Impacto del juego online: situación actual

El juego online se nos presenta como una actividad lúdica por la publicidad de las empresas de apuestas, pero en muchas ocasiones puede llegar a ocasionar un problema de salud pública y social. El juego online es el doble de adictivo que el presencial. La principal característica del juego online es que se puede jugar desde cualquier lugar, en cualquier momento y es anónimo. 

Cuando el juego ocupa progresivamente más tiempo en la vida de las personas puede desarrollarse una conducta adictiva, la cual impacta de forma negativa en diversos aspectos de la vida de la persona. Las consecuencias para la salud física de las personas adictas a los juegos de azar pueden traducirse en trastornos como depresión, insomnio, malestar intestinal, migraña y otros problemas relacionados con el estrés.

La práctica de juego online, sobre todo apuestas deportivas y póker, ha aumentado notablemente en los últimos años. El 76% de los españoles han jugado a juegos de azar en algún momento de su vida, siendo más frecuente en varones de 25 a 34 y de 55 a 64 años de edad. Así mismo, es una actividad en auge en adolescentes entre 14 y 19 años; un 31% de estos afirma haber jugado y el 20% realiza apuestas online entre una y dos veces al mes. El juego online resulta mucho más atractivo para los jóvenes y es la causa principal de ludopatía entre los menores de 26 años. Sigue leyendo

Promoción de la Salud Mental y prevención del suicidio

“El dolor mental es menos dramático que el dolor físico, pero es más común y también más difícil de soportar”
C. S. Lewis

Cada año, el 10 de Octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental. En 2018, el lema propuesto por la OMS fue “Los jóvenes y la salud mental en un mundo en transformación”. 

Según la OMS, las enfermedades mentales causan la mayor parte de las incapacidades en adolescentes, afectando a todos los aspectos de la salud y del desarrollo. Los datos son:

  1. Aproximadamente el 20% de los niños, niñas y adolescentes del mundo tienen algún tipo de trastorno o problema mental.
  2. La mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan.
  3.  Una de las enfermedades más prevalentes entre los jóvenes es la depresión.
  4. La depresión lleva a la persona, en numerosas ocasiones, a terminar con su vida, siendo el suicidio la segunda causa de muerte entre los 15 y los 29 años.

El suicidio es un importante problema de salud pública, en gran medida prevenible, que ocasiona un gran número de pérdida de vidas humanas (más de 800.000 personas mueren cada año en el mundo, el triple de víctimas en accidentes de tráfico), y conlleva la devastación emocional, social y económica de personas y familias. Además, el suicidio es un tema tabú en numerosas sociedades, lo que dificulta la prevención. Para dar visibilidad a este problema de salud pública y establecer compromisos y medidas prácticas y efectivas que faciliten la prevención, se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio (10 de septiembre).

En nuestro país se considera la primera causa de muerte no natural. Los datos disponibles en niños, adolescentes y jóvenes resultan especialmente preocupantes: las tasas de suicidio crecieron del 1,9 al 2,6 por cada 100.000 y del 0,5 al 1,5 por cada 100.000, para las franjas de edad de 10 a 14 en niños, y de 5 a 14 años en niñas, respectivamente.

Sigue leyendo

Encuesta Nacional de Salud de España 2017- Principales resultados relacionados con Promoción de la Salud y Prevención

La Encuesta Nacional de Salud de España (ENSE) es un estudio periódico realizado desde 1987 por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS). Desde hace 30 años recoge información sanitaria relativa a toda la población sobre el estado de salud, los determinantes personales, sociales y ambientales de la salud y el uso y el acceso a los servicios sanitarios.

La ENSE se realiza con la colaboración del Instituto Nacional de Estadística (INE). Tiene periodicidad quinquenal, alternándola cada dos años y medio con la Encuesta Europea de Salud. Ambas encuestas comparten un núcleo común que permite las comparaciones internacionales, ampliado en la versión española para poder responder a las necesidades de información de la administración sanitaria nacional y autonómica. Los datos que para el año 2017 corresponden a 29.195 entrevistas realizadas entre octubre de 2016 y octubre de 2017, 23.089 en adultos (15 y más años) y 6106 en menores (0-14 años).

La ENSE 2017 ofrece multitud de datos. Entre los analizados, los resultados más destacados relacionados con la Promoción y Prevención de la Salud, son los siguientes:

  • El número de fumadores desciende al 22%, la cifra más baja en 30 años, pero su descenso es cada vez más lento.

