Violencia de género y educación

El próximo 25 de Noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, auspiciado por la ONU y dirigido a sensibilizar a la sociedad sobre el problema que supone la violencia contra la mujer. Con motivo de la celebración de este día, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha puesto en marcha una campaña de sensibilización con la finalidad de erradicar la violencia de género con la implicación de toda la sociedad.

La educación es una pieza necesaria en la prevención de la violencia contra la mujer, pero antes debemos definir claramente algunos términos, definir un marco teórico sobre el que trabajar y tener identificados los factores de riesgo para el desarrollo del acto violento contra la mujer.

En primer lugar, hemos de hacer distinción entre sexo y género. Por sexo hacemos referencia, únicamente, a las diferencias biológicas entre hombres y mujeres. Por el contrario, por género se quiere hacer referencia a los valores sociales, los roles, los comportamientos y los atributos que se conciben son los adecuados o los esperados por ser de un sexo o del otro, que se cimentan en una distribución desigual de poder. El género es un constructo, una elaboración conceptual y, como tal, dependiente de la sociedad y de la cultura en la que se vive. Por tanto, su significado varía entre sociedades, culturas y creencias religiosas, de tal forma que refleja las normas sociales en las que estas se desarrollan. Sigue leyendo

Mujer y Salud

 

Desde que en 1977, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la mujer y la Paz Internacional, se conmemora en numerosos países la lucha de las mujeres por su participación, en igualdad con el hombre, en la sociedad y para lograr su desarrollo íntegro como persona. El tema de este Día Internacional de la Mujer 2013 es: “Una promesa es una promesa: momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres”.

Fuente: ONU Women

Si bien la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece en sus artículos 1 y 2 que «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos… Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de sexo…», es una realidad que las desigualdades entre el hombre y la mujer están muy arraigadas en las sociedades: Las mujeres están mal representadas en los Gobiernos, los Parlamentos y los consejos de administración de las empresas, en muchos países tampoco tienen acceso a un trabajo decente, se enfrentan a la segregación ocupacional y sufren diferencias por su sexo. A veces también se les niega el acceso a la educación básica y a los servicios de salud y, en todas las regiones del mundo, son víctimas de la violencia y la discriminación.

La violencia contra la mujer, especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual, constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres.

Las mujeres y los hombres son diferentes en la biología, pero también en las funciones y responsabilidades que la sociedad les asigna y en la posición que ocupan en la familia y la comunidad. En la actualidad el género, entendido como la construcción social de las diferencias biológicas entre mujeres y hombres, es uno de los determinantes sociales de la salud más importantes, junto con la raza y la clase social.

Fuente: Solar O; Irwin A. Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud de la OMS 2006

En la actualidad sabemos que, aunque las mujeres tienen mayor esperanza de vida que los hombres en la mayoría de los países, hay una serie de factores sanitarios y sociales que se combinan para hacer que su calidad de vida sea inferior. El hecho de ser mujer afecta directa e indirectamente a la salud, en los riesgos que asumen y a los que están expuestas las mujeres y en cómo el sistema de salud responde a sus necesidades.  

Para alcanzar la equidad en salud entre hombres y mujeres es necesario promover la integración del género, como un determinante social de la salud, en el desarrollo de las políticas, la investigación, los servicios de salud, la asignación de recursos y la planificación de proyectos y programas, así como en su seguimiento e implementación.

La equidad de género no significa tasas iguales de mortalidad o morbilidad para ambos sexos, sino asegurar que las mujeres y hombres tengan una misma oportunidad para gozar de buena salud. Según la OMS y otras organizaciones, para alcanzar el objetivo de lograr un mayor impacto en la salud y reducir las inequidades, es necesario identificar los efectos de las diferencias y desigualdades de género en la salud de las mujeres y los hombres. Es preciso:

  • Recopilar y utilizar datos cuantitativos y cualitativos desglosados por sexo
  • Comprender y analizar las diferencias de género
  • Desarrollar políticas e intervenciones sensibles al género

En nuestro país, el Observatorio de Salud de las Mujeres (OSM), organismo de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se puso en marcha con la finalidad de promover la disminución de las desigualdades en salud por razón de género. Actúa de manera participativa y colaborativa para generar y difundir conocimiento que permita el análisis de género y promueva la inclusión del enfoque de género y la equidad en las políticas y sistemas de salud.

En su página web podemos encontrar documentos relacionados con:

Además podemos acceder a los Indicadores de Desigualdades en la Salud: Autovaloración del estado de salud, 1987-2006 – Género y Clase Social, gráfico que muestra la evolución durante 20 años de las desigualdades según género y clase social en la autovaloración del estado de salud en España.  Algunas de las conclusiones que se deducen:

  • Existen desigualdades de clase y de género: las mujeres y las personas de las clases sociales más desfavorecidas (“manuales”) presentan un peor estado de salud.
  • Los hombres de las clases desfavorecidas y las mujeres de las clases privilegiadas presentan niveles de salud similares.
  • Ni los niveles de salud autovalorada ni las desigualdades se han modificado de manera sustancial a lo largo del periodo.

