Jornadas “Ser Joven en la era digital: un desafío para la prevención de las adicciones”

La adolescencia y la juventud constituyen una etapa de la vida cada vez más extensa. Durante la misma,  adolescentes y jóvenes, se enfrentan a  numerosos retos en una sociedad con valores y códigos ambiguos,  en continuo cambio que no siempre ofrece los mejores ejemplos y modelos de conducta.

En este contexto, se observa un auge, en edades cada vez más tempranas, de lo viene a denominarse “las adicciones sin sustancia”. La juventud parece encontrar en la tecnología y en el juego con apuestas una satisfacción inmediata (el valor del placer instantáneo) y la evitación de emociones desagradables que pueden surgir en la vida cotidiana. Una tendencia a un estilo de ocio individualista, que fomenta la “conexión” con lo exterior y los otros, de un modo muy superficial facilitando la desconexión con uno mismo y el entorno más cercano.

La rapidez con la que surgen los avances tecnológicos y los códigos de conducta, en la niñez y en jóvenes, desconcierta a padres y madres en particular, y a los adultos en general. Usuarios todos de  tecnología pero sin fórmula perfecta que permita disfrutar de la misma y neutralice su potencial adictivo.

Con el objeto de ofrecer un espacio de reflexión sobre la realidad de jóvenes y adolescentes, la responsabilidad del mundo adulto y cómo prestarles ayuda dentro del modelo social actual, se han organizado las Jornadas “SER JOVEN EN LA ERA DIGITAL: UN DESAFÍO PARA LA PREVENCIÓN DE LAS ADICCIONES”.

La información detallada de las Jornadas se describe en el siguiente cartel.

Entrada realizada por Asunción Santos de Pascual,

Directora General de Proyecto Hombre (Región de Murcia).

Encuesta Nacional de Salud de España 2017- Principales resultados relacionados con Promoción y Prevención de la Salud

La Encuesta Nacional de Salud de España (ENSE) es un estudio periódico realizado desde 1987 por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS). Desde hace 30 años recoge información sanitaria relativa a toda la población sobre el estado de salud, los determinantes personales, sociales y ambientales de la salud y el uso y el acceso a los servicios sanitarios.

La ENSE se realiza con la colaboración del Instituto Nacional de Estadística (INE). Tiene periodicidad quinquenal, alternándola cada dos años y medio con la Encuesta Europea de Salud. Ambas encuestas comparten un núcleo común que permite las comparaciones internacionales, ampliado en la versión española para poder responder a las necesidades de información de la administración sanitaria nacional y autonómica. Los datos que para el año 2017 corresponden a 29.195 entrevistas realizadas entre octubre de 2016 y octubre de 2017, 23.089 en adultos (15 y más años) y 6106 en menores (0-14 años).

La ENSE 2017 ofrece multitud de datos. Entre los analizados, los resultados más destacados relacionados con la Promoción y Prevención de la Salud, son los siguientes:

  • El número de fumadores desciende al 22%, la cifra más baja en 30 años, pero su descenso es cada vez más lento.

El 22,1% de la población de 15 y más años afirma que fuma a diario, el 2,3% es fumador ocasional, el 24,9% se declara exfumador y el 50,7% nunca ha fumado. Siguen fumando más los hombres, aunque las diferencias son menores entre los jóvenes. El porcentaje de fumadores es del 25,6% en hombres y del 18,8% en mujeres. Seis de cada 10 mujeres nunca han fumado, mientras que en hombres esta proporción es de 4 de cada 10. Son menores las diferencias por sexo entre los exfumadores, 3/10 hombres y 2/10 mujeres.

El hábito tabáquico en los jóvenes entre 15 y 24 años afecta al 17,6%, acentuándose levemente la diferencia por sexo (20% de los hombres frente al 15,1% de las mujeres).

La prevalencia de fumadores diarios continuó descendiendo pero más lentamente. La caída es de 10 puntos desde 1993 hasta 2017, pero con respecto a 2014, en 2017 fue menos de un punto porcentual más baja (22,1% vs 23%), lo mismo que descendió entre 2011 y 2014. El comportamiento es distinto en hombres y en mujeres. Entre 1993 y 2017, la proporción de hombres que fuma a diario ha caído 18 puntos, mientras que la proporción de mujeres ha caído 2.

En 2017 la población que refirió no haber estado expuesta nunca o casi nunca al humo del tabaco en lugares cerrados fue algo mayor que en 2014 (86,2% frente a 84,5%).

  • Desciende el consumo habitual de alcohol y destaca el consumo intensivo de riesgo entre los jóvenes.

Sigue leyendo

Dolor de espalda en escolares: situación actual

El cambio en los estilos de vida de las familias, el aumento de las actividades de ocio sedentario y el exceso de actividades extraescolares hace que hoy en día los niños y niñas tengan muchas menos oportunidades para moverse. Si a esto le sumamos la falta de espacios verdes en las ciudades y el aumento de inseguridad en las calles, entenderemos porqué los escolares de hoy son más sedentarios que en el pasado. Este sedentarismo, así como la adopción de hábitos posturales incorrectos, puede contribuir al aumento de dolor de espalda inespecífico que se observa en escolares.

El dolor de espalda inespecífico es aquel que se produce por un mal funcionamiento de la musculatura, asociado habitualmente a una limitación de la movilidad e influenciado por las posturas y movimientos y que no es debido a una enfermedad general o sistémica (infecciones, cáncer, enfermedades reumáticas, osteoporosis, etc.). Los estudios nos muestran que el porcentaje de niños y niñas que han padecido dolor de espalda aumenta a partir de los 10 años de edad y, alrededor de los 15 años encontramos que el porcentaje de jóvenes con dolor de espalda es similar al de adultos. Este dato es importante, puesto que los adolescentes que padecen dolor de espalda a diario, pueden padecerlo de forma crónica en la edad adulta.

En España, se realizan periódicamente estudios que monitorizan tanto las conductas relacionadas con la salud como los estilos de vida de la población escolarizada. Estas encuestas oficiales aportan información relevante para planificar y evaluar actuaciones en el ámbito sanitario y educativo. Sigue leyendo

Situación del alumnado de la Universidad de Murcia en relación al Proyecto Universidad Saludable

En la Carta de Edmonton se considera Universidad Saludable a aquella que incorpora la salud entre sus valores, y lleva a cabo intervenciones dirigidas a facilitar un entorno que proteja y favorezca la salud y el bienestar físico, psíquico y social, tanto entre su personal como entre el alumnado. Al mismo tiempo, promueve conocimientos y habilidades orientados a que la comunidad universitaria adquiera estilos de vida saludables, proporcionando las infraestructuras, servicios y recursos necesarios, favorece la socialización y participación comunitaria, potencia la sostenibilidad y la solidaridad e impulsa la capacitación e investigación en promoción y educación para la salud.

La Red Española de Universidades Saludables (REUS) se constituyó en 2008 de acuerdo a los planteamientos de las Escuelas Promotoras de Salud y Universidades Saludables promovidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de potenciar la Universidad como entorno promotor de la salud, tanto para la comunidad universitaria como para la sociedad en su conjunto.

La Región de Murcia se adhirió a la REUS desde sus inicios a través del “Proyecto de Universidad Saludable“, impulsado en la Universidad de Murcia y gestionado desde el Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Sanidad y la Oficina de Universidad Saludable REUS-UMU. La finalidad del Proyecto es organizar y desarrollar intervenciones planificadas de promoción y educación para la salud, integradas en la vida diaria del centro universitario, para facilitar que la Universidad se constituya como Promotora de Salud. Así mismo, se pretende incorporar, de forma transversal, contenidos de promoción y educación para la salud en el curriculum de las titulaciones universitarias, incrementar las líneas de investigación en salud pública y facilitar recursos que faciliten la adopción de estilos de vida saludables.

Sigue leyendo

Encuesta Mundial de Salud a Escolares (GSHS)

La Encuesta Mundial de Salud a Escolares (GSHS) es un proyecto promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en colaboración con UNICEF, UNESCO y UNAIDS.

El propósito de la Encuesta es aportar datos precisos sobre conductas de riesgo y factores protectores para la salud de los estudiantes, con el fin de:

  • Ayudar a los países a establecer sus prioridades, elaborar programas y abogar por recursos para promover la salud de los escolares.
  • Permitir a los países, las agencias internacionales y otros organismos comparar la prevalencia de factores de riesgo y protectores para la salud de los jóvenes de cada país, y
  • Establecer tendencias en la prevalencia de conductas saludables y factores de protección de cada país para utilizarla en la evaluación de políticas y programas de promoción de la salud de escolares y jóvenes.

La encuesta GSHS se realiza en las escuelas, entre alumnos y alumnas de 13 a 15 años. La GSHS aplica un proceso científico estandarizado para la selección de la muestra y un cuestionario básico, una lista ampliada de preguntas del cuestionario básico y preguntas específicas para cada país, que se juntan para formar un cuestionario auto administrado que se completa durante el período regular de una clase. Cada país realiza su propio cuestionario teniendo en cuenta sus características.

Los módulos de preguntas cubren las principales causas de morbilidad y mortalidad entre los jóvenes y adultos de todo el mundo:

  • Consumo de alcohol
  • Comportamiento alimentario
  • Consumo de drogas
  • Higiene
  • Salud mental
  • Actividad física
  • Factores de protección
  • Comportamientos sexuales
  • Consumo de tabaco
  • Violencia y lesiones no intencionales

Además, se incluye un módulo de datos demográficos de los participantes (edad, sexo, nivel educativo) ya que estas características están relacionadas con los comportamientos de riesgo y factores de protección que estudiala GSHS

Hasta la fecha, los países que han realizado la encuesta GSHS o están en proceso, han sido países en vías de desarrollo. Se agrupan en función de las Oficinas Regionales de la OMS: Región de África, Región de las Américas, Región de Asia Sudoriental, Región de Europa, Región del Mediterráneo Oriental y Región del Pacífico Occidental.

En cada país el Ministerio de Sanidad o el Ministerio de Educación nombra a un coordinador de la encuesta, que es responsable de la gerencia total del proyecto y actúa de enlace con otras agencias y organizaciones en el país, la OMS y los CDC.

Los CDC y la OMS ofrecen a los coordinadores de la encuesta de cada país participante formación continúa y apoyo para la realización del estudio y el análisis de datos, con la finalidad de capacitar a los coordinadores para que el estudio se desarrolle siguiendo procedimientos que garanticen que los resultados de las encuestas sean comparables entre los distintos países y se obtengan datos de calidad. Una vez realizado el trabajo de campo, se trabaja con los coordinadores para llevar a cabo el análisis de datos y generar un  informe específico de cada país.

Puede consultar más información sobre la GSHS en:

Cuestionario básico: http://www.who.int/chp/gshs/Core_modules_ES.pdf

 Capacitación de los coordinadores: http://www.who.int/chp/gshs/training/es/index.html

 Conocer el estado actual por países: http://www.who.int/chp/gshs/country/es/index.html

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud. OMS

http://www.who.int/chp/gshs/es/

Organización Panamericana de la Salud. OPS. Salud y Escuelas:

http://new.paho.org/saludyescuelas/index.php?option=com_k2&view=item&layout=item&id=168&Itemid=182&lang=es

Entrada realizada por Rannily Hiramya Rojas Nolasco. MIR Medicina Preventiva y Salud Pública de la Región de Murcia.