NO SE RECOMIENDA EL USO DE GUANTES EN POBLACIÓN GENERAL PARA PREVENIR COVID-19

Con fecha 11 de mayo de 2020, la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha publicado un manuscrito para poner de manifiesto, dentro del contexto de la pandemia por COVID-19, que el uso de guantes en población general es una medida NO recomendada por autoridades oficiales como la Organización Mundial de la Salud. No aporta una protección adicional respecto a la higiene de manos e, incluso, puede incrementar las posibilidades de transmisión de la enfermedad entre personas o a partir de superficies potencialmente contaminadas.

Las razones que desde la SEMPSPH se argumentan para realizar esta afirmación son las siguientes:

  1. NO SON NECESARIOS:
  • El virus no puede penetrar en la piel sana y, por tanto, no es posible la transmisión de la enfermedad de esta manera, siendo innecesario tener una capa adicional de protección con el uso de guantes.
  • Los guantes son tan susceptibles de contaminarse como la piel y quitárselos sin contaminarse las manos no es sencillo, por lo que requiere de una técnica específica.
  1. NO SE UTILIZAN CORRECTAMENTE:
  • Los guantes se deben utilizar exclusivamente cuando hay una indicación expresa (como es en los comercios para elegir frutas y verduras) y retirarlos inmediatamente tras finalizar la necesidad. Siempre debe hacerse higiene de manos antes y después de utilizar los guantes.
  • El hecho de que llevemos guantes no impide que, de igual forma que cuando tenemos las manos desnudas, nos toquemos la cara (para ajustarse las gafas o la mascarilla, apartarse el pelo…) y nos podamos infectar.
  • La higiene de manos sobre guantes es menos efectiva que sobre las manos. En un guante pueden quedar pliegues donde no acceden los productos de base alcohólica o el jabón; además, es posible que se erosione por los productos de limpieza, dejando lugares que pueden convertirse en potenciales reservorios de microorganismos.
  • Los guantes generan una falsa sensación de seguridad en el usuario. El llevarlos puestos puede hacer que no se tomen las precauciones para evitar el contacto con superficies potencialmente contaminadas y que no se realice una adecuada higiene de manos posteriormente.
  • Llevar guantes implica una pérdida de tacto, la contaminación pasa desapercibida. Por ejemplo, al tocar una barandilla sobre la que alguien haya estornudado, con el guante no se percibirá que está húmeda, por lo que se retrasará la higiene de manos y aumentarán las posibilidades de contagio o contaminación de otras superficies.
  • Cuando se usan guantes de forma habitual disminuye la frecuencia de la higiene de manos, lo que implica un incremento de los contactos de riesgo (contacto con superficies potencialmente contaminadas, contacto con la cara o con la mascarilla…).

La SEMPSPH recomienda la no utilización de guantes en la población general durante su actividad diaria habitual, así como el cese del ofrecimiento u obligación del uso de guantes a la entrada de los establecimientos y su sustitución por higiene de manos a la entrada y salida de los mismos.

La higiene de manos se puede realizar con agua y jabón o con productos de base alcohólica, como los que recoge la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios en la siguiente lista (actualizada a 8 de mayo de 2020):

El uso de guantes en determinados establecimientos no sanitarios debe quedar limitado a actividades muy concretas en su ámbito anterior (por ejemplo, selección de frutas y verduras).

 

REFERENCIA: Recomendaciones sobre el uso de guantes y la toma de temperatura en la población general. Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública (11/05/2020). Disponible en: https://www.sempsph.com/es/noticias/118499-recomendaciones-sobre-el-uso-de-guantes-y-la-toma-de-temperatura-en-la-poblacion-general.html

 

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y Carmen Florenciano Pérez, Enfermera Consejería Salud CARM.

