Recomendaciones para el abordaje de la Fragilidad en situación de crisis sanitaria por la COVID-19

La situación actual de pandemia por la  COVID-19  y sus consecuencias han  afectado muy significativamente   al bienestar físico, cognitivo y emocional de los adultos mayores.

Medidas excepcionales como el confinamiento y el distanciamiento social, si bien necesarias, en algunos casos han podido tener ciertos efectos no deseados al disminuir la actividad física diaria y las oportunidades de socialización.

Es posible que estos cambios drásticos en los estilos de vida hayan supuesto un deterioro de su capacidad funcional, siendo un factor de riesgo para el desarrollo de fragilidad y/o dependencia.

Por ello el Ministerio de Sanidad ha publicado recientemente las “Recomendaciones para abordaje de la fragilidad en situación de crisis sanitaria generada por la Covid-19” aprobadas por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial el pasado 25 de marzo de 2021.

 Su objetivo es la adaptación de las recomendaciones del “Documento de consenso sobre prevención de fragilidad y caídas en la persona mayor” a la situación actual de crisis sanitaria generada por la COVID-19. El nuevo documento destaca el cribado en Atención Primaria, como elemento clave de la intervención. Así como el apoyo de recursos de la comunidad (servicios sociales, centros socio-sanitarios, farmacias comunitarias, centros de educación de personas adultas, asociaciones, teleasistencia…) para realizar detección precoz de fragilidad, con derivación posterior al sistema sanitario, que es el responsable último de la prescripción de las actuaciones a llevar a cabo en la persona clasificada como frágil tras el cribado.

¿Qué entendemos por fragilidad?

Entendemos por fragilidad al deterioro progresivo del organismo, relacionado con la edad, que disminuye nuestras capacidades y nos hace más vulnerables a enfermedades y problemas de salud lo que supone un aumento de nuestro riesgo de enfermar de manera más grave, de discapacidad e incluso, mayor mortalidad. Por tanto, el concepto de fragilidad se refiere al anciano que está bien funcional y cognitivamente pero está “en riesgo de”.

Pero lo realmente importante es que se puede prevenir, identificar y revertir. Esta circunstancia es especialmente relevante durante la situación actual de pandemia, ya que la fragilidad puede ser un factor de riesgo más para la COVID-19, y a su vez esta puede desencadenar fragilidad. Además, la fragilidad y otros síndromes geriátricos pueden ser síntomas de presentación de la COVID-19.

Por todo lo anteriormente descrito, es necesario implementar medidas encaminadas a la Detección precoz de fragilidad agravada y/o derivada de la situación de inactividad por confinamiento o restricciones de actividades y, fomentar entornos que apoyen y mantengan la capacidad funcional, facilitando la realización de actividad física como principal medida para la prevención y abordaje de fragilidad.

Detección precoz de fragilidad también en entornos comunitarios

El cribado se debe realizar principalmente en Atención Primaria, pero también se puede contar, como ya se ha mencionado, con el apoyo de otros recursos de la comunidad (servicios sociales, centros socio-sanitarios, farmacias comunitarias, centros de educación de personas adultas, asociaciones, teleasistencia…) en coordinación con el sistema sanitario, que es el responsable último de la prescripción de las actuaciones a llevar a cabo en la persona clasificada como frágil tras el cribado.

La propuesta de intervención implica realizar el cribado de fragilidad en personas mayores de 70 años  tanto de manera oportunista como de forma proactiva, identificando a la población susceptible de cribado y contactando con ella.

En Atención Primaria se recomienda el cribado presencial con pruebas de ejecución o desempeño físico, y cuando no sea posible, se puede realizar cribado no presencial con la colaboración de un familiar/persona cuidadora, o con escalas como FRAIL.

En Entornos comunitarios, FRAIL también es la herramienta de cribado recomendada, por su sencillo uso.

