Recomendaciones sobre los cigarrillos electrónicos

El uso de los cigarrillos electrónicos se ha incrementado en los últimos años, especialmente debido a la creencia de que son inocuos o bien a que son una herramienta útil para dejar de fumar. Esta información es controvertida, por no decir que es falsa.

Por ello, y una vez analizada la información disponible por un grupo de expertos en tabaquismo, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Política Social ha establecido unas recomendaciones, dirigidas a la población general, sobre el uso de los cigarrillos electrónicos; Las recomendaciones son las siguientes:

1. Se recomienda a toda la población, muy especialmente a menores y adolescentes, no usar los cigarrillos electrónicos.

¿Por qué?: El cigarrillo electrónico es un dispositivo que contiene sustancias que al ser inhaladas de forma reiterada son nocivas para la salud, entre ellas la nicotina o el propilenglicol. Los datos de los que disponemos actualmente sobre los cigarrillos electrónicos nos muestran que tienen efectos perjudiciales para la salud, especialmente a nivel respiratorio y, si llevan nicotina, también a nivel circulatorio.

2. Se recomienda no usar los cigarrillos electrónicos, con o sin nicotina, en ningún espacio de uso público.

¿Por qué?: El vapor que se elimina al consumir cigarrillos electrónicos contiene componentes químicos que provienen de las sustancias incluidas en los cartuchos recargables. No se trata de simple vapor de agua. Los análisis realizados de estas sustancias muestran que algunas son tóxicas. Por ello se recomienda no usar los cigarrillos electrónicos y evitar la exposición a su vapor especialmente en el caso de menores, embarazadas y personas con problemas cardiacos.

3.      No se recomienda el uso de cigarrillos electrónicos para dejar de fumar.

¿Por qué?: A día de hoy, los cigarrillos electrónicos no han mostrado que sean un método válido para dejar de fumar y por eso no han sido aprobados por la Agencia Española del Medicamento. Existen métodos que si han demostrado ser eficaces para dejar de fumar y que están autorizados para su uso. Consulte a los profesionales sanitarios. Por otra parte sabemos que mantiene el gesto de fumar y por tanto dificulta el abandono de esta conducta.

Los cigarrillos electrónicos son mecanismos que sirven para inhalar vapores y eliminar un humo similar al del tabaco. Consiste en un dispositivo eléctrico, con una batería y un atomizador para calentar el aire, y un depósito o cartucho que contiene los ingredientes, así como una boquilla para inhalar.

Imagen: Saltó E. Taller Vaping & eCigarettes. En XII Jornadas SEDET: Abordaje del tabaquismo. Lo que hemos cambiado. Valencia: SEDET. 2013

Los ingredientes que contienen los cigarrillos electrónicos son muy variados, siendo el principal de ellos, en la mayoría de los casos, la nicotina. Para producir el efecto de vaporización y eliminación del humo contienen otros elementos y compuestos químicos, como el propilenglicol. Además se les añaden saborizantes de todo tipo: chocolate, frutas variadas, saborizantes específicos de marcas de tabaco, etc. Muchas estas sustancias están aprobadas para el uso humano, aunque por otras vías diferentes a la inhalatoria. Además todavía se desconoce su seguridad de uso tras calentarlas y al combinarlas.

Un importante tema a tener en cuenta son las sustancias químicas que se desprenden tras calentar todos estos ingredientes y que pasan a formar parte del vapor que se emite. Entre estas sustancias se han detectado, además de nicotina y propilenglicol,  otras similares a las existentes en el humo de tabaco, como nitrosaminas, formaldehido, acetaldehído, benzo(a)pireno, partículas PM2.5 y partículas metálicas (sodio, hierro, aluminio, cobre, magnesio, plomo, cromo, manganeso, potasio, zinc y níquel). Algunos de estos compuestos son cancerígenos.

La presencia de estas sustancias en el vapor del cigarrillo electrónico implica la contaminación de los espacios interiores, especialmente si hay varias personas usándolos, lo que se conoce como “vapeando”.

Diversos estudios han mostrado que el consumo de cigarrillos electrónicos puede tener efectos perjudiciales para la salud a corto plazo. Estos efectos son debidos a algunos de sus componentes:

  • Por un lado la nicotina, por si sola es un tóxico y una droga muy adictiva. El uso de cigarrillos electrónicos con nicotina conlleva los riesgos propios para la salud de esta sustancia: problemas en el sistema nervioso central, sistema endocrino, músculo-esquelético, sistema respiratorio, aparato gastrointestinal, efectos metabólicos o cardio-circulatorios, por ejemplo elevación de la tensión arterial, lesiones vasculares o el infarto.
  • Por otra parte, hay datos de que el propilenglicol a corto plazo irrita los ojos, la garganta y la vía respiratoria, no conociéndose todavía todos sus efectos a largo plazo, aunque se sabe que en niños expuestos aumenta el riesgo de asma.
  • La glicerina es una sustancia que se puede usar por vía oral, pero parece estar relacionada con neumonías graves al utilizarla por vía inhalatoria.

Así mismo, las investigaciones que hasta ahora se han realizado sobre la eficacia de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar no aportan suficiente evidencia. No hay estudios sobre la seguridad y toxicidad de estos productos. Tampoco han sido aprobados por ninguna agencia de medicamentos.

Otra cuestión importante a tener en cuenta desde el punto de vista de la salud pública y la prevención del tabaquismo, es la relación que existe con el consumo de tabaco. Los datos que tenemos nos hacen pensar que se puede convertir en una nueva puerta de entrada al uso de drogas (nicotina, cannabis….).

La juventud está muy influenciada por la publicidad y por las modas. El cigarrillo electrónico está empezando a usarse en este colectivo bajo la falsa premisa de “salubridad”. Esto puede hacer que disminuya la percepción del riesgo y que se inicien en el consumo habitual de cigarrillos electrónicos, arrastrados también por la presión del grupo por querer usar las últimas nuevas tecnologías.  De esta manera, estaremos facilitando una nueva adicción hacia la nicotina, que de por sí sola ya es suficientemente tóxica.

Todas estas cuestiones nos hacen concluir que los cigarrillos no son inocuos, por tanto no son sanos y, al no conocer el alcance a largo plazo de su uso, no debemos recomendarlo. Tampoco se han de utilizar como método para dejar de fumar hasta que no se apruebe su uso, una vez demostrada su eficacia, seguridad y se hayan establecido las indicaciones y posología, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud:

“Hasta que los sistemas de liberación de nicotina se consideren seguros y eficaces, y de calidad aceptable por un organismo regulador nacional competente, los consumidores deben ser advertidos fuertemente de no utilizar cualquiera de estos productos, incluyendo los cigarrillos electrónicos”

Para saber más:

Entrada realizada por Adelaida Lozano Polo, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.

Promoción de la alimentación saludable y prevención del cáncer

El cáncer es una de las enfermedades más frecuentes en el mundo y la segunda causa de muerte en los países industrializados. En la aparición del cáncer influyen tanto factores genéticos como factores ambientales, que pueden ser físicos (radiaciones ultravioleta e ionizantes), químicos (asbestos, componentes del humo del tabaco, aflatoxinas, arsénico, etc.) y biológicos (infecciones por algunos virus, bacterias o parásitos). El envejecimiento es otro factor fundamental en la aparición de cáncer.

En los países industrializados, más del 90% de los cánceres se pueden atribuir al estilo de vida y a influencias del medio ambiente: El consumo de bebidas alcohólicas y tabaco, la mala alimentación, la inactividad física, la contaminación ambiental, etc. son factores de riesgo en la aparición de distintos tipos de cáncer.