RECOMENDACIONES SOBRE EL USO DE MASCARILLAS HIGIÉNICAS (NO SANITARIAS) Y SU “BUEN USO”

 

Las recomendaciones sobre el uso de mascarilla higiénica (no sanitaria) y su “buen uso” pueden descargase en formato PDF, con enlaces interactivos a materiales complementarios sobre “Higiene de manos”, en el siguiente enlace:

                       www.murciasalud.es/mascarillashigienicas

 

Otros enlaces relacionados de interés son:

www.murciasalud.es/infocoronavirus

www.murciasalud.es/higienemanos

www.murciasalud.es/confinamientosaludable

 

Sigue leyendo

PREVENIR desde pequeños. Programa ARGOS Murcia

El consumo de alcohol en los jóvenes es un problema creciente de Salud Pública. Los últimos estudios realizados indican que los adolescentes españoles comienzan a consumir bebidas alcohólicas alrededor de los 14 años y que el 75,6% de los estudiantes de entre 14 a 18 años ha consumido alcohol en el último año (Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España, ESTUDES, 2016).

Es un problema de gran importancia, ya que el consumo de bebidas con alcohol en adolescentes y jóvenes puede afectar de manera negativa a su salud, a sus estudios y a su desarrollo personal. Para prevenir un problema es necesario anticiparse al mismo; y en este sentido, la formación y capacitación de las familias es esencial.

Como madres y padres tenemos una importante labor en la prevención del consumo de alcohol y otras drogas, siendo responsables de la educación de nuestras hijas e hijos en relación a esta problemática; la influencia de la familia en la infancia determina en gran medida las conductas de los niños y niñas en el futuro. De aquí nace la importancia de proceder con un adecuado estilo educativo que les muestre los valores necesarios y les ayude a saber tomar las mejores decisiones de manera autónoma a lo largo de su vida. Sigue leyendo

Primer Concurso Iberoamericano de Buenas Prácticas de Promoción de Salud en Universidades: Proyectos Ganadores

La Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud(OPS/OMS), junto con la Red Iberoamericana de Universidades Promotoras de Salud (RIUPS) y la Universidad Católica del Norte (UCN) de Chile, han hecho públicos los proyectos ganadores a nivel nacional del Primer Concurso Iberoamericano de Buenas Prácticas de Promoción de la Salud en Universidades e Instituciones de Enseñanza Superior.

Al Concurso se presentaron un total de 90 proyectos de España y 18 países de Suramérica. Tal y como estaba previsto en las bases, en cada país se ha seleccionado una propuesta por cada una de las categorías (promoción de estilos de vida y conductas saludables, entorno saludable, alcance comunitario y trabajo en red). En España, las propuestas galardonadas como Buenas Practicas de Promoción de Salud en la Universidad han correspondido a las universidades de Sevilla, Alicante y Girona. A continuación describimos el proyecto que ha sido premiado en cada una de las categorías:

Categoría: “Promoción de estilos de vida y conductas saludables”

Universidad de Sevilla: “Buenas Practicas de Promoción de Salud en la Universidad de Sevilla”.

El Proyecto “Programa Forma Joven” pretende fomentar la participación activa del estudiante en la vida universitaria, estableciendo una red de mediación en la que es directamente el alumnado quien proporciona de manera activa y efectiva la información sobre diferentes estilos de vida a la comunidad universitaria. Enmarcado en este proyecto se ha creado un Club de Mediación Universitaria cuyo objetivo es informar, asesorar y orientar a las áreas de salud para fomentar hábitos de vida saludables. Entre sus actuaciones se encuentra la organización de campañas de sensibilización, celebración de Días Mundiales, desarrollo de cursos… entre otras intervenciones que fomenten una actitud responsable en el colectivo destinatario. Igualmente han generado un Banco de Buenas Prácticas de intervenciones en salud.

Categoría: “Campus Universitario/entorno saludable”

Universidad de Alicante: Universidad de Alicante: Una Universidad Saludable” .

