Día Mundial del Corazón 2013

El 29 de septiembre se celebra el Dia Mundial del Corazón, un evento establecido por la Federación Mundial del Corazón en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el objetivo de concienciar a la población sobre las enfermedades cardiovasculares (ECV) y promover medidas preventivas para reducir su impacto en la sociedad.

Día Mundial del Corazón 2013

 En la actualidad, las ECV (como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) son la principal causa de mortalidad, siendo responsables de 17,3 millones de muertes al año en el mundo. Además, estas enfermedades suponen un gran impacto económico y social, ya que un elevado porcentaje de estas muertes son prematuras, acabando con la vida de personas en edad productiva.

La mayoría de las ECV pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo, como el consumo de tabaco, la obesidad, el sedentarismo, la hipertensión arterial, la diabetes, el estrés o el aumento de los lípidos (colesterol).

La adopción de estilos de vida saludables y el control de los factores de riesgo permiten reducir de forma muy significativa la incidencia de enfermedades cardiovasculares en la población general, tanto en personas sanas como en aquellas que ya han sufrido algún tipo de enfermedad cardiovascular. Algunos consejos que debemos tener en cuenta son:

  • “Comer sano”: más frutas, verduras, cereales, legumbres y pescado, menos grasas animales y sal.
  • “Hacer ejercicio”: caminar media hora diaria o subir escaleras durante 7 minutos puede ser suficiente.
  • “No fumar”: de un respiro a su salud.
  • “Vigilar la salud”: controle la tensión arterial, colesterol y glucosa en sangre.
  • “Tomarse su tiempo”: no olvide cuidarse y relájase.

Con las actividades organizadas alrededor del Día Mundial del Corazón, se intenta que el gran público conozca mejor los métodos para reducir al mínimo los factores de riesgo, por ejemplo mantener el peso corporal controlado y hacer ejercicio regularmente.

CiclistasAsí, en colaboración con la OMS, la Federación Mundial del Corazón organiza en más de 100 paises diferentes actos, como controles de salud, caminatas, carreras, sesiones de gimnasia, charlas informativas, representaciones teatrales, foros científicos, exposiciones, conciertos, festivales y torneos deportivos. La Fundación Española del Corazón participa activamente en esta iniciativa organizando actividades y eventos por toda la geografía española.

Este año, el lema de la campaña es “Emprende el camino hacia un corazón sano”, una frase para recordar que “cada persona puede tomar el control sobre su salud cardiovascular y la de su familia para vivir una vida mejor y más larga, a través de una alimentación equilibrada, realizando actividad física a diario y evitando el tabaquismo”.

Más información:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno, enfermera y técnica de Salud Publica. Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la  Dirección General de Salud Pública.

Programa Fifty – Fifty

“Se destinan billones al tratamiento de la enfermedad cardiovascular, pero no lo suficiente en educar y promover la salud. Ambos aspectos son fundamentales para prevenir una enfermedad que ya es la primera causa de muerte en el mundo.”           Dr. Valentín Fuster

 

Según el Instituto Nacional de Estadística, las enfermedades cardiovasculares o enfermedades del sistema circulatorio son la primera causa de mortalidad en España, responsables del 30,5% del total de defunciones. La obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo y la tensión arterial elevada son los principales factores de riesgo en estas enfermedades.

Los datos aportados por la última Encuesta Nacional de Salud (2012) muestran que se ha producido un aumento en la mayoría de los factores de riesgo cardiovascular: el 54% de la población adulta mayor de 18 años tiene exceso de peso y el 42% presenta un estilo de vida sedentario. Además, el 24% de la población encuestada fuma diariamente y más del 40% de adultos padece hipertensión arterial.

Estos factores de riesgo no siempre se pueden eliminar, pero si es posible adquirir hábitos y conductas que los pueden reducir, mediante intervenciones, tanto individuales como grupales, que permitan cambiar el estilo de vida y mejorar las conductas relacionadas con la salud.

En Programa Fifty – Fifty, de promoción de la salud integral, es un programa de intervención en salud comunitaria cuyo objetivo fundamental es mejorar la salud integral de las personas adultas entre 25 y 50 años con algún factor de riesgo cardiovascular, ayudándolas en la adquisición de hábitos de vida saludables y en el control de los principales factores de riesgo cardiovascular auto controlables: obesidad, tabaquismo, sedentarismo e hipertensión arterial, a través de una formación específica y una dinámica de grupos de “ayuda entre iguales”.

