Jornada mundial de higiene de manos “Salve vidas: límpiese las manos”

Como cada año la Organización Mundial de la Salud (OMS) invita al personal sanitario a participar en la campaña mundial de la higiene de manos que se celebra el 5 de Mayo. El objetivo es sensibilizar sobre la importancia de esta medida en la prevención de infecciones que se transmiten durante la atención al paciente.

La OMS ha elaborado materiales de sensibilización y otros recursos con motivo de esta Jornada. Este año, como novedad, y bajo el eslogan “Salve vidas: mira tus manos – La higiene de manos, clave para una atención quirúrgica segura”, se incluye material informativo centrado en evitar las infecciones de la herida quirúrgica en las diferentes fases de la atención sanitaria, desde la admisión hasta el alta.

Según datos proporcionados por la OMS en los países desarrollados se estima que entre el 5% y el 10% de los pacientes hospitalizados pueden sufrir una o más infecciones como consecuencia de la atención sanitaria prestada. Si nos centramos en España, la prevalencia de pacientes que contrajeron estas infecciones en 2015 fue Sigue leyendo

La promoción de la salud en el lugar de trabajo: Una oportunidad empresarial (II)

Comentamos en el anterior post la necesidad de trabajar desde el compromiso y el liderazgo empresarial en la gestión de la prevención y de la promoción de la salud en las empresas, pero también hay que destacar la importancia de la participación de los trabajadores para tener trabajadores sanos en empresas saludables.

Las características de una buena gestión de la salud en el trabajo son las siguientes:

  • Un diseño sistemático de programas que mejoren la salud del trabajador y de la organización.
  • La creación de una cultura de la salud que satisfaga las necesidades tanto de la empresa como del trabajador.
  • Una gestión de la salud que se integre en el plan estratégico de la empresa porque es bueno para la salud del trabajador y para la productividad, eficiencia y competitividad de la empresa.
  • Una metodología que ayude a las personas a conseguir una salud óptima (emocional, física, social, espiritual e intelectual).
  • Una metodología que utilice diversas estrategias para mejorar el conocimiento que sobre la salud tienen los trabajadores y demás actores relevantes y para poner a su disposición un entorno de trabajo que proteja la salud de las personas y que apoye y refuerce las elecciones saludables.

 Los principales elementos para promover la salud sobre los que podemos actuar en las empresas son:

  • Unas condiciones de trabajo mejoradas, en busca de la calidad y la sostenibilidad del trabajo, donde la salud y la seguridad de los trabajadores está asegurada y en las que se cumplen y sobrepasan los requerimientos legales de la normativa vigente.
  • Unos hábitos de vida saludables, considerando en las intervenciones de que manera  puede el entorno de trabajo facilitar y apoyar hábitos, comportamientos y habilidades para lidiar con la vida de forma saludable.
  • Un entorno facilitador en el que la cultura de la organización refuerza y defiende unos valores éticos, que aseguran un trato respetuoso y justo de los trabajadores.

 Ámbitos de actuación en Promoción de la Salud en el trabajo 

Existen tres líneas de acción clave para conseguir entornos seguros y saludables y apoyar a los trabajadores en el cuidado de su salud. Estas tres líneas son:

  • La prevención de riesgos laborales, de obligado cumplimiento por parte de los empresarios y que consiste en proteger a los trabajadores de los daños derivados de las condiciones de trabajo.
  • La cultura de la organización, que consiste en la existencia de unos valores comunes y unos estándares que guían la forma en que interaccionan las personas entre sí tanto en la organización como fuera de ella.
  • Unas acciones voluntarias, que puede llevar a cabo la empresa para crear no tan sólo entornos seguros y exentos de riesgos de origen laboral sino entornos que permitan y apoyen elecciones saludables.

Modelos de Buenas Prácticas en empresas

La Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP), en su página web e-saludable se encarga de recopilar y distribuir, entre todos los países y sectores económicos, ejemplos de buenas prácticas y métodos de salud en el lugar de trabajo con e-saludablevistas a aumentar los conocimientos a nivel europeo sobre metodologías y ejemplos que merecen ser replicados y responder a los nuevos retos que imponen a Europa los cambios sociodemográficos, en el mercado laboral y en las formas de enfermar.  

Estos Modelos de Buenas Prácticas son ejemplos que pueden servir a otras empresas para iniciar acciones de Promoción de la Salud en el Trabajo o para demostrar los beneficios de las mismas en la práctica. Han seguido un proceso de selección conforme a unos criterios preestablecidos y reconocidos por la ENWHP en las nueve iniciativas conjuntas desarrolladas hasta la fecha (año 2013).

Por otra parte la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo otorga anualmente los Galardones Europeos a las Buenas Practicas, uno de los principales elementos de la Campaña Lugares de Trabajo Saludables y que están destinados a poner de relieve los mejores ejemplos de directores y empleados que trabajan juntos porla prevención de riesgos y la promoción de la salud en el trabajo.

Destacamos a continuación, algunas medidas que las empresas pueden adoptar para promover la salud de sus trabajadores:

Medidas organizativas:

  • Ajustar el tiempo de trabajo para facilitar la actividad física antes de entrar a trabajar o en la pausa del mediodía.
  • Disponer de una política de comunicación interna definida y con objetivos concretos que incluyan los temas de salud.
  • Fomentar la formación y el desarrollo personal en las horas de trabajo 

– Medidas relacionadas con el entorno laboral

  • Facilitar salas para reuniones de carácter social.
  • Facilitar espacios donde hacer ejercicio.
  • Ofrecer menús saludables en la cantina

 – Medidas individuales

  • Ofrecer y financiar cursos y actividades deportivas
  • Promover el consejo dietético durante el examen médico periódico.
  • Financiar o subvencionar los tratamientos para dejar de fumar.
  • Poner a disposición de los trabajadores un programa de ayuda al empleado

También propiciar que se realicen intervenciones educativas individuales o grupales en:  Alimentación saludable, actividad física, salud mental, tabaco, alcohol y otras drogas, conciliación de vida familiar y laboral, enfermedades crónicas, envejecimiento, embarazo y lactancia, etc.

Existen otros organismos a nivel nacional y autonómico que premian la actuación de las empresas en temas de promoción de la salud en el trabajo. Algunos de estos organismos o entidades son:

Fuentes:

Entrada realizada por Miguel Antº Soriano Contreras. Enfermero Subinspector de Servicios Sanitarios. Servicio de Incapacidad Temporal y Salud Laboral de la Consejería de Sanidad y Politica Social de la Región de Murcia.

 

La Promoción de la Salud en el lugar de trabajo: Una oportunidad empresarial (I)

La promoción de la salud en el lugar de trabajo (PSLT) se refiere al esfuerzo en común de empresarios, trabajadores y la sociedad en su conjunto por mejorar la salud y el bienestar laboral de los trabajadores. Los medios para alcanzarlo son:

  • Mejora de la organización del trabajo y del entorno laboral;
  • Promoción de la participación de los trabajadores en actividades saludables
  • Promover hábitos de vida saludables , y
  • Fomentar el desarrollo personal.

El futuro de las empresas depende, en gran medida, de que su personal esté bien preparado y motivado, pero también sano, y esto cobra mayor interés en el contexto socio-económico actual.

En la actualidad, la prevención debe plantearse nuevos retos dentro de la salud y seguridad laboral y dirigir sus esfuerzos más allá de la mera catalogación y determinación del riesgo. Para ello, debe dotarse de recursos que promuevan comportamientos seguros, así como implantar actitudes y conductas saludables que sean válidas para el entorno de trabajo y para la dimensión social de la persona.

 Si entendemos el capital humano como la fuerza dinamizadora de la empresa y eje central sobre el que se sustentan los factores de competitividad y eficacia, todas las acciones dirigidas a facilitar un entorno saludable y trasmitir unos hábitos saludables a los trabajadores redundarán en un beneficio común.

 La promoción de la salud y el bienestar en el lugar de trabajo puede redundar en una disminución de las enfermedades y los costes derivados de ellas; en un incremento de la productividad, así como en una población trabajadora más sana, más motivada, con la moral más alta y con un mejor clima laboral.

Por todo ello, se ha de  entender la promoción de la salud en el lugar de trabajo como una estrategia innovadora que aspira a la prevención de los riesgos profesionales (incluyendo enfermedades relacionadas con el trabajo, accidentes, lesiones, enfermedades profesionales y estrés) y a aumentar la capacidad individual de la población trabajadora para mantener su salud y mejorar sus hábitos de vida.