El Programa Universidad Saludable de esta institución se basa en los cuatros pilares de las universidades promotoras de la salud. Por una parte incorporar de forma transversal las competencias sobre promoción de salud en los planes de estudio. Por otro lado y siendo uno de sus puntos “fuertes”, fomentar la intersectorialidad y la participación activa de equipos decanales con las direcciones de los centros y del alumnado, mediante la concesión de créditos a estos últimos por su colaboración en diferentes proyectos. En tercer lugar fomentar la investigación en Activos en Salud. Y por último promover un entorno saludable incorporando diversos proyectos, programas e iniciativas como son: Campus cardioprotegido (instalacion de desfibriladores), planificación de acciones formativas a la Comunidad Universitaria; Rutas saludables; celebración de días internacionales; promoción del uso de la bicicleta; proyecto de nutrición saludable en coordinación con distintos servicios universitarios y con otros programas y creación de una red social en Facebook “Alicante Universidad Saludable”.

Categoría: “Promoción de salud de alcance comunitario”

Universidad de Girona: La Universidad de Girona impulsa el Plan UDG Saludable”

Se ha creado una Cátedra de Promoción de la Salud que promueve el estudio y la investigación en el ámbito del conocimiento, mediante la organización de actividades de reflexión, debate y difusión. Esta estructura académica y operativa promueve acciones de promoción de salud en el entorno comunitario,  enmarcadas en un Plan cuya finalidad es mejorar la calidad de vida de la comunidad incorporando la promoción de la salud en el proyecto educativo y laboral de la universidad.

Los objetivos propuestos son, entre otros, impulsar acciones para ganar salud y prevenir enfermedades y conseguir entornos universitarios saludables teniendo en cuenta las esferas física, laboral y social. Entre las actuaciones llevadas a cabo destaca la incorporación del Plan al programa de gobierno de la Universidad, así como la puesta en marcha de las siguientes acciones: Universidad Cardioprotegida; acreditación de sus establecimientos de restauración como promotores de la Alimentación Mediterránea; itinerarios saludables; incorporación del programa al Plan de Formación del personal; edición de un Boletín de Universidad Saludable; colaboración y participación en plataforma de Promoción de Salud de Girona, además de en las redes de Universidades Saludables nacionales e internacionales.

Categoría: “Acciones a través de Redes de Universidades”
Universidad de Sevilla: Buenas Prácticas en la Red Andaluza de Universidades Promotoras de Salud (RAUS)
En 2009 la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía creó la Red de Universidades Promotoras de Salud (RAUS) con el objetivo de visualizar y coordinar las acciones de las diferentes Universidades Públicas de Andalucía, permitiendo la coordinación de acciones de promoción de salud y el apoyo institucional. La RAUS está compuesta por 10 Universidades y cuenta también con el apoyo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. Los objetivos de la RAUS son favorecer entornos universitarios saludables, aportar cauces de formación en promoción de salud en currícula, propiciar la participación en procesos de formación de diferentes actores de la comunidad universitaria, construir una red de mediadores universitarios, propiciar la investigación aplicada al ámbito universitario, favorecer la sensibilización, el intercambio de experiencias y recursos y su difusión y proyectar las actividades de promoción de salud a otros ámbitos. Entre los resultados obtenidos destacan el reconocimiento de de Créditos Optativos de Libre Elección en las acciones formativas de promoción de la salud, la incorporación de un itinerario formativo en salud a través del Trabajo Fin de Grado; Incorporación de la mediación como estrategia de promoción de la salud mediante el desarrollo de procesos formativos basado en habilidades sociales; el empoderamiento del alumnado; visualizar los servicios que realizan promoción de la salud; promover la concienciación sobre el diseño de planes coordinados con el gobierno central.

El Concurso es una buena estrategia para fomentar el intercambio de experiencia y facilitar la exportación de buenas prácticas. Se pueden consultar el resto de proyectos galardonados en otros páises en la Web de la OPS Salud y Universidades

Posteriormente se informará sobre los proyectos galardonados a nivel internacional, fase del concurso en la que participan cada uno de los seleccionados como ganador en su país de origen.

