29 de octubre, Día Mundial del Ictus

El día 29 de octubre se celebra el día mundial del ictus. El ictus o accidente cerebrovascular (ACV) es un problema de salud grave y mas frecuente de lo que mucha gente piensa. En España se presentan al año un total de 130.000 casos de los cuales 80.000 fallecen o quedan con alguna discapacidad grave. Se puede decir que una de cada seis personas sufrirán un ictus a lo largo de su vida.

 El ACV constituye la segunda  causa de mortalidad global en España, la primera en mujeres doblando la cifra de fallecimientos por cáncer de mama, y la tercera en hombres. Además, muchos de los pacientes supervivientes quedan con limitaciones funcionales con distinto grado de invalidez, dependiendo de la gravedad de la enfermedad.  Actualmente en España cerca de 300.000 personas padecen algún grado de discapacidad por esta causa. Sigue leyendo

Celebración de Dias Mundiales sobre temas relacionados con la salud

Durante estos últimos días se han celebrado los días mundiales e internacionales de varias enfermedades crónicas muy frecuentes en nuestra sociedad, que provocan una elevada mortalidad.

Dia Mundia DiabetesConcretamente, el pasado día 14 de noviembre se celebraba el Día Mundial de la Diabetes que fue instituido por la  Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991 como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo.  La temática de este año se centraba en la “Educación y prevención de la diabetes” y estaba enmarcada en un programa de actuaciones que se ha ido desarrollando desde 2009 a 2013. El eslogan elegido para la campaña de este año ha sido: Diabetes: protejamos nuestro futuro.

El 17 de noviembre se ha celebrado el Día Internacional de Cáncer de Pulmón, enmarcado en el Mes del Cáncer de Pulmón. El objetivo de esta intervención es informar y concienciar a la población sobre la importancia de la prevención del cáncer de pulmón y muy especialmente, del peligro asociado con el consumo de tabaco.  En esta ocasión una de las acciones llevadas a cabo por la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón y la Sociedad Española de Oncología Médica ha sido la campaña “Frente al Cáncer de Pulmón, ni un paso atrás”,  que tiene como objetivo continuar insistiendo en la necesidad de no retroceder en los avances conseguidos en cáncer de pulmón y en la importancia de educar, no simplemente prohibir, para que la juventud no inicie su adicción al tabaco.

Unos días después, el día 20 de noviembre, se ha conmemorado el Día Mundial de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) impulsado por la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Crónica (GOLD), con la finalidad de mejorar el conocimiento y la atención a la EPOC en todo el mundo. Este año el lema elegido para las acciones fue “No es demasiado tarde” y entre sus objetivos, figura promover en el mundo un mayor conocimiento de esta patología, así como perseguir una mejor atención a los pacientes que la padecen.

En estos dos últimos casos, la principal medida de prevención a adoptar es el control del tabaquismo, tanto evitando el inicio al consumo de tabaco y eliminando la exposición al humo ambiental de tabaco como ayudando a las personas que fuman a dejar de fumar, para evitar el progreso de la enfermedad y mejorar la calidad de vida.

Según la OMS, las campañas mundiales de salud pública son una gran oportunidad para aumentar la concienciación y los conocimientos de la población sobre los problemas de salud y para movilizar apoyos en todos los ámbitos, desde el local hasta el internacional. Por ello, desde diversas instituciones y organizaciones se planifican acciones dirigidas a mejorar el control y la prevención de numerosas patologías y  se utiliza  la celebración de días conmemorativos. La OMS presta especial atención a los siete días y a la semana que los Estados Miembros de la OMS han designado como campañas mundiales de salud pública “oficiales”. Entre ellos se encuentra el Día Mundial sin Tabaco y el próximo Día Mundial del Sida, que se celebrará el 1 de diciembre.

Las celebraciones de los días mundiales e internacionales son intervenciones comunitarias en Salud, especialmente centradas en el desarrollo de intervenciones de comunicación de masas. Como tal, deben ser planificadas y han de tenerse en cuenta los criterios de efectividad de las intervenciones de Salud Pública y en concreto, de la Promoción de la Salud.

Existen diversos recursos que nos pueden ayudar a la hora de poner en marcha una intervención de este tipo. Para la celebración del Día Mundial de la EPOC, la Iniciativa Global para la Enfermedad Obstructiva Crónica (GOLD) facilita información sobre los pasos a seguir para su desarrollo. También la Fundación Word Lung ha elaborado una “Guía para la planificación de campañas en medios de comunicación para prevenir el tabaquismo”.