Aproximadamente, una tercera parte de los cánceres están relacionados directamente con la alimentación. Ya en 1984, el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos estableció que un 35 por ciento de los tumores tenían su origen o estaban relacionados con factores alimentarios.

En 1997 el Fondo Internacional para la Investigación del Cáncer, junto con el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR), publicó el informe Alimentos, Nutrición y Prevención del Cáncer: Una Perspectiva Global que no dejaba lugar a dudas sobre la íntima relación existente entre cáncer y dieta.  En un segundo informe, Alimentos, Nutrición, Actividad Física y la Prevención del Cáncer: Una perspectiva mundial publicado en 2007, se presentan nuevas pruebas científicas y se establecen objetivos y recomendaciones para la prevención.

La evidencia mejor conocida entre alimentación y cáncer es aquella que indica una relación inversa entre este problema de salud y el consumo de verduras. El consumo de verdura (y de forma menos definitiva el de frutas) ha demostrado un efecto protector frente a la mayor parte de los cánceres más frecuentes. Los mecanismos causantes de ello son multifactoriales, al ser múltiples los componentes de frutas y verduras; los más estudiados son las vitaminas (C, E, A, β-carotenos y licopeno) y los minerales (selenio y cinc) con propiedades antioxidantes.

Las evidencias proceden de estudios básicos que identificaron el papel de estos nutrientes frente a los radicales libres, de estudios descriptivos que han puesto de manifiesto que las diferencias geográficas en la incidencia de distintos canceres pueden ser explicados por las diferencias en el consumo de frutas y verduras y de estudios analíticos que muestran asociaciones inversas entre los niveles plasmáticos de antioxidantes y diversos tipos de cáncer.

Otros estudios evidencian la relación entre el consumo fibra dietética y la protección frente al cáncer de  colon y recto. La “hipótesis de la fibra dietética” (Burkitt  y Trowell 1972-1975), afirmaba que las dietas ricas en alimentos que contienen el material de la pared celular muestran una acción protectora frente a una serie de enfermedades. Esta relación entre fibra y cáncer de colon y recto esta basada en los efectos de la fibra insoluble, al disminuir esta el tiempo de tránsito e incrementar la masa fecal, además de su capacidad de adherencia y dilución de los ácidos biliares y otros carcinógenos. 

Las mayores evidencias de la relación entre ingesta de lípidos y cáncer se ha centrado en el cáncer de colon y los cánceres dependientes de hormonas como los de mama, próstata, ovario y endometrio. Esta asociación entre ingesta de lípidos y cáncer se produce a partir del consumo de lípidos animales y ácidos grasos saturados.

Las recomendaciones para la prevención del cáncer relacionadas con la alimentación, que se pueden consultar detalladamente en el resumen en español del informe, son las siguientes:

  • Recomendación 1: Mantenimiento del peso corporal – Mantener el menor peso posible dentro de los márgenes normales del peso corporal.
  • Recomendación 2: Actividad física – Mantenerse físicamente activo como parte de la vida cotidiana.
  • Recomendación 3: Alimentos y bebidas que promueven el aumento de peso:
    • Limitar el consumo de alimentos de alta densidad energética.
    • Evitar el consumo de bebidas azucaradas.
  • Recomendación 4: Alimentos vegetales – Consumir sobre todo alimentos de origen vegetal.
  • Recomendación 5: Alimentos de origen animal – Limitar la ingesta de carnes rojas y no consumir carnes elaboradas.
  • Recomendación 6: Bebidas alcohólicas – Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Recomendación 7: Conservación, elaboración, preparación:
    • Limitar el consumo de sal
    • No consumir cereales (granos) o leguminosas (legumbres) contaminados por hongos.
  • Recomendación 8: Suplementos alimentarios – Procurar satisfacer los requerimientos nutricionales solo por medio de la dieta.
  • Recomendación especial 1: Lactancia materna - Las madres deben amamantar a sus hijos; los lactantes deben ser amamantados. 
  • Recomendación especial 2: Sobrevivientes de cáncer - Seguir las recomendaciones para la prevención del cáncer.

Las estrategias de promoción de la salud han de incidir en la importancia de instaurar hábitos alimentarios sanos basados en una alimentación correcta, variada y completa, con una dieta equilibrada, desde la infancia y teniendo en cuenta todos los ámbitos de actuación: Escolar, familiar y comunitario, sanitario y empresarial.

En la Región de Murcia son varias las iniciativas que tienen como finalidad la promoción de estilos de vida saludables relacionados, entre otros factores, con la alimentación y la actividad física. Podemos destacar el Plan de Educación para la Salud en la Escuela,  y el Proyecto de Universidad Saludable de la Universidad de Murcia. También, el fomento de la lactancia materna integral en todas las áreas de salud y la promulgación de normativa relacionada con la alimentación en los comedores escolares: Decreto n.º 97/2010, de 14 de mayo, por el que se establecen las características nutricionales de los menús y el fomento de hábitos alimentarios saludables en los Centros Docentes no Universitarios son otras intervenciones reseñables de promoción de la salud. 

Además, se está desarrollando el programa de prevención del cáncer de colon y recto, para la detección precoz del cáncer de colon y recto mediante la detección de sangre oculta en heces a todas las personas de entre 50 y 69 años.

Fuentes:

Entrada realizada por Mariano Martínez Tomás, enfermero del Programa de Prevención del Cáncer de Colon y Recto en el Área de Salud I. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.

Recomendaciones básicas de higiene postural

A lo largo del día las personas adoptan diferentes posturas dependiendo de la actividad que realizan. La adquisición de malos hábitos posturales como estar mucho tiempo en la misma posición, movimientos repetitivos, posturas forzadas y mantenidas, realización de actividades que requieran fuerza o sedentarismo, pueden desencadenar principalmente dolores de espalda, de ahí que corregirlos y adecuar el estilo de vida reducirá y evitará el dolor. 

La higiene postural es un conjunto de normas, consejos y actitudes posturales, tanto estáticas como dinámicas, encaminadas a mantener una alineación de todo el cuerpo con el fin de evitar posibles lesiones. Su principal objetivo es aprender una serie de normas y hábitos para ayudar a proteger la espalda a la hora de realizar actividades de la vida cotidiana.

 Una correcta postura de pie, sentado o acostado es aquella que permite la realización de estas actividades con la mayor eficacia. 

A continuación se dan recomendaciones básicas para aprender a realizar los esfuerzos de las actividades cotidianas de forma adecuada con el fin de facilitar la adquisición de hábitos saludables y prevenir lesiones en la espalda.

Recomendaciones generales

  • No permanecer en la misma postura durante periodos prolongados, alternar actividades que requieran estar de pie con otras que impliquen estar sentado o en movimiento
  • Intercalar periodos breves de descanso entre las diferentes actividades
  • Si fuera necesario, modificar adecuadamente el entorno (mobiliario, altura de los objetos, iluminación, etc) buscando la situación más cómoda y segura para la espalda.
  • Planificar con antelación los movimientos o gestos a realizar, evitar las prisas que pueden conllevar mayores riesgos.

Al estar acostado

  • Mejor situarse boca arriba. Si no puede dormir en otra postura, debería intentar hacerlo ligeramente de costado. Más información

Al estar sentado

  • Se debe apoyar completamente los pies en el suelo y mantener las rodillas al mismo nivel o por encima de las caderasFuente: El web de la Espalda
  • La silla, con una suave prominencia en el respaldo, debe sujetar la espalda en la misma postura en la que la columna esta al estar de pie
  • Debe girar todo el cuerpo a la vez
  • La pantalla del ordenador tiene que poderse orientar e inclinar. Debe situarla a unos 45 cms. de distancia, frente a los ojos y a su altura, o ligeramente por debajo.  Las muñecas y los antebrazos deben estar rectos y alineados con el teclado, con el codo flexionado a 90º
  • Adelantar el asiento del coche para alcanzar los pedales sin tener que estirar las piernas y apoyar la espalda en el respaldo. Más información

