Mujer y Salud

 

Desde que en 1977, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la mujer y la Paz Internacional, se conmemora en numerosos países la lucha de las mujeres por su participación, en igualdad con el hombre, en la sociedad y para lograr su desarrollo íntegro como persona. El tema de este Día Internacional de la Mujer 2013 es: “Una promesa es una promesa: momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres”.

Fuente: ONU Women

Si bien la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece en sus artículos 1 y 2 que «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos… Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de sexo…», es una realidad que las desigualdades entre el hombre y la mujer están muy arraigadas en las sociedades: Las mujeres están mal representadas en los Gobiernos, los Parlamentos y los consejos de administración de las empresas, en muchos países tampoco tienen acceso a un trabajo decente, se enfrentan a la segregación ocupacional y sufren diferencias por su sexo. A veces también se les niega el acceso a la educación básica y a los servicios de salud y, en todas las regiones del mundo, son víctimas de la violencia y la discriminación.

La violencia contra la mujer, especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual, constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres.

Las mujeres y los hombres son diferentes en la biología, pero también en las funciones y responsabilidades que la sociedad les asigna y en la posición que ocupan en la familia y la comunidad. En la actualidad el género, entendido como la construcción social de las diferencias biológicas entre mujeres y hombres, es uno de los determinantes sociales de la salud más importantes, junto con la raza y la clase social.

Fuente: Solar O; Irwin A. Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud de la OMS 2006

En la actualidad sabemos que, aunque las mujeres tienen mayor esperanza de vida que los hombres en la mayoría de los países, hay una serie de factores sanitarios y sociales que se combinan para hacer que su calidad de vida sea inferior. El hecho de ser mujer afecta directa e indirectamente a la salud, en los riesgos que asumen y a los que están expuestas las mujeres y en cómo el sistema de salud responde a sus necesidades.  

Para alcanzar la equidad en salud entre hombres y mujeres es necesario promover la integración del género, como un determinante social de la salud, en el desarrollo de las políticas, la investigación, los servicios de salud, la asignación de recursos y la planificación de proyectos y programas, así como en su seguimiento e implementación.

La equidad de género no significa tasas iguales de mortalidad o morbilidad para ambos sexos, sino asegurar que las mujeres y hombres tengan una misma oportunidad para gozar de buena salud. Según la OMS y otras organizaciones, para alcanzar el objetivo de lograr un mayor impacto en la salud y reducir las inequidades, es necesario identificar los efectos de las diferencias y desigualdades de género en la salud de las mujeres y los hombres. Es preciso:

  • Recopilar y utilizar datos cuantitativos y cualitativos desglosados por sexo
  • Comprender y analizar las diferencias de género
  • Desarrollar políticas e intervenciones sensibles al género

En nuestro país, el Observatorio de Salud de las Mujeres (OSM), organismo de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se puso en marcha con la finalidad de promover la disminución de las desigualdades en salud por razón de género. Actúa de manera participativa y colaborativa para generar y difundir conocimiento que permita el análisis de género y promueva la inclusión del enfoque de género y la equidad en las políticas y sistemas de salud.

En su página web podemos encontrar documentos relacionados con:

Además podemos acceder a los Indicadores de Desigualdades en la Salud: Autovaloración del estado de salud, 1987-2006 – Género y Clase Social, gráfico que muestra la evolución durante 20 años de las desigualdades según género y clase social en la autovaloración del estado de salud en España.  Algunas de las conclusiones que se deducen:

  • Existen desigualdades de clase y de género: las mujeres y las personas de las clases sociales más desfavorecidas (“manuales”) presentan un peor estado de salud.
  • Los hombres de las clases desfavorecidas y las mujeres de las clases privilegiadas presentan niveles de salud similares.
  • Ni los niveles de salud autovalorada ni las desigualdades se han modificado de manera sustancial a lo largo del periodo.

Queda mucho trabajo por hacer para conseguir alcanzar la equidad en salud, pero  incorporar, en el día a día,  la perspectiva de género en las intervenciones y políticas de salud es otra manera de contribuir al desarrollo integral de las mujeres, a promover su salud y alcanzar todos sus derechos.

Fuentes:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social. 

La guía práctica para la integración de la perspectiva de género en los programas de prevención del VIH

Guía práctica para la integración de la perspectiva de género en los programas de prevención del VIHEste documento tiene como objetivo ofrecer un instrumento útil y práctico para incorporar la perspectiva de género en los proyectos de prevención del VIH que sirva de orientación a las técnicas y técnicos de las ONG, así como a todas las personas que participan en la identificación, formulación, ejecución y evaluación de los proyectos.

Incorporar la perspectiva de género en el abordaje de cualquier problema de salud se convierte en un aspecto imprescindible que aporta calidad a las intervenciones, además de cumplir con las numerosas recomendaciones internacionales y nacionales (Ver anexo I del documento).

Es importante tener en cuenta que el 22 de marzo de 2007 se aprobó la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres (LOIEMH), que se refiere a la generalidad de las políticas públicas en España, tanto estatales como autonómicas y locales. En su artículo 27 insta a la integración del principio de igualdad en las políticas de salud, estableciendo que las políticas, estrategias y programas de salud incluirán, en su formulación, desarrollo y evaluación, las distintas necesidades de mujeres y hombres y las medidas necesarias para abordarlas adecuadamente.

El análisis de género examina las diferencias y desigualdades en los roles que mujeres y hombres desempeñan en la sociedad, los desequilibrios en sus relaciones y necesidades, las limitaciones y oportunidades y el impacto de esas desigualdades en sus vidas (OMS, 1998). El propósito de incorporar la perspectiva de género en los proyectos de prevención de VIH es tener en cuenta:

  • Cómo estas desigualdades determinan la exposición diferente a los riegos, accesos y beneficios de las actividades, información, recursos y atención sanitaria, así como a la realización de sus derechos.
  • La manera en la que los roles, estereotipos, identidades y normas de género influyen en la salud de mujeres y hombres, encontrando la forma de abordar las desigualdades que surgen de esto. 

Con esta guía se pretende facilitar la incorporación de la perspectiva de género en los proyectos de prevención de VIH de las ONG.

Contiene información para incorporar la perspectiva de género en el diagnóstico, justificación, objetivos, actividades, presupuesto y evaluación de programas de prevención dirigidos a desarrollar intervenciones para la prevención primaria y el diagnóstico precoz de la infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual en colectivos y poblaciones más vulnerables (usuarios/as de drogas por vía parenteral y sus parejas sexuales, hombres con prácticas homosexuales, personas que ejercen la prostitución, personas infectadas por VIH y sus parejas sexuales, jóvenes, mujeres, inmigrantes y minorías étnicas).

También se incluyen unas fichas con temas que pueden resultar de utilidad como: sugerencias para utilizar un lenguaje igualitario en los proyectos, diferentes ejemplos de aplicación práctica (proyectos de promoción de la prueba del VIH, talleres para adolescentes, materiales para HSH, proyecto de drogodependencias y ficha de seguimiento), lista de comprobación para orientar la reflexión sobre cómo se está incorporando en el proyecto la perspectiva de género en cada uno de los niveles de realización y finalmente un apartado con la explicación de términos y conceptos clave utilizados en la guía.

Fuente:

Guía práctica para integración de la perspectiva de género en los programas de prevención del VIH. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2012

 

Grupo de Educación para la Salud de Calasparra

El Primer Plan Municipal de Educación para la Salud de Calasparra es fruto del trabajo conjunto de los centros educativos locales, AMPAS, Centro de Salud y Ayuntamiento durante el curso escolar 2010-2011. El Plan pretende orientar los conocimientos y actitudes de los componentes de las comunidades educativas hacia un modelo positivo de salud. Los escolares, a través de sus respectivos centros educativos, del Ayuntamiento y con el apoyo indispensable de sus familias, trabajarán sobre diferentes áreas como consumo, seguridad, ocio o alimentación, para asentar principios básicos que conduzcan a hábitos positivos de salud. 

El Plan de Educación para la Salud de Calasparra 2010-2015, aprobado en marzo comprende ocho áreas genéricas que se trabajarán en cada curso escolar, de octubre a mayo, planificando diferentes programas y actividades a realizar en los centros educativos y en las familias, incidiendo en cada curso sobre un aspecto específico de cada contenido. 

