Nueva convocatoria del Distintivo “Sello Vida Saludable”

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha convocado por segundo año el distintivo de calidad de centros docentes “SELLO VIDA SALUDABLE”, un reconocimiento público para aquellos centros educativos que fomentan el aprendizaje de la salud y asumen, en su proyecto educativo, prácticas de vida saludable y una educación física que permita el adecuado desarrollo personal y social a lo largo de la escolarización del alumnado.

Los entornos donde se desarrolla la vida cotidiana de las personas, como el lugar de trabajo, el barrio, el hogar, los centros docentes, las ciudades, etc. pueden proporcionar oportunidades para promocionar la salud de los individuos. Y entre todos ellos, por su potencial para la promoción de estilos de vida saludables en niños, niñas y adolescentes, destacan los centros educativos: escuelas e institutos.

En post anteriores -como los dedicados a  Escuelas Promotoras de Salud,  Equidad, Educación y Salud e Intervenciones de educación para la salud en la Escuela–  hemos destacado como, en las últimas décadas, son muchos los centros escolares que, conscientes de la relación existente entre la educación y la salud, promueven el desarrollo de programas de salud escolar; programas educativos integrales, holísticos y que se desarrollan a largo plazo.

El distintivo de calidad “Sello Vida Saludable” supone Sigue leyendo

Primer Concurso Iberoamericano de Buenas Prácticas de Promoción de Salud en Universidades: Proyectos Ganadores

La Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud(OPS/OMS), junto con la Red Iberoamericana de Universidades Promotoras de Salud (RIUPS) y la Universidad Católica del Norte (UCN) de Chile, han hecho públicos los proyectos ganadores a nivel nacional del Primer Concurso Iberoamericano de Buenas Prácticas de Promoción de la Salud en Universidades e Instituciones de Enseñanza Superior.

Al Concurso se presentaron un total de 90 proyectos de España y 18 países de Suramérica. Tal y como estaba previsto en las bases, en cada país se ha seleccionado una propuesta por cada una de las categorías (promoción de estilos de vida y conductas saludables, entorno saludable, alcance comunitario y trabajo en red). En España, las propuestas galardonadas como Buenas Practicas de Promoción de Salud en la Universidad han correspondido a las universidades de Sevilla, Alicante y Girona. A continuación describimos el proyecto que ha sido premiado en cada una de las categorías:

Categoría: “Promoción de estilos de vida y conductas saludables”

Universidad de Sevilla: “Buenas Practicas de Promoción de Salud en la Universidad de Sevilla”.

El Proyecto “Programa Forma Joven” pretende fomentar la participación activa del estudiante en la vida universitaria, estableciendo una red de mediación en la que es directamente el alumnado quien proporciona de manera activa y efectiva la información sobre diferentes estilos de vida a la comunidad universitaria. Enmarcado en este proyecto se ha creado un Club de Mediación Universitaria cuyo objetivo es informar, asesorar y orientar a las áreas de salud para fomentar hábitos de vida saludables. Entre sus actuaciones se encuentra la organización de campañas de sensibilización, celebración de Días Mundiales, desarrollo de cursos… entre otras intervenciones que fomenten una actitud responsable en el colectivo destinatario. Igualmente han generado un Banco de Buenas Prácticas de intervenciones en salud.

Categoría: “Campus Universitario/entorno saludable”

Universidad de Alicante: Universidad de Alicante: Una Universidad Saludable” .

El Programa Universidad Saludable de esta institución se basa en los cuatros pilares de las universidades promotoras de la salud. Por una parte incorporar de forma transversal las competencias sobre promoción de salud en los planes de estudio. Por otro lado y siendo uno de sus puntos “fuertes”, fomentar la intersectorialidad y la participación activa de equipos decanales con las direcciones de los centros y del alumnado, mediante la concesión de créditos a estos últimos por su colaboración en diferentes proyectos. En tercer lugar fomentar la investigación en Activos en Salud. Y por último promover un entorno saludable incorporando diversos proyectos, programas e iniciativas como son: Campus cardioprotegido (instalacion de desfibriladores), planificación de acciones formativas a la Comunidad Universitaria; Rutas saludables; celebración de días internacionales; promoción del uso de la bicicleta; proyecto de nutrición saludable en coordinación con distintos servicios universitarios y con otros programas y creación de una red social en Facebook “Alicante Universidad Saludable”.

Categoría: “Promoción de salud de alcance comunitario”

Universidad de Girona: La Universidad de Girona impulsa el Plan UDG Saludable”

Se ha creado una Cátedra de Promoción de la Salud que promueve el estudio y la investigación en el ámbito del conocimiento, mediante la organización de actividades de reflexión, debate y difusión. Esta estructura académica y operativa promueve acciones de promoción de salud en el entorno comunitario,  enmarcadas en un Plan cuya finalidad es mejorar la calidad de vida de la comunidad incorporando la promoción de la salud en el proyecto educativo y laboral de la universidad.

Los objetivos propuestos son, entre otros, impulsar acciones para ganar salud y prevenir enfermedades y conseguir entornos universitarios saludables teniendo en cuenta las esferas física, laboral y social. Entre las actuaciones llevadas a cabo destaca la incorporación del Plan al programa de gobierno de la Universidad, así como la puesta en marcha de las siguientes acciones: Universidad Cardioprotegida; acreditación de sus establecimientos de restauración como promotores de la Alimentación Mediterránea; itinerarios saludables; incorporación del programa al Plan de Formación del personal; edición de un Boletín de Universidad Saludable; colaboración y participación en plataforma de Promoción de Salud de Girona, además de en las redes de Universidades Saludables nacionales e internacionales.