Al levantar y transportar pesos

  • Agáchese flexionando las rodillas, con la espalda recta y la cabeza levantada, apoyando los dos pies en el suelo, ligeramente separados y lo más cerca posible del peso que debe cargar
  • Levantar los pesos tan solo hasta la altura del pecho con los codos flexionados para asegurar que la carga está lo más pegada al cuerpo que sea posible. Si debe colocarlos mas arriba, súbase a una banqueta o escalera. Más información

Al estar de pie

  • Mientras esté de pie, mantenga un pie en alto y apoyado sobre un objeto. Alterne un pie tras otro. Cambie la postura tan frecuentemente como pueda
  • No esté de pie si puede estar andando
  • Si debe trabajar con sus brazos mientras está de pie, hágalo a una altura adecuada que le permita apoyarse con sus brazos
  • Evite los zapatos de tacón alto si debe estar mucho tiempo de pie o caminando. Más información

Al levantarse y sentarse

  • Para levantarse de la cama, gire para apoyarse en un costado y después, apoyándose con los brazos, incorpórese de lado hasta sentarse
  • Si se levanta de una silla, apóyese en los reposabrazos.
  • Siéntese controladamente, no se desplome, lo más atrás posible en la silla, apoyando la columna en el respaldo
  • Para introducirse en el coche, siéntese primero con los pies fuera del automóvil y luego gírese e introdúzcalos, uno después de otro y apoyando mientras su peso en las manos. Más información

Al vestirse

  • Permanezca sentado al ponerse los calcetines y zapa­tos, elevando la pierna a la altura de la cadera o bien cruzándola sobre la contraria
  • Para atarse los cordones, agáchese con las rodillas flexionadas o eleve el pie apoyándolo en una silla o tabu­rete

Al estar inclinado

  • Estar inclinado es una mala postura para la columna. Si no tiene más remedio que estar inclinado mantenga siempre sus rodillas flexionadas y apóyese con sus brazos en algún mueble o pared. Más información

Al realizar tareas domésticas

  • Al barrer y fregar el suelo, asegúrese de que la longitud de la escoba o fregona es suficiente como para que alcance el suelo sin que se incline
  • Al pasar la aspiradora, adopte la misma postura que para fregar el suelo, flexione algo más la rodilla avanzada
  • Al limpiar los cristales y alicatados, cuando use su mano derecha adelante el pie derecho y retrase el izquierdo, apoye la mano izquierda sobre el marco de la ventana a la altura de su hombro y utilice la derecha para limpiar
  • Al planchar, la tabla de planchar debe ser relativamente alta, llegando hasta la altura del ombligo. Si está de pie, mantenga un pie en alto y apoyado sobre un objeto o reposapiés y alterne un pie tras otro
  • Al fregar los platos, asegúrese de que el fregadero está aproximadamente a la altura de su ombligo, de forma que pueda sostener un plato en él con la columna recta y los codos formando ángulo de 90º. Mantenga un pie en alto apoyado sobre un objeto o reposapiés y alterne un pie tras otro
  • Si tiene que buscar en un estante o armario colocado al ras del suelo, póngase de cuclillas frente al armario, mantenga los pies relativamente separados para mejorar su estabilidad y, eventualmente, apoye una de las manos sobre la encimera
  • Al hacer las camas, sitúese frente a la esquina de la cama, con la punta de un pie frente al borde y el otro paralelo al borde que forma la esquina. En esa postura, flexione las rodillas, levante la esquina del colchón con la mano del lado cuyo pie está frente al borde de la cama  y con la otra mano pase la sábana por debajo
  • Si debe transportar la compra, use un carro. Si no tiene más remedio que transportar personalmente la compra, sin carro, use una mochila o reparta el peso por igual entre ambos brazos. Más información 

Fuente de las imágenes:

Las imágenes han sido seleccionadas de El web de la espalda [Internet]. Fundación Kovacs, 2003 [actualizada 13 de diciembre de 2013; acceso 18 de diciembre de 2013]. Normas de higiene postural y ergonomía.  

