Día Mundial de la Salud 2016: “Lucha contra el aumento de la diabetes”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) atendiendo al compromiso de salvaguardar la salud en el mundo, ha elegido como tema prioritario para 2016 una enfermedad cuya prevalencia va en aumento, como es la diabetes.

Existen principalmente dos formas de diabetes. El Tipo 1 que normalmente tiene su inicio durante la infancia o adolescencia y el Tipo 2 que comienza en la edad adulta y está relacionada con una mala dieta, obesidad, falta de ejercicio y consumo de tabaco; este último grupo representa aproximadamente el 90-95% de todos los casos de diabetes y se está extendiendo al mundo en vías de desarrollo a medida que van adoptando estilos de vida cada vez más consumistas.

Actualmente, la OMS y la Federación Internacional de Diabetes (IDF) consideran la diabetes como una “epidemia”, que representa una pesada carga para todas las sociedades en el mundo entero. Se estima que en este momento, el número de pacientes diabéticos se eleva a 366 millones aproximadamente y será la séptima causa de muerte para 2030. Además, los efectos negativos de esta enfermedad son el origen de una importante disminución en la calidad de vida de los pacientes sin controlar; éstos tienen un nivel inadecuado de la glucosa en sangre, lo que puede llevar a complicaciones graves como dolencias cardíacas, daños en el sistema nervioso y renal, accidente cerebrovascular y ceguera.

Teniendo en cuenta también que más del 80% de las defunciones tienen lugar principalmente en los países de ingresos medios y bajos, se hace necesario intensificar su prevención, mejorar la atención y reforzar la vigilancia de la enfermedad en estas poblaciones: Sigue leyendo

Recomendaciones sobre el consumo de azucar: un dulce debate con amarga controversia

Imaginemos un kilo de azúcar. Esta es aproximadamente la cantidad de azúcar que un adulto consume en menos de quince días. Según la OMS, España y Reino Unido son los mayores consumidores de azúcar en Europa, con un aporte diario de unos 80 gramos al día por persona, lo que supone aproximadamente el 17% de la ingesta calórica, muy superior a las nuevas recomendaciones de la OMS respecto al consumo de azúcar, que indican que su consumo no debe aportar más del 10% de las calorías diarias, tanto en niños como en adultos (12 cucharillas de café, 50 gramos), aunque lo ideal es que la cantidad de azúcar consumido quede por debajo del 5% del aporte calórico (seis cucharillas, 25 gramos).

El azúcar está presente en gran parte de los alimentos que comemos y no consideramos “dulces”; mientras que las bebidas azucaradas y golosinas son fuentes obvias, es posible que nos sorprenda saber que zumos, cereales, salsas de tomate frito, etc.  pueden contener altos niveles de azúcar, por lo que es muy útil conocer la composición en energía y nutrientes de los distintos alimentos. Para ello podemos utilizar distintas web como la Base de Datos Española de Composición de Alimentos.

Cada vez hay más evidencia de los efectos perjudiciales de los alimentos ricos en azucares, como por ejemplo las bebidas azucaradas. En 2015, un estudio de la Universidad de Harvard y el Imperial College de Londres entre otras instituciones, indicaba que 184.000 de muertes al año a nivel mundial podrían ser atribuibles al consumo de bebidas azucaradas: 133.000 muertes por diabetes, otras 45.000 por enfermedades cardiovasculares y 6.450 por diferentes tipos de cáncer. Sigue leyendo

Detengamos la epidemia de la Diabetes

La diabetes es un trastorno metabólico que se caracteriza principalmente por el aumento crónico de la glucosa en sangre (hiperglucemia) como consecuencia de una secreción anómala de insulina (hormona producida por el páncreas) o del efecto de esta. Con el tiempo, la enfermedad puede causar daños, disfunción e insuficiencia de diversos órganos como los riñones, aparato circulatorio, órgano de la visión, etc. La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco contribuyen a prevenir la diabetes o retrasar su aparición.

Fuente: OMS. Día Mundial de la Diabetes 2015
El Día Mundial de la Diabetes (DMD) sirve para generar en todo el mundo mayor conciencia del problema que supone la diabetes, del vertiginoso aumento de las tasas de morbilidad y de la forma de evitar la enfermedad en la mayoría de los casos.  El DMD fue creado en 1991 por la Federación Internacional de la Diabetes y la Organización Mundial de la Salud, en respuesta a la creciente preocupación que suponía el aumento de la amenaza de la diabetes. Se celebra el 14 de noviembre para conmemorar el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, quien, junto con Charles Best, tuvo un papel determinante en el descubrimiento en 1922 de la insulina. Sigue leyendo

Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular 2015

Fuente: Ministerio de Sanidad y Consumo

El 14 de marzo se celebra el Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa. Afectan por igual a ambos sexos y más del 80% se producen en países de ingresos bajos y medios. Sigue leyendo

Consecuencias del Tabaquismo en la Salud: actualización de las evidencias científicas

Hemos oído en numerosas ocasiones que el consumo de tabaco es un importante problema de salud pública, de hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el tabaco causa 1 de cada 10 muertes en adultos  y se cobra casi 6 millones de vidas anualmente. En España, en 2006 se estimó que fallecieron más de 58.000 personas a causa del tabaquismo (Hernández-García et al, 2010). Es decir, que diariamente fallecen unas 161 personas (124 hombres y 37 mujeres) por fumar.

De hecho, fumar es el estilo de vida que más mortalidad causa a nivel mundial, estando relacionado con 6 de las 8 principales causa de muerte. Esta situación es debida a dos cuestiones, por un lado a la elevada prevalencia del consumo de tabaco, aunque ha  ido disminuyendo en los últimos años, y por otro lado a los numerosos efectos perjudiciales para la salud que conlleva el tabaquismo.

Fuente: Organización Mundial de la Salud. Informe sobre la situación mundial de las enfermedades no transmisibles 2010, Resumen de orientación. OMS, Ginebra, 2011

Hace ya más de 50 años que se demostró que el consumo del tabaco provocaba enfermedades importantes. Gracias al informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (USDHHS) sobre el Tabaco y la Salud, emitido en 1964 y que recopilaba la evidencia al respecto, se iniciaron los programas de prevención y control. Sigue leyendo