1 DE DICIEMBRE DÍA MUNDIAL DEL SIDA “SOLIDARIDAD Y RESPONSABILIDAD COMPARTIDA”

El escenario actual que estamos viviendo, en el que todo gira en torno a la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19,  ha puesto de manifiesto que  las enfermedades transmisibles pueden llegar a  tambalear tanto nuestra existencia como nuestros modos de vida.

Esta crisis, a su vez, ha revelado  las enormes desigualdades de nuestras sociedades para afrontar estas amenazas de salud pública: la brecha de vulnerabilidad que azota a los grupos más desfavorecidos se ha incrementado con fuerza.

El 1 de diciembre,  se conmemora el Día Mundial del Sida, oportunidad para  que  gente de todo el mundo se una y apoye a las personas que viven con el VIH.  Estas personas cuentan también con las orientaciones, la coordinación y el soporte  de la Asamblea Mundial de la Salud, la Organización de las Naciones Unidas para el Sida, así como de gobiernos, y  comunidades.

Treinta y ocho millones de personas  viven  actualmente  con el VIH en el mundo. En este momento la victoria sobre la pandemia del VIH depende  de cómo el mundo  sea capaz de dar respuesta a la COVID-19, no solo desde los gobiernos, sino también, y  sobre todo, desde todos/as y cada uno/a de nosotros/as.

Por eso este año, ONUSIDA ha elegido  el lema: “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”.

Vídeo Día Mundial del Sida, 2020. ONUSIDA.

Puede acceder al vídeo a través del siguiente enlace

La solidaridad mundial y la responsabilidad compartida nos obligan a contemplar las respuestas sanitarias mundiales, también la respuesta al sida, desde una nueva perspectiva. Obligan a que el mundo trabaje en conjunto para garantizar:

  • La total financiación del sistema de salud.
  • El refuerzo de los sistemas sanitaros.
  • El acceso a la salud.
  • El respeto a los derechos humanos.
  • Conseguir sociedades más igualitarias.

Fuente: ©ONUSIDA

En estos momentos marcados por la coexistencia de las dos  pandemias es una oportunidad para hacer las cosas de forma diferente. Es la ocasión de reflexionar y pensar  en lo que “juntos/as” instituciones, sociedad y personas,  podemos hacer.

Por ello, desde la Consejería de Salud queremos recordar la importancia de la Prevención, el Diagnóstico Precoz y la No discriminación de las personas afectadas por este problema social y sanitario.

 

Se considera discriminación, en relación con el VIH, cualquier situación que conduce a una distinción arbitraria entre las personas por razón de su estado de salud o su estado serológico respecto al VIH, confirmado o sospechado. La discriminación arbitraria puede ser el resultado de una acción o una omisión.

En este sentido, algunas personas con VIH han visto vulnerados algunos de sus derechos fundamentales debido a su enfermedad, como el acceso a seguros y prestaciones sociales, a oportunidades de trabajo o a la entrada como turistas o como trabajadores a determinados países. Adoptar las medidas adecuadas para eliminar la discriminación hacia las personas con VIH y defender sus derechos es un reto en la respuesta a la epidemia.

“Una herramienta fundamental para trabajar el estigma es la educación”

 

Más información en Murciasalud y en:

 

Entrada realizada por Ángela Sánchez Morales (Técnico de Salud Pública) y Mª Antonia Belmonte Gómez (Técnico Superior Responsable de Salud Pública), Consejería de Salud.

Campaña Día Mundial del Sida 2018 “Si dudas, no lo dudes. Hazte la prueba”.

Con ocasión del Día Mundial del Sida, que se celebra cada año el 1 de diciembre, desde la Consejería de Salud queremos recordar la importancia de la PREVENCIÓN, el DIAGNÓSTICO PRECOZ y la NO DISCRIMINACIÓN de las personas afectadas por este problema social y sanitario.

LA PREVENCIÓN

Respecto a la PREVENCIÓN y, teniendo en cuenta que el riesgo de contagio ha ido evolucionando desde hace años hacia las relaciones sexuales, es el uso del preservativo la mejor forma de prevención del VIH/sida y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Por tanto, cuando se tienen relaciones sexuales con personas de las que se desconoce si padecen o no alguna de estas enfermedades, el uso del preservativo es la clave fundamental de la prevención.

EL DIAGNÓSTICO PRECOZ Sigue leyendo

II JORNADAS – DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

Este 2018, las II Jornadas del Día Mundial de la Salud, organizadas por el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia – CEUM  y la Oficina de Universidad Saludable REUS-UMU, se realizan en el Campus Universitario de La Merced los días 10 y 11 de abril, en horario de 10 a 18 horas.

Cuentan con la participación y apoyo de la Consejería de Salud y diversas asociaciones y organismos de la Comunidad de Murcia –Centro Regional de Hemodonación; Assex, Sexualidad Educativa; No Te Prives; D”Genes, Asociación de Enfermedades Raras–, así como las delegaciones de alumnos de las Facultades de Medicina (Damedium), Enfermería (Daenfe) y Psicología y Logopedia de la Universidad de Murcia.

Las numerosas actividades programadas para conmemorar el Día Mundial de la Salud están distribuidas según las titulaciones que las organizan: Sigue leyendo

Salud Sexual, ¿de qué hablamos?

Estamos acostumbrados a ver los libros de anatomía separados por órganos, segmentos del cuerpo o sistemas. Quizás esto nos ha generado un concepto fragmentado del ser humano. Como si sus partes funcionaran por separado.

Nada mas lejos de la realidad. Somos un todo en constante interacción: fluidos, señales eléctricas, emociones, músculos, movimiento y reposo; todo fluyendo en una dirección dentro de ese continuo entre la salud y la falta de la misma.

La sexualidad es una parte mas de ese TODO que compone nuestro “Yo soy”. Y una parte muy importante. En nuestra cultura occidental asociamos la sexualidad al aspecto más físico y al concepto de placer desde la esfera mas sensitiva. Sin embargo, la sexualidad no deja de ser una forma de comunicación con nuestro propio YO y un encuentro con el OTRO. El amor, el afecto y la intimidad sexual son parte de este lenguaje y juegan un papel importante en las relaciones saludables. De esta buena comunicación depende que nos sintamos satisfechos o no con nuestra esencia de quiénes somos, que se forja desde el comienzo de la vida y cesa cuando ésta se extingue.

 ¿De qué hablamos cuando nos referimos a la “salud sexual”? Sigue leyendo

Situación del alumnado de la Universidad de Murcia en relación al Proyecto Universidad Saludable

En la Carta de Edmonton se considera Universidad Saludable a aquella que incorpora la salud entre sus valores, y lleva a cabo intervenciones dirigidas a facilitar un entorno que proteja y favorezca la salud y el bienestar físico, psíquico y social, tanto entre su personal como entre el alumnado. Al mismo tiempo, promueve conocimientos y habilidades orientados a que la comunidad universitaria adquiera estilos de vida saludables, proporcionando las infraestructuras, servicios y recursos necesarios, favorece la socialización y participación comunitaria, potencia la sostenibilidad y la solidaridad e impulsa la capacitación e investigación en promoción y educación para la salud.

La Red Española de Universidades Saludables (REUS) se constituyó en 2008 de acuerdo a los planteamientos de las Escuelas Promotoras de Salud y Universidades Saludables promovidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de potenciar la Universidad como entorno promotor de la salud, tanto para la comunidad universitaria como para la sociedad en su conjunto.

La Región de Murcia se adhirió a la REUS desde sus inicios a través del “Proyecto de Universidad Saludable“, impulsado en la Universidad de Murcia y gestionado desde el Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y la Oficina de Universidad Saludable REUS-UMU. La finalidad del Proyecto es organizar y desarrollar intervenciones planificadas de promoción y educación para la salud, integradas en la vida diaria del centro universitario, para facilitar que la Universidad se constituya como Promotora de Salud. Así mismo, se pretende incorporar, de forma transversal, contenidos de promoción y educación para la salud en el curriculum de las titulaciones universitarias, incrementar las líneas de investigación en salud pública y facilitar recursos que faciliten la adopción de estilos de vida saludables.

Sigue leyendo