Entrada realizada por Adelaida Lozano Polo, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social. Proyecto de Universidad Saludable en la Universidad de Murcia. 

Programa Fifty – Fifty

“Se destinan billones al tratamiento de la enfermedad cardiovascular, pero no lo suficiente en educar y promover la salud. Ambos aspectos son fundamentales para prevenir una enfermedad que ya es la primera causa de muerte en el mundo.”           Dr. Valentín Fuster

 

Según el Instituto Nacional de Estadística, las enfermedades cardiovasculares o enfermedades del sistema circulatorio son la primera causa de mortalidad en España, responsables del 30,5% del total de defunciones. La obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo y la tensión arterial elevada son los principales factores de riesgo en estas enfermedades.

Los datos aportados por la última Encuesta Nacional de Salud (2012) muestran que se ha producido un aumento en la mayoría de los factores de riesgo cardiovascular: el 54% de la población adulta mayor de 18 años tiene exceso de peso y el 42% presenta un estilo de vida sedentario. Además, el 24% de la población encuestada fuma diariamente y más del 40% de adultos padece hipertensión arterial.

Estos factores de riesgo no siempre se pueden eliminar, pero si es posible adquirir hábitos y conductas que los pueden reducir, mediante intervenciones, tanto individuales como grupales, que permitan cambiar el estilo de vida y mejorar las conductas relacionadas con la salud.

En Programa Fifty – Fifty, de promoción de la salud integral, es un programa de intervención en salud comunitaria cuyo objetivo fundamental es mejorar la salud integral de las personas adultas entre 25 y 50 años con algún factor de riesgo cardiovascular, ayudándolas en la adquisición de hábitos de vida saludables y en el control de los principales factores de riesgo cardiovascular auto controlables: obesidad, tabaquismo, sedentarismo e hipertensión arterial, a través de una formación específica y una dinámica de grupos de “ayuda entre iguales”.

Todo ello con la finalidad de mejorar la salud de manera integral y promover una visión positiva del concepto de salud, más centrada en los aspectos positivos que generan salud que en las limitaciones y aspectos que producen enfermedad.

El Programa Fifty-Fifty nace de la iniciativa de la Fundación SHE (Fundation for Science, Health and Education), promovida por el Dr. Valentín Fuster y de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el marco de la Estrategia NAOS y del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, con el fin de mejorar la salud de manera integral en personas adultas mediante la modificación de sus hábitos de salud.

Fifty – Fifty se desarrolla mediante talleres formativos y motivacionales dirigidos a la promoción de estilos de vida saludables y al control de los factores de riesgo (10 horas de formación). Dicha formación se acompaña, durante los 12 meses siguientes, de una dinámica de grupo dirigida a promover cambios internos y a brindar a los participantes la posibilidad de desarrollar capacidades distintas al simple conocimiento, que les ayuden a superarse.

En este mes de septiembre se pone en marcha como experiencia piloto en siete municipios españoles integrados en la Red Española de Ciudades Saludables: Barcelona, Cambrils (Tarragona), Guadix (Granada), Manresa (Barcelona), Molina de Segura (Murcia), San Fernando de Henares (Madrid) y Villanueva de la Cañada (Madrid).

Al finalizar el programa de salud comunitaria se realizará una evaluación científica y rigurosa de los resultados, de los procesos de implementación y del grado de satisfacción de los participantes. Se pretende así definir un modelo de buenas prácticas que pueda ser trasladado a las administraciones e instituciones públicas y privadas implicadas en la promoción de estilos de vida saludables.

Fuente: Programa Fifty-Fifty http://www.programafiftyfifty.org/index.php

Entrada realizada por Fuensanta Martínez, enfermera y técnica de Salud Publica. Servicio de Promoción y Educación para la Salud.