Fuentes de información: 

El web de la espalda [Internet]. Fundación Kovacs, 2003 [actualizada 13 de diciembre de 2013; acceso 18 de diciembre de 2013]. Normas de higiene postural y ergonomía

Menéndez, Carolina G. Posturas para cuidar la espalda [Internet] La Opiniónde Murcia. Martes 5 de marzo de 2013. Salud

Edusportmec [Internet]. Madrid: Ministerio de Educación; 2010 [acceso 18 de diciembre de 2013]. Higiene postural [6 pantallas]. Crecer en salud: información para jóvenes. Murcia: Consejería de Sanidad y Consumo; 2008

Miranda López, P., Orenes Torrecillas, C., Gutiérrez García, J.J., Ordoñana Martín, J.R., Ramos Postigo, F.B., Martínez López, P.A [et al]. Guía de higiene [monografía en Internet]. Murcia: Consejería de Sanidad;1992 [acceso 18 de diciembre de 2013]

Ripol Muñoz, Mª Elena. La tarea de cuidar: higiene postural, movilización y transferencias [monografía en Internet]. Zaragoza: Departamento de Servicios Sociales y Familia; 2011 [acceso 18 de diciembre de 2013]

CEIP La Asomada(Cartagena) [Internet]. [Citado 20 de diciembre de 2013] 

Dia Mundial del Sida 2013: La importancia del Diagnóstico Precoz

Entre las prioridades del “Programa de Información y Educación Sanitaria sobre Sida” de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia se encuentra la detección precoz del VIH entre la población general. Con ocasión del Día Mundial del Sida, que se celebra cada año el 1 de diciembre, recordamos la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz de este grave problema de salud.

Está ampliamente demostrado que el retraso en el diagnóstico de la infección tiene implicaciones sobre la salud individual y colectiva. Por un lado, no permite beneficiarse de los tratamientos disponibles y por otro, aumenta el riesgo de transmisión a otras personas por no adoptar medidas de protección adecuadas y por la elevada carga viral en ausencia de tratamiento. Además, un diagnóstico tardío implica una mortalidad elevada que puede ser evitable, además de un alto coste económico para las arcas públicas.

El estigma relacionado con la infección por VIH/Sida supone, para muchas personas, una barrera para la realización de la prueba de detección del virus en los servicios normalizados de Atención Primaria.

En España, alrededor del 30% de los infectados no saben que lo están y en nuestra Comunidad se han registrado 1.795 casos acumulados de sida hasta el 30 de junio de 2013, que constituyen el 2% de los 83.171 casos registrados en España. El 52% de los nuevos diagnósticos de VIH entre 2009-2012 en la Región fueron diagnósticos tardíos, es decir, que durante años desconocieron que estaban infectados, tal como se recoge en el informe Situación epidemiológica del VIH/SIDA. Resumen de situación a 30 de junio de 2013″,  elaborado por el Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.

Fuentes: Registro Regional de casos de Sida y SINIVIH. Servicio de Epidemiología. DGSP. Región de Murcia / Registro Nacional de Sida y SINIVIH. Centro Nacional de Epidemiología. Instituto de Salud Carlos III / Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Actualmente, la prueba rápida de detección de anticuerpos anti-VIH es un método muy eficaz para saber si una persona es portadora del virus, proporcionando resultados altamente fiables y tiene como ventaja que se puede realizar en saliva y el resultado se obtiene en menos de 30 minutos.

