Calor y deshidratación: medidas para la acción

“Prevenir, Identificar, Tratar”

La deshidratación es el estado resultante de una pérdida excesiva de agua del organismo, que si bien es provocada principalmente por enfermedades diarreicas, vómitos o fiebre, también se encuentra asociada a una exposición prolongada a ambientes calurosos o a los rayos del sol en temporadas de mayor calor. Además, esta pérdida de agua se acompaña de la pérdida de sales minerales como el sodio, el potasio, el bicarbonato de calcio y el fosfato.

Además del sudor y la orina, hay pérdidas diarias insensibles de líquidos que suponen 700 ml o más (dependiendo de la temperatura ambiental y la actividad física realizada), como los que perdemos a través de la piel o la respiración, por lo tanto, es importante estar consciente de lo que pasa en nuestro cuerpo y sus señales.

Más de una cuarta parte de los españoles se encuentran en riesgo de sufrir deshidratación, muchas veces debido a la falta de información sobre las formas de detectarla, pero también de cómo prevenirla. Por lo anterior, es de vital importancia contar con información que nos permita actuar a tiempo, la cual se resume en tres sencillos pasos: prevenir, identificar y tratar.

¿Cómo prevenirla?

Algunas de las medidas mayormente recomendadas son:

  • Evitar la exposición prolongada a los rayos del sol, sobretodo en horas de mayor calor (11-16 horas).
  • Si sus actividades laborales no le permiten resguardarse del sol, procure el uso de alguna gorra o sombrero que le proteja de la exposición directa.
  • Beber más líquidos de los que normalmente ingiere en otras épocas del año menos calurosas, es importante tener en cuenta que se pierden más líquidos de los que se ingieren.

  • Si se encuentra realizando algún tipo de actividad física, realice pequeñas pausas que permitan a su cuerpo reducir su temperatura; aproveche las pausas también para ingerir líquidos.
  • Estar atentos a la sensación de sed, pues es la manera en que el cuerpo nos avisa que necesita líquidos de manera inmediata.
  • Opte por usar vestimenta holgada y de colores claros; los colores oscuros absorben el calor y favorecerán las condiciones para padecer deshidratación.
  • Aunque se recomienda la ingesta de líquidos, deben evitarse las bebidas alcohólicas, azucaradas e infusiones calientes.

Sigue leyendo

El cáncer ¿es una lotería?

En un reciente estudio publicado en Science, se asegura que la mayoría de las mutaciones que conducen al cáncer se deben a errores aleatorios. Para esta conclusión se basaron en que un cambio en el número de divisiones de las células madre en un tipo de tejido está altamente relacionado con un cambio en la incidencia de cáncer en ese mismo tejido, con lo que el 65% del riesgo de cáncer podría explicarse por la división celular.

Los mismos autores afirman que, en los casos del cáncer de pulmón o del cáncer de piel, la mayoría de estos errores se deben al tabaco o a la exposición al sol, respectivamente.

La siguiente gráfica expresa desde 1975 a 2007, la evolución de la mortalidad por cáncer de pulmón. Desde el pico más alto, que ocurre unos años después de 1975, tenemos una reducción en EEUU del 36% y en Canadá del 22%.

La primera publicación gubernamental de los efectos negativos del tabaco fue hecha en 1964, y la primera ley anti-tabaco de EEUU fue en 1971, y la de Canadá en 1998.

Hasta el 40% de la disminución de la mortalidad por cáncer se achaca al abandono de este hábito.

Sigue leyendo

14 Marzo “Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular”

Entre las principales causas de muerte por grupos de enfermedad en 2015, la Enfermedad Cardiovascular  (ECV), con un total de 124.197 muertes (el 30% de todas las defunciones), siguió siendo la primera causa de muerte en población española. 

La prevención de la ECV es eficaz.  Si se practicara correctamente, la eliminación de conductas de riesgo podría evitarla hasta en un 80%. Por tanto, resulta esencial potenciar la implementación de las medidas preventivas.

¿QUÉ ES LA PREVENCIÓN CARDIOVASCULAR? Sigue leyendo

Niños y TIC: recomendaciones de la Asociación Americana de Pediatría para el uso de tablets

Actualmente los dispositivos móviles digitales (tabletas) han modificado los hábitos de conducta y de comunicación de niños y jóvenes, siendo uno de sus “juguetes” preferidos. Estos dispositivos se han convertido en el epicentro de su interés. Desde edades muy tempranas comienzan a usarlos, de modo que gran parte de sus actividades cotidianas se canalizan a través de la tableta, utilizada principalmente con fines de entretenimiento, o bien para aprender. Ante el excesivo uso por parte de los menores, se hace cada vez más necesario que los progenitores (o adultos responsables) controlen el uso que los niños y niñas hacen de estas tecnologías, ya que, en determinados casos, podría crear adicción a los mismos.

El Dr. Richard Graham, psiquiatra del hospital londinense de Capio Nightingale, responsable del Servicio de Adicción a la Tecnología experto en esta materia declaró: “Los niños nacen hoy en día en un entorno tecnológico y muchos padres tienden a usar los ordenadores, los iPads y los smartphones como si fueran niñeras”. Para identificar de forma temprana este problema el doctor expone algunos de los síntomas mas característicos que tienen los niños cuando sufren una adicción a esta tecnologías: Sigue leyendo

Día Mundial del Sida 2016: #PrevenciónVIH

“Todas las personas adultas debemos hacernos la “prueba del sida” al menos una vez”

Esto es lo que recomienda actualmente el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Esta recomendación está basada en el hecho de que aproximadamente la mitad de las personas que se diagnostican de Sida en la actualidad, nunca se había hecho la prueba de VIH.

Si se hubieran hecho la prueba de VIH a tiempo, habrían podido tomar los medicamentos que evitan el desarrollo o avance de la enfermedad.

Algunas personas no se hacen la prueba de VIH por miedo a la enfermedad, sin saber que el tratamiento precoz es enormemente efectivo y muy poco tóxico (al contrario que los primeros medicamentos antiretrovirales que aparecieron a inicios de los años 90, muy tóxicos y que perdían su efecto al cabo del tiempo). Tampoco saben que en España hay muchos miles de pacientes con VIH tomando su medicación, que hacen una vida completamente normal, y que nunca llegarán a desarrollar el sida y que, muy probablemente, hubieran evitado que apareciera esta grave enfermedad.

Otras personas no se hacen la prueba de VIH porque no son conscientes de haberse puesto en riesgo (Se entiende por riesgo  mantener una relación sexual sin preservativo con alguien que pueda haberse infectado, probablemente sin saberlo tampoco). El VIH no da ningún signo ni síntoma durante muchos años. Las personas que han adquirido la infección y no lo saben pueden transmitirla a otras personas, siendo responsables de la mayoría de las nuevas infecciones.

Sigue leyendo