1 DE DICIEMBRE DÍA MUNDIAL DEL SIDA “SOLIDARIDAD Y RESPONSABILIDAD COMPARTIDA”

El escenario actual que estamos viviendo, en el que todo gira en torno a la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19,  ha puesto de manifiesto que  las enfermedades transmisibles pueden llegar a  tambalear tanto nuestra existencia como nuestros modos de vida.

Esta crisis, a su vez, ha revelado  las enormes desigualdades de nuestras sociedades para afrontar estas amenazas de salud pública: la brecha de vulnerabilidad que azota a los grupos más desfavorecidos se ha incrementado con fuerza.

El 1 de diciembre,  se conmemora el Día Mundial del Sida, oportunidad para  que  gente de todo el mundo se una y apoye a las personas que viven con el VIH.  Estas personas cuentan también con las orientaciones, la coordinación y el soporte  de la Asamblea Mundial de la Salud, la Organización de las Naciones Unidas para el Sida, así como de gobiernos, y  comunidades.

Treinta y ocho millones de personas  viven  actualmente  con el VIH en el mundo. En este momento la victoria sobre la pandemia del VIH depende  de cómo el mundo  sea capaz de dar respuesta a la COVID-19, no solo desde los gobiernos, sino también, y  sobre todo, desde todos/as y cada uno/a de nosotros/as.

Por eso este año, ONUSIDA ha elegido  el lema: “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”.

Vídeo Día Mundial del Sida, 2020. ONUSIDA.

Puede acceder al vídeo a través del siguiente enlace

La solidaridad mundial y la responsabilidad compartida nos obligan a contemplar las respuestas sanitarias mundiales, también la respuesta al sida, desde una nueva perspectiva. Obligan a que el mundo trabaje en conjunto para garantizar:

  • La total financiación del sistema de salud.
  • El refuerzo de los sistemas sanitaros.
  • El acceso a la salud.
  • El respeto a los derechos humanos.
  • Conseguir sociedades más igualitarias.

Fuente: ©ONUSIDA

En estos momentos marcados por la coexistencia de las dos  pandemias es una oportunidad para hacer las cosas de forma diferente. Es la ocasión de reflexionar y pensar  en lo que “juntos/as” instituciones, sociedad y personas,  podemos hacer.

Por ello, desde la Consejería de Salud queremos recordar la importancia de la Prevención, el Diagnóstico Precoz y la No discriminación de las personas afectadas por este problema social y sanitario.

 

Se considera discriminación, en relación con el VIH, cualquier situación que conduce a una distinción arbitraria entre las personas por razón de su estado de salud o su estado serológico respecto al VIH, confirmado o sospechado. La discriminación arbitraria puede ser el resultado de una acción o una omisión.

En este sentido, algunas personas con VIH han visto vulnerados algunos de sus derechos fundamentales debido a su enfermedad, como el acceso a seguros y prestaciones sociales, a oportunidades de trabajo o a la entrada como turistas o como trabajadores a determinados países. Adoptar las medidas adecuadas para eliminar la discriminación hacia las personas con VIH y defender sus derechos es un reto en la respuesta a la epidemia.

“Una herramienta fundamental para trabajar el estigma es la educación”

 

Más información en Murciasalud y en:

 

Entrada realizada por Ángela Sánchez Morales (Técnico de Salud Pública) y Mª Antonia Belmonte Gómez (Técnico Superior Responsable de Salud Pública), Consejería de Salud.

15 noviembre Día Mundial “Sin Alcohol”

A propósito del Día Mundial “Sin Alcohol”,  desde la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad del Sistema Nacional de Salud, se han actualizado los “límites de consumo de bajo riesgo de alcohol”, con el fin de disminuir los problemas de salud, lesiones, daños a terceras personas y consecuencias sociales y económicas de su consumo.

Estos límites no son objetivos a conseguir, se trata de dar a conocer a la población el  el consumo a partir del cual se produce un aumento significativo de mortalidad e informar de las situaciones (conducción, toma de medicamentos, etc) y poblaciones específicas de riesgo (menores de 18 años, mujeres embarazadas, lactancia) donde no se puede consumir ninguna cantidad de alcohol.

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública y Adicciones. CARM.

Radar COVID “Aplicación Anónima”

En la situación actual de pandemia, las medidas de prevención de la enfermedad como distancia social, higiene de manos y respiratoria, así como uso correcto de mascarilla son, y siguen siendo, el pilar fundamental para controlar la enfermedad COVID-19. De forma complementaria, el desarrollo de herramientas tecnológicas, enmarcadas en una estrategia integral de gestión de casos y contactos estrechos, puede ser de gran utilidad para frenar la transmisión del virus (SARS-Cov2).