Categoría: “Acciones a través de Redes de Universidades”
Universidad de Sevilla: Buenas Prácticas en la Red Andaluza de Universidades Promotoras de Salud (RAUS)
En 2009 la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía creó la Red de Universidades Promotoras de Salud (RAUS) con el objetivo de visualizar y coordinar las acciones de las diferentes Universidades Públicas de Andalucía, permitiendo la coordinación de acciones de promoción de salud y el apoyo institucional. La RAUS está compuesta por 10 Universidades y cuenta también con el apoyo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. Los objetivos de la RAUS son favorecer entornos universitarios saludables, aportar cauces de formación en promoción de salud en currícula, propiciar la participación en procesos de formación de diferentes actores de la comunidad universitaria, construir una red de mediadores universitarios, propiciar la investigación aplicada al ámbito universitario, favorecer la sensibilización, el intercambio de experiencias y recursos y su difusión y proyectar las actividades de promoción de salud a otros ámbitos. Entre los resultados obtenidos destacan el reconocimiento de de Créditos Optativos de Libre Elección en las acciones formativas de promoción de la salud, la incorporación de un itinerario formativo en salud a través del Trabajo Fin de Grado; Incorporación de la mediación como estrategia de promoción de la salud mediante el desarrollo de procesos formativos basado en habilidades sociales; el empoderamiento del alumnado; visualizar los servicios que realizan promoción de la salud; promover la concienciación sobre el diseño de planes coordinados con el gobierno central.

El Concurso es una buena estrategia para fomentar el intercambio de experiencia y facilitar la exportación de buenas prácticas. Se pueden consultar el resto de proyectos galardonados en otros páises en la Web de la OPS Salud y Universidades

Posteriormente se informará sobre los proyectos galardonados a nivel internacional, fase del concurso en la que participan cada uno de los seleccionados como ganador en su país de origen.

Entrada realizada por Adelaida Lozano Polo, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social. Proyecto de Universidad Saludable en la Universidad de Murcia. 

Educación para la sexualidad con bases científicas: Recomendaciones de un grupo internacional de expertos

Entre los derechos sexuales se encuentra el derecho a una educación sexual integral mediante una información basada en el conocimiento científico que permita, a su vez, el derecho a la toma de decisiones reproductivas libres y responsables y el ejercicio autónomo del resto de derechos sexuales.

Es importante distinguir entre información sexual (transmisión de hechos y datos acerca de cómo funciona el cuerpo y cómo se pueden prevenir situaciones que a menudo se asocian o generan problemas de salud) de la verdadera educación para la sexualidad.

La “información sexual” se encamina al “atesoramiento” de hechos y datos, usualmente “vertidos” de forma que sean recibidos sin crítica ni asimilación, en contraste con la educación sexual”, que se orienta desarrollar y favorecer las aptitudes y actitudes en la interrelación entre las personas en una sociedad determinada. Así, en los procesos de educación sexual, los hechos y datos aprendidos potencian la reflexión y el análisis anticipatorio, evitando el predominio de la acción irreflexiva sobre el pensamiento lógico.

No se trata sólo de prevenir las enfermedades de trasmisión sexual, sino de un enfoque mucho más amplio que tiene que ver con el desarrollo pleno, el bienestar y la salud de la persona y una educación en y para el amor y una vida también plena y satisfactoria.

La educación sexual de los niños y jóvenes sigue siendo todavía una “asignatura pendiente” en la mayoría de comunidades autónomas. Condicionamientos morales y religiosos dificultan que los jóvenes lleguen a su etapa de madurez sexual preparados para una sexualidad plena y saludable. Y no olvidemos que nuestra juventud es cada vez más precoz: en la última encuesta del INJUVE, el 12% de los adolescentes de 14 y 15 años ya habían mantenido relaciones sexuales completas.

Como indicadores indirectos de esta deficitaria educación sexual, podríamos mencionar que el 40% de la juventud encuestada refiere no usar nunca el preservativo, o hacerlo de manera inconsistente (misma fuente), o que 6.022 menores abortaron en España en 2011, según el último informe publicado sobre la Interrupción Voluntaria de Embarazo en España.

Todos estos datos corroboran la necesidad de incorporar la educación sexual con bases científicas, utilizando los criterios de eficacia conocidos, tanto en el entorno educativo, como en el familiar, comunitario y de atención primaria.

Esta es la finalidad del documento que presentamos continuación: Educación para la sexualidad con bases científicas.  Elaborado por un grupo de expertos internacionales, y avalado por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, este documento de consenso sienta las bases de lo que debe ser la educación sexual, proporciona información relevante con bases científicas, estrategias, experiencias que han tenido éxito, etc.

Además recoge las características de los programas efectivos, propone una serie de recomendaciones metodológicas y de contenidos, para la puesta en práctica y la  evaluación de los programas.

Finalmente, se citan los documentos científicos que han servido de base y los anexos que contienen: definición de conceptos, los derechos sexuales y el marco legislativo.

Entrada realizada por Fuensanta Gual López, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia.