Semana Mundial de la Lactancia Materna 2012

Desde el día 1 hasta el 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, con la finalidad de fomentar la lactancia materna o natural y, consecuentemente, mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

Los distintos eventos que se han organizado estarán coordinados por la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (WABA), una red global de organizaciones y personas que consideran que ser amamantado  es un derecho de los niños y las niñas, y amamantar un derecho de las madres. WABA trabaja estrechamente con UNICEF y actúa en base a la Declaración de Innocenti y se dedica a proteger, promover y apoyar este derecho.

Según la WABA, la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la recomienda como modo exclusivo de alimentación hasta los seis meses de edad.

Con la Semana Mundial de la Lactancia se conmemora la Declaración de Innocenti, elaborada y aprobada por los participantes en la reunión conjunta de la OMS y la UNICEF de planificadores de política sobre “La lactancia materna en el decenio de 1990: una iniciativa a nivel mundial” que tuvo lugar en el Spedale degli Innocenti, en Florencia (Italia), del 30 de julio al 1 de agosto de 1990, con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

¿Por qué la lactancia materna o natural?

Según la OMS, la malnutrición es responsable directa o indirectamente, de aproximadamente un tercio de las muertes de los menores de 5 años en el mundo. Bastante más de dos tercios de estas muertes, a menudo relacionadas con prácticas alimentarias inadecuadas, se producen en el primer año de vida.

La nutrición y los cuidados durante los primeros años son fundamentales para la salud y el bienestar a lo largo de toda la vida. La leche materna es la primera comida natural para los lactantes. Aporta toda la energía y los nutrientes que el niño o la niña necesitan en sus primeros meses de vida, y sigue cubriendo la mitad o más de las necesidades nutricionales del lactante durante el segundo semestre de vida, y hasta un tercio durante el segundo año.

«La lactancia natural es una forma sin parangón de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sanos de los lactantes; también es parte integrante del proceso reproductivo, con repercusiones importantes en la salud de las madres.»

Son conocidos los efectos de la lactancia materna en la morbilidad infantil: Existe evidencia de que la leche materna fomenta el desarrollo sensorial y cognitivo y protege al niño o la niña de  enfermedades infecciosas y  enfermedades crónicas; La lactancia materna exclusiva reduce la mortalidad del lactante por enfermedades frecuentes en la infancia, tales como la diarrea o la neumonía, y ayuda a una recuperación más rápida de las enfermedades. Estos efectos son mensurables tanto en las sociedades con escasos recursos como en las sociedades ricas.

Además, la lactancia materna contribuye a la salud y al bienestar de las madres. Ayuda a espaciar los embarazos, reduce el riesgo de cáncer de ovario y mama, aumenta los recursos familiares y nacionales, es una forma de alimentación segura, y carece de riesgos para el medio ambiente.

La OMS recomienda iniciar la lactancia materna en la primera hora de vida, y mantenerla como única forma de alimentación durante los 6 meses siguientes; a partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos inocuos.

Para que las madres puedan iniciar y mantener la lactancia materna exclusiva durante 6 meses, la OMS y Unicef recomiendan:

  • que la lactancia se inicie en la primera hora de vida;
  • que el lactante solo reciba leche materna, sin ningún otro alimento ni bebida, ni siquiera agua;
  • que la lactancia se haga a demanda, es decir, con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche;
  • que no se utilicen biberones, tetinas ni chupetes.

 La Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño, puesta en marcha por la OMS en 2003, describe las intervenciones esenciales para fomentar, proteger y apoyar la lactancia materna exclusiva.

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/mediacentre/events/annual/world_breastfeeding_week/es/

Alianza Mundial pro Lactancia Materna: www.waba.org.my

 Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno, técnica en Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia

Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia

IHAN UNICEFLa evidencia científica respecto a los beneficios que para la salud de la madre y del bebé conlleva el amamantamiento exclusivo y prolongado es creciente. Así, se ha evidenciado que los niños amamantados presentan un menor riesgo de muerte súbita del lactante, infecciones gastrointestinales, respiratorias y urinarias. A largo plazo, los niños no amamantados padecen con más frecuencia dermatitis atópica, alergia, asma, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal, obesidad y diabetes mellitus.

En las madres, el amamantamiento disminuye el riesgo de hemorragia post-parto, mejora la recuperación ponderal tras el mismo y las protege del cáncer de ovario y de útero. Además, la lactancia materna mejora el vínculo afectivo entre la madre y el bebé.

De este modo y ya desde hace una década, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a todas las madres la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses, con el fin de ofrecer a sus hijos un crecimiento, desarrollo y salud óptimos.

La Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN) ha sido lanzada por la Organización Mundial de la Salud y por UNICEF para animar a los hospitales –con mención especial a las maternidades- y a los servicios de salud, a la adopción de prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento.

La “Iniciativa para la Humanizaciónde la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia” es la nueva denominación de la conocida “Iniciativa Hospital Amigo de los Niños” creada en España por UNICEF para desarrollar el proyecto internacional de promoción de la lactancia materna Baby Friendly Hospital Iniciative. Por este motivo se ha decidido mantener el acrónimo IHAN que corresponde a la primera denominación.

OBJETIVOS DE LA IHAN

Actuando siempre desde el máximo respeto a la decisión de la madre, los objetivos de la IHAN son:

  • Bebe lactandoPermitir a las madres una elección informada de cómo alimentar a sus recién nacidos.
  • Apoyar el inicio precoz de la lactancia materna.
  • Promover la lactancia materna exclusiva los primeros seis meses.
  • Asegurar el cese de donaciones o ventas a bajo coste de leches adaptadas a los hospitales.
  • Añadir otros aspectos de atención a la madre y al niño en posteriores estadios.

SISTEMA DE ACREDITACIÓN                                                              

Esta iniciativa lidera un sistema de acreditación de los centros sanitarios (hospitales y centros de salud) en pos de la consecución de los objetivos mencionados. Para conseguirla, los hospitales tienen que cumplir con un decálogo (Los Diez Pasos hacia una lactancia feliz) y los centros de salud siete pasos.

 10 PASOS EN HOSPITALES

  1. Disponer de una normativa escrita de lactancia que sistemáticamente se ponga en conocimiento de todo el personal.
  2. Capacitar a todo el personal para que pueda poner en práctica la normativa.
  3. Informar a todas las embarazadas acerca de los beneficios y manejo de la lactancia. Además de formación sobre los aspectos más relevantes de la lactancia que facilite el mejor inicio de la lactancia tras el parto.
  4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia en la media hora siguiente al parto. Es decir: colocar a los bebés en contacto piel con piel con sus madres inmediatamente después del parto, por lo menos durante una hora, y alentar a las madres a reconocer cuando sus bebés están listos para amamantar, ofreciendo su ayuda en caso necesario.
  5. Mostrar a las madres cómo amamantar y cómo mantener la lactancia incluso si tienen que separarse de sus hijos.
  6. No dar a los recién nacidos otro alimento o bebida que no sea leche materna, a no ser que esté médicamente indicado.
  7. Practicar el alojamiento conjunto – permitir que las madres y los recién nacidos permanezcan juntos las 24 horas del día.
  8. Alentar a las madres a amamantar a demanda.
  9. No dar a los niños alimentados al pecho biberones, tetinas o chupetes.
  10. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia natural y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital (y ofrecer a la madre los recursos de apoyo a la lactancia que existan en su área).

7 PASOS EN CENTROS DE SALUD

    1. Disponer de una normativa escrita relativa a la lactancia natural conocida por todo el personal del centro.
    2. Capacitar a todo el personal para llevar a cabo esa política.
    3. Informar a las embarazadas y a sus familias sobre el amamantamiento y como llevarlo a cabo.
    4. Ayudar a las madres al inicio de la lactancia y asegurarse de que son atendidas en las primeras 72 h. tras el alta hospitalaria.
    5. Ofrecer apoyo a la madre que amamanta para mantener la lactancia materna exclusiva durante 6 meses, y a continuarla junto con la alimentación complementaria posteriormente.
    6. Proporcionar una atmósfera receptiva y de acogida a las madres y familias de los lactantes.
    7. Fomentar la colaboración entre los profesionales de la salud y la Comunidad a través de los talleres de lactancia y grupos de apoyo locales.

Además, y como requisito de obligado cumplimiento, los centros sanitarios deben acatar el Código de Comercialización de Sucedáneos de la leche materna y no deben obtener muestras o donaciones de leche gratuitas o a bajo precio.

Convertirse en un hospital o centro de salud IHAN es un proceso que comienza con una auto-evaluación del estado de situación. Esta evaluación inicial analiza las prácticas llevadas a cabo en el centro en relación a la lactancia materna. De este modo, se detectan los cambios precisos para la consecución de los objetivos. El proceso de acreditación IHAN sigue la secuencia Triple-A (Apreciación, Análisis, Acción) que caracteriza el desarrollo de los programas de UNICEF.

Al finalizar el proceso de acreditación los centros pasan a denominarse Hospital IHAN y Centros de Salud IHAN.

Actualmente en nuestra región el Hospital Virgen del Castillo de Yecla disfruta de este galardón.

pagina web-IHANLa página web de la Iniciativa, proporciona toda la información necesaria para la acreditación de los centros sanitarios, así como un listado actualizado de los centros ya acreditados. Además, informa sobre los grupos de apoyo a la lactancia materna funcionantes en cada comunidad autónoma y dispone de un interesante apartado de publicaciones científicas que se actualiza periódicamente por profesionales de reconocido prestigio.

Fuente: Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia www.ihan.es

Entrada realizada por Laura Barriuso. MIR Medicina Preventiva y Salud Pública de la Región de Murcia.