Salud Cardiovascular y Dieta Mediterránea Rica en Aceite de Oliva Virgen

La prestigiosa revista Circulation acaba de publicar los resultados de un Ensayo Clínico Controlado Aleatorizado sobre “Salud Cardiovascular y Dieta Mediterránea, realizado por investigadores del  Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), concretamente el Grupo de Investigación en Riesgo Cardiovascular y Nutrición del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas

Los investigadores siguieron durante un año a 296 adultos con riesgo alto de enfermedad cardiovascular (grandes beneficiarios de recibir una intervención preventiva) y una edad promedio de 66 años, que formaban parte del Estudio de Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED). A todos ellos se les asignó al azar una de estas tres dietas:

1. Una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen (cuatro cucharadas diarias).

2. Una dieta mediterránea rica en frutos secos (en torno a un “puñado”).

3. Una dieta ‘control’ en la que se había reducido la ingesta de carnes rojas, alimentos procesados, productos lácteos ricos en grasas y dulces.

Los resultados de los análisis de sangre realizados, a los participantes al principio y al final del estudio, mostraron que solo la dieta “control” redujo los niveles de colesterol totales y del colesterol LDL “malo”. Ninguna de las dietas aumentó los niveles de colesterol HDL “bueno” de forma significativa. Pero las dietas mediterráneas sí mejoraron la función HDL, y la mejora fue mucho mayor entre los participantes que consumieron cantidades extra de aceite de oliva virgen.

A partir de los resultados de esta investigación, los autores concluyen que la dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen potencia los efectos cardioprotectores del HDL “colesterol bueno”. De este modo, una vez más, se pone de manifiesto la importancia de cuidarnos y de prevenir el desarrollo de enfermedades de una manera sencilla y asequible como es seguir una “dieta saludable”.

Entrada realizada por Mª José Esteban Segura (Documentalista) y Olga Monteagudo Piqueras (Médico MPySP) del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Dirección General de Salud Pública y Adicciones de la Consejería de Sanidad.

BIBLIOGRAFÍA:

Álvaro Hernáez, Olga Castañer, Roberto Elosua, Xavier Pintó, Ramón Estruch, Jordi Salas-Salvadó, Dolores Corella, Fernando Arós, Lluis Serra-Majem, Miquel Fiol, Manuel Ortega-Calvo, Emilio Ros, Miguel Ángel Martínez-González, Rafael de la Torre, M. Carmen López-Sabater, Montserrat Fitó. Mediterranean Diet Improves High-Density Lipoprotein Function in High-Cardiovascular-Risk Individuals (A Randomized Controlled Trial). Circulation. 2017;135:633-43.

Alimentos que tienen una relación confirmada con el cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal, habitualmente denominado cáncer de colon, es un tipo de cáncer gastrointestinal que tiene su origen en el colon o en el recto. En anteriores entradas de este blog, hemos hablado de su importancia y de la necesidad de trabajar en su prevención primaria, actuando sobre los factores de riesgo relacionados con los estilos de vida predominantes en nuestra sociedad occidental; además del tabaco, que es la principal causa de cáncer, entre el 29,3% y el 40,6% de los cánceres podrían ser prevenibles con dieta, control del peso y actividad física. En este post vamos a profundizar en la relación entre la alimentación y el cáncer de colon.

Cáncer y alimentación

La relación entre el cáncer y los alimentos es muy compleja de investigar. Entre las razones de ello tenemos que:

  • La alimentación biológicamente relevante en el desarrollo del cáncer es la ocurrida muchos años antes de la aparición del tumor.
  • Los hábitos alimentarios son muy difíciles de medir con cierta exactitud, y se precisan estudios muy costosos en tiempo y dinero para medirlos. Sigue leyendo

5 ventajas que tiene comer el aceite de oliva crudo

Desde muchos ámbitos relacionados con la salud y la nutrición se suele señalar al aceite de oliva como uno de los alimentos clave dentro de la famosa dieta mediterránea.

Esta es la dieta que durante siglos se ha estado siguiendo a las orillas del mar Mediterráneo y que se caracteriza por estar considerada una de las más sanas del mundo.