El 22,1% de la población de 15 y más años afirma que fuma a diario, el 2,3% es fumador ocasional, el 24,9% se declara exfumador y el 50,7% nunca ha fumado. Siguen fumando más los hombres, aunque las diferencias son menores entre los jóvenes. El porcentaje de fumadores es del 25,6% en hombres y del 18,8% en mujeres. Seis de cada 10 mujeres nunca han fumado, mientras que en hombres esta proporción es de 4 de cada 10. Son menores las diferencias por sexo entre los exfumadores, 3/10 hombres y 2/10 mujeres.

El hábito tabáquico en los jóvenes entre 15 y 24 años afecta al 17,6%, acentuándose levemente la diferencia por sexo (20% de los hombres frente al 15,1% de las mujeres).

La prevalencia de fumadores diarios continuó descendiendo pero más lentamente. La caída es de 10 puntos desde 1993 hasta 2017, pero con respecto a 2014, en 2017 fue menos de un punto porcentual más baja (22,1% vs 23%), lo mismo que descendió entre 2011 y 2014. El comportamiento es distinto en hombres y en mujeres. Entre 1993 y 2017, la proporción de hombres que fuma a diario ha caído 18 puntos, mientras que la proporción de mujeres ha caído 2.

En 2017 la población que refirió no haber estado expuesta nunca o casi nunca al humo del tabaco en lugares cerrados fue algo mayor que en 2014 (86,2% frente a 84,5%).

  • Desciende el consumo habitual de alcohol y destaca el consumo intensivo de riesgo entre los jóvenes.

Sigue leyendo

Calor y deshidratación: medidas para la acción

“Prevenir, Identificar, Tratar”

La deshidratación es el estado resultante de una pérdida excesiva de agua del organismo, que si bien es provocada principalmente por enfermedades diarreicas, vómitos o fiebre, también se encuentra asociada a una exposición prolongada a ambientes calurosos o a los rayos del sol en temporadas de mayor calor. Además, esta pérdida de agua se acompaña de la pérdida de sales minerales como el sodio, el potasio, el bicarbonato de calcio y el fosfato.

Además del sudor y la orina, hay pérdidas diarias insensibles de líquidos que suponen 700 ml o más (dependiendo de la temperatura ambiental y la actividad física realizada), como los que perdemos a través de la piel o la respiración, por lo tanto, es importante estar consciente de lo que pasa en nuestro cuerpo y sus señales.

Más de una cuarta parte de los españoles se encuentran en riesgo de sufrir deshidratación, muchas veces debido a la falta de información sobre las formas de detectarla, pero también de cómo prevenirla. Por lo anterior, es de vital importancia contar con información que nos permita actuar a tiempo, la cual se resume en tres sencillos pasos: prevenir, identificar y tratar.

¿Cómo prevenirla?

Algunas de las medidas mayormente recomendadas son:

  • Evitar la exposición prolongada a los rayos del sol, sobretodo en horas de mayor calor (11-16 horas).
  • Si sus actividades laborales no le permiten resguardarse del sol, procure el uso de alguna gorra o sombrero que le proteja de la exposición directa.
  • Beber más líquidos de los que normalmente ingiere en otras épocas del año menos calurosas, es importante tener en cuenta que se pierden más líquidos de los que se ingieren.

  • Si se encuentra realizando algún tipo de actividad física, realice pequeñas pausas que permitan a su cuerpo reducir su temperatura; aproveche las pausas también para ingerir líquidos.
  • Estar atentos a la sensación de sed, pues es la manera en que el cuerpo nos avisa que necesita líquidos de manera inmediata.
  • Opte por usar vestimenta holgada y de colores claros; los colores oscuros absorben el calor y favorecerán las condiciones para padecer deshidratación.
  • Aunque se recomienda la ingesta de líquidos, deben evitarse las bebidas alcohólicas, azucaradas e infusiones calientes.

Sigue leyendo

14 Marzo “Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular”

Entre las principales causas de muerte por grupos de enfermedad en 2015, la Enfermedad Cardiovascular  (ECV), con un total de 124.197 muertes (el 30% de todas las defunciones), siguió siendo la primera causa de muerte en población española. 

La prevención de la ECV es eficaz.  Si se practicara correctamente, la eliminación de conductas de riesgo podría evitarla hasta en un 80%. Por tanto, resulta esencial potenciar la implementación de las medidas preventivas.

¿QUÉ ES LA PREVENCIÓN CARDIOVASCULAR? Sigue leyendo