Fuente: Observatorio de salud en Asturias. Guía de Efectividad

En definitiva, debemos basarnos en la evidencia científica para poner en marcha estas acciones y utilizar los recursos existentes a la hora de planificarlas. Los pasos para la planificación de la celebración de un día señalado serían:

  • Buscar alianzas o colaboraciones para establecer un grupo de trabajo impulsor.
  • Analizar la situación respecto al tema en salud en cuestión y establecer prioridades sobre las que intervenir.
  • Revisar la evidencia y las intervenciones eficaces a desarrollar.
  • Decidir que tipos de acciones se van a llevar a cabo en función de las necesidades, los recursos y las estrategias nacionales e internacionales marcadas: Acciones informativas, formativas, de sensibilización, de abogacía por la salud, etc.
  • Establecer un plan de medios y planificar acciones para llamar la atención a los medios de comunicación y las redes sociales: Ruedas de prensa, notas de prensa, campañas publicitarias, etc.
  • Desarrollar las acciones y evaluar sus resultados y el impacto en los medios de comunicación.

Por tanto, ante la intención de planificar o poner en marcha la celebración de un día mundial, es importante conocer la situación de partida y revisar las políticas y programas existentes, para implementar acciones coherentes de manera coordinada con las instituciones de salud de referencia.

Es importante recordar que no sólo se deben centrar las acciones en proporcionar información sobre la patología en cuestión, sino que deben plantearse intervenciones que, además de sensibilizar sobre la importancia de la enfermedad y fomentar la reflexión de la ciudadanía para fomentar estilos de vida más saludables, deben ir encaminadas a promover la intervención de los poderes públicos y la reorientación de los servicios sanitarios si fuera preciso, y todo ello con la participación de la comunidad.

Más información:

Entrada realizada por Adelaida Lozano Polo, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.

Día Mundial del Corazón 2013

El 29 de septiembre se celebra el Dia Mundial del Corazón, un evento establecido por la Federación Mundial del Corazón en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el objetivo de concienciar a la población sobre las enfermedades cardiovasculares (ECV) y promover medidas preventivas para reducir su impacto en la sociedad.

Día Mundial del Corazón 2013

 En la actualidad, las ECV (como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) son la principal causa de mortalidad, siendo responsables de 17,3 millones de muertes al año en el mundo. Además, estas enfermedades suponen un gran impacto económico y social, ya que un elevado porcentaje de estas muertes son prematuras, acabando con la vida de personas en edad productiva.

La mayoría de las ECV pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo, como el consumo de tabaco, la obesidad, el sedentarismo, la hipertensión arterial, la diabetes, el estrés o el aumento de los lípidos (colesterol).

La adopción de estilos de vida saludables y el control de los factores de riesgo permiten reducir de forma muy significativa la incidencia de enfermedades cardiovasculares en la población general, tanto en personas sanas como en aquellas que ya han sufrido algún tipo de enfermedad cardiovascular. Algunos consejos que debemos tener en cuenta son:

  • “Comer sano”: más frutas, verduras, cereales, legumbres y pescado, menos grasas animales y sal.
  • “Hacer ejercicio”: caminar media hora diaria o subir escaleras durante 7 minutos puede ser suficiente.
  • “No fumar”: de un respiro a su salud.
  • “Vigilar la salud”: controle la tensión arterial, colesterol y glucosa en sangre.
  • “Tomarse su tiempo”: no olvide cuidarse y relájase.

Con las actividades organizadas alrededor del Día Mundial del Corazón, se intenta que el gran público conozca mejor los métodos para reducir al mínimo los factores de riesgo, por ejemplo mantener el peso corporal controlado y hacer ejercicio regularmente.

CiclistasAsí, en colaboración con la OMS, la Federación Mundial del Corazón organiza en más de 100 paises diferentes actos, como controles de salud, caminatas, carreras, sesiones de gimnasia, charlas informativas, representaciones teatrales, foros científicos, exposiciones, conciertos, festivales y torneos deportivos. La Fundación Española del Corazón participa activamente en esta iniciativa organizando actividades y eventos por toda la geografía española.

Este año, el lema de la campaña es “Emprende el camino hacia un corazón sano”, una frase para recordar que “cada persona puede tomar el control sobre su salud cardiovascular y la de su familia para vivir una vida mejor y más larga, a través de una alimentación equilibrada, realizando actividad física a diario y evitando el tabaquismo”.

Más información:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno, enfermera y técnica de Salud Publica. Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la  Dirección General de Salud Pública.

8ª Conferencia Mundial de Promoción de la Salud

El pasado mes de junio, entre los días 10 y 14, se celebró en Helsinki, Finlandia, la 8ª Conferencia Mundial de Promoción de la Salud,  bajo el lema “Salud en todas las políticas”.