Intervenciones para mantener y mejorar la capacidad funcional

  1.     En aquellas personas clasificadas como no frágiles se debe realizar consejo integral en estilos de vida, particularmente en promoción de actividad física (programas de ejercicio físico, vídeos, material escrito…).
  2.    En las personas clasificadas como frágiles se propone llevar a cabo una valoración geriátrica integral, preferentemente en Atención Primaria con derivación a atención especializada si es necesario. Se elaborará un plan de cuidados junto a la persona mayor y familia/persona cuidadora y se propondrá una intervención personalizada apoyada en los recursos de la comunidad basada en:
    • Ejercicio físico multicomponente (resistencia aeróbica, flexibilidad, equilibrio y fuerza muscular) en recursos de la comunidad (polideportivos o lugares específicos) de forma presencial. Cuando no sea posible de manera presencial, el profesional sanitario puede prescribir el programa VIVIFRAIL con la colaboración de una persona cuidadora o familiar si la persona no es autónoma.
    • Nutrición,
    • Seguimiento de multimorbilidad y polifarmacia,
    • Bienestar emocional.

Infografía de Recomendaciones para el abordaje de la Fragilidad en situación de crisis sanitaria por la Covid-19 para profesionales del Ministerio de Sanidad.

Ver aquí Infografía completa

Además, en todas las personas mayores se debe evaluar el riesgo de caídas, estado de vacunación (incluida vacunación contra la COVID-19) y promoción de autocuidado.

Retos futuros

  • Promover mecanismos que permitan la implementación de estas recomendaciones
  • Reforzar mecanismos promoción, prevención y atención a la salud
  • Reorientar los Sistemas de Cuidados, poniendo en el centro del mismo a la persona
  • Adecuada atención de las personas mayores, reconociendo su valor social, como parte activa y necesaria de nuestra sociedad

Es fundamental en próximos pasos que las estrategias de prevención frente a la COVID-19 tengan en cuenta las necesidades de las personas mayores y se facilite el mantenimiento de sus actividades diarias, así como la socialización por todos los medios disponibles. Por ejemplo, a través de la organización de actividades en espacios y horarios restringidos para ellas, al aire libre y en coordinación con los recursos de la comunidad.

Más información:

Entrada realizada por Mª Ángeles Sánchez Morales, enfermera de Salud Pública. Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Salud de la Región de Murcia.

31 de Marzo Día Mundial contra el Cáncer colorrectal: Programa Regional de Cribado de Cáncer de colon y recto

Entre las medidas preventivas del cáncer de colon, en la Región de Murcia, destaca el Programa de cribado de cáncer de colon y recto. Su finalidad es la detección precoz de lesiones que podrían degenerar en cáncer, en personas sin síntomas. De esta forma puede realizarse un tratamiento más sencillo, con menos efectos secundarios, mejorando así, su calidad de vida.

¿Cómo puedo acceder al programa de Cribado de Cáncer de Colorrectal en la Región de Murcia?

Si tiene una edad comprendida entre los 50-69 años, recibirá en su domicilio una carta de invitación de la Consejería de Salud con las indicaciones necesarias . No la tire, participe y consérvela hasta el final del proceso.

¿En qué consiste el programa de Cribado de Cáncer de Colorrectal?

El programa de Cribado de Cáncer de Colorrectal tiene por objetivo el diagnóstico precoz del cáncer de colon y recto basado en la detección, mediante un test de sangre oculta en heces, a personas  entre 50 y 69 años. Sigue leyendo

Prevención, Higiene y Promoción de la Salud: programa educativo e-Bug

Coronavirus y Educación

Autor: fonsmenorqui. 30/04/2020

La aparición en 2019 del virus SARS-CoV-2, y la posterior declaración de  pandemia por la enfermedad COVID-19 que produce (OMS, marzo de 2020), ha supuesto grandes cambios en nuestro modo de vida: en las relaciones personales, en la movilidad, en el ocio, en el trabajo y en el medio escolar, entre otros.

La Educación es uno de los derechos fundamentales de las personas y uno de los determinantes sociales de la salud más importantes. La evidencia científica disponible indica que “la educación es un factor clave para alcanzar mejor salud en la vida adulta y, al mismo tiempo, son muchos los estudios que muestran que los niños y niñas que crecen en entornos que cuidan su salud, alcanzan mejores resultados educativos. Los primeros años de vida son clave para el desarrollo y la adquisición de habilidades, pero también para la salud, el bienestar y la equidad, ya que en la primera infancia y el período prenatal se establecen las bases de la salud adulta”. Sigue leyendo

PREVENIR LA COVID-19 Y EL TABAQUISMO ESTÁ EN TI

En la actualidad, es una prioridad poner en marcha medidas de prevención y control de la infección por coronovirus SARS-CoV-2 para frenar la pandemia de COVID19. Entre las medidas que se contemplan se encuentran las dirigidas a reducir el contagio, mediante protección individual (higiene de manos, uso de mascarilla, distancia social y reducción de contactos estrechos) y las destinadas a disminuir la transmisión, con el aislamiento de casos, la cuarentena de contactos y el establecimientos de protocolos para promover espacios seguros, tanto en el entorno laboral como en educativo y de ocio.