En este sentido, se ha desarrollado la App Radar COVID, una aplicación basada en Bluetooth que es capaz de detectar los contactos estrechos de casos confirmados, a través de la detección y el registro de todos los dispositivos que se encuentran a menos de 2 metros durante al menos 15 minutos.

Radar COVID sigue los estándares técnicos más garantistas con la privacidad de los usuarios en cumplimiento de todas las recomendaciones elaboradas por la Comisión Europea. De esta forma, ningún usuario puede ser identificado o localizado porque no hay dato alguno registrado y porque todo el proceso se desarrolla en su teléfono sin salir hacia ningún servidor. Tanto el uso de la app como la comunicación de un posible contagio serán siempre voluntarios.

Si algún usuario fuera diagnosticado positivo de COVID-19 tras realizarse un test PCR, decidiría si dar su consentimiento para que, a través del sistema de salud, se pueda enviar una notificación anónima. De esta forma, los móviles que hubieran estado en contacto con el paciente recibirían un aviso sobre el riesgo de posible contagio y se facilitarían instrucciones sobre cómo proceder. Al no solicitarse datos de ningún tipo, es imposible identificar o localizar de forma alguna a ningún usuario.

Actualmente, la Comisión Europea está desarrollando el marco legal y técnico que haga posible la interoperabilidad entre aplicaciones basadas en el modelo descentralizado, como es el caso de la aplicación  Radar COVID, para que puedan seguir funcionando más allá de las fronteras de cada Estado.

 

 

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública y Adicciones. CARM.

RECOMENDACIONES SOBRE EL USO DE MASCARILLAS HIGIÉNICAS (NO SANITARIAS) Y SU “BUEN USO”

 

Las recomendaciones sobre el uso de mascarilla higiénica (no sanitaria) y su “buen uso” pueden descargase en formato PDF, con enlaces interactivos a materiales complementarios sobre “Higiene de manos”, en el siguiente enlace:

                       www.murciasalud.es/mascarillashigienicas

 

Otros enlaces relacionados de interés son:

www.murciasalud.es/infocoronavirus

www.murciasalud.es/higienemanos

www.murciasalud.es/confinamientosaludable

 

Sigue leyendo

Consumo de tabaco y vulnerabilidad frente a COVID-19

El Informe Científico-Técnico Enfermedad por Coronavirus – COVID-19, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, en su actualización del 17 de abril de 2020, añade las siguientes evidencias científicas relevantes en relación con el consumo de tabaco:

“Se ha observado en personas que fuman una mayor expresión de la ACE 2 (enzima convertidora de angiotensina 2), lo que ha sugerido que fumar podría estar en relación con un mayor riesgo de infectarse por SARS-CoV-2.

En una investigación sistemática realizada por investigadores de EEUU y Grecia se ha evaluado el efecto del tabaco sobre COVID-19. De 71 estudios seleccionados excluyeron 66. Revisaron 4 series de Wuhan y 1 de China continental. En tres series con 191, 140 y 41 casos en las que se analiza el tabaco (fumar en el momento del diagnóstico) con la gravedad de la enfermedad (necesidad de UCI o fallecimiento), no se encontraron diferencias significativas. En las otras dos series sí se observó una relación del tabaco con una peor evolución:

Serie de Guan (1.099 casos): 11,8% de los casos leves, 16,9% de los graves y 25% de los críticos fumaban en el momento del diagnóstico. Los autores de la revisión calcularon un riesgo de enfermedad grave 1,4 veces mayor en fumadores (RR=1,4, IC 95%: 0,98–2,00) y de ser ingresados en UCI o necesitar ventilación mecánica 2,4 veces mayor (RR=2,4, IC 95%: 1,43–4,04) respecto a los no fumadores.

Serie de Liu (75 casos): el tabaco (historia de tabaquismo) se asoció a una peor evolución. Analizado junto a otros factores fue un factor independiente de progresión de la enfermedad (OR=14,28; IC 95%: 1,58–25,00; p= 0,018).

En conclusión, aunque el tabaquismo no parece ser el factor de riesgo más importante para la infección por SARS-CoV-2 ni en la mala evolución del COVID-19, estos estudios indican que los fumadores pueden ser también un grupo más vulnerable que los no fumadores.”

La conclusión de este informe, basado en evidencia científica, pone de manifiesto la importancia del consejo sobre estilos de vida saludable centrado en consumo de tabaco y confinamiento saludable:

Referencias:

 – Información Científico-Técnica. Enfermedad por Coronavirus COVID-19 (actualización 17 de abril 2020). Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/20200417_ITCoronavirus.pdf

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública y Adicciones. Consejería de Salud- CARM.