Cada movimiento cuenta

Bajo el lema “Cada movimiento cuenta”, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publica las nuevas Directrices sobre actividad física y hábitos sedentarios, con el fin de obtener beneficios de salud significativos y mitigar los riesgos para la salud.

En este documento figuran una serie de iniciativas con recomendaciones dirigidas a todos los grupos de edad, niños, adolescentes, adultos y adultos mayores, así como para subpoblaciones, como mujeres embarazadas y en postparto, y personas que viven con enfermedades crónicas o discapacidad.

En un momento en el que muchas personas están obligadas a permanecer en casa debido a la COVID-19, estas nuevas directrices, hacen hincapié en que todas las personas, sea cual sea su edad y capacidades, pueden ser físicamente activas, y que “cada movimiento cuenta para mejorar la salud”.

Toda actividad física es beneficiosa y puede realizarse como parte del trabajo, el deporte y el ocio o el transporte (caminar, montar en bicicleta, usar escaleras en lugar del ascensor…), pero también a través del baile, el juego y las tareas domésticas cotidianas, como la jardinería y la limpieza.

El lanzamiento de estas nuevas directrices viene plasmado en el siguiente vídeo “Cada movimiento cuenta”. Enlace al vídeo

“La actividad física es buena para el corazón, el cuerpo y la mente”

 Este es otro de los principales mensajes que lanza la OMS para fomentar la actividad física y reducir los hábitos sedentarios, y es que, realizar una actividad física con regularidad puede prevenir y ayudar a manejar las cardiopatías, la diabetes de tipo 2 y el cáncer. Además, la actividad física puede reducir los síntomas de depresión y ansiedad, y mejorar la concentración, el aprendizaje y el bienestar en general.

Sigue leyendo

PREVENIR LA COVID-19 Y EL TABAQUISMO ESTÁ EN TI

En la actualidad, es una prioridad poner en marcha medidas de prevención y control de la infección por coronovirus SARS-CoV-2 para frenar la pandemia de COVID19. Entre las medidas que se contemplan se encuentran las dirigidas a reducir el contagio, mediante protección individual (higiene de manos, uso de mascarilla, distancia social y reducción de contactos estrechos) y las destinadas a disminuir la transmisión, con el aislamiento de casos, la cuarentena de contactos y el establecimientos de protocolos para promover espacios seguros, tanto en el entorno laboral como en educativo y de ocio.

Uno de los factores de riesgo que parecen estar relacionados con complicaciones de la COVID19, y por tanto con una mayor mortalidad asociada, es el consumo de tabaco (y otros productos relacionados con la nicotina). Diversos estudios han reflejado que las personas consumidoras de productos relacionados con tabaco podrían ser más vulnerables a la infección y las complicaciones de la COVID19. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el consumo de productos de tabaco aumenta la posibilidad de transmitir el virus.

El tabaquismo, o el hecho de consumir tabaco y productos asociados a la nicotina, es en sí una de las principales causas de mortalidad y enfermedad prevenible en nuestro entorno y en todo el mundo. Existen en el mercado diferentes productos relacionados con el tabaco (tabaco convencional, tabaco de liar, tabaco de pipa, tabaco para pipa de agua, tabaco calentado, cigarrillos electrónicos, vapeadores, etc.)  que han demostrado ser perjudiciales para la salud. Aunque algunos de ellos se publiciten como más saludables o que presenten menos cantidad de tóxicos en su humo o vapor, los estudios existentes no han conseguido demostrar que sean inocuos. Por otra parte, hay investigaciones que han reflejado que no hay ninguna cantidad de estos productos que se pueda considerar segura. De hecho, consumir un solo cigarrillo al día aumenta el riesgo de problemas cardiacos graves, tanto en hombres como en mujeres.

