Lavado de manos: una de las mejores formas de prevenir infecciones

La mejor forma de prevenir la transmisión  de infecciones es el lavado de manos, realizada de forma habitual varias veces a lo largo del día.

Las últimas recomendaciones de los CDC (Centros de Control para la Prevención de Enfermedades) respecto al lavado de manos para prevenir la transmisión de infecciones, son las siguientes:

¿Cuándo debe lavarse las manos?

Las heces (caca) de las personas o de los animales son una importante fuente de microbios. Un solo gramo de heces humanas —que es alrededor del peso de un clip— puede contener un billón de microbios. Ayude a detener la propagación de microbios lavándose las manos con frecuencia, especialmente en los momentos clave que se mencionan a continuación: Sigue leyendo

Día Mundial del Sida 2016: #PrevenciónVIH

“Todas las personas adultas debemos hacernos la “prueba del sida” al menos una vez”

Esto es lo que recomienda actualmente el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Esta recomendación está basada en el hecho de que aproximadamente la mitad de las personas que se diagnostican de Sida en la actualidad, nunca se había hecho la prueba de VIH.

Si se hubieran hecho la prueba de VIH a tiempo, habrían podido tomar los medicamentos que evitan el desarrollo o avance de la enfermedad.

Algunas personas no se hacen la prueba de VIH por miedo a la enfermedad, sin saber que el tratamiento precoz es enormemente efectivo y muy poco tóxico (al contrario que los primeros medicamentos antiretrovirales que aparecieron a inicios de los años 90, muy tóxicos y que perdían su efecto al cabo del tiempo). Tampoco saben que en España hay muchos miles de pacientes con VIH tomando su medicación, que hacen una vida completamente normal, y que nunca llegarán a desarrollar el sida y que, muy probablemente, hubieran evitado que apareciera esta grave enfermedad.

Otras personas no se hacen la prueba de VIH porque no son conscientes de haberse puesto en riesgo (Se entiende por riesgo  mantener una relación sexual sin preservativo con alguien que pueda haberse infectado, probablemente sin saberlo tampoco). El VIH no da ningún signo ni síntoma durante muchos años. Las personas que han adquirido la infección y no lo saben pueden transmitirla a otras personas, siendo responsables de la mayoría de las nuevas infecciones.

Sigue leyendo

Si dudas, hazte la prueba: la infección por VIH

 A día de hoy, la única “vacuna” de que disponemos para prevenir el incremento de afectados a causa de la infección por VIH es recibir una información veraz y completa sobre esta enfermedad para adoptar un comportamiento responsable. Las instituciones tienen la competencia y la responsabilidad de informar y educar a los ciudadanos sobre lo que supone la infección y facilitarles el acceso a los medios precisos para llevar a cabo conductas preventivas. Éstas son competencias de promoción y educación para la salud.

Las estrategias de lucha contra el VIH/sida deben basarse en la consideración de que éste es un problema que afecta a toda la sociedad y que todas las personas somos susceptibles de contraer la enfermedad. En la actualidad, han cambiado radicalmente nuestros comportamientos y nuestras actitudes respecto al sexo y somos más conscientes de la vulnerabilidad a la que nos vemos sometidos ante comportamientos sexuales no protegidos. Sigue leyendo

Jornada mundial de higiene de manos “Salve vidas: límpiese las manos”

Como cada año la Organización Mundial de la Salud (OMS) invita al personal sanitario a participar en la campaña mundial de la higiene de manos que se celebra el 5 de Mayo. El objetivo es sensibilizar sobre la importancia de esta medida en la prevención de infecciones que se transmiten durante la atención al paciente.

La OMS ha elaborado materiales de sensibilización y otros recursos con motivo de esta Jornada. Este año, como novedad, y bajo el eslogan “Salve vidas: mira tus manos – La higiene de manos, clave para una atención quirúrgica segura”, se incluye material informativo centrado en evitar las infecciones de la herida quirúrgica en las diferentes fases de la atención sanitaria, desde la admisión hasta el alta.

Según datos proporcionados por la OMS en los países desarrollados se estima que entre el 5% y el 10% de los pacientes hospitalizados pueden sufrir una o más infecciones como consecuencia de la atención sanitaria prestada. Si nos centramos en España, la prevalencia de pacientes que contrajeron estas infecciones en 2015 fue Sigue leyendo