Hábitos de higiene del sueño saludables

La incorporación al trabajo o a la actividad educativa tras el periodo vacacional puede suponer alteraciones del sueño, entre otras cuestiones por los cambios de horario que conlleva la vuelta a la rutina.

El insomnio puede causar problemas de salud, alteraciones cardiovasculares, déficits cognitivos y de memoria. Los niños y niñas insomnes presentan dificultades de aprendizaje y problemas de conducta. Numerosos estudios demuestran que las personas con insomnio tienen más trastornos afectivos, síntomas como ansiedad y depresión. Un buen sueño favorece las  relaciones de quienes nos rodean, familiares, amigos y evita el agravamiento de muchas enfermedades mentales.

Según los expertos, son cada vez más el número de personas que padecen insomnio (dificultad para dormirse o mantenerse dormido), el estrés y la crisis han influenciado de sobremanera en ello. Según la Sociedad Española del Sueño (SES) “el 35% de la población reconoce tener o haber tenido algún trastorno del sueño.

Si establecemos pautas y rutinas en la higiene del sueño podemos mejorar los hábitos para reducir el insomnio. Por ello, y con la intención de concienciar a los profesionales sanitarios y a la población en general, de que los trastornos del sueño, por las importantes consecuencias que tiene para los insomnes, deben ser tratados como un problema de salud pública, se celebra el Día  Mundial del sueño (DMS). El lema escogido por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (World Association of Sleep Medicine-WASM) de este año fue “Cuando el sueño es reparador, la salud y la felicidad abundan”, focalizado en el problema del insomnio. Sigue leyendo