Todo ello con la finalidad de mejorar la salud de manera integral y promover una visión positiva del concepto de salud, más centrada en los aspectos positivos que generan salud que en las limitaciones y aspectos que producen enfermedad.

El Programa Fifty-Fifty nace de la iniciativa de la Fundación SHE (Fundation for Science, Health and Education), promovida por el Dr. Valentín Fuster y de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el marco de la Estrategia NAOS y del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, con el fin de mejorar la salud de manera integral en personas adultas mediante la modificación de sus hábitos de salud.

Fifty – Fifty se desarrolla mediante talleres formativos y motivacionales dirigidos a la promoción de estilos de vida saludables y al control de los factores de riesgo (10 horas de formación). Dicha formación se acompaña, durante los 12 meses siguientes, de una dinámica de grupo dirigida a promover cambios internos y a brindar a los participantes la posibilidad de desarrollar capacidades distintas al simple conocimiento, que les ayuden a superarse.

En este mes de septiembre se pone en marcha como experiencia piloto en siete municipios españoles integrados en la Red Española de Ciudades Saludables: Barcelona, Cambrils (Tarragona), Guadix (Granada), Manresa (Barcelona), Molina de Segura (Murcia), San Fernando de Henares (Madrid) y Villanueva de la Cañada (Madrid).

Al finalizar el programa de salud comunitaria se realizará una evaluación científica y rigurosa de los resultados, de los procesos de implementación y del grado de satisfacción de los participantes. Se pretende así definir un modelo de buenas prácticas que pueda ser trasladado a las administraciones e instituciones públicas y privadas implicadas en la promoción de estilos de vida saludables.

Fuente: Programa Fifty-Fifty http://www.programafiftyfifty.org/index.php

Entrada realizada por Fuensanta Martínez, enfermera y técnica de Salud Publica. Servicio de Promoción y Educación para la Salud.

8ª Conferencia Mundial de Promoción de la Salud

El pasado mes de junio, entre los días 10 y 14, se celebró en Helsinki, Finlandia, la 8ª Conferencia Mundial de Promoción de la Salud,  bajo el lema “Salud en todas las políticas”.

Esta 8ª conferencia, coauspiciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales de Finlandia, ha reunido a unos 800 participantes de 120 países y se ha celebrado con los objetivos de:

  • Estimular el intercambio de experiencias sobre la promoción de la acción intersectorial;
  • Revisar los distintos enfoques para dar cuenta de las barreras y crear capacidad para la aplicación de la salud en todas las políticas;
  • Revisar los avances, impacto y alcance desde la Conferencia de Ottawa y
  • Abordar la contribución de la promoción de la salud en la renovación y la reforma de la atención primaria de la salud.

La Conferencia tiene como eje central el enfoque de Salud en Todas las Políticas (STP). La STP se basa en la comprensión de que las mejoras en la salud de la población y la acción sobre los determinantes sociales de la salud no pueden lograrse únicamente mediante un enfoque en las políticas del sector salud, sino que requiere la acción en diversos ámbitos de actuación. Además, reconoce que centrarse en el sector salud por sí solo no es suficiente para garantizar el acceso equitativo a los servicios de salud, la protección de la salud y la gestión de la sostenibilidad financiera de los sistemas de atención de la salud. La necesidad de contemplar este enfoque ha estado presente desde siempre en el desarrollo de la promoción de la salud (PS) y en las conferencias celebradas.

En el discurso de apertura de la 8ª Conferencia, la directora general de la OMS, Margaret Chan, señaló que el sector sanitario por sí solo no puede hacer frente a las amenazas a la salud que tienen su origen en áreas de actividad fuera de ese ámbito. “Son necesarias acciones de gobierno coordinadas que tengan en cuenta las consecuencias que las políticas dirigidas a otros sectores tienen para la salud”, dijo.

Chan resaltó también que, en un mundo globalizado, los retos en salud se basan en fuerzas muy concretas: “En un mundo interconectado como el nuestro, la sanidad esta siendo influida por las mismas poderosas fuerzas; el envejecimiento demográfico, la rápida urbanización y la globalización de estilos de vida no saludables. Bajo la presión de esas fuerzas, las enfermedades no contagiosas han superado a las infecciosas como la principal causa de mortalidad y discapacidad.

