Dolor de espalda en escolares: situación actual

El cambio en los estilos de vida de las familias, el aumento de las actividades de ocio sedentario y el exceso de actividades extraescolares hace que hoy en día los niños y niñas tengan muchas menos oportunidades para moverse. Si a esto le sumamos la falta de espacios verdes en las ciudades y el aumento de inseguridad en las calles, entenderemos porqué los escolares de hoy son más sedentarios que en el pasado. Este sedentarismo, así como la adopción de hábitos posturales incorrectos, puede contribuir al aumento de dolor de espalda inespecífico que se observa en escolares.

El dolor de espalda inespecífico es aquel que se produce por un mal funcionamiento de la musculatura, asociado habitualmente a una limitación de la movilidad e influenciado por las posturas y movimientos y que no es debido a una enfermedad general o sistémica (infecciones, cáncer, enfermedades reumáticas, osteoporosis, etc.). Los estudios nos muestran que el porcentaje de niños y niñas que han padecido dolor de espalda aumenta a partir de los 10 años de edad y, alrededor de los 15 años encontramos que el porcentaje de jóvenes con dolor de espalda es similar al de adultos. Este dato es importante, puesto que los adolescentes que padecen dolor de espalda a diario, pueden padecerlo de forma crónica en la edad adulta.

En España, se realizan periódicamente estudios que monitorizan tanto las conductas relacionadas con la salud como los estilos de vida de la población escolarizada. Estas encuestas oficiales aportan información relevante para planificar y evaluar actuaciones en el ámbito sanitario y educativo. Sigue leyendo

Salud Sexual, ¿de qué hablamos?

Estamos acostumbrados a ver los libros de anatomía separados por órganos, segmentos del cuerpo o sistemas. Quizás esto nos ha generado un concepto fragmentado del ser humano. Como si sus partes funcionaran por separado.

Nada mas lejos de la realidad. Somos un todo en constante interacción: fluidos, señales eléctricas, emociones, músculos, movimiento y reposo; todo fluyendo en una dirección dentro de ese continuo entre la salud y la falta de la misma.

La sexualidad es una parte mas de ese TODO que compone nuestro “Yo soy”. Y una parte muy importante. En nuestra cultura occidental asociamos la sexualidad al aspecto más físico y al concepto de placer desde la esfera mas sensitiva. Sin embargo, la sexualidad no deja de ser una forma de comunicación con nuestro propio YO y un encuentro con el OTRO. El amor, el afecto y la intimidad sexual son parte de este lenguaje y juegan un papel importante en las relaciones saludables. De esta buena comunicación depende que nos sintamos satisfechos o no con nuestra esencia de quiénes somos, que se forja desde el comienzo de la vida y cesa cuando ésta se extingue.

 ¿De qué hablamos cuando nos referimos a la “salud sexual”? Sigue leyendo

“Apúntate a un estilo de vida más saludable”

“Apúntate a un estilo de vida más saludable” es una campaña desarrollada en el marco de la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud  con el objeto de dar a conocer la web de estilos de vida saludable a la ciudadanía y sensibilizar sobre la importancia que tiene para la salud y para prevenir las principales enfermedades no transmisibles el llevar estilos de vida más saludables,  sobre todo incidiendo en cuatro factores:

1-Tabaco ( dejar de fumar),

2- Alcohol (conocer qué es un consumo de riesgo de alcohol y evitarlo),

3- Actividad física (recomendaciones por grupos de edad),

4- Alimentación (cómo hacer que sea más saludable).

 

 

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista Medicina Preventiva y Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Salud de la Región de Murcia.

Calor y deshidratación: medidas para la acción

“Prevenir, Identificar, Tratar”

La deshidratación es el estado resultante de una pérdida excesiva de agua del organismo, que si bien es provocada principalmente por enfermedades diarreicas, vómitos o fiebre, también se encuentra asociada a una exposición prolongada a ambientes calurosos o a los rayos del sol en temporadas de mayor calor. Además, esta pérdida de agua se acompaña de la pérdida de sales minerales como el sodio, el potasio, el bicarbonato de calcio y el fosfato.

Además del sudor y la orina, hay pérdidas diarias insensibles de líquidos que suponen 700 ml o más (dependiendo de la temperatura ambiental y la actividad física realizada), como los que perdemos a través de la piel o la respiración, por lo tanto, es importante estar consciente de lo que pasa en nuestro cuerpo y sus señales.

Más de una cuarta parte de los españoles se encuentran en riesgo de sufrir deshidratación, muchas veces debido a la falta de información sobre las formas de detectarla, pero también de cómo prevenirla. Por lo anterior, es de vital importancia contar con información que nos permita actuar a tiempo, la cual se resume en tres sencillos pasos: prevenir, identificar y tratar.

¿Cómo prevenirla?

Algunas de las medidas mayormente recomendadas son:

  • Evitar la exposición prolongada a los rayos del sol, sobretodo en horas de mayor calor (11-16 horas).
  • Si sus actividades laborales no le permiten resguardarse del sol, procure el uso de alguna gorra o sombrero que le proteja de la exposición directa.
  • Beber más líquidos de los que normalmente ingiere en otras épocas del año menos calurosas, es importante tener en cuenta que se pierden más líquidos de los que se ingieren.

  • Si se encuentra realizando algún tipo de actividad física, realice pequeñas pausas que permitan a su cuerpo reducir su temperatura; aproveche las pausas también para ingerir líquidos.
  • Estar atentos a la sensación de sed, pues es la manera en que el cuerpo nos avisa que necesita líquidos de manera inmediata.
  • Opte por usar vestimenta holgada y de colores claros; los colores oscuros absorben el calor y favorecerán las condiciones para padecer deshidratación.
  • Aunque se recomienda la ingesta de líquidos, deben evitarse las bebidas alcohólicas, azucaradas e infusiones calientes.

Sigue leyendo

El cáncer ¿es una lotería?

En un reciente estudio publicado en Science, se asegura que la mayoría de las mutaciones que conducen al cáncer se deben a errores aleatorios. Para esta conclusión se basaron en que un cambio en el número de divisiones de las células madre en un tipo de tejido está altamente relacionado con un cambio en la incidencia de cáncer en ese mismo tejido, con lo que el 65% del riesgo de cáncer podría explicarse por la división celular.

Los mismos autores afirman que, en los casos del cáncer de pulmón o del cáncer de piel, la mayoría de estos errores se deben al tabaco o a la exposición al sol, respectivamente.

La siguiente gráfica expresa desde 1975 a 2007, la evolución de la mortalidad por cáncer de pulmón. Desde el pico más alto, que ocurre unos años después de 1975, tenemos una reducción en EEUU del 36% y en Canadá del 22%.

La primera publicación gubernamental de los efectos negativos del tabaco fue hecha en 1964, y la primera ley anti-tabaco de EEUU fue en 1971, y la de Canadá en 1998.

Hasta el 40% de la disminución de la mortalidad por cáncer se achaca al abandono de este hábito.

Sigue leyendo