1 diciembre 2017 – Día Mundial del Sida

Con la llegada del Día Mundial del Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), es necesario reflexionar sobre el camino recorrido desde junio de 1981, y la publicación de los primeros casos en  Estados Unidos. Tras esos primeros casos, descritos en el colectivo homosexual, pronto se vio que la infección también afectaba a usuarios de drogas intravenosas y a hemofílicos. En menos de una década, había más de 30 millones de afectados por el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) en todo el mundo, y se puso de manifiesto que era una infección de trasmisión sexual, donde el mayor grupo de pacientes afectados se había infectado a través de relaciones heterosexuales.

A pesar de identificar el virus responsable y la aparición de los primeros fármacos frente al VIH, la enfermedad no tenía solución a principios de los 90, y el miedo al contagio y la discriminación hacia las personas afectadas era la norma. Hay que Sigue leyendo

Día Mundial del Sida 2016: #PrevenciónVIH

“Todas las personas adultas debemos hacernos la “prueba del sida” al menos una vez”

Esto es lo que recomienda actualmente el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Esta recomendación está basada en el hecho de que aproximadamente la mitad de las personas que se diagnostican de Sida en la actualidad, nunca se había hecho la prueba de VIH.

Si se hubieran hecho la prueba de VIH a tiempo, habrían podido tomar los medicamentos que evitan el desarrollo o avance de la enfermedad.

Algunas personas no se hacen la prueba de VIH por miedo a la enfermedad, sin saber que el tratamiento precoz es enormemente efectivo y muy poco tóxico (al contrario que los primeros medicamentos antiretrovirales que aparecieron a inicios de los años 90, muy tóxicos y que perdían su efecto al cabo del tiempo). Tampoco saben que en España hay muchos miles de pacientes con VIH tomando su medicación, que hacen una vida completamente normal, y que nunca llegarán a desarrollar el sida y que, muy probablemente, hubieran evitado que apareciera esta grave enfermedad.

Otras personas no se hacen la prueba de VIH porque no son conscientes de haberse puesto en riesgo (Se entiende por riesgo  mantener una relación sexual sin preservativo con alguien que pueda haberse infectado, probablemente sin saberlo tampoco). El VIH no da ningún signo ni síntoma durante muchos años. Las personas que han adquirido la infección y no lo saben pueden transmitirla a otras personas, siendo responsables de la mayoría de las nuevas infecciones.

Sigue leyendo

Si dudas, hazte la prueba: la infección por VIH

 A día de hoy, la única “vacuna” de que disponemos para prevenir el incremento de afectados a causa de la infección por VIH es recibir una información veraz y completa sobre esta enfermedad para adoptar un comportamiento responsable. Las instituciones tienen la competencia y la responsabilidad de informar y educar a los ciudadanos sobre lo que supone la infección y facilitarles el acceso a los medios precisos para llevar a cabo conductas preventivas. Éstas son competencias de promoción y educación para la salud.

Las estrategias de lucha contra el VIH/sida deben basarse en la consideración de que éste es un problema que afecta a toda la sociedad y que todas las personas somos susceptibles de contraer la enfermedad. En la actualidad, han cambiado radicalmente nuestros comportamientos y nuestras actitudes respecto al sexo y somos más conscientes de la vulnerabilidad a la que nos vemos sometidos ante comportamientos sexuales no protegidos. Sigue leyendo

Día Mundial del Sida 2015: Jóvenes y VIH

Aunque ya han pasado más de 30 años de los primeros casos de sida en el mundo y  20 de la aparición del tratamiento antirretroviral para combatir la enfermedad, la infección sigue estando presente en nuestra sociedad, a pesar de los esfuerzos de los responsables sanitarios, de las políticas de prevención  y de las campañas de sensibilización.

Hasta ahora, la información difundida acerca de esta infección ha girado en torno a tres pilares básicos: el conocimiento de la enfermedad, sus vías de transmisión y las formas de prevenirla, además de fomentar actitudes solidarias con los afectados.

Los jóvenes de hoy en día han nacido y se desarrollan en un mundo con sida, esta realidad les obliga a tomar actitudes preventivas y mantenerlas en el tiempo, para conseguir erradicar la infección y también para evitar otras enfermedades de transmisión sexual. Sigue leyendo

Menores con VIH en el medio educativo

Aún cuando en nuestro país todas las personas infectadas por el virus del Sida tienen acceso a los tratamientos antirretrovirales, que frenan el avance de la enfermedad, es inevitable el hecho de que existan un número indeterminado de niños y niñas en edad escolar que son portadores de este virus, siendo esperable que este número se incremente durante los próximos años.

Puesto que somos conscientes de que todos los miembros de la sociedad tenemos una responsabilidad en el afrontamiento a la problemática que puede acompañar a esta realidad, este año queremos aprovechar la celebración del Día Mundial contra el Sida el 1 de diciembre, para ofrecer información sobre algunas cuestiones relacionadas con este hecho que podrían generar incertidumbre o perjuicio en alguno de los sectores que integran la comunidad educativa. Sigue leyendo