Radar COVID “Aplicación Anónima”

En la situación actual de pandemia, las medidas de prevención de la enfermedad como distancia social, higiene de manos y respiratoria, así como uso correcto de mascarilla son, y siguen siendo, el pilar fundamental para controlar la enfermedad COVID-19. De forma complementaria, el desarrollo de herramientas tecnológicas, enmarcadas en una estrategia integral de gestión de casos y contactos estrechos, puede ser de gran utilidad para frenar la transmisión del virus (SARS-Cov2).

En este sentido, se ha desarrollado la App Radar COVID, una aplicación basada en Bluetooth que es capaz de detectar los contactos estrechos de casos confirmados, a través de la detección y el registro de todos los dispositivos que se encuentran a menos de 2 metros durante al menos 15 minutos.

Radar COVID sigue los estándares técnicos más garantistas con la privacidad de los usuarios en cumplimiento de todas las recomendaciones elaboradas por la Comisión Europea. De esta forma, ningún usuario puede ser identificado o localizado porque no hay dato alguno registrado y porque todo el proceso se desarrolla en su teléfono sin salir hacia ningún servidor. Tanto el uso de la app como la comunicación de un posible contagio serán siempre voluntarios.

Si algún usuario fuera diagnosticado positivo de COVID-19 tras realizarse un test PCR, decidiría si dar su consentimiento para que, a través del sistema de salud, se pueda enviar una notificación anónima. De esta forma, los móviles que hubieran estado en contacto con el paciente recibirían un aviso sobre el riesgo de posible contagio y se facilitarían instrucciones sobre cómo proceder. Al no solicitarse datos de ningún tipo, es imposible identificar o localizar de forma alguna a ningún usuario.

Actualmente, la Comisión Europea está desarrollando el marco legal y técnico que haga posible la interoperabilidad entre aplicaciones basadas en el modelo descentralizado, como es el caso de la aplicación  Radar COVID, para que puedan seguir funcionando más allá de las fronteras de cada Estado.

 

 

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública y Adicciones. CARM.

RECOMENDACIONES SOBRE EL USO DE MASCARILLAS HIGIÉNICAS (NO SANITARIAS) Y SU “BUEN USO”

 

Las recomendaciones sobre el uso de mascarilla higiénica (no sanitaria) y su “buen uso” pueden descargase en formato PDF, con enlaces interactivos a materiales complementarios sobre “Higiene de manos”, en el siguiente enlace:

                       www.murciasalud.es/mascarillashigienicas

 

Otros enlaces relacionados de interés son:

www.murciasalud.es/infocoronavirus

www.murciasalud.es/higienemanos

www.murciasalud.es/confinamientosaludable

 

Sigue leyendo

Consumo de tabaco y vulnerabilidad frente a COVID-19

El Informe Científico-Técnico Enfermedad por Coronavirus – COVID-19, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, en su actualización del 17 de abril de 2020, añade las siguientes evidencias científicas relevantes en relación con el consumo de tabaco:

“Se ha observado en personas que fuman una mayor expresión de la ACE 2 (enzima convertidora de angiotensina 2), lo que ha sugerido que fumar podría estar en relación con un mayor riesgo de infectarse por SARS-CoV-2.

En una investigación sistemática realizada por investigadores de EEUU y Grecia se ha evaluado el efecto del tabaco sobre COVID-19. De 71 estudios seleccionados excluyeron 66. Revisaron 4 series de Wuhan y 1 de China continental. En tres series con 191, 140 y 41 casos en las que se analiza el tabaco (fumar en el momento del diagnóstico) con la gravedad de la enfermedad (necesidad de UCI o fallecimiento), no se encontraron diferencias significativas. En las otras dos series sí se observó una relación del tabaco con una peor evolución:

Serie de Guan (1.099 casos): 11,8% de los casos leves, 16,9% de los graves y 25% de los críticos fumaban en el momento del diagnóstico. Los autores de la revisión calcularon un riesgo de enfermedad grave 1,4 veces mayor en fumadores (RR=1,4, IC 95%: 0,98–2,00) y de ser ingresados en UCI o necesitar ventilación mecánica 2,4 veces mayor (RR=2,4, IC 95%: 1,43–4,04) respecto a los no fumadores.

Serie de Liu (75 casos): el tabaco (historia de tabaquismo) se asoció a una peor evolución. Analizado junto a otros factores fue un factor independiente de progresión de la enfermedad (OR=14,28; IC 95%: 1,58–25,00; p= 0,018).

