Habilidades para la Vida

En el mundo existen alrededor de 7.000 millones de personas, cada una de ellas con sus características y particularidades intrínsecas, con pensamientos y sentimientos propios. No hay una persona igual a otra. Por tanto, sería lógico pensar que, dada la diversidad de población que existe, si no estuviéramos dotados de una serie de habilidades que nos capacitan para relacionarnos con los demás, dominaría el caos en nuestra sociedad.

Relacionarnos con los demás implica mucho más que el simple hecho de mantener una relación o un trato con alguien. Requiere, en primer lugar, que cada persona se conozca y acepte tal y como es. Conlleva además, dejar a un lado los juicios previos y tratar de entender a la otra persona, comunicarnos con los demás sin herir con nuestras palabras, solucionar problemas y conflictos de la forma más positiva posible, etc. En definitiva, dominar una serie de destrezas y capacidades que nos permitan desenvolvernos en la sociedad de manera eficaz, enfrentándonos con éxito a las diversas situaciones que nos plantea la vida.

Todas estas destrezas o capacidades se agrupan bajo el término Habilidades para la Vida (HpV). La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1993 las define como “aquellas aptitudes necesarias para tener un comportamiento adecuado y positivo que nos permita enfrentar eficazmente las exigencias y retos de la vida diaria”.

En un principio, las  HpV se orientaron a la prevención de problemas específicos de salud pública: retrasar la edad de inicio del consumo de alcohol, tabaco y cannabis,  prevenir conductas sexuales de alto riesgo, mejorar conductas relacionadas con la salud y la autoestima, promover el ajuste social positivo, mejorar el desempeño académico y/o prevenir el rechazo de los iguales. Más tarde, se comprendió que las habilidades socio-cognitivas y de control de las emociones representan la pieza clave para el desarrollo humano, por lo que se redirigió su enfoque, proponiendo como objetivo principal de la aplicación de las mismas la promoción de la salud, aplicando este punto de vista a diversas situaciones de la vida cotidiana.

Las 10 competencias o capacidades consideradas necesarias para la vida, son las siguientes: Sigue leyendo

Dolor de espalda en escolares: medidas de prevención

En el post publicado el pasado 19 de febrero “Dolor de espalda en escolares: situación actual” identificamos los principales factores de riesgo que se asocian con el dolor de espalda en escolares, factores que podemos clasificar en cuatro grupos. Desde el entorno escolar  podemos actuar en mayor o menor medida sobre estos factores de riesgo, mediante la implementación de programas educativos de higiene postural y realizando cambios en el entorno.

Factores antropométricos: forma física, movilidad y flexibilidad y fuerza muscular.

En general, se puede conseguir una mejora de la forma física, aumentando el nivel de actividad física de los niños y niñas.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), en el marco de la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud, ha elaborado recomendaciones sobre actividad física por grupos de población. Para el grupo de escolares de entre 5 y 17 años estas recomendaciones son: Sigue leyendo

Dolor de espalda en escolares: situación actual

El cambio en los estilos de vida de las familias, el aumento de las actividades de ocio sedentario y el exceso de actividades extraescolares hace que hoy en día los niños y niñas tengan muchas menos oportunidades para moverse. Si a esto le sumamos la falta de espacios verdes en las ciudades y el aumento de inseguridad en las calles, entenderemos porqué los escolares de hoy son más sedentarios que en el pasado. Este sedentarismo, así como la adopción de hábitos posturales incorrectos, puede contribuir al aumento de dolor de espalda inespecífico que se observa en escolares.

El dolor de espalda inespecífico es aquel que se produce por un mal funcionamiento de la musculatura, asociado habitualmente a una limitación de la movilidad e influenciado por las posturas y movimientos y que no es debido a una enfermedad general o sistémica (infecciones, cáncer, enfermedades reumáticas, osteoporosis, etc.). Los estudios nos muestran que el porcentaje de niños y niñas que han padecido dolor de espalda aumenta a partir de los 10 años de edad y, alrededor de los 15 años encontramos que el porcentaje de jóvenes con dolor de espalda es similar al de adultos. Este dato es importante, puesto que los adolescentes que padecen dolor de espalda a diario, pueden padecerlo de forma crónica en la edad adulta.

En España, se realizan periódicamente estudios que monitorizan tanto las conductas relacionadas con la salud como los estilos de vida de la población escolarizada. Estas encuestas oficiales aportan información relevante para planificar y evaluar actuaciones en el ámbito sanitario y educativo. Sigue leyendo

Influencia de la publicidad en la alimentación infantil

El sobrepreso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud. Hace años, la obesidad fue declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una epidemia mundial que afecta a personas adultas y a niños. En la infancia y adolescencia es especialmente preocupante pues, además de las repercusiones futuras en la salud, resulta difícil encontrar una forma simple de medir el sobrepeso y la obesidad, porque su organismo sufre una serie de cambios fisiológicos a medida que van creciendo.

Son muchos los estudios que ponen de manifiesto la obesidad y el sobrepeso infantojuvenil. En el último Estudio de Vigilancia del Crecimiento, Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad (Aladino 2015)realizado en nuestro país, se observó una prevalencia de obesidad y sobrepeso del 41,3%. En la Región de Murcia un estudio realizado en 2012 habla de un 43.7% de prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños de entre 2 y 14 años. En este mismo estudio se habla de una alta prevalencia de sobrepeso y obesidad en España, sobretodo en el sur y este del país.

La importancia del control del peso en la infancia Sigue leyendo

Dia Mundial Contra el Cáncer: Promoción de la Salud, Prevención y Diagnóstico Precoz

El cáncer es una de las principales causas de morbimortalidad del mundo, con aproximadamente 14 millones de casos nuevos en el mundo en el año 2012 (según últimos datos disponibles a nivel mundial estimados por los proyectos EUCAN y GLOBOCAN, OMS). Las estimaciones poblacionales indican que el número de casos nuevos aumente en las dos próximas décadas a 22 millones de casos nuevos al año. 

La palabra cáncer es un término amplio que abarca más de 200 tipos de enfermedades. Cada uno de estos tipos de enfermedades puede tener características completamente diferentes al resto de los cánceres, pudiendo considerarse enfermedades independientes, con sus causas, su evolución y su tratamiento específicos. Sin embargo, muchos de ellos (más de un tercio de los cánceres) se producen por factores exógenos evitables (tabaco, alcohol, sobrepeso/obesidad, etc.). Puede considerarse, por ello, desde el punto de vista de la salud pública, que la prevención primaria (con la adquisición de estilos de vida de saludables y eliminación de factores causales) es una de las medidas de control primordiales a considerar. No obstante, esta prevención primaria, viene a complementarse con actividades de diagnóstico precoz (prevención secundaria) de carácter poblacional y frente a procesos patológicos determinados. Sigue leyendo