 El aceite de oliva se extrae a partir de la fruta del olivo y puede ser:

  • Aceite de oliva simple (refinado).
  • Aceite de oliva virgen. Es el de calidad intermedia.
  • Aceite de oliva virgen extra. Se considera el mejor de todos y es el que tiene más cualidades nutricionales.

 Los dos últimos son las opciones más recomendadas por los nutricionistas porque en su producción se siguen las condiciones térmicas adecuadas para que el aceite no se vea alterado.

 Estos son algunos de los mejores beneficios que el consumo diario de aceite de oliva puede ofrecernos:

1. Es un gran aliado para la salud de tu corazón

 El aceite de oliva contiene altos niveles de anticoagulantes que sirven para mitigar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos y obstrucciones de las venas y arterias. Por este motivo es uno de los alimentos más adecuados que tenemos a la hora de cuidar de nuestra salud circulatoria y de nuestro corazón, sobre todo si hemos sido diagnosticados de colesterol alto y queremos combatirlo.

Sigue leyendo

Consejos para unas vacaciones infantiles saludables (II)

Siguiendo con la entrada anterior, vamos a dar varias recomendaciones y consejos que nos pueden ayudar a prevenir algunas situaciones de riesgo que aumentan su incidencia con la llegada del verano.

Accidentes de tráfico:

  • Es importante que, en los vehículos, se utilice siempre un sistema de retención infantil homologado, adecuado a la talla y peso del menor, ya que en caso de accidente puede salvar su vida, o en caso de lesiones, que éstas sean  menos graves.
  • Los niños y niñas con altura igual o inferior a 135 cm deberán utilizar SIEMPRE un sistema de retención homologado y adaptado a su peso y altura, y viajar SIEMPRE en los asientos posteriores. No obstante, es recomendable seguir utilizando silla con respaldo hasta que alcancen los 150 cm de altura.
  • Sujetar la silla a un sistema estandar de fijación de seguridad Isofix; es más seguro que sujetarla al cinturón.
  • Asegurarse de que la silla está bien anclada y sujeta al vehículo.
  • Colocar la silla el mayor tiempo posible en sentido contrario al de la marcha
  • No bajar la guardia en trayectos cortos, pues son los que mayor siniestralidad tienen.
  • Dar ejemplo, y ponerse el cinturón de seguridad.

Fuente: Dirección General de Tráfico. Sistemas de Retención Infantil

Intoxicaciones alimentarias: Sigue leyendo

Por una alimentación más saludable, una escuela sin publicidad

La evidencia científica señala la obesidad como uno de los principales factores de riesgo para desarrollar enfermedades crónicas entre ellas la diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades del aparato locomotor y algunos cánceres como el de colon, endometrio y mama. La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Pero además de estos riesgos futuros, los niños y niñas con obesidad sufren dificultad respiratoria, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y en ellos ya pueden detectarse signos de enfermedad cardiovascular en sus fases más iniciales, así como las condiciones previas al desarrollo de diabetes. Además la obesidad en la infancia tiene importantes efectos psicológicos derivados del rechazo y discriminación social, como baja autoestima, depresión y ansiedad.

En las últimas décadas estamos asistiendo en todo el mundo a un aumento alarmante de la proporción de niños y niñas que presentan obesidad o sobrepeso, tanto en países de ingresos altos como bajos. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial y UNICEF, en 2014 el 6,1% de la población infantil del mundo tenía sobrepeso. En Europa esta proporción aumentó del 5,2% en 1990 al 12,6% en 2014. En el Estudio de Vigilancia del Crecimiento, Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad (ALADINO) 2013  realizado en nuestro país, se observó que un 43,0% de los escolares que participaron presentaban exceso de peso, sobrepeso y obesidad, de acuerdo con los criterios de la OMS.

Para prevenir la obesidad es fundamental promover hábitos de alimentación saludables y la realización de ejercicio físico, especialmente en las primeras etapas de la vida. La OMS, en el recientemente publicado informe de la Comisión para acabar con la obesidad infantil hace especial hincapié en la importancia de estas estrategias preventivas. Los centros educativos son escenarios ideales para la promoción de la salud en la población infantil, por ello este informe incluye entre sus recomendaciones “aplicar programas integrales que promuevan entornos escolares saludables, conocimientos básicos en materia de salud y nutrición y actividad física en niños y adolescentes en edad escolar”. Sigue leyendo