En la Región de Murcia existen entidades sin ánimo de lucro que contribuyen y facilitan el diagnóstico precoz, ofertando la prueba rápida a toda la población al tiempo que garantizan la confidencialidad y proporcionan el consejo asistido adecuado para fomentar comportamientos saludables que eviten futuras prácticas de riesgo y de este modo, prevenir la infección por VIH/Sida.

Las asociaciones que están desarrollando esta actividad son:

  • Comité Ciudadano Antisida de la Región de Murcia (CASMU), en Murcia. Teléfono 630 147 559.
  • Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo (CATS), en Murcia. Teléfonos: 968 280 627 y 699 696 119.
  • Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de la Región de Murcia “NO TE PRIVES”, en Murcia. Teléfono 658 340 013.
  • Cruz Roja Española, en Cartagena. Teléfono: 607 875 112.
  • Unidad de Prevención, Diagnostico y Tratamiento de Enfermedades de Transmisión Sexual y VIH, en Cartagena. Teléfonos: 968 326 675  y  968 326 666 (ext. 76675).

 Más información:

Entrada realizada por Pepa Ballester, enfermera. Programa de Información y Educación Sanitaria sobre Sida. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública. 

Día Internacional del Cáncer del Mama 2013

El 19 de octubre se celebra el Día Internacional del Cáncer de Mama, un acontecimiento que año tras año permite sensibilizar sobre este problema de salud. Aunque es un cáncer frecuente en mujeres y raro en hombres, es un problema de todos y todos hemos de involucrarnos. Con frecuencia se informa sobre factores de riesgo y de protección; es importante conocerlos, pero no se debe caer en la tentación de “culpabilizar” a las enfermas, porque es una simpleza además de injusto.

La acumulación de casos en una misma rama familiar es un factor de riesgo. En ocasiones en estas familias se identifican mutaciones en algunos genes (BRCA1 y BRCA2 son los más frecuentemente mutados) que se heredan tanto por la vía paterna como por la materna, por tanto no es sólo un problema de las mujeres.

Otros factores ligados al estado hormonal de las mujeres, como la menarquia temprana (tener la regla demasiado joven) y la menopausia tardía, son factores de riesgo, en tanto que tener hijos y amamantarlos son factores de protección. El número de hijos y cuanto tiempo darles pecho ¿es una decisión exclusiva de la mujer? En absoluto, ni siquiera lo es exclusiva de la pareja, hay cuestiones culturales, legislativas, económicas de apoyo familiar, etc. que influyen de manera determinante.

También el consumo de alcohol y la obesidad son factores de riesgo, en tanto que el ejercicio físico puede actuar como factor protector; estas conductas puede parecer que responden a decisiones personales, pero no se puede olvidar que forman parte de los  estilos de vida y que en estos, los aspectos sociales, económicos, legislativos, culturales son determinantes. Es absurdo responsabilizar a las enfermas por sus conductas previas a la enfermedad cuando tantas cosas influyen en las mismas, más aún cuando es conocido que hay una gran proporción de mujeres con cáncer de mama sin que presenten alguno de los factores de riesgo conocidos.  Está bien promover conductas saludables, es disparatado culpar a quién no lo haga.

En el mapa que se presenta a continuación, se aprecia que hay países con una incidencia (casos nuevos cada año) del cáncer de mama muy alta frente a otros con una incidencia muy baja. Esto significa que las mujeres que han nacido y viven los países con alta incidencia tienen una probabilidad mucho mayor de desarrollar un cáncer de mama que las mujeres de los países con incidencia baja, eso aunque no presente ninguno de los factores de riesgo conocidos. Una prueba más de cómo el desarrollo económico influye en la salud de las poblaciones y, así mismo, de que el cáncer de mama no es un problema sólo de las mujeres, todos estamos involucrados.

Tasas por 100.000 mujeres de incidencia de cáncer de mama estandarizada por edad para todas las edades

La prevención del cáncer de mama es posible. Varios ensayos comunitarios han demostrado la eficacia del cribado mediante mamografías sistemáticas en ambas mamas en mujeres entre 50 y 74 años para detectar, y por tanto tratar, precozmente estos cánceres. Se ha estimado que en las poblaciones donde se realiza esta práctica se reduce la mortalidad por cáncer de mama alrededor de un 30%, aunque depende de la participación y de la adhesión (porcentaje de mujeres que se repiten las mamografías) al programa. A este tipo de prevención en medicina se le denomina prevención secundaria, su objetivo no es evitar la enfermedad si no controlar o disminuir sus consecuencias.
 
En mujeres mayores de 74 años no se ha demostrado que sea eficaz, por lo que no se recomienda y en menores de 50 años hay una gran controversia. Existe un consenso generalizado en no recomendar el cribado en mujeres menores de 40 años, en tanto que entre 40 y 50 años hay un debate importante porqué no está claro si los perjuicios derivados de cribado son mayores que sus beneficios. La instituciones que lo recomiendan insisten en  que hay que informar sobre los riesgos y que la mujer tome una decisión en función de su riesgo. Los tres problemas más importantes sobre los que hay que informar a las mujeres son los falsos positivos, los falsos negativos y el sobrediagnóstico. Todos son más frecuentes en mujeres que se realizan mamografías de cribado en este grupo de edad, por el contrario los beneficios (la disminución de la mortalidad) son más dudosos.
 
Los falsos positivos y falsos negativos se producen por la insuficiencia de la técnica o por las características de la mama en las mujeres de esta edad, más densas, que dificultan la interpretación de las mamografías. En el primer caso, la imagen radiológica induce la  sospecha de un cáncer cuando no lo hay; la consecuencia es el inicio de una secuencia de pruebas complementarias, con frecuencia incluyendo punciones y otras pruebas invasivas, para descartar un cáncer e incluso a veces deriva en tratamientos quirúrgicos de la mama. Los falsos negativos, descartar la presencia de cáncer cuando lo hay, pueden inducir retrasos diagnósticos al producir falsas seguridades. 

El sobrediagnóstico y por tanto sobretratamiento, consiste en diagnosticar y tratar cánceres clínicamente irrelevantes, es decir, que dejados a su evolución natural no causarían problemas médicos. La implantación masiva de programas de cribado del cáncer de mama en los países desarrollados, en especial en Europa, ha puesto de manifiesto este problema que esta obligando a revisar en profundidad estos programas. El informe más reciente ha sido realizado por un grupo de científicos e investigadores británicos para el programa de cribado del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido. Se concluye que, aunque es cierto que existe un sobrediagnóstico debido a este programa, los beneficios  son mayores que los perjuicios debidos al mismo. Este estudio está referido a un programa de cribado para mujeres entre 50 y 74 años, en mujeres menores de esa edad no se dispone información sobre este balance entre beneficios y perjuicios, aunque, como se ha comentado con anterioridad, el riesgo de sobrediagnóstico es mayor y los beneficios menos claros.

En definitiva, el cáncer de mama no es un problema exclusivo de las mujeres, es un problema de todos. Para disminuir su incidencia es importante influir en el estilo de vida de las mujeres mediante estrategias de promoción de la salud, dirigidas al conjunto de la población. La prevención secundaria es posible en mujeres entre 50 y 74 años, no se recomienda en mujeres de mayor edad ni en menores de 40 años. En  mujeres entre 40 y 50 años ha de considerarse el riesgo de cada mujer, así como los beneficios y riesgos del cribado mediante mamografía sistemática, en especial el incremento de falsos positivos, falsos negativos y de sobrediagnóstico.

Fuentes:

Entrada realizada por Francisco Pérez Riquelme, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.  Coordinador del Programa de Prevención del Cáncer de Mama. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.