Dia Mundial Contra el Cáncer: Promoción de la Salud, Prevención y Diagnóstico Precoz

El cáncer es una de las principales causas de morbimortalidad del mundo, con aproximadamente 14 millones de casos nuevos en el mundo en el año 2012 (según últimos datos disponibles a nivel mundial estimados por los proyectos EUCAN y GLOBOCAN, OMS). Las estimaciones poblacionales indican que el número de casos nuevos aumente en las dos próximas décadas a 22 millones de casos nuevos al año. 

La palabra cáncer es un término amplio que abarca más de 200 tipos de enfermedades. Cada uno de estos tipos de enfermedades puede tener características completamente diferentes al resto de los cánceres, pudiendo considerarse enfermedades independientes, con sus causas, su evolución y su tratamiento específicos. Sin embargo, muchos de ellos (más de un tercio de los cánceres) se producen por factores exógenos evitables (tabaco, alcohol, sobrepeso/obesidad, etc.). Puede considerarse, por ello, desde el punto de vista de la salud pública, que la prevención primaria (con la adquisición de estilos de vida de saludables y eliminación de factores causales) es una de las medidas de control primordiales a considerar. No obstante, esta prevención primaria, viene a complementarse con actividades de diagnóstico precoz (prevención secundaria) de carácter poblacional y frente a procesos patológicos determinados. Sigue leyendo

Día Mundial del Sida 2016: #PrevenciónVIH

“Todas las personas adultas debemos hacernos la “prueba del sida” al menos una vez”

Esto es lo que recomienda actualmente el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Esta recomendación está basada en el hecho de que aproximadamente la mitad de las personas que se diagnostican de Sida en la actualidad, nunca se había hecho la prueba de VIH.

Si se hubieran hecho la prueba de VIH a tiempo, habrían podido tomar los medicamentos que evitan el desarrollo o avance de la enfermedad.

Algunas personas no se hacen la prueba de VIH por miedo a la enfermedad, sin saber que el tratamiento precoz es enormemente efectivo y muy poco tóxico (al contrario que los primeros medicamentos antiretrovirales que aparecieron a inicios de los años 90, muy tóxicos y que perdían su efecto al cabo del tiempo). Tampoco saben que en España hay muchos miles de pacientes con VIH tomando su medicación, que hacen una vida completamente normal, y que nunca llegarán a desarrollar el sida y que, muy probablemente, hubieran evitado que apareciera esta grave enfermedad.

Otras personas no se hacen la prueba de VIH porque no son conscientes de haberse puesto en riesgo (Se entiende por riesgo  mantener una relación sexual sin preservativo con alguien que pueda haberse infectado, probablemente sin saberlo tampoco). El VIH no da ningún signo ni síntoma durante muchos años. Las personas que han adquirido la infección y no lo saben pueden transmitirla a otras personas, siendo responsables de la mayoría de las nuevas infecciones.

Sigue leyendo

XVII SEMANA SIN HUMO: Decídete a ayudar a dejar de fumar, hoy es el día

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha puesto en marcha nuevamente la Semana sin Humo, siendo esta su XVII edición, con el patrocinio del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Se trata de un intervención comunitaria que se desarrolla entorno al Día Mundial sin Tabaco, en concreto, entre los días 24 al 31 de mayo de 2016. El lema seleccionado este año es «Decídete a dejar de fumar, hoy es el día».

El principal cometido de esta intervención es animar al abandono del consumo de tabaco y promover la implicación del personal sanitario de atención primaria en el fomento de la cesación tabáquica. Y para ello han propuestos distintas actividades informativas, de sensibilización y asistenciales a desarrollas en diferentes ámbitos de actuación (a nivel poblacional, en atención primaria, en el entorno escolar y en medios de comunicación de masas).

Sigue leyendo

Día Mundial de la Salud 2016: “Lucha contra el aumento de la diabetes”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) atendiendo al compromiso de salvaguardar la salud en el mundo, ha elegido como tema prioritario para 2016 una enfermedad cuya prevalencia va en aumento, como es la diabetes.

Existen principalmente dos formas de diabetes. El Tipo 1 que normalmente tiene su inicio durante la infancia o adolescencia y el Tipo 2 que comienza en la edad adulta y está relacionada con una mala dieta, obesidad, falta de ejercicio y consumo de tabaco; este último grupo representa aproximadamente el 90-95% de todos los casos de diabetes y se está extendiendo al mundo en vías de desarrollo a medida que van adoptando estilos de vida cada vez más consumistas.

Actualmente, la OMS y la Federación Internacional de Diabetes (IDF) consideran la diabetes como una “epidemia”, que representa una pesada carga para todas las sociedades en el mundo entero. Se estima que en este momento, el número de pacientes diabéticos se eleva a 366 millones aproximadamente y será la séptima causa de muerte para 2030. Además, los efectos negativos de esta enfermedad son el origen de una importante disminución en la calidad de vida de los pacientes sin controlar; éstos tienen un nivel inadecuado de la glucosa en sangre, lo que puede llevar a complicaciones graves como dolencias cardíacas, daños en el sistema nervioso y renal, accidente cerebrovascular y ceguera.

Teniendo en cuenta también que más del 80% de las defunciones tienen lugar principalmente en los países de ingresos medios y bajos, se hace necesario intensificar su prevención, mejorar la atención y reforzar la vigilancia de la enfermedad en estas poblaciones: Sigue leyendo

Frenar el cambio climático y mejorar la salud ¿Qué podemos hacer?

Este mes de diciembre se está celebrando en París la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Este fenómeno se está produciendo a causa principalmente de la actividad humana, especialmente por la liberación de grandes cantidades de CO2 a la atmosfera que está provocando un efecto invernadero, alterando la temperatura y el clima mundial con enormes consecuencias medioambientales: subida del nivel del mar, fundición de los glaciares, cambios térmicos y fluviales…

El medio ambiente, es decir, el aire que respiramos, el agua que bebemos, la vivienda en la que vivimos o los alimentos que tomamos, son determinantes de la salud en los que el cambio climático está influyendo de manera que incrementa las desigualdades en salud. Aunque las consecuencias del cambio climático las están sufriendo toda la Humanidad, son los países con infraestructuras sanitarias deficientes y aquellos con insuficientes políticas medioambientales los que serán menos capaces de dar respuesta a sus perjuicios (calor extremo,  desastres naturales,  diseminación de infecciones y enfermedades vectoriales, alimentarias o hídricas, etc.) Sigue leyendo