Día Mundial de la Salud Ambiental 2014: “Abordando las desigualdades en Salud Ambiental”

La International Federation on Environmental Health (IFEH), a la que pertenece la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA), aprobó en el año 2011 que el 26 de septiembre fuese el Día Mundial de la Salud Ambiental. Para este año 2014, el lema del día es “Abordando las desigualdades en salud ambiental”.

SESA, que forma parte de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), quiere también contribuir a que este día sirva para tomar conciencia política y social de lo que significa la salud ambiental como parte de la salud pública con la publicación de un documento, cuya versión completa se puede consultar aquí.

Medio ambiente y salud

Agua, aire y suelo son los componentes ambientales en los que se sustenta la vida. Sobre estos tres vectores la actividad humana ejerce una presión en forma de contaminación: vertidos de aguas residuales, emisiones a la atmósfera procedentes del tráfico, calefacciones e industrias, generación de residuos, etc. Sigue leyendo

Día Mundial sin Tabaco 2014

El próximo 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco con la intención de sensibilizar a la población sobre las devastadoras consecuencias del  tabaquismo y la necesidad de impulsar medidas eficaces para su control. De hecho, a nivel mundial esta epidemia mata a casi 6 millones de personas cada año, de las cuales más de 600.000 son no fumadoras, que mueren por respirar el humo de tabaco. Por tanto, es necesario tomar medias enérgicas, coordinadas e integrales para frenar el consumo de tabaco.

Como todos los años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra este día abordando un tema relacionado con las medidas de control de tabaquismo eficaces. Este año la OMS, de acuerdo a lo establecido por el Convenio Marco para el Control del Tabaco, ha centrado sus esfuerzos en promover el incremento de los impuestos de tabaco hasta niveles que contribuyan a reducir el número de personas fumadoras. Por ello, el lema del Día Mundial sin Tabaco de 2014 es “Subir los impuestos al Tabaco”.

Incrementar las medidas impositivas a los productos del tabaco es una medida eficaz de promoción de la salud para desincentivar su consumo, especialmente en los grupos de menor ingreso económico y en la juventud. Un aumento de los impuestos que incremente el precio del tabaco en un 10% disminuye el consumo en un 4% en países de altos ingresos y hasta en un 8% en países de ingresos bajos y medios. Así mismo, conseguiría que un 9% de jóvenes y un 4% de adultos dejaran de fumar.

En nuestro país, los impuestos del tabaco son de los más bajos a nivel europeo, suponiendo una carga fiscal de unos 2,6€ mientras que la media de la Unión Europea de los 15 se sitúa en un 3,30€. Esto ha motivado que diferentes organizaciones científicas apoyen la iniciativa de la OMS y soliciten a sus gobiernos el incremento de impuestos, como es el caso del Comité Nacional Para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que para ello ha publicado un informe sobre “La Fiscalidad del Tabaco y la Salud”.

En nuestra región, en consonancia con el Día Mundial sin Tabaco, se ha celebrado la III Jornada de Control y Tratamiento del Tabaquismo de la Región de Murcia con la finalidad de impulsar el control del tabaquismo a nivel regional, establecer vínculos entre diferentes profesionales y facilitar el intercambio de experiencias sobre las medidas eficaces existentes en control y tratamiento del tabaquismo.

En esta Jornada se debatió, entre otras  cuestiones de actualidad como el uso de cigarrillos electrónicos,  la importancia de los impuestos en las políticas de prevención del tabaquismo. Tal y como se mostró en esta ponencia, en nuestro país se pueden adoptar medidas que contribuyan a frenar el tabaquismo de una manera muy costo-efectiva, como es el caso de subir los impuestos mínimos a todas las variedades de productos del tabaco de manera paulatina, y así equipararnos a los países de nuestro entorno. También se considera oportuno, establecer un impuesto especial para los cigarrillos electrónicos, para alinearlo a los productos del tabaco.

Los datos de consumo de tabaco en la Región de Murcia muestran un descenso en hombres y mujeres, aunque las cifras, obtenidas en la Encuesta Nacional de Salud de 2012, todavía son muy elevadas (consumo diario 25%; hombres: 30,4%; mujeres: 19,5%) y están por encima de la media nacional (24%). Un dato preocupante es la baja proporción de personas que dejan el tabaco respecto a la media nacional (un 8.3% frente al 19,6% nacional). Sin embargo, un buen indicador de las medidas de prevención es la elevada prevalencia de personas que nunca han fumado (60,87%) frente a la media nacional (53,5%). Respecto a la juventud, diversos estudios regionales han observado un incremento en la edad de inicio y, según la Encuesta ESTUDES realizada por el Observatorio sobre Drogas de la Región de Murcia, se observa un leve descenso en el consumo de tabaco “alguna vez” (39,1%) y un pequeño repunte en el consumo en el “último año” (29,5%), manteniéndose las cifras de consumo en el “último mes” (22,8%).

En la Jornada  también se proporcionaron datos relacionados con las patologías asociadas al tabaco. Según estudios aportados,  en nuestra región el 45% de las enfermedades isquémicas del corazón están asociadas al tabaquismo. Así mismo, se estima que anualmente se producen 950 casos de cáncer relacionados con el consumo de tabaco.

Dada esta situación, en la Región se han planteado además otros objetivos para la celebración del Día Mundial sin Tabaco: se pretende impulsar el cumplimiento de la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo, fomentar la prevención del tabaquismo en el entorno escolar (en el marco del Plan de Educación para la Salud en la Escuela), informar sobre consecuencias del consumo de tabaco y beneficios de una vida libre de humo y especialmente, se persigue potenciar la deshabituación tabáquica. Por ello la Dirección General de Salud Pública y Drogodependencias, ha puesto el énfasis en promover el abandono del consumo de tabaco, eligiendo como lema “31 de mayo. Día Mundial sin Tabaco. Un día estupendo para dejarlo” .

Más información sobre el Día Mundial sin Tabaco de 2014:

Entrada realizada por por Adelaida Lozano Polo, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.

Hipertensión arterial y consumo excesivo de sal

La hipertensión arterial,  también llamada tensión arterial alta o elevada, es una de las principales causas de muerte en el adulto y la primera de discapacidad en muchos países. Además, es el principal factor de riesgo de la enfermedad cardiovascular, la insuficiencia renal secundaria y la insuficiencia cardiaca congestiva. Su importancia es tal que la OMS dedicó en 2013 el Día Mundial de la Salud a abordar este problema que define como “una enfermedad que mata en silencio, una crisis de salud pública mundial”.

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión. Este año la OMS ha puesto especial énfasis en la difusión de acciones más saludables para combatir el problema, que además de deteriorar la calidad de vida de las personas, puede derivar en patologías más complejas que alcanzan incluso a provocar la muerte.

En el 90 al 95% de los casos de hipertensión arterial no se conoce la causa. Pero se considera que la hipertensión sin causa aparente (idiopática) es consecuencia de una serie de factores tanto ambientales como genéticos. Uno de estos factores ambientales es el exceso de consumo de sal en la dieta. Se ha comprobado que poblaciones con ingestas de sal inferiores a tres gramos diarios presentan prevalencia de hipertensión arterial próximas a cero.

Aunque no todos los individuos responden de igual manera a la disminución en el consumo de sal en la dieta (individuos “sal sensibles” y “sal resistentes”, en los que una dieta pobre en sodio no afecta a la bajada de la presión arterial), se recomienda la reducción del consumo de sal, tanto para prevenir la aparición de hipertensión como para los individuos que la padecen. A este respecto las estrategias en promoción de la salud han ido encaminadas tanto a desarrollar medidas legislativas que inducen a reducir el uso de sal en la manipulación de los alimentos como a campañas de sensibilización dirigidas a los consumidores para que estos prefieran los alimentos con menor contenido salino.

A nivel internacional, diferentes instituciones han desarrollado iniciativas como la que en 2013 se inició en México DF con la campaña “Menos sal y más salud”, que alertaba del alto consumo de sal en el distrito federal (hasta once gramos por día cuando la OMS recomienda un máximo de cinco) y promovía el cambio de hábitos de alimentación en la población. Una de las medidas más curiosas fue la de retirar los saleros de las mesas de cantinas y restaurantes. La campaña ha tenido una buena aceptación por parte de los empresarios de hostelería y se ha desarrollado con el apoyo de los profesionales sanitarios de México.

Fuente: World Action on Salt & Health

World Action on Salt and Health (Actuación Mundial sobre Sal y Salud) es una organización próxima a la OMS, heredera de la británica CASH (Consensus Action on Salt and Health) y formada por expertos en hipertensión de todo el mundo (y otros profesionales), cuya misión es “mejorar la salud de los individuos mediante la consecución de una reducción gradual en el consumo de sal”.

A mediados de los años noventa en Reino Unido, la iniciativa CASH junto con la organización del gobierno británico “Food Standards Agency” desarrollaron un programa para reducir del veinte al cuarenta por ciento el contenido de sal en muchos de los productos de alimentación. De 2003 a 2011 cayó el consumo medio de sal por persona en ese país de 9,5 a 8,1 gramos por día, descendiendo asimismo las cifras de presión arterial máxima y mínima en 3/5 mmHg (datos de la Health Surveyfor England).

En Canadá (provincia de Ontario) y en febrero de este año se ha aprobado una norma llamada “The Healthy Decision Made Easy Act” obligando al etiquetado del contenido de sodio en los menús de todas las cadenas de restaurantes, en general de comida rápida, y el etiquetado “high-sodium warning” para comida de alto contenido en sodio.

Por último, en nuestro país, en línea con la iniciativa de la Unión Europea (DGSANCO-Comisión Europea) y basada en el libro blanco “La Estrategia  para Europa sobre Nutrición, Sobrepeso y Obesidad” se puso en marcha el programa “Plan Cuídate+, menos sal es más salud” que ha tenido lugar en el año 2011 como una acción comunicativa a la población desarrollada en Internet a través de la página www.plancuidatemas.es, en donde se aconseja como reducir el consumo de sal, como leer el etiquetado e incluso un calculador de cantidad de sal ingerida diariamente.

En definitiva, aun cuando el exceso de consumo de sal no siempre está relacionado con el aumento crónico de la tensión arterial, la reducción de su consumo es un asunto que preocupa a la comunidad científica internacional así como a las autoridades sanitarias que, con mayor o menor eficacia, desarrollan estrategias de promoción de salud y programas de educación para la salud buscando conseguir una ingesta de sal moderada, lo más próxima posible a los cinco gramos diarios por persona que recomiendala OMS.

Bibliografia:

Entrada realizada por Mariano Martínez Tomás, enfermero del Programa de Prevención del Cáncer de Colon y Recto en el Área de Salud I. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.

 

Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular

Hoy, 14 de marzo, se celebra el Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular con el objetivo de poner en conocimiento de la población los principales factores de riesgo implicados en la aparición de las enfermedades cardiovasculares y promocionar las medidas de salud y estilos de vida encaminados a evitarlos o reducirlos.

Clásicamente,  los principales  factores de riesgo a evitar han sido el tabaquismo, el aumento del colesterol, la hipertensión, la diabetes sin control, la obesidad y el sedentarismo; sin embargo, diferentes sociedades científicas alertan  de la importante contribución que suponen otros factores menos conocidos como  la apnea del sueño, el estrés, la contaminación, el consumo de drogas y la presencia de enfermedad cardiorenal.

La Organización Mundial de la Salud recuerda que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en todo el mundo y que el 80% de las muertes prematuras que ocasiona este conjunto de enfermedades se podrían evitar siguiendo un estilo de vida saludable que conlleve la reducción de los factores de riesgo mencionados.

Las medidas preventivas recomendadas para reducir el riesgo de padecer una  enfermedad cardiovascular son principalmente:

  • Evitar el tabaquismo activo o pasivo
  • Evitar la obesidad y sobrepeso
  • Mantener una dieta sana y equilibrada
  • Realizar ejercicio físico a diario
  • Llevar un control adecuado de las enfermedades crónicas, como la hipertensión, diabetes e hipercolesterolemia

Para mas información consulte:

Entrada realizada por Inmaculada Castro Rodríguez. Medico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.

Recomendaciones sobre los cigarrillos electrónicos

El uso de los cigarrillos electrónicos se ha incrementado en los últimos años, especialmente debido a la creencia de que son inocuos o bien a que son una herramienta útil para dejar de fumar. Esta información es controvertida, por no decir que es falsa.

Por ello, y una vez analizada la información disponible por un grupo de expertos en tabaquismo, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Política Social ha establecido unas recomendaciones, dirigidas a la población general, sobre el uso de los cigarrillos electrónicos; Las recomendaciones son las siguientes:

1. Se recomienda a toda la población, muy especialmente a menores y adolescentes, no usar los cigarrillos electrónicos.

¿Por qué?: El cigarrillo electrónico es un dispositivo que contiene sustancias que al ser inhaladas de forma reiterada son nocivas para la salud, entre ellas la nicotina o el propilenglicol. Los datos de los que disponemos actualmente sobre los cigarrillos electrónicos nos muestran que tienen efectos perjudiciales para la salud, especialmente a nivel respiratorio y, si llevan nicotina, también a nivel circulatorio.

2. Se recomienda no usar los cigarrillos electrónicos, con o sin nicotina, en ningún espacio de uso público.

¿Por qué?: El vapor que se elimina al consumir cigarrillos electrónicos contiene componentes químicos que provienen de las sustancias incluidas en los cartuchos recargables. No se trata de simple vapor de agua. Los análisis realizados de estas sustancias muestran que algunas son tóxicas. Por ello se recomienda no usar los cigarrillos electrónicos y evitar la exposición a su vapor especialmente en el caso de menores, embarazadas y personas con problemas cardiacos.

3.      No se recomienda el uso de cigarrillos electrónicos para dejar de fumar.

¿Por qué?: A día de hoy, los cigarrillos electrónicos no han mostrado que sean un método válido para dejar de fumar y por eso no han sido aprobados por la Agencia Española del Medicamento. Existen métodos que si han demostrado ser eficaces para dejar de fumar y que están autorizados para su uso. Consulte a los profesionales sanitarios. Por otra parte sabemos que mantiene el gesto de fumar y por tanto dificulta el abandono de esta conducta.