Uno de los factores de riesgo que parecen estar relacionados con complicaciones de la COVID19, y por tanto con una mayor mortalidad asociada, es el consumo de tabaco (y otros productos relacionados con la nicotina). Diversos estudios han reflejado que las personas consumidoras de productos relacionados con tabaco podrían ser más vulnerables a la infección y las complicaciones de la COVID19. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el consumo de productos de tabaco aumenta la posibilidad de transmitir el virus.

El tabaquismo, o el hecho de consumir tabaco y productos asociados a la nicotina, es en sí una de las principales causas de mortalidad y enfermedad prevenible en nuestro entorno y en todo el mundo. Existen en el mercado diferentes productos relacionados con el tabaco (tabaco convencional, tabaco de liar, tabaco de pipa, tabaco para pipa de agua, tabaco calentado, cigarrillos electrónicos, vapeadores, etc.)  que han demostrado ser perjudiciales para la salud. Aunque algunos de ellos se publiciten como más saludables o que presenten menos cantidad de tóxicos en su humo o vapor, los estudios existentes no han conseguido demostrar que sean inocuos. Por otra parte, hay investigaciones que han reflejado que no hay ninguna cantidad de estos productos que se pueda considerar segura. De hecho, consumir un solo cigarrillo al día aumenta el riesgo de problemas cardiacos graves, tanto en hombres como en mujeres.

Sigue leyendo

Convocatoria de Proyectos de Educación para la Salud en la Escuela (prevención de infecciones)

Las Consejerías de Salud y de Educación y Cultura, en el marco del Plan de Educación para la Salud en la Escuela de la Región de Murcia, han propiciado una nueva convocatoria de proyectos de educación para la salud en centros docentes no universitarios para el curso escolar 2020-2021.

En esta ocasión, la pandemia por la enfermedad COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia y necesidad de mejorar las habilidades y capacidades de los estudiantes, en el contexto académico, familiar y social, en relación con los hábitos de higiene y autocuidado para la prevención de posibles contagios; pautas sencillas que se han de aprender desde las edades más tempranas.  Por este motivo, la convocatoria tiene como eje temático la implantación y/o adaptación de recursos didácticos para la prevención de infecciones en el entorno escolar.

Podrán concurrir a la convocatoria los centros docentes no universitarios de titularidad pública de la Región de Murcia, de Educación Infantil y Primaria, Secundaria, Educación Especial, Educación de Adultos, FP Básica y Centros Integrados de Formación Profesional, a través de la presentación de proyectos educativos. El plazo de presentación finaliza el 15 de septiembre de 2020.

Participar en esta convocatoria implica el compromiso por parte del centro docente de implantar y/o adaptar el programa educativo europeo para la prevención de infecciones e-bug, una iniciativa patrocinada por la Comisión Europea y la Consejería de Salud, con una dotación económica de 50.000€, para su implantación en los centros educativos no universitarios de la Región de Murcia durante próximo curso 2020/2021.

Este programa es un recurso educativo para el aula (alumnado y profesorado) con actividades y programaciones sobre los microorganismos que incide en temas tan importantes como higiene de manos, higiene respiratoria, vacunas y prevención de infecciones en general. Cuenta con el apoyo de una web desde la que pueden descargarse todos los recursos, vídeos ilustrativos y actividades. Asimismo, contiene juegos interactivos complementarios que enseñan de manera lúdica al alumnado los mensajes clave del programa.

Puede acceder a la convocatoria a través del siguiente enlace

Entrada realizada por Fuensanta Martínez Moreno y Olga Monteagudo Piqueras. Servicio de Promoción y Educación para la Salud. Consejería de Salud. CARM