El Grupo de Educación para la Salud de Calasparra está formado por las Concejalías de Educación y Sanidad, representantes de los Claustros y las AMPAS de todos los centros educativos de la localidad (CAI Colores, CEIP Ntra. Sra. De la Esperanza, CEIP Las Pedreras, CEIP Los Molinos, IES Emilio Pérez Piñero, Colegio Sagrado Corazón), y el Centro de Salud de Calasparra. Tiene como objetivo unificar y rentabilizar los esfuerzos que se realizan en Educación para la Salud desde los diferentes sectores locales implicados. 

En septiembre de 2011 tuvieron lugar las primeras reuniones del Grupo de Educación para la Salud de Calasparra con el objetivo de organizar el trabajo a realizar durante el curso escolar 2011-2012. Los contenidos específicos en cada una de las áreas que se trabajaron fueron los siguientes: 

  • Octubre: Higiene Personal.  Ducha, dientes, manos
  • Noviembre: Sexualidad y afectividad. Prevención de Violencia de Género.
  • Diciembre: Educación para el Consumo. Elección de regalos adecuados. (por edades)
  • Enero: Salud Mental y Adicciones. Adicciones (por edades)
  • Febrero: Medio Ambiente  y Salud. Higiene urbana, nuestras mascotas.
  • Marzo: Seguridad y Prevención de Accidentes. Educación Vial.
  • Abril: Ocio y Tiempo Libre. Animación a la lectura. (lectura en familia)
  • Mayo: Alimentación. Desayunos saludables. 

Los trabajos realizados por el alumnado en los centros educativos y con sus familias en las casas, se diseñaban, organizaban y programaban en las reuniones de coordinación mensuales, en las que también se evaluaba el trabajo realizado en el mes anterior. 

Las actividades preparadas siempre han estado acompañadas de un slogan, el mismo para todas las etapas educativas. Algunos de ellos han sido: 

  • Salud e higiene de la mano vienen
  • ¿Quién dice que esto es de chic@s? Diferentes sexos, mismas oportunidades
  • Compra un juguete si la calidad promete
  • Si tus calles limpias quieres ver, los excrementos de tu mascota has de recoger 

Es importante destacar la colaboración de Radio Municipal de Calasparra y las televisiones locales para difundir el trabajo realizado.

 Durante el mes de octubre de 2012 se reanudarán las reuniones del Grupo Municipal de Educación para la Salud de Calasparra, tras la renovación de algunos de sus miembros. 

Los temas previstos para trabajar trimestralmente durante el curso 2012-2013 son los siguientes: 

  • Primer trimestre 
    • Alimentación: Desayunos saludables
    • Medio ambiente y Salud: Higiene y ejercicio físico
    • Educación para el consumo: Elección de regalos 
  • Segundo trimestre 
    • Salud mental y adicciones: Resolución de conflictos, control emocional, habilidades sociales…
    • Seguridad y prevención de accidentes: Educación vial 
  • Tercer trimestre 
    • Alimentación
    • Dieta mediterránea
    • Alimentación saludable y ejercicio físico 

A continuación, ofrecemos enlaces con algunas de las noticias aparecidas en la página web municipal sobre el grupo de Educación para la Salud. 

Presentación del Plan Municipal de Educación para la Salud http://www.calasparra.org/index.php?seccion=noticia&id=2275 

Arranque del Grupo en el curso escolar 2011-2012 http://www.calasparra.org/index.php?seccion=noticia&id=2546 

Nota de prensa con motivo del Día contra la violencia de género http://www.calasparra.org/index.php?seccion=noticia&id=2614 

Balance del grupo en enero http://www.calasparra.org/index.php?idioma=es&seccion=noticia&id=2682

 Entrada realizada y enviada por:

Mª Teresa Salinas García. Concejala de Educación

Antonio José Moreno Gil. Concejal de Sanidad

Ayuntamiento de Calasparra (Murcia)

La equidad en salud (III)

 

En el 2003 la OMS publicaba Los hechos probados. Los determinantes sociales de la salud., documento que mantiene su vigencia a través de los años y que tal vez hoy, más que nunca, merece una nueva lectura. Esta publicación ofrece una idea general de los aspectos más relevantes sobre los determinantes sociales de la salud en relación con áreas de política pública y presenta resúmenes de los hallazgos más fiables establecidos por la investigación.