Los cigarrillos electrónicos son mecanismos que sirven para inhalar vapores y eliminar un humo similar al del tabaco. Consiste en un dispositivo eléctrico, con una batería y un atomizador para calentar el aire, y un depósito o cartucho que contiene los ingredientes, así como una boquilla para inhalar.

Imagen: Saltó E. Taller Vaping & eCigarettes. En XII Jornadas SEDET: Abordaje del tabaquismo. Lo que hemos cambiado. Valencia: SEDET. 2013

Los ingredientes que contienen los cigarrillos electrónicos son muy variados, siendo el principal de ellos, en la mayoría de los casos, la nicotina. Para producir el efecto de vaporización y eliminación del humo contienen otros elementos y compuestos químicos, como el propilenglicol. Además se les añaden saborizantes de todo tipo: chocolate, frutas variadas, saborizantes específicos de marcas de tabaco, etc. Muchas estas sustancias están aprobadas para el uso humano, aunque por otras vías diferentes a la inhalatoria. Además todavía se desconoce su seguridad de uso tras calentarlas y al combinarlas.

Un importante tema a tener en cuenta son las sustancias químicas que se desprenden tras calentar todos estos ingredientes y que pasan a formar parte del vapor que se emite. Entre estas sustancias se han detectado, además de nicotina y propilenglicol,  otras similares a las existentes en el humo de tabaco, como nitrosaminas, formaldehido, acetaldehído, benzo(a)pireno, partículas PM2.5 y partículas metálicas (sodio, hierro, aluminio, cobre, magnesio, plomo, cromo, manganeso, potasio, zinc y níquel). Algunos de estos compuestos son cancerígenos.

La presencia de estas sustancias en el vapor del cigarrillo electrónico implica la contaminación de los espacios interiores, especialmente si hay varias personas usándolos, lo que se conoce como “vapeando”.

Diversos estudios han mostrado que el consumo de cigarrillos electrónicos puede tener efectos perjudiciales para la salud a corto plazo. Estos efectos son debidos a algunos de sus componentes:

  • Por un lado la nicotina, por si sola es un tóxico y una droga muy adictiva. El uso de cigarrillos electrónicos con nicotina conlleva los riesgos propios para la salud de esta sustancia: problemas en el sistema nervioso central, sistema endocrino, músculo-esquelético, sistema respiratorio, aparato gastrointestinal, efectos metabólicos o cardio-circulatorios, por ejemplo elevación de la tensión arterial, lesiones vasculares o el infarto.
  • Por otra parte, hay datos de que el propilenglicol a corto plazo irrita los ojos, la garganta y la vía respiratoria, no conociéndose todavía todos sus efectos a largo plazo, aunque se sabe que en niños expuestos aumenta el riesgo de asma.
  • La glicerina es una sustancia que se puede usar por vía oral, pero parece estar relacionada con neumonías graves al utilizarla por vía inhalatoria.

Así mismo, las investigaciones que hasta ahora se han realizado sobre la eficacia de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar no aportan suficiente evidencia. No hay estudios sobre la seguridad y toxicidad de estos productos. Tampoco han sido aprobados por ninguna agencia de medicamentos.

Otra cuestión importante a tener en cuenta desde el punto de vista de la salud pública y la prevención del tabaquismo, es la relación que existe con el consumo de tabaco. Los datos que tenemos nos hacen pensar que se puede convertir en una nueva puerta de entrada al uso de drogas (nicotina, cannabis….).

La juventud está muy influenciada por la publicidad y por las modas. El cigarrillo electrónico está empezando a usarse en este colectivo bajo la falsa premisa de “salubridad”. Esto puede hacer que disminuya la percepción del riesgo y que se inicien en el consumo habitual de cigarrillos electrónicos, arrastrados también por la presión del grupo por querer usar las últimas nuevas tecnologías.  De esta manera, estaremos facilitando una nueva adicción hacia la nicotina, que de por sí sola ya es suficientemente tóxica.

Todas estas cuestiones nos hacen concluir que los cigarrillos no son inocuos, por tanto no son sanos y, al no conocer el alcance a largo plazo de su uso, no debemos recomendarlo. Tampoco se han de utilizar como método para dejar de fumar hasta que no se apruebe su uso, una vez demostrada su eficacia, seguridad y se hayan establecido las indicaciones y posología, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud:

“Hasta que los sistemas de liberación de nicotina se consideren seguros y eficaces, y de calidad aceptable por un organismo regulador nacional competente, los consumidores deben ser advertidos fuertemente de no utilizar cualquiera de estos productos, incluyendo los cigarrillos electrónicos”

Para saber más:

Entrada realizada por Adelaida Lozano Polo, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.