad, ya que son los adolescentes pertenecientes a familias con menor poder adquisitivo los que presentan mayor índice de sobrepeso y obesidad.

Los niños y adolescentes no eligen el entorno en el que viven y se desarrollan, ni los alimentos que consumen. Los entornos donde los adolescentes crecen, viven, se socializan, debe ser adecuados y proporcionar recursos para que los jóvenes adopten estilos de vida saludables y adquieran autonomía respecto a la salud.

Uno de los principales entornos para la adquisición y mantenimiento de conductas saludables tanto en alimentación como en actividad física, es el entorno familiar. Establecer, desde la infancia, hábitos alimentarios y de actividad física adecuados es un paso importante para que se mantengan en la adolescencia.

Además, la adopción de un estilo de vida activo, además de reducir los factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas como el sobrepeso y la obesidad, también tiene otros beneficios sobre la salud como el aumento de la autoestima, el rendimiento escolar y el bienestar social y cognitivo, tan importantes en esta etapa del desarrollo.

Son muchas instituciones que están realizando intervenciones de promoción y educación para la salud con el fin de promover la adquisición de estilos de vida saludables y cambiar conductas no saludables.

Algunas acciones efectivas que benefician el cambio de estilo de vida son:

  • Fomentar la elaboración de menús basados en la “dieta mediterránea”.
  • Cambios en las políticas actuales que disminuyan las desigualdades sociales.
  • Planificar y desarrollar actividades de educación para la salud integradas en los centros docentes, incluyendo la participación de las familias y la colaboración de los servicios de salud y la comunidad.
  • Comprometer a la industria alimentaria a reducir el contenido de grasa, azúcar y sal de los alimentos elaborados para proporcionar alimentos sanos y nutritivos a los ciudadanos

Ante la preocupación por el incremento del sobrepeso y obesidad, en la 67ª Asamblea Mundial de la Organización Mundial de la Salud celebrada el pasado mayo, se ha puesto en marcha una comisión internacional destinada a luchar contra la obesidad infantil en el mundo. La Comisión trabajará durante un año en la búsqueda y propuesta de estrategias efectivas para combatir este problema en todo el mundo. En la Asamblea del próximo año presentarán los resultados obtenidos.

 Más información en:

Fuentes:

Entrada realizada por Francisca Luna, enfermera. Técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Consejería de Sanidad y Política Social. Programa de Prevención del Cáncer de Mama

Educándose en Salud: la higiene y la convivencia

El colegio público Nuestra Señora del Carmen, situado en el  municipio de Alguazas de la Región de Murcia, ha sido galardonado con el Premio Nacional de Educación en enseñanza no universitaria a la Salud Integral 2013, concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El objeto de estos premios es el reconocimiento a aquellos centros docentes españoles que imparten enseñanzas no universitarias del sistema educativo y que desarrollan proyectos educativos que contribuyen a la mejora de la calidad educativa.

CEIP Nuestra Señora del Carmen. Alguazas

El premio a la salud integral  se otorga a los centros cuyo proyecto incluye actuaciones específicas dirigidas a impulsar hábitos saludables y contribuir a la prevención de conductas perjudiciales para la salud. Se convocan dos modalidades, una para centros de Educación Infantil y Primaria  y otra para Institutos de Enseñanza Secundaria, dotadas con 10.000 euros cada una.

El proyecto pedagógico premiado se titula Educándose en Salud” y se está desarrollando en el centro desde el curso escolar 2008-2009. Es un proyecto educativo que tiene como objetivos, entre otros, la promoción de conductas saludables relacionadas con la higiene, la alimentación y la actividad física, así como promover la autoestima del alumnado y mejorar la convivencia.