Ya en la introducción plantea lo que son los ejes argumentales del documento: “Incluso en los países más prósperos, la esperanza de vida de las personas menos acomodadas es bastante más corta que la de las personas ricas. Estas diferencias en salud son no sólo una gran injusticia social, sino que también atraen la atención de los científicos sobre algunos de los más impactantes determinantes de los niveles de salud de las sociedades modernas. Y más concretamente, han permitido una mayor comprensión de la extraordinaria susceptibilidad de la salud ante el entorno social y de lo que ha empezado a conocerse como los determinantes sociales de la salud.

No es simplemente que las circunstancias de pobreza material sean dañinas para la  salud; el significado social de la pobreza, el desempleo, la marginación social, o de otros tipos de estigmas también cuentan. El ser humano, en calidad de ser social no necesita solamente contar con unas buenas condiciones materiales, sino que ya desde la primera infancia necesitamos sentirnos valorados y estimados. Necesitamos amigos,  necesitamos sociedades más sociables, necesitamos sentirnos útiles y necesitamos un cierto nivel de control sobre un trabajo valioso. Sin todo ello, nos volvemos más propensos a la depresión, al uso de las drogas, a la ansiedad, la hostilidad y a la desesperación, y todo ello repercute en la salud física.

Efecto que ejercen la inseguridad laboral y el desempleo en la salud

 

Si bien es cierto que la atención médica puede prolongar la supervivencia y mejorar el pronóstico después de las enfermedades graves, son las condiciones sociales y económicas las que ejercen una mayor influencia sobre la salud de la población en general, ya que son las que hacen que las personas enfermen y necesiten atención médica para empezar.

“..al tratar de resolver algunas de las injusticias sociales y materiales, las políticas no sólo mejorarán la salud y el bienestar sino que además, reducirán una serie de problemas  sociales que florecen junto con la mala salud y que también encuentran sus raíces en algunos de esos mismos procesos socioeconómicos.”

Recursos:

Equidad en salud a través de la acción intersectorial. OMS (IAH Canada-WHO)

Estrategias europeas para la lucha contra la desigualdades sociales en salud.1 OMS

Objetivos de desarrollo del Milenio. Informe 2010. ONU

Subsanar las desigualdades en una generación.OMS

Situaciòn de la exclusión social en España. Ab-2009. Medicos del Mundo.

Informe sobre la riqueza en el mundo. 2011

Social determinants of health and well-being among young people. Health Behaviour in School-aged Children (HBSC) study: international report from the 2009/2010 survey

Género y salud: diferencias y desigualdades

Izabella Rohlfs en su artículo Género y salud: diferencias y desigualdades dice que las diferencias que existen entre hombres y mujeres sólo se pueden entender a través de los estudios de género que tienen en cuenta, además de los factores biológicos ligados al sexo, los factores sociales que afectan de manera desigual a mujeres y a hombres.

Para medir el efecto del género sobre una población se tiene que separar la muestra según sexo. El género no es una variable y el análisis por separado de sexos evidencia circunstancias e interrelaciones entre variables únicas para mujeres y variables únicas para hombres. 

Firmado por María Centeno

¿Cuáles son los determinantes que podrían explicar las diferencias y desigualdades existentes en la mortalidad y morbilidad de mujeres y hombres? Además de los factores biológicos ligados al sexo también se deben considerar los factores sociales: patrones de socialización, roles familiares, obligaciones, expectativas laborales y tipos de ocupación que generan situaciones de sobrecarga física y emocional en las mujeres y que tienen una marcada influencias en su salud. 

Por otra parte los roles de género también afectan a la salud de los hombres, por ejemplo, condicionando su vida personal y autoestima a las expectativas sociales de éxito laboral y económico, a las dificultades decurrentes de las situaciones de paro. 

Las desigualdades de género no actúan aisladas y sí interaccionan con otros factores, tales como el nivel socioeconómico, la etnia o la religión, teniendo en cuenta que no todas las mujeres u hombres de una determinada sociedad experimentan las desigualdades en salud de la misma manera.

Fuente: Rohlfs, Izabella. Género y salud: diferencias y desigualdades.