Queda mucho trabajo por hacer para conseguir alcanzar la equidad en salud, pero  incorporar, en el día a día,  la perspectiva de género en las intervenciones y políticas de salud es otra manera de contribuir al desarrollo integral de las mujeres, a promover su salud y alcanzar todos sus derechos.

Fuentes:

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno, enfermera, técnica de Salud Pública del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social. 

La desprotección y el maltrato infantil

La Consejería de Sanidad y Política Social ha presentado la publicación  “Instrumento para la valoración de la gravedad de las situaciones de desprotección infantil. Este documento  ha sido elaborado por  técnicos de la Dirección General de Asuntos Sociales, Igualdad e Inmigración y de los ayuntamientos de Murcia y Cartagena, así como otros municipios representativos de nuestra Región y ha contado con el asesoramiento técnico de la Asociación Dartington-i.

La desprotección infantil incluye aquellas situaciones en que las personas que tienen asignado legalmente el cumplimiento de los deberes de protección hacia los menores de edad -que son sus padres, tutores o guardadores-, no los ejercen, no pueden ejercerlos de forma adecuada o los ejercen de forma inadecuada, siendo incapaces de garantizar el bienestar y la satisfacción de las necesidades básicas de un menor.

El objetivo de esta publicación es servir de guía y apoyo a los equipos  técnicos de los Servicios Sociales de Atención Primaria y Especializada para la valoración de la gravedad de los casos de desprotección infantil detectados y/o atendidos en sus servicios. Este instrumento también puede ser utilizado y aplicado por profesionales de las diferentes disciplinas que trabajan en estos servicios, fundamentalmente trabajadores/as sociales, educadores/as, psicólogos/as, con la recomendación de  que la recopilación de la información recogida  y, especialmente el análisis y valoración, se realice en equipo.

Resumen:

  • En una primera parte, se realiza una definición exhaustiva de la tipología de la desprotección infantil, una valoración de la gravedad de las situaciones de desprotección, una descripción de las implicaciones de esta valoración, así como propuestas de intervenciones.
  • En la segunda parte, se describe el instrumento en sí, que señala criterios específicos para cada tipo de desprotección.
  • Por último, en el apartado de Anexos, se presentan hojas de valoración muy útiles para el trabajo práctico, así como un anexo en el que se marcan las necesidades básicas en la infancia y adolescencia con indicadores de evaluación según grupo de edad.

Se recomienda  su lectura a los profesionales a los que va dirigido, así como a docentes y profesionales sociosanitarios de los Equipos de Atención Primaria.

Fuente:

Maltrato infantil. Consejería de Sanidad y Política Social. Dirección General de Asuntos Sociales, Igualdad e Inmigración. 

Enlaces de interés:

Guías de ciudades con niños. Murcia en Familia. http://www.enfamilia.es/

http://plataformadeinfancia.org/

http://www.savethechildren.es/

http://www.unicef.es/

Proyecto LUZ

14 de febrero. Día Europeo de la Salud Sexual.

El término “salud sexual” hace referencia al proceso continuo de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad.

La salud sexual se manifiesta en la expresión libre y responsable de la sexualidad, lo que propicia el bienestar personal y enriquece  la vida individual y social del ser humano. No se trata simplemente de la ausencia de disfunción, enfermedad o discapacidad. Para que la salud sexual se consiga es necesario que los derechos sexuales de las personas se reconozcan y se garanticen.

 Decálogo de derechos sexuales y reproductivos

Fuente: Proyecto TRECE

Los derechos humanos están por encima de los valores culturales. Si una cultura en particular tiene una costumbre que va en contra de uno de estos derechos, es necesario cambiar el valor cultural, como sucede en el caso de la práctica de la mutilación genital femenina.

El reconocimiento de los derechos sexuales (Declaración de los Derechos Sexuales. Asociación Mundial de Sexología. WAS)  se encuentra en proceso de evolución. Los derechos humanos son aquellos principios que se consideran universalmente como protectores de la dignidad humana y promotores de la justicia, la igualdad, la libertad y la vida misma. Si la protección de la salud es un derecho fundamental del ser humano, es obvio que la salud sexual conlleva derechos sexuales.

Los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad inherentes a todos los seres humanos. Dado que la salud es un derecho humano fundamental, la salud sexual debe ser un derecho humano básico. Para asegurar el desarrollo de una sexualidad saludable en los seres humanos y las sociedades, los derechos sexuales deben ser reconocidos, promovidos, respetados y defendidos por la propia sociedad con todos sus medios. La salud sexual es pues el resultado de un ambiente que reconoce, respeta y ejerce estos derechos sexuales:

1. El derecho a la libertad sexual. La libertad sexual abarca la posibilidad de la plena expresión del potencial sexual de los individuos. Sin embargo, esto excluye toda forma de coerción, explotación y abuso sexuales en cualquier tiempo y situación de la vida.

2. El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexuales del cuerpo. Este derecho incluye la capacidad de tomar decisiones autónomas sobre la propia vida sexual dentro del contexto de la ética personal y social. También están incluidas la capacidad de control y disfrute de nuestros cuerpos, libres de tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.