Salud en el trabajo, de la Prevención a la Promoción

La atención a la salud y a la seguridad en los lugares de trabajo define el grado de progreso civil, social, económico y ético de un país. Trabajar no puede tener implícito el riesgo de accidentarse o enfermar. Por ello, es necesario centrar los esfuerzos en promover el bienestar en los lugares de trabajo y no sólo en evitar el malestar, como se ha venido haciendo hasta ahora de manera generalizada.

El concepto ‘empresa saludable’ recoge a aquellas entidades que no sólo cumplen con sus obligaciones de prevención básica de los riesgos laborales, sino que además realizan esfuerzos sistemáticos dirigidos a maximizar la salud y la productividad de sus empleados.

El American College of Occupational and Environmental Medicine (ACOEM), en un reciente documento desarrollado por su Committee of Health and Productivity, ha lanzado la idea de crear programas integrados que unifiquen la prevención de riesgos laborales y la promoción de la salud del trabajador con una orientación dirigida al bienestar laboral.

La obesidad, las alteraciones del sueño, la pérdida de agudeza visual o auditiva, son aspectos de salud individual que se relacionan con la incidencia de accidentes de trabajo. Por su parte, factores de riesgo laboral como el trabajo a turnos puede condicionar una peor alimentación y favorecer la obesidad o la diabetes, además de cáncer de mama. La obesidad, a su vez, favorecerá las lesiones osteomusculares en el trabajo. Existen, pues, evidencias de interacción recíproca entre el estado de salud individual del trabajador y la vulnerabilidad a los riesgos laborales, que justifican científicamente la posibilidad de encontrar sinergias mutuamente beneficiosas entre las actividades de protección y promoción de la salud en el trabajo, cuya resultante final vendría a ser la empresa saludable. (Ferrando, 2011)

Un entorno laboral saludable es esencial, no solo para lograr la salud de los trabajadores, sino también para hacer un aporte positivo a la productividad, la motivación laboral, la fluidez de relaciones laborales, el espíritu de trabajo, la satisfacción en el trabajo y la calidad de vida en general.

La Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP) ha demostrado que la promoción de la salud en el trabajo (PST) mejora el ambiente laboral y es beneficiosa para la empresa, trabajadores y sociedad. Bajo el lema Trabajos saludables, bueno para ti, buen negocio para todos, la campaña «Trabajos saludables» 2012–2013, Trabajando juntos para la prevención de riesgos”, coordinada por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) se organiza de manera descentralizada y está concebida para ayudar a las autoridades nacionales, las empresas, las organizaciones, los directivos, los trabajadores y sus representantes y otras partes interesadas en  trabajar juntos para mejorar la seguridad y la salud en el trabajo.

¿ Por qué invertir en la Promoción de la Salud en el lugar de trabajo (PSLT)?

El éxito de una empresa depende de contar con unos trabajadores sanos que trabajen en un entorno favorable: La PSLT contribuye a que los trabajadores se sientan mejor y mas saludables, lo que se traduce en:

  • Descenso del absentismo
  • Reducción el presentismo, es decir, el hecho de acudir al trabajo enfermo y de no rendir como cuando se está sano, que puede llegar a ser del 33% o más
  • Mayor motivación
  • Mejora de productividad
  • Mayor facilidad para la contratación
  • Menor rotación del personal, y
  • Transmitir una imagen positiva de empresa concienciada con la salud de sus trabajadores.

Además, en relación con el coste-efectividad de las intervenciones, las investigaciones demuestran que cada euro invertido en PSLT obtiene una rentabilidad de la inversión de entre 2,5 y 4,8 euros en concepto de disminución de los costes por absentismo. Así mismo, disminuye los costes de la seguridad social, al reducir los costes sanitarios hasta un 26,1%, las incapacidades temporales o permanentes, las pensiones, etc.

Para esto es necesario trabajar desde el compromiso y liderazgo empresarial en la gestión de la prevención, así como desde la participación de los trabajadores.

Fuentes:

Entrada realizada por Miguel Antº Soriano Contreras. Enfermero Subinspector de Servicios Sanitarios. Servicio de Incapacidad Temporal y Salud Laboral de la Consejería de Sanidad y Politica Social de la Región de Murcia.

 

Entornos saludables: Promoción de la salud en el lugar de trabajo

Desde el año 2003, el 28 de abril se viene celebrando el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Este día culmina una campaña internacional anual, impulsada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT),  que busca promover el trabajo seguro, saludable y decente.

En la actualidad, el trabajo, al igual que el desempleo, es un importante determinante social de la salud. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un hecho probado que, para la salud, es mejor tener trabajo que no tenerlo. No obstante, la evidencia determina que la organización social del trabajo, los estilos de gestión y las relaciones sociales en el lugar de trabajo son igualmente importantes para la salud.

La evidencia demuestra también que el estrés en el lugar de trabajo es una de las principales causas que contribuyen a marcar grandes diferencias del estatus social en la salud, el absentismo laboral y la muerte prematura. Varios estudios europeos, realizados sobre los lugares de trabajo, indican que la salud de las personas se resiente cuando tienen escasas oportunidades de utilizar sus habilidades y poca autoridad para tomar decisiones.

Así mismo, se ha demostrado que recibir una recompensa insuficiente por el esfuerzo invertido en el trabajo se asocia a un riesgo cardiovascular más elevado. La recompensa puede traducirse en dinero, en estatus y en autoestima. En la actualidad, los cambios que experimenta el mercado de trabajo pueden transformar la estructura de la oportunidad y hacer que a las personas les resulte más difícil recibir la recompensa que les corresponde.

Estos resultados muestran que el entorno psicosocial en el trabajo constituye un  importante determinante sobre la salud y contribuye al gradiente social de mala salud. Se sabe que una mejora en las condiciones laborales creará una fuerza de trabajo más saludable, lo cual a su vez incrementará la productividad y, por ende, la posibilidad de crear unos lugares de trabajo aún más sanos y productivos.

En esta línea de actuación, la  Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, (EU-OSHA) se propone fomentar durante 2013 que la ciudadanía y las organizaciones cooperen en la promoción de las mejores prácticas en materia de seguridad y salud en los centros de trabajo. El trabajo representa una parte importantísima de la vida de los ciudadanos, y la seguridad y la salud son motivos de interés en todos los puestos de trabajo. Por consiguiente, es importante que todos los ciudadanos de la UE sean conscientes de los derechos en materia de seguridad y salud que se recogen en la legislación de la Unión.

A través de su campaña Trabajos saludables, la EU-OSHA también está trabajando para sensibilizar sobre la importancia de que los ciudadanos dela UE, sobre todo la patronal y los trabajadores europeos, trabajen juntos para prevenir riesgos.

Este año, el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo se centra en la prevención de las enfermedades profesionales.

Una enfermedad profesional es aquella que se contrae como resultado de la exposición a algún factor de riesgo relacionado con el trabajo. El reconocimiento del origen laboral de una enfermedad, a nivel individual, requiere que se establezca la relación causal entre la enfermedad y la exposición del trabajador a determinados agentes peligrosos en el lugar de trabajo. Esta relación suele establecerse sobre la base de datos clínicos y patológicos, historial profesional (anamnesis) y análisis del trabajo, identificación y evaluación de los riesgos del trabajo, así como de la comprobación de la exposición. Cuando se diagnostica clínicamente una enfermedad y se establece dicha relación causal, se considera entonces como enfermedad profesional.

Tal como se recoge en el informe elaborado por la OIT “las enfermedades profesionales son causa de enormes sufrimientos y pérdidas en el mundo del trabajo, pero permanecen prácticamente invisibles frente a los accidentes laborales, aunque provoquen al año un número de muertes seis veces mayor. Además, su naturaleza está cambiando con gran rapidez: los cambios tecnológicos y sociales, junto a las condiciones económicas, están agravando los peligros existentes para la salud y creando nuevos”. Por otra parte, “el problema que representan las enfermedades profesionales nos afecta a todos, sea donde sea que nos encontremos, fábricas o granjas, oficinas o plataformas petrolíferas, en los lugares de trabajo y en las comunidades. Nadie es inmune. Y existe un consenso generalizado en considerar que la prevención es más eficaz y menos costosa que el tratamiento y la rehabilitación”.

Fuentes:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social.