Señalo también que, en la actualidad, “en lugar de que las enfermedades desaparezcan conforme mejoran las condiciones de vida, el progreso socioeconómico está en realidad creando las condiciones para favorecer el ascenso de las enfermedades no transmisibles. El crecimiento económico, la modernización, y la urbanización han abierto ampliamente el punto de entrada para la propagación de estilos de vida no saludables.”

“La globalización de estilos de vida no saludables” no es un problema técnico de la salud pública sino un problema político. “En otra tendencia alarmante, la desigualdad, entre y dentro de los países, en el nivel de ingresos, oportunidades, y consecuencias en la salud, es mayor ahora que en cualquier otro momento de estas últimas décadas. Cada vez más vivimos en un mundo de países ricos llenos de gente pobre y enferma. El aumento de las enfermedades no transmisibles amenaza con ampliar estas brechas aun más”- dijo.

Así mismo, destacó que uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la PS en la actualidad son los intereses empresariales de los agentes económicos poderosos: “Ya no son solamente los grandes del tabaco. La salud pública debe enfrentarse también a los grandes de los alimentos, a los grandes de las bebidas gaseosas, y a los grandes del alcohol”.

Para finalizar señalo que “la formulación de políticas de la salud debe ser protegida de la distorsión por parte de intereses creados o comerciales.”

Fuente:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez, enfermera y técnica de Salud Publica. Servicio de Promoción y Educación para la Salud.

La promoción de la salud en el lugar de trabajo: Una oportunidad empresarial (II)

Comentamos en el anterior post la necesidad de trabajar desde el compromiso y el liderazgo empresarial en la gestión de la prevención y de la promoción de la salud en las empresas, pero también hay que destacar la importancia de la participación de los trabajadores para tener trabajadores sanos en empresas saludables.

Las características de una buena gestión de la salud en el trabajo son las siguientes:

  • Un diseño sistemático de programas que mejoren la salud del trabajador y de la organización.
  • La creación de una cultura de la salud que satisfaga las necesidades tanto de la empresa como del trabajador.
  • Una gestión de la salud que se integre en el plan estratégico de la empresa porque es bueno para la salud del trabajador y para la productividad, eficiencia y competitividad de la empresa.
  • Una metodología que ayude a las personas a conseguir una salud óptima (emocional, física, social, espiritual e intelectual).
  • Una metodología que utilice diversas estrategias para mejorar el conocimiento que sobre la salud tienen los trabajadores y demás actores relevantes y para poner a su disposición un entorno de trabajo que proteja la salud de las personas y que apoye y refuerce las elecciones saludables.

 Los principales elementos para promover la salud sobre los que podemos actuar en las empresas son:

  • Unas condiciones de trabajo mejoradas, en busca de la calidad y la sostenibilidad del trabajo, donde la salud y la seguridad de los trabajadores está asegurada y en las que se cumplen y sobrepasan los requerimientos legales de la normativa vigente.
  • Unos hábitos de vida saludables, considerando en las intervenciones de que manera  puede el entorno de trabajo facilitar y apoyar hábitos, comportamientos y habilidades para lidiar con la vida de forma saludable.
  • Un entorno facilitador en el que la cultura de la organización refuerza y defiende unos valores éticos, que aseguran un trato respetuoso y justo de los trabajadores.

 Ámbitos de actuación en Promoción de la Salud en el trabajo 

Existen tres líneas de acción clave para conseguir entornos seguros y saludables y apoyar a los trabajadores en el cuidado de su salud. Estas tres líneas son:

  • La prevención de riesgos laborales, de obligado cumplimiento por parte de los empresarios y que consiste en proteger a los trabajadores de los daños derivados de las condiciones de trabajo.
  • La cultura de la organización, que consiste en la existencia de unos valores comunes y unos estándares que guían la forma en que interaccionan las personas entre sí tanto en la organización como fuera de ella.
  • Unas acciones voluntarias, que puede llevar a cabo la empresa para crear no tan sólo entornos seguros y exentos de riesgos de origen laboral sino entornos que permitan y apoyen elecciones saludables.

Modelos de Buenas Prácticas en empresas

La Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP), en su página web e-saludable se encarga de recopilar y distribuir, entre todos los países y sectores económicos, ejemplos de buenas prácticas y métodos de salud en el lugar de trabajo con e-saludablevistas a aumentar los conocimientos a nivel europeo sobre metodologías y ejemplos que merecen ser replicados y responder a los nuevos retos que imponen a Europa los cambios sociodemográficos, en el mercado laboral y en las formas de enfermar.  

Estos Modelos de Buenas Prácticas son ejemplos que pueden servir a otras empresas para iniciar acciones de Promoción de la Salud en el Trabajo o para demostrar los beneficios de las mismas en la práctica. Han seguido un proceso de selección conforme a unos criterios preestablecidos y reconocidos por la ENWHP en las nueve iniciativas conjuntas desarrolladas hasta la fecha (año 2013).

Por otra parte la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo otorga anualmente los Galardones Europeos a las Buenas Practicas, uno de los principales elementos de la Campaña Lugares de Trabajo Saludables y que están destinados a poner de relieve los mejores ejemplos de directores y empleados que trabajan juntos porla prevención de riesgos y la promoción de la salud en el trabajo.

Destacamos a continuación, algunas medidas que las empresas pueden adoptar para promover la salud de sus trabajadores:

- Medidas organizativas:

  • Ajustar el tiempo de trabajo para facilitar la actividad física antes de entrar a trabajar o en la pausa del mediodía.
  • Disponer de una política de comunicación interna definida y con objetivos concretos que incluyan los temas de salud.
  • Fomentar la formación y el desarrollo personal en las horas de trabajo 

- Medidas relacionadas con el entorno laboral

  • Facilitar salas para reuniones de carácter social.
  • Facilitar espacios donde hacer ejercicio.
  • Ofrecer menús saludables en la cantina

 - Medidas individuales

  • Ofrecer y financiar cursos y actividades deportivas
  • Promover el consejo dietético durante el examen médico periódico.
  • Financiar o subvencionar los tratamientos para dejar de fumar.
  • Poner a disposición de los trabajadores un programa de ayuda al empleado

También propiciar que se realicen intervenciones educativas individuales o grupales en:  Alimentación saludable, actividad física, salud mental, tabaco, alcohol y otras drogas, conciliación de vida familiar y laboral, enfermedades crónicas, envejecimiento, embarazo y lactancia, etc.

Existen otros organismos a nivel nacional y autonómico que premian la actuación de las empresas en temas de promoción de la salud en el trabajo. Algunos de estos organismos o entidades son:

Fuentes:

Entrada realizada por Miguel Antº Soriano Contreras. Enfermero Subinspector de Servicios Sanitarios. Servicio de Incapacidad Temporal y Salud Laboral de la Consejería de Sanidad y Politica Social de la Región de Murcia.

 

La Promoción de la Salud en el lugar de trabajo: Una oportunidad empresarial (I)

La promoción de la salud en el lugar de trabajo (PSLT) se refiere al esfuerzo en común de empresarios, trabajadores y la sociedad en su conjunto por mejorar la salud y el bienestar laboral de los trabajadores. Los medios para alcanzarlo son:

  • Mejora de la organización del trabajo y del entorno laboral;
  • Promoción de la participación de los trabajadores en actividades saludables
  • Promover hábitos de vida saludables , y
  • Fomentar el desarrollo personal.

El futuro de las empresas depende, en gran medida, de que su personal esté bien preparado y motivado, pero también sano, y esto cobra mayor interés en el contexto socio-económico actual.

En la actualidad, la prevención debe plantearse nuevos retos dentro de la salud y seguridad laboral y dirigir sus esfuerzos más allá de la mera catalogación y determinación del riesgo. Para ello, debe dotarse de recursos que promuevan comportamientos seguros, así como implantar actitudes y conductas saludables que sean válidas para el entorno de trabajo y para la dimensión social de la persona.

 Si entendemos el capital humano como la fuerza dinamizadora de la empresa y eje central sobre el que se sustentan los factores de competitividad y eficacia, todas las acciones dirigidas a facilitar un entorno saludable y trasmitir unos hábitos saludables a los trabajadores redundarán en un beneficio común.

 La promoción de la salud y el bienestar en el lugar de trabajo puede redundar en una disminución de las enfermedades y los costes derivados de ellas; en un incremento de la productividad, así como en una población trabajadora más sana, más motivada, con la moral más alta y con un mejor clima laboral.

Por todo ello, se ha de  entender la promoción de la salud en el lugar de trabajo como una estrategia innovadora que aspira a la prevención de los riesgos profesionales (incluyendo enfermedades relacionadas con el trabajo, accidentes, lesiones, enfermedades profesionales y estrés) y a aumentar la capacidad individual de la población trabajadora para mantener su salud y mejorar sus hábitos de vida.

Salud en el trabajo, de la Prevención a la Promoción

La atención a la salud y a la seguridad en los lugares de trabajo define el grado de progreso civil, social, económico y ético de un país. Trabajar no puede tener implícito el riesgo de accidentarse o enfermar. Por ello, es necesario centrar los esfuerzos en promover el bienestar en los lugares de trabajo y no sólo en evitar el malestar, como se ha venido haciendo hasta ahora de manera generalizada.

El concepto ‘empresa saludable’ recoge a aquellas entidades que no sólo cumplen con sus obligaciones de prevención básica de los riesgos laborales, sino que además realizan esfuerzos sistemáticos dirigidos a maximizar la salud y la productividad de sus empleados.

El American College of Occupational and Environmental Medicine (ACOEM), en un reciente documento desarrollado por su Committee of Health and Productivity, ha lanzado la idea de crear programas integrados que unifiquen la prevención de riesgos laborales y la promoción de la salud del trabajador con una orientación dirigida al bienestar laboral.

La obesidad, las alteraciones del sueño, la pérdida de agudeza visual o auditiva, son aspectos de salud individual que se relacionan con la incidencia de accidentes de trabajo. Por su parte, factores de riesgo laboral como el trabajo a turnos puede condicionar una peor alimentación y favorecer la obesidad o la diabetes, además de cáncer de mama. La obesidad, a su vez, favorecerá las lesiones osteomusculares en el trabajo. Existen, pues, evidencias de interacción recíproca entre el estado de salud individual del trabajador y la vulnerabilidad a los riesgos laborales, que justifican científicamente la posibilidad de encontrar sinergias mutuamente beneficiosas entre las actividades de protección y promoción de la salud en el trabajo, cuya resultante final vendría a ser la empresa saludable. (Ferrando, 2011)

Un entorno laboral saludable es esencial, no solo para lograr la salud de los trabajadores, sino también para hacer un aporte positivo a la productividad, la motivación laboral, la fluidez de relaciones laborales, el espíritu de trabajo, la satisfacción en el trabajo y la calidad de vida en general.

La Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP) ha demostrado que la promoción de la salud en el trabajo (PST) mejora el ambiente laboral y es beneficiosa para la empresa, trabajadores y sociedad. Bajo el lema Trabajos saludables, bueno para ti, buen negocio para todos, la campaña «Trabajos saludables» 2012–2013, Trabajando juntos para la prevención de riesgos”, coordinada por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) se organiza de manera descentralizada y está concebida para ayudar a las autoridades nacionales, las empresas, las organizaciones, los directivos, los trabajadores y sus representantes y otras partes interesadas en  trabajar juntos para mejorar la seguridad y la salud en el trabajo.

¿ Por qué invertir en la Promoción de la Salud en el lugar de trabajo (PSLT)?

El éxito de una empresa depende de contar con unos trabajadores sanos que trabajen en un entorno favorable: La PSLT contribuye a que los trabajadores se sientan mejor y mas saludables, lo que se traduce en:

  • Descenso del absentismo
  • Reducción el presentismo, es decir, el hecho de acudir al trabajo enfermo y de no rendir como cuando se está sano, que puede llegar a ser del 33% o más
  • Mayor motivación
  • Mejora de productividad
  • Mayor facilidad para la contratación
  • Menor rotación del personal, y
  • Transmitir una imagen positiva de empresa concienciada con la salud de sus trabajadores.

Además, en relación con el coste-efectividad de las intervenciones, las investigaciones demuestran que cada euro invertido en PSLT obtiene una rentabilidad de la inversión de entre 2,5 y 4,8 euros en concepto de disminución de los costes por absentismo. Así mismo, disminuye los costes de la seguridad social, al reducir los costes sanitarios hasta un 26,1%, las incapacidades temporales o permanentes, las pensiones, etc.

Para esto es necesario trabajar desde el compromiso y liderazgo empresarial en la gestión de la prevención, así como desde la participación de los trabajadores.

Fuentes:

Entrada realizada por Miguel Antº Soriano Contreras. Enfermero Subinspector de Servicios Sanitarios. Servicio de Incapacidad Temporal y Salud Laboral de la Consejería de Sanidad y Politica Social de la Región de Murcia.