Sigue leyendo

Decálogo de la red nacional REUS frente al COVID-19 para la comunidad universitaria: “Cuídate y cuídales”

Desde sus inicios, la Universidad de Murcia ha emprendido iniciativas diversas encaminadas a mejorar la salud de la comunidad universitaria, la mayoría de ellas en estrecha colaboración con la Consejería de Salud de Murcia. Así, en el año 2008 se produce la vinculación a la Red Española de Universidades Saludables o REUS y la creación de la Oficina de Universidad Saludable REUS-UMU. Esta última se constituye como estructura coordinadora de las acciones de promoción de la salud en la Universidad de Murcia y cuenta con la alianza de la Consejería de Salud mediante convenios de colaboración que se han ido sucediendo en el tiempo. Posteriormente, en 2016, la institución docente se adhiere a la Asociación REUS, constituida por unas 60 universidades, que coexiste con la red nacional más amplia de idéntica denominación.

Conscientes de la importancia del entorno universitario a la hora de generar salud en las personas que conviven, trabajan, investigan y estudian en él, la finalidad de la red REUS es promover la salud integral (bio-psico-social) en el contexto de las universidades españolas. Así, se entiende por Universidad Saludable aquella que protege y favorece la salud y el bienestar físico, psíquico y social de la comunidad universitaria, que incluye al alumnado, al personal investigador y docente y al personal de administración y servicios.

En consonancia con los planteamientos de la Carta de Ottawa y la Carta de Edmonton sobre las Universidades Promotoras de Salud, es como la universidad ha de promover conocimientos y habilidades para que se adquieran estilos de vida saludables, ha de ofrecer las infraestructuras y los espacios necesarios, y también ha de favorecer la socialización y las actividades de ocio saludables.

En la actualidad, son muchos los proyectos e iniciativas que la REUS está poniendo en marcha para conseguir estos fines y constituir a las universidades de nuestro país en entornos promotores de salud, dando así respuesta a los retos y problemas de salud existentes en cada momento.

En este sentido, y ante la pandemia actual causada por el virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19, la REUS ha elaborado un Decálogo frente al COVID-19. Este decálogo contiene medidas para proteger a la comunidad universitaria y fomentar que se contribuya a proteger a otras personas, que se están difundiendo en las redes sociales con el  hashtag #CuídateConUniSaludables.

Sigue leyendo

“Mejor sueño, mejor vida y mejor planeta”- Día Mundial del Sueño 2020

Desde el año 2008, el viernes anterior al equinoccio del marzo se celebra el Día Mundial del Sueño (World Sleep Day), una iniciativa promovida por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (World Association of Sleep Medicine-WASM); y que tiene como objetivo concienciar a la población de la gran prevalencia de los trastornos de sueño en la población actual y lo importante que es adquirir una buena higiene del sueño. El lema de este año es: Mejor sueño, mejor vida y mejor planeta. Este lema destaca el sueño como un pilar fundamental en la calidad de vida de las personas.

Fuente: Instituto Internacional del Sueño. Trastornos del ritmo sueño-vigilia

Según esta Asociación, los trastornos del sueño constituyen una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de hasta el 45% de la población mundial. La OMS considera ya los trastornos del sueño como una epidemia de Salud Pública

Los trastornos del sueño pueden clasificarse en cuatro grupos: Sigue leyendo

Cuidar el Medio Ambiente, cuestión de todos. Día Mundial de la Educación Ambiental

El día 26 de enero se conmemora el Día Mundial de la Educación Ambiental. En el contexto en el que nos encontramos, recién pasada la Cumbre por el Clima COP25, celebrada en Madrid en diciembre de 2019, y declarada por el Gobierno de España el pasado 21 de enero,  la emergencia climática y ambiental, parece oportuno recordar la relación existente entre Salud y Medio Ambiente; y dar unas pinceladas sobre qué actividades se están llevando a cabo a nuestro alrededor en este ámbito.

La declaración de Emergencia Climática y Ambiental en nuestro país supone que se tomen medidas urgentes para salvaguardar el medio ambiente, la salud y la seguridad ciudadana. El Gobierno ha aprobado 30 líneas de acción, 5 de ellas a desarrollar en los 100 primeros días. Esta línea de actuación pretende mitigar los efectos del Cambio Climático protegiendo a la ciudadanía, y aprovechando las oportunidades económicas y sociales que ofrece la transición ecológica, reconvirtiendo los empleos y creando nuevos puestos de trabajo, como pueden ser en empresas de energías renovables. Sigue leyendo