Gradas y patio del colegio

El CEIP Nuestra Señora del Carmen se adscribió al Plan de Educación para la Salud en la Escuela de la Región de Murcia en el curso escolar 2007-2008; El proyecto premiado es resultado del análisis de situación de necesidades de salud realizado para la puesta en marcha del Plan en el centro, que permitió definir objetivos generales y específicos. Entre los objetivos generales destacan:

  1. Integrar la Educación para la Salud en las actividades curriculares para que los alumnos y alumnas adquieran las competencias, conocimientos, destrezas y actitudes que les permitan madurar como personas libres y formar parte activa de la sociedad que les ha tocado vivir.
  2. Incentivar y reforzar las relaciones de cooperación entre el centro, las familias y la comunidad en general, así como con las instituciones relacionadas con el programa: Centro del Profesores y Recursos, Dirección General de Salud Pública, Centro de Salud, Centros de Formación del Consumidor/a, Asociaciones de Madres y Padres, etc.
  3. Combatir la inasistencia escolar, provocada por las enfermedades infecciosas que contraen los niños/as, a través de la prevención.
  4. Promover diversas actividades curriculares, complementarias y extraescolares, fomentando la elaboración de materiales didácticos en relación con la salud y la mejora del entorno ambiental del centro.

La definición de objetivos específicos, concretos y alcanzables, y la programación planificada de actividades encaminadas a alcanzar los objetivos propuestos, así como la evaluación del programa realizada al final de cada curso escolar para determinar si se han conseguido los objetivos previstos e introducir mejoras para el próximo curso, ha conseguido, además de mejoras significativas, un proyecto cada vez más consolidado en el propio centro y en la comunidad, y que cuenta con la participación del Ayuntamiento y los servicios de salud de Alguazas.

La realización de talleres de cocina y de aseo personal tras la práctica de actividad física, la elaboración de materiales informativos y de sensibilización para el alumnado y sus familias, la proyección de audiovisuales, la puesta en marcha de la patrulla verde, la participación en otras iniciativas como el programa de reparto de fruta en los colegios o el programa “Enredate con Unicef: Salud para todo el mundo”, etc. son algunas de las intervenciones planificadas con la finalidad de conseguir los objetivos propuestos en el proyecto, un resumen del cual se encuentra publicado en la Red de Experiencias de Educación para la Salud en la Escuela de la Región de Murcia.

Nuestra felicitación a toda la comunidad educativa del CEIP Nuestra Señora del Carmen, y al coordinador de educación para la salud en el centro, D. Cristóbal Espín López, por el importante reconocimiento que supone el premio para el colegio, ejemplo de centro promotor de la salud.

Más información:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno. Enfermera. Técnica de Salud Pública del  Programa de Educación para la Salud en la Escuela. Dirección General de Salud Pública.

Promoción de la alimentación saludable y prevención del cáncer

El cáncer es una de las enfermedades más frecuentes en el mundo y la segunda causa de muerte en los países industrializados. En la aparición del cáncer influyen tanto factores genéticos como factores ambientales, que pueden ser físicos (radiaciones ultravioleta e ionizantes), químicos (asbestos, componentes del humo del tabaco, aflatoxinas, arsénico, etc.) y biológicos (infecciones por algunos virus, bacterias o parásitos). El envejecimiento es otro factor fundamental en la aparición de cáncer.

En los países industrializados, más del 90% de los cánceres se pueden atribuir al estilo de vida y a influencias del medio ambiente: El consumo de bebidas alcohólicas y tabaco, la mala alimentación, la inactividad física, la contaminación ambiental, etc. son factores de riesgo en la aparición de distintos tipos de cáncer.

Aproximadamente, una tercera parte de los cánceres están relacionados directamente con la alimentación. Ya en 1984, el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos estableció que un 35 por ciento de los tumores tenían su origen o estaban relacionados con factores alimentarios.

En 1997 el Fondo Internacional para la Investigación del Cáncer, junto con el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR), publicó el informe Alimentos, Nutrición y Prevención del Cáncer: Una Perspectiva Global que no dejaba lugar a dudas sobre la íntima relación existente entre cáncer y dieta.  En un segundo informe, Alimentos, Nutrición, Actividad Física y la Prevención del Cáncer: Una perspectiva mundial publicado en 2007, se presentan nuevas pruebas científicas y se establecen objetivos y recomendaciones para la prevención.

La evidencia mejor conocida entre alimentación y cáncer es aquella que indica una relación inversa entre este problema de salud y el consumo de verduras. El consumo de verdura (y de forma menos definitiva el de frutas) ha demostrado un efecto protector frente a la mayor parte de los cánceres más frecuentes. Los mecanismos causantes de ello son multifactoriales, al ser múltiples los componentes de frutas y verduras; los más estudiados son las vitaminas (C, E, A, β-carotenos y licopeno) y los minerales (selenio y cinc) con propiedades antioxidantes.

Las evidencias proceden de estudios básicos que identificaron el papel de estos nutrientes frente a los radicales libres, de estudios descriptivos que han puesto de manifiesto que las diferencias geográficas en la incidencia de distintos canceres pueden ser explicados por las diferencias en el consumo de frutas y verduras y de estudios analíticos que muestran asociaciones inversas entre los niveles plasmáticos de antioxidantes y diversos tipos de cáncer.

Otros estudios evidencian la relación entre el consumo fibra dietética y la protección frente al cáncer de  colon y recto. La “hipótesis de la fibra dietética” (Burkitt  y Trowell 1972-1975), afirmaba que las dietas ricas en alimentos que contienen el material de la pared celular muestran una acción protectora frente a una serie de enfermedades. Esta relación entre fibra y cáncer de colon y recto esta basada en los efectos de la fibra insoluble, al disminuir esta el tiempo de tránsito e incrementar la masa fecal, además de su capacidad de adherencia y dilución de los ácidos biliares y otros carcinógenos. 

Las mayores evidencias de la relación entre ingesta de lípidos y cáncer se ha centrado en el cáncer de colon y los cánceres dependientes de hormonas como los de mama, próstata, ovario y endometrio. Esta asociación entre ingesta de lípidos y cáncer se produce a partir del consumo de lípidos animales y ácidos grasos saturados.

Las recomendaciones para la prevención del cáncer relacionadas con la alimentación, que se pueden consultar detalladamente en el resumen en español del informe, son las siguientes:

  • Recomendación 1: Mantenimiento del peso corporal – Mantener el menor peso posible dentro de los márgenes normales del peso corporal.
  • Recomendación 2: Actividad física – Mantenerse físicamente activo como parte de la vida cotidiana.
  • Recomendación 3: Alimentos y bebidas que promueven el aumento de peso:
    • Limitar el consumo de alimentos de alta densidad energética.
    • Evitar el consumo de bebidas azucaradas.
  • Recomendación 4: Alimentos vegetales – Consumir sobre todo alimentos de origen vegetal.
  • Recomendación 5: Alimentos de origen animal – Limitar la ingesta de carnes rojas y no consumir carnes elaboradas.
  • Recomendación 6: Bebidas alcohólicas – Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Recomendación 7: Conservación, elaboración, preparación:
    • Limitar el consumo de sal
    • No consumir cereales (granos) o leguminosas (legumbres) contaminados por hongos.
  • Recomendación 8: Suplementos alimentarios – Procurar satisfacer los requerimientos nutricionales solo por medio de la dieta.
  • Recomendación especial 1: Lactancia materna - Las madres deben amamantar a sus hijos; los lactantes deben ser amamantados. 
  • Recomendación especial 2: Sobrevivientes de cáncer - Seguir las recomendaciones para la prevención del cáncer.

Las estrategias de promoción de la salud han de incidir en la importancia de instaurar hábitos alimentarios sanos basados en una alimentación correcta, variada y completa, con una dieta equilibrada, desde la infancia y teniendo en cuenta todos los ámbitos de actuación: Escolar, familiar y comunitario, sanitario y empresarial.

En la Región de Murcia son varias las iniciativas que tienen como finalidad la promoción de estilos de vida saludables relacionados, entre otros factores, con la alimentación y la actividad física. Podemos destacar el Plan de Educación para la Salud en la Escuela,  y el Proyecto de Universidad Saludable de la Universidad de Murcia. También, el fomento de la lactancia materna integral en todas las áreas de salud y la promulgación de normativa relacionada con la alimentación en los comedores escolares: Decreto n.º 97/2010, de 14 de mayo, por el que se establecen las características nutricionales de los menús y el fomento de hábitos alimentarios saludables en los Centros Docentes no Universitarios son otras intervenciones reseñables de promoción de la salud. 

Además, se está desarrollando el programa de prevención del cáncer de colon y recto, para la detección precoz del cáncer de colon y recto mediante la detección de sangre oculta en heces a todas las personas de entre 50 y 69 años.

Fuentes:

Entrada realizada por Mariano Martínez Tomás, enfermero del Programa de Prevención del Cáncer de Colon y Recto en el Área de Salud I. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.