En conclusión, aunque el tabaquismo no parece ser el factor de riesgo más importante para la infección por SARS-CoV-2 ni en la mala evolución del COVID-19, estos estudios indican que los fumadores pueden ser también un grupo más vulnerable que los no fumadores.”

La conclusión de este informe, basado en evidencia científica, pone de manifiesto la importancia del consejo sobre estilos de vida saludable centrado en consumo de tabaco y confinamiento saludable:

Referencias:

 – Información Científico-Técnica. Enfermedad por Coronavirus COVID-19 (actualización 17 de abril 2020). Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/20200417_ITCoronavirus.pdf

Entrada realizada por Olga Monteagudo Piqueras, Médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Dirección General de Salud Pública y Adicciones. Consejería de Salud- CARM.

SERVICIO GRATUITO DE ASISTENCIA TELEFÓNICA SOBRE “CONFINAMIENTO SALUDABLE Y SALUD EMOCIONAL” COVID-19

La expansión del coronavirus ha supuesto una situación de crisis global en todo el mundo. Aprender de la crisis que estamos viviendo y hacer frente a la situación no es fácil, pero cómo respondamos, a nivel individual y como sociedad, será determinante para superar esta etapa de la mejor manera posible.

Quedarse en casa, el confinamiento, en estos momentos, es la  principal medida para frenar la transmisión del coronavirus. Como consecuencia, nuestras vidas han cambiado súbitamente y el impacto, según las circunstancias de cada persona, es diferente.

Con un enfoque de Promoción y Educación para la Salud, la Consejería de Salud ha habilitado un teléfono gratuito, el 900 706 706, para comunicar estrategias y recursos sobre “Confinamiento Saludable” y “Salud Emocional” que permitan el afrontamiento de esta situación y potencien el bienestar.

Entre los consejos saludables destacan:

El teléfono gratuito 900 706 706, dirigido a población general, está disponible  de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas. Es atendido por profesionales sanitarios que, a través de la escucha activa, darán respuesta a las situaciones planteadas y, en caso necesario, remitirán a otros servicios comunitarios y/o sanitarios complementarios y especializados. El objetivo último es promover un servicio más adecuado a las necesidades poblacionales y al entorno familiar.

Decálogo de la red nacional REUS frente al COVID-19 para la comunidad universitaria: “Cuídate y cuídales”

Desde sus inicios, la Universidad de Murcia ha emprendido iniciativas diversas encaminadas a mejorar la salud de la comunidad universitaria, la mayoría de ellas en estrecha colaboración con la Consejería de Salud de Murcia. Así, en el año 2008 se produce la vinculación a la Red Española de Universidades Saludables o REUS y la creación de la Oficina de Universidad Saludable REUS-UMU. Esta última se constituye como estructura coordinadora de las acciones de promoción de la salud en la Universidad de Murcia y cuenta con la alianza de la Consejería de Salud mediante convenios de colaboración que se han ido sucediendo en el tiempo. Posteriormente, en 2016, la institución docente se adhiere a la Asociación REUS, constituida por unas 60 universidades, que coexiste con la red nacional más amplia de idéntica denominación.

Conscientes de la importancia del entorno universitario a la hora de generar salud en las personas que conviven, trabajan, investigan y estudian en él, la finalidad de la red REUS es promover la salud integral (bio-psico-social) en el contexto de las universidades españolas. Así, se entiende por Universidad Saludable aquella que protege y favorece la salud y el bienestar físico, psíquico y social de la comunidad universitaria, que incluye al alumnado, al personal investigador y docente y al personal de administración y servicios.

En consonancia con los planteamientos de la Carta de Ottawa y la Carta de Edmonton sobre las Universidades Promotoras de Salud, es como la universidad ha de promover conocimientos y habilidades para que se adquieran estilos de vida saludables, ha de ofrecer las infraestructuras y los espacios necesarios, y también ha de favorecer la socialización y las actividades de ocio saludables.

En la actualidad, son muchos los proyectos e iniciativas que la REUS está poniendo en marcha para conseguir estos fines y constituir a las universidades de nuestro país en entornos promotores de salud, dando así respuesta a los retos y problemas de salud existentes en cada momento.

En este sentido, y ante la pandemia actual causada por el virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19, la REUS ha elaborado un Decálogo frente al COVID-19. Este decálogo contiene medidas para proteger a la comunidad universitaria y fomentar que se contribuya a proteger a otras personas, que se están difundiendo en las redes sociales con el  hashtag #CuídateConUniSaludables.

Sigue leyendo