3. El derecho a la privacidad sexual. Este involucra el derecho a las decisiones y conductas individuales realizadas en el ámbito de la intimidad siempre y cuando no interfieran en los derechos sexuales de otros.

4. El derecho a la equidad sexual. Este derecho se refiere a la oposición a todas las formas de discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o limitación física o emocional. 

5. El derecho al placer sexual. El placer sexual, incluyendo el autoerotismo, es fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.

6. El derecho a la expresión sexual emocional. La expresión sexual va más allá del placer erótico o los actos sexuales. Todo individuo tiene derecho a expresar su sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor.

7. El derecho a la libre asociación sexual. Significa la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.

8. El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables. Esto abarca el derecho a decidir tener o no hijos, el número y espaciamiento entre cada uno, y el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad.

9. El derecho a información basada en el conocimiento científico. Este derecho implica que la información sexual debe ser generada a través de la investigación científica libre y ética, así como el derecho a la difusión apropiada en todos los niveles sociales.

10. El derecho a la educación sexual integral. Este es un proceso que se inicia con el nacimiento y dura toda la vida y que debería involucrar a todas las instituciones sociales.

11. El derecho a la atención de la salud sexual. La atención de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y trastornos sexuales.

 

 

Fuente:

 Promoción de la salud sexual.OMS-OPS

Enlaces:

http://www.who.int/topics/sexual_health/es/

http://apps.who.int/rhl/adolescent/es/

http://www.who.int/reproductivehealth/es/

http://www.embarazoescosade2.es/index.jsp

http://treceproyecto.blogspot.com/

Documentos:

Estratg Sex.Reprd MSC

Principios YOGYKARTA

Decl.Univ.Derechos sexuales Valencia

Hábitos_sex.2009 España. PFIZER

 Materiales:

http://webpages.ull.es/users/manarea/sexpresan/multimedia/Sexpresan.swf

guia_no_ogros_ni_princesas1069

Homofob.Guille

 

Semana escolar de la no violencia y la paz

En 1964, el educador y poeta mallorquín Llorenç Vidal organizaba unas modestas jornadas sobre convivencia cuyo objetivo consistía en “sembrar ideales y reclamar una educación  permanente  e  independiente  para  la  paz”.  Hoy  aquella  iniciativa  “no gubernamental, no oficial, independiente, libre y voluntaria”, se ha convertido en una  de las fechas más sentidas del calendario escolar.

La sencillez de la paz. Para celebrar esta jornada se eligió el 30 de enero, fecha en la que se conmemora la muerte de Mahatma Gandhi, en el año 1948. Ante la violencia ejercida contra él y contra su gente, Gandhi opuso las armas de la desobediencia civil y la unión de espíritus pacíficos. Su estela sirvió de modelo a destacados líderes defensores de la  no violencia, como Martin Luther King, y ayuda a rescatar un espíritu  que hoy parece más necesario que nunca, vista la extrema fragilidad de algunos procesos de paz.
Además la escuela es un reflejo de la sociedad, y como tal reproduce las tensiones que se viven más allá de sus muros. La diferencia radica en que la educación nos ofrece las herramientas para desarrollar en el alumno sus capacidades racionales y emotivas. Por ello, nuestro propósito no puede ser otro que estimular la participación activa de nuestros alumnos para así brindarles la oportunidad de construir la paz, de soñarla.El mensaje básico es: “Amor universal, No-violencia y Paz. El Amor universal es mejor que el egoísmo, la No violencia es mejor que la violencia y la Paz es mejor que la guerra”.

 La educación en y para la tolerancia, la solidaridad, la concordia, el respeto a los Derechos Humanos, la no-violencia y la paz son motivos para recordar el 30 de enero. En este día, los colegios y centros se convierten en instrumentos de paz y entendimiento entre personas de distinta formación, raza, cultura y religión.

Propuestas y recursos:

http://www.infantil.profes.net/especiales2.asp?id_contenido=44685

http://www.gh.profes.net/especiales2.asp?id_contenido=36937

http://www.cuadernointercultural.com/sugerencias-para-el-dia-escolar-de-la-paz-y-la-no-violencia

http://orientacionandujar.wordpress.com/2011/01/25/1001-materiales-enlaces-y-documentos-para-trabajar-el-dia-de-la-paz/ 

Enlaces de interés:

Día Escolar de la Paz y la No Violencia en educacionenvalores.ogr

. Enrédate. Unicef
www.enredate.org/

· Sedupaz. Seminario de Educación para la Paz-APDH.
http://sedupaz.pangea.org/

· Seminario Galego de Educación para la Paz
http://www.sgep.org

· Edualter. Iniciativa de coordinación e información sobre Educación para la Paz en Internet
http://www.pangea.org/edualter/

· CIP. Centro de Investigaciones por la Paz. Madrid
http://www.fuhem.es/cip-ecosocial/noticias.aspx?v=8938&n=0

· AMNISTÍA INTERNACIONAL (AI)
http://www.es.amnesty.org/

· Escuela cultura de Paz
http://escuelaculturadepaz.org/

Fuentes:

http://www.enredate.org   http://www.profes.net