Esta 8ª conferencia, coauspiciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales de Finlandia, ha reunido a unos 800 participantes de 120 países y se ha celebrado con los objetivos de:

  • Estimular el intercambio de experiencias sobre la promoción de la acción intersectorial;
  • Revisar los distintos enfoques para dar cuenta de las barreras y crear capacidad para la aplicación de la salud en todas las políticas;
  • Revisar los avances, impacto y alcance desde la Conferencia de Ottawa y
  • Abordar la contribución de la promoción de la salud en la renovación y la reforma de la atención primaria de la salud.

La Conferencia tiene como eje central el enfoque de Salud en Todas las Políticas (STP). La STP se basa en la comprensión de que las mejoras en la salud de la población y la acción sobre los determinantes sociales de la salud no pueden lograrse únicamente mediante un enfoque en las políticas del sector salud, sino que requiere la acción en diversos ámbitos de actuación. Además, reconoce que centrarse en el sector salud por sí solo no es suficiente para garantizar el acceso equitativo a los servicios de salud, la protección de la salud y la gestión de la sostenibilidad financiera de los sistemas de atención de la salud. La necesidad de contemplar este enfoque ha estado presente desde siempre en el desarrollo de la promoción de la salud (PS) y en las conferencias celebradas.

En el discurso de apertura de la 8ª Conferencia, la directora general de la OMS, Margaret Chan, señaló que el sector sanitario por sí solo no puede hacer frente a las amenazas a la salud que tienen su origen en áreas de actividad fuera de ese ámbito. “Son necesarias acciones de gobierno coordinadas que tengan en cuenta las consecuencias que las políticas dirigidas a otros sectores tienen para la salud”, dijo.

Chan resaltó también que, en un mundo globalizado, los retos en salud se basan en fuerzas muy concretas: “En un mundo interconectado como el nuestro, la sanidad esta siendo influida por las mismas poderosas fuerzas; el envejecimiento demográfico, la rápida urbanización y la globalización de estilos de vida no saludables. Bajo la presión de esas fuerzas, las enfermedades no contagiosas han superado a las infecciosas como la principal causa de mortalidad y discapacidad.

Señalo también que, en la actualidad, “en lugar de que las enfermedades desaparezcan conforme mejoran las condiciones de vida, el progreso socioeconómico está en realidad creando las condiciones para favorecer el ascenso de las enfermedades no transmisibles. El crecimiento económico, la modernización, y la urbanización han abierto ampliamente el punto de entrada para la propagación de estilos de vida no saludables.”

“La globalización de estilos de vida no saludables” no es un problema técnico de la salud pública sino un problema político. “En otra tendencia alarmante, la desigualdad, entre y dentro de los países, en el nivel de ingresos, oportunidades, y consecuencias en la salud, es mayor ahora que en cualquier otro momento de estas últimas décadas. Cada vez más vivimos en un mundo de países ricos llenos de gente pobre y enferma. El aumento de las enfermedades no transmisibles amenaza con ampliar estas brechas aun más”- dijo.

Así mismo, destacó que uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la PS en la actualidad son los intereses empresariales de los agentes económicos poderosos: “Ya no son solamente los grandes del tabaco. La salud pública debe enfrentarse también a los grandes de los alimentos, a los grandes de las bebidas gaseosas, y a los grandes del alcohol”.

Para finalizar señalo que “la formulación de políticas de la salud debe ser protegida de la distorsión por parte de intereses creados o comerciales.”

Fuente:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez, enfermera y técnica de Salud Publica. Servicio de Promoción y Educación para la Salud.

Actividad física: la importancia de adoptar un estilo de vida activo

Al mismo tiempo que se ponían en marcha los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012, la revista The Lancet publicaba una serie de artículos sobre la actividad física, entre los que se incluía el estudio “Efecto de la falta de actividad física en las principales enfermedades no transmisibles en todo el mundo: un análisis de la carga de la enfermedad y la esperanza de vida”.

Dicho estudio cuantifica el impacto global de la inactividad física en la incidencia de las principales enfermedades no transmisibles (ENT), como la enfermedad cardiaca coronaria, la diabetes tipo 2 y el cáncer de mama y colon.

Según el análisis realizado, se estima que la inactividad física es causa del 6% de la carga de morbilidad por cardiopatía coronaria (que varía desde el 3,2% en el sudeste de Asia hasta el 7,8% en la región del Mediterráneo oriental), el 7% de la diabetes tipo 2, el 10% del cáncer de mama y el 10% del cáncer de colon. La falta de ejercicio provoca 5.3 millones de muertes al año en todo el mundo, tantas como el tabaco; además, si disminuye la inactividad física de un 10 a un 25%, se podrían evitar cada año entre 533.000 y 1.5 millones de muertes, respectivamente. Conseguir la eliminación de la inactividad física podría aumentar la esperanza de vida de la población mundial en 0.68 años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera actividad física cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía. La actividad física potenciadora de la salud es cualquier actividad que, cuando se añade a la habitual, reporta beneficios para la salud. Algunos ejemplos son: caminar a buen paso, saltar a la comba, bailar, jugar a tenis o al futbol, levantar pesos, correr y trepar en los recreos, hacer yoga, etc.

La actividad física no debe confundirse con el ejercicio físico, una variedad de actividad física planificada, estructurada, repetitiva y realizada con un objetivo relacionado con la mejora o el mantenimiento de uno o más componentes de la aptitud física. La actividad física abarca el ejercicio, pero también otras actividades que entrañan movimiento corporal y se realizan como parte de los momentos de juego, del trabajo, de formas de transporte activas, de las tareas domésticas y de actividades recreativas.

Son muchos los beneficios del incremento de la actividad física para la salud de las personas. Un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos:

  • reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas;
  • mejora la salud ósea y funcional, y
  • es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso.

Siempre que se aumente la actividad física por encima de la que se realiza de forma habitual, sea cual sea el punto de partida, se aportan beneficios para la salud.

De las cuatro recomendaciones que facilita la Sociedad Americana de Cáncer en sus guías, una hace referencia a la actividad física. Según esta guía, con el fin de minimizar el riesgo de cáncer y preservar la salud, los adultos deberían realizar, como mínimo, 150 minutos de actividad física moderada (o bien 75 minutos si ésta es de alta intensidad) cada semana, combinándola de la manera que se prefiera.

En el caso de los niños y adolescentes, se debería destinar una hora diaria a la práctica de actividad física, de intensidad moderada o vigorosa. Esta última debería aparecer 3 veces por semana. Al mismo tiempo, se recomienda disminuir al máximo las actividades sedentarias, como estar sentado, acostado, mirar la televisión u otras formas de entretenimiento de pantalla.

 No obstante, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. Esto se debe en parte a los cambios en la actividad durante el tiempo de ocio hacia actividades que no requieren un esfuerzo físico  y a un aumento de los comportamientos sedentarios durante las actividades laborales y domésticas. El aumento del uso de los medios de transporte “pasivos” también ha reducido la actividad física.

Las estrategias para incrementar el nivel de actividad física de la población son, por tanto, cada vez más necesarias. En la actualidad distintos estudios nos permiten conocer las características que reúnen las intervenciones eficaces para la promoción de la actividad física:

  • Las iniciativas para promover la actividad física pueden tener una mayor eficacia cuando los responsables de la promoción y mantenimiento de la salud forman alianzas y coordinan los esfuerzos con otras organizaciones: educativas, laborales, alimentarias, de ocio y tiempo libre, de planificación, y de transporte.
  • Las políticas medioambientales que influyen en el medio de transporte que utiliza la población o que incrementan los espacios públicos disponible para actividades recreativas pueden mejorar sus niveles de actividad física y, por consiguiente, producen beneficios en la salud de dicha población
  • Las iniciativas para aumentar el apoyo social para la actividad física dentro de las comunidades, barrios y lugares de trabajo específicos, puede promover la actividad física
  • En las escuelas, la planificación de estrategias integrales que abarcan la educación física, actividades en el aula, los deportes después de la escuela y el transporte activo puede aumentar la actividad física en los jóvenes.
  • La realización de campañas en los medios de comunicación, con información que promueva entre los ciudadanos el uso de las escaleras frente a los ascensores y escaleras mecánicas también se ha mostrado eficaz.

Por tanto, si queremos incrementar el nivel de actividad física de la población, será necesario adoptar un planteamiento demográfico, multisectorial, multidisciplinario y culturalmente idóneo. Las políticas y planes nacionales sobre actividad física deberían incorporar múltiples estrategias encaminadas a ayudar a las personas y a propiciar un entorno adecuado y creativo para la práctica de la actividad física

Algunos ejemplos de intervenciones para promover la actividad física:

  • Programa 4/40: Programa para el fomento de la actividad física. Ayuntamiento de Murcia
  • Programa Activa de participación en actividades físicas desde Atención Primaria. Consejería de Sanidad  y Política Social de la Región de Murcia
  • Proyecto EscalerasEsSalud de la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

Fuentes:

The Lancet, Volume 380, Issue 9838, 21 July 2012

Organización Mundial de la